close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pixaby

Mascotas también están en riesgo por la contingencia ambiental: así puedes protegerlos

Si se duerme en el patio, lo mejor es que ahora descanse en algún lugar dentro de la casa y así no respire el aire contaminado.
Pixaby
14 de mayo, 2019
Comparte

La mala calidad de aire y la alta concentración de partículas suspendidas también pueden poner en riesgo la salud de tus mascotas.

Los expertos recomiendan mantener a perros y gatos dentro de la casa el mayor tiempo posible.

Si tu perro necesita salir para hacer sus necesidades, trata que lo haga lo más pronto posible, evita las caminatas largas, que corra y que se agite demasiado.

Lee: Suspensión de clases y restricción vehicular, hasta nueva medición de contaminantes, dice Sheinbaum

Los perros y gatos tienen un olfato más desarrollado que el de los humanos, por lo que su nariz y garganta es mucho más sensible a las condiciones del medio ambiente.

La Facultad de Veterinaria Medicina y Zootecnia de la UNAM recomienda proteger los bebedores y platos de comida para que no estén expuestos a los contaminantes. Si acostumbras tenerlos en el patio o en la azotea, es mejor que estén dentro de tu casa.

Si tu animal de compañía se duerme en el patio, lo mejor es que ahora descanse en algún lugar dentro de la casa y así no respire el aire contaminado.

Si tienes un gato, evita dejarlo salir o que se asome por alguna ventana abierta, pues la larga exposición al aire contaminado puede provocarle alguna enfermedad respiratoria o resequedad en los ojos.

Si estás en un área cercana a los incendios que han reportado las autoridades, es recomendable, trapear o humedecer el patio para impedir que las partículas continúen en el aire y así evitar que los perros o gatos estén en contacto con las cenizas.

En caso de que tengas aves y acostumbres sacarlos para que tomen el sol en su jaula, es recomendable que lo hagas por un breve tiempo y que mejor permanezcan en un lugar cerrado. Su sistema respiratorio también es muy sensible.

Si tu animal de compañía es un cachorro, está enfermo o ya está muy viejito, extrema precauciones y ante cualquier síntoma extraño que notes llévalo al veterinario.

Lee: Qué son las partículas 2.5 que provocaron la contingencia y cómo dañan la salud

De acuerdo con la UNAM, si detectas cambios en su comportamiento como fatiga, problemas para respirar, tristeza, falta de apetito, llévalo con el especialista.

Si existe la posibilidad de darle refugio a animales callejeros, los expertos recomiendan hacerlo.

La Comisión Ambiental de la Megalópolis activó la Contingencia Ambiental Atmosférica Extraordinaria debido a la alta concentración de partículas de 2.5 micrómetros, es decir de menos grosor que un cabello humano, que pueden provenir de automóviles, fábricas o de la quema de madera, y que amenazan de forma importante la salud.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué ventajas puede tener el exceso de grasa corporal para un boxeador como Andy Ruiz

El mexicano-estadounidense Andy Ruiz parecía no estar en muy buena forma antes de la pelea en la que derrotó por sorpresa al favorito de los pesos pesados Anthony Joshua.
Getty Images
4 de junio, 2019
Comparte

Imagínate convertirte en el campeón mundial de pesos pesados en el Madison Square Garden de Nueva York tras noqueando a una superestrella del boxeo que nunca había sido noqueada… y que aún así te digan gordo.

Pues es lo que le pasó al mexicano-estadounidense Andy Ruiz, quien esta semana sorprendió al mundo del boxeo al derrotar al británico Anthony Joshua por KO técnico.

Ambos se enfrentaron el pasado sábado y el favorito no era precisamente el mexicano-estadounidense que acabó ganando la pelea.

Tuvo que aguantar de todo por parte de los aficionados y del equipo de su oponente ya desde días antes.

Pero también mientras se realizaba el pesaje oficial.

Ambos boxeadores.

Getty Images
Ruiz pesa 10 kilos más y mide 10 centímetros menos que Joshua.

Mientras Joshua mostraba un cuerpo extremadamente trabajado con sus marcados músculos, Ruiz aguantaba todo tipo de comentarios sobre los kilos de más.

Los seguidores del británico se burlaban de Ruiz, como se burlaban hace 15 años de él los niños en el colegio.

El cara a cara de los dos boxeadores, uno de formas redondas (121 kilos, 1,88 m) y el otro alto y musculoso (110 kilos, 1,98 m) acentuó más la idea.

Pero sin inmutarse, Ruiz respondió a sus críticos antes del combate: “Soy rechoncho y corto, pero rápido como un rayo”.

Así que con todo este ruido previo, la asombrosa victoria de Ruiz contra Joshua, en posesión de cuatro cinturones de campeón de los pesos pesados de cuatro asociaciones (IBO, WBA, IBF y WBO), parece la revancha de alguien del que te burlaste por tener unos kilitos de más.

Andy Ruiz Jr.

Getty Images
El mexicano nacido en California logró la hazaña con poco más de un mes de preparación para este combate.

Para el ojo inexperto, el púgil mexicano sin duda parecía no estar en forma.

Las repeticiones a cámara lenta de algunos de sus golpes subrayaron su flácido torso.

Pero en la BBC nos preguntamos cómo toda esa grasa puede realmente ayudar en este tipo de deporte.

“En un deporte como el boxeo entre pesos pesados, ciertamente hay escenarios en los que tener grasa corporal de más puede ser beneficioso”, dice el nutricionista deportivo Mayur Ranchordas.

Eric "Buterbean" Esch

Getty Images
El famoso Eric “Buterbean” Esch en 2001 después de uno de sus muchos, muchos nocauts a otro boxeador.

Este doctor ha trabajado con boxeadores profesionales como Gavin y Jamie McDonnell y con otros deportistas como el buzo Tom Daley.

Ranchordas afirma que lo primero es reconocer el delicado equilibrio entre músculo, grasa y estado físico.

“Cuando entrenamos atletas, lo primero que hacemos es medir la composición de su cuerpo: la cantidad de masa muscular y la cantidad de grasa que tienen”, explica Ranchordas.

Andy Ruiz y Anthony Joshua durante la pelea

Getty Images
El mexicano utiliza el alias de “Destroyer” (destructor).

“Si quieres convertirte en un buen ciclista, la grasa corporal adicional no sirve de nada porque ese peso que no se traduce en rendimiento. Pero en el boxeo si”, aclara.

“Si pesas 20 kilos más, incluso aunque ese peso provenga de la grasa, tu oponente va a sentir mucho más tus golpes”.

Así que básicamente, el peso extra en boxeo puede aumentar la potencia.

Por supuesto, esta afirmación tiene un matiz: la aptitud física y la agilidad con la que cuenta el deportista.

Andy Ruiz y Anthony Joshua durante la pelea

Getty Images
Ruiz hizo caer a Joshua dos veces en el séptimo asalto.

“Si tienes grasa corporal adicional, tu frecuencia cardíaca será más alta y tendrás que utilizar más energía para moverte”, explica.

Antes de una pelea, los boxeadores van a campos de entrenamiento donde, por lo general, el objetivo es perder grasa y aumentar la masa muscular.

Para tonificar, básicamente.

Pero Ranchordas dice que, mientras un atleta esté lo suficientemente en forma para soportar el peso adicional, la grasa puede ser útil.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=Cy_BvY0qa1c

https://www.youtube.com/watch?v=JqmVdgPef-M

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.