close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Marina y Policía Federal niegan enviar elementos a la Guardia por falta de leyes secundarias

Ambas entidades dicen que no es posible aún enviar elementos ni iniciar reclutamiento de nuevos aspirantes, pese a despliegue anunciado ya por gobierno federal. El 14 de mayo inicia la discusión de iniciativa de ley en Senado.
Cuartoscuro
10 de mayo, 2019
Comparte

La Guardia Nacional, actualmente desplegada en varios municipios del país, es en realidad una fuerza 100 % militar, integrada solo por efectivos del Ejército y a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Esto, debido a que la Secretaría de Marina (Semar) y la Policía Federal (PF) no han transferido elementos o equipos a dicha fuerza, por la falta de un marco regulatorio y, en específico, por la ausencia de una la Ley de la Guardia Nacional que organice sus funciones.

De hecho, según la Marina y la propia Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), tampoco se puede iniciar el reclutamiento de la Guardia, pues no hay claridad legal en los requisitos, ni de evaluación, ni de adiestramiento de la nueva fuerza.

Así respondieron ambas entidades a solicitudes de información interpuestas por Animal Político, en las cuales se les requería conocer la fecha de transferencia de elementos de la policía naval y federal a la Guardia Nacional, así como la cantidad de efectivos.

Esta respuesta contrasta con lo dicho por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien refirió este 9 de mayo en su conferencia de prensa que ya tenían apoyo de policía naval y que hay avances en reclutamiento, entre otros aspectos.

El pasado 26 de marzo, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma constitucional en materia de Guardia Nacional. En los artículos transitorios se estableció que de forma inicial la nueva fuerza se conformaría con elementos de la policía militar, naval y federal que el presidente, vía acuerdos generales, designe para su transferencia.

Posteriormente, tanto López Obrador como el secretario de la Defensa Nacional anunciaron el arranque del reclutamiento de la Guardia Nacional. El 11 de abril se informó que el general Luis Rodríguez Bucio sería su comandante en jefe.

En tanto, el gobierno federal anunció el inicio del despliegue de elementos de esta fuerza en Veracruz y otros estados. Incluso esta semana, en una conferencia realizada desde Hidalgo, Obrador sostuvo que lo proceso de reclutamiento estaban en marcha.

El presidente ha sostenido que este despliegue es posible aun sin leyes secundarias ya que la reforma constitucional así lo permite de forma inicial. No obstante, Animal Político solicitó a Presidencia copia de los acuerdos que la reforma contempla para la transferencia de los elementos, y dicha oficina se negó a proporcionarlos.

La realidad legal

En el oficio 1567/19, fechado el 30 de abril, la Semar respondió que tiene prevista la transferencia de 6 mil 288 elementos de su policía naval a la Guardia Nacional. No obstante precisó que ello no ha ocurrido ni se tiene prevista una fecha para hacerlo.

¿La razón? La Marina argumenta la falta de la expedición de las leyes secundarias que contempla la reforma para darle un marco legal a la nueva fuerza a la cual enviaría a sus efectivos.

No se cuenta actualmente con la fecha en la que se comenzará a hacer la transferencia de elementos navales a la Guardia Nacional. Lo anterior, en razón de que actualmente, la organización, funcionamiento y marco jurídico que reglamentará la actuación de la Guardia Nacional, aún no se encuentra integrada (énfasis añadid por la propia dependencia)”, argumentó la dependencia.

Pero no es todo. Sobre los requisitos y evaluaciones que los policías navales tienen que cumplir para entrar a la Guardia, la dependencia argumentó que esto tampoco puede establecerse si la nueva fuerza no cuenta con su marco jurídico completo.

“Se hace de su conocimiento que actualmente la organización, funcionamiento y marco jurídico que reglamentará la actuación de la citada Guardia aún no se encuentra integrada, toda vez que al ser un proyecto de nación, se requiere que entren en vigor las leyes secundarias que establezcan los tipos de cursos, adiestramiento y capacitación, así como las formas de evaluación del personal que integrará la Guardia,  puntualiza la Semar.

En otro oficio (1505/19) fechado el 30 de abril y con el mismo argumento, la Secretaría de Marina señala que tampoco es posible conocer ni de requisitos de reclutamiento para nuevos aspirantes, ni de centros de reclutamiento. “La Guardia un no se encuentra integrada” señala.

Lee: ¿Qué delitos va a combatir? ¿Qué pasará con los soldados? Las claves de la Guardia Nacional

Una situación similar ocurre con la Policía Federal. Se solicitó a dicha corporación así como a la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) –a la que constitucionalmente quedó adscrita la Guardia Nacional– conocer los requisitos de reclutamiento de nuevos elementos para la Guardia y la cantidad de policías federales transferidos.

En el oficio SSPC/ST/0171/2019, la SSPC dice que no es posible informar sobre requisitos y evaluación de reclutamiento de integrantes de la Guardia ni de policías transferidos, ya que esta carece aún de una ley que la regule.

“Las condiciones de operación, estructura, régimen, y actuación de los integrantes de la Guardia Nacional estarán previstos en la Ley correspondiente (…) por tanto las atribuciones y vinculación de la estructura orgánica de la Guardia Nacional se encuentran en etapa de integración”, señaló la dependencia.

Exactamente la misma respuesta proporciona la dependencia en cuanto a la posibilidad de que ya funcionen centros de reclutamiento, pues sostiene que sin ley no es posible; también dijo que tiene registrados cero elementos transferidos desde sus divisiones a la Guardia Nacional.

Soldados y opacidad

En las imágenes que se han difundido tras el anuncio del gobierno federal del despliegue de elementos de la Guardia Nacional en Veracruz y otros estados se aprecia a elementos del Ejército en el terreno con gafetes de dicha fuerza, y a otros elementos con uniformes de Guardia Nacional. Todos esos uniformes fabricados por la propia Sedena.

Luis Rodríguez Bucio, nombrado comandante de la Guardia Nacional, es de hecho general de brigada de la propia Defensa Nacional.

Pero hasta ahora no se han dado detalles precisos ni del total de elementos transferidos, ni de las circunstancias en que esto habría ocurrido, ni de los requisitos o capacitación en seguridad pública que los soldados enviados habrían cumplido, si es que fue el caso.

Animal Político solicitó a la Sedena la misma información que a la Semar, SSPC y Policía Federal, pero la dependencia pidió un plazo de prórroga para dar alguna respuesta.

Lo que también se hizo fue solicitar a la Oficina de la Presidencia los “acuerdos generales” que según la reforma constitucional de Guardia Nacional tuvo que haber firmado el presidente para enviar al menos a los elementos de policía militar a la nueva fuerza.

Sin embargo, en su respuesta a la solicitud, la Oficina de la Presidencia se negó a proporcionar dichos acuerdos al señalar que “no es un asunto de su competencia” y que, en todo caso, sería la Consejería Jurídica la que podría pronunciarse al respecto. Además, señala que tampoco es su obligación contar con la información que sustente los dichos y aseveraciones del presidente.

Semana clave para Ley de Guardia

El próximo 14 de mayo el Senado tiene previsto arrancar en comisiones el análisis del dictamen de la Ley de Guardia Nacional la cual, de acuerdo con la reforma constitucional ya publicada, debe expedirse a más tardar el próximo día 25 del mismo mes.

Los senadores han reiterado que no se trata simplemente de una ley orgánica sino de una norma que dará todo el sustento y arquitectura que requiere la Guardia Nacional, delimitando desde sus funciones y mecanismos de colaboración con otras entidades, hasta su organización interna, y los requisitos de formación, reclutamiento y disciplina de sus elementos.

Animal Político dio a conocer varios de los puntos clave que incluye la iniciativa que el gobierno federal entregó en el Senado para la expedición de la referida normal la cual, para su aprobación solo requiere de una mayoría simple, algo que Morena y sus aliados conjuntan por sí solos.

El colectivo #SeguridadSinGuerra emitió este 9 de mayo un pronunciamiento público en las instalaciones del Senado en el que exigieron que antes de la votación de un posible dictamen de Ley de Guardia Nacional, se realice un proceso de parlamento abierto para que expertos y activistas aporten puntos de vista que garanticen una norma que garantice que la Guardia será una fuerza civil efectiva y con respeto a los derechos humanos.

Aquí puedes consultar las solicitudes realizadas a las dependencias:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Visa para EU: por qué tendrás que ofrecer los datos de tus redes sociales si quieres obtener un visado

Si piensas aplicar para una visa de Estados Unidos o renovar la que ya tienes, tendrás que pensar también en lo que publicas en Facebook o en Twitter. Te contamos por qué.
2 de junio, 2019
Comparte
página web para visas a EEUU

AFP
Si aplicas para una visa de Estados Unidos tendrás que ofrecer los datos de tus redes sociales.

Si piensas aplicar para una visa de Estados Unidos o renovar la que ya tienes, tendrás que pensar también en lo que publicas en Facebook o en Twitter.

Y es que, según anunció el Departamento de Estado el viernes, a partir de este mes de junio la mayoría de las personas que apliquen a un visado estadounidense tendrán que enviar sus datos de redes sociales junto a sus solicitudes.

Pero no solo eso.

De acuerdo con las nuevas regulaciones, los interesados, además de toda la documentación que ya se exige, deberán también proporcionar direcciones de correo electrónico y números de teléfono que hayan utilizado en los últimos cinco años.

La nueva información requerida, que fue anunciada por primera vez el año pasado, obedece a una orden del presidente Donald Trump de 2017 y, según el gobierno, busca un mayor control de seguridad sobre los solicitantes de visa.

“Estamos trabajando constantemente para encontrar mecanismos que mejoren nuestros procesos de detección para proteger a los ciudadanos estadounidenses, al mismo tiempo que apoyamos los viajes legítimos a los Estados Unidos”, dijo el Departamento.

Cuando se propuso en 2018, las autoridades estimaron que la propuesta afectaría a 14,7 millones de personas al año.

Varios grupos civiles se han apuesto a la medida.

La Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos afirmó que “no hay evidencia de que tal monitoreo de las redes sociales sea efectivo o justo” y consideró que causaría que las personas se autocensuren en internet, dado que cualquier broma podría ser tomada en serio.

¿Quiénes deberán ofrecer la nueva información?

Según las nuevas regulaciones, la mayoría de las personas que apliquen para una visa de Estados Unidos deberán enviar información sobre sus redes sociales.

Por ello, los nuevos formularios de solicitud de visa enumeran una serie de plataformas sociales y requieren que el solicitante proporcione los nombres de cuenta que usa actualmente o que utilizó durante los últimos cinco años.

La solicitud también incluye la opción de ofrecer información voluntaria sobre cuentas de otras redes sociales que no aparecen en el formulario.

Social media apps on a phone

PA
Los solicitantes de visa para EE.UU. deberán ofrecer sus nombres de usuarios en varias redes sociales, así como correos electrónicos y teléfonos.

Ciertos solicitantes de visas diplomáticas y oficiales estarán exentos de las nuevas medidas, según el Departamento de Estado.

Sin embargo, las personas que viajen a Estados Unidos de turismo o para trabajar o estudiar deberán entregar su información.

Anteriormente, solo los solicitantes que necesitaban una investigación adicional, como las personas que habían estado en partes del mundo controladas por grupos radicales o provenientes de ciertos países, tenían que entregar esta información.

Según fuentes de inmigración consultadas por el diario estadounidense The Hill, cualquier persona que mienta sobre su uso de las redes sociales podría enfrentar “graves consecuencias de inmigración”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.