327 denuncias por falta de medicina en instituciones públicas, registra plataforma ciudadana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

327 denuncias por falta de medicina en instituciones públicas, registra plataforma ciudadana

El 57.6% de los reportes por falta de medicina se ha concentrado en el ISSSTE y 21.5% en el IMSS; Losartán e insulina, los medicamentos con mayor desabasto.
Cuartoscuro Archivo
27 de mayo, 2019
Comparte

Belén tiene 7 años y padece fibrosis quística, una enfermedad hereditaria en la que el cuerpo produce un líquido anormalmente espeso y pegajoso, como moco, que se acumula en las vías respiratorias y en el páncreas.

Esa acumulación ocasiona infecciones pulmonares potencialmente mortales y serios problemas digestivos. El pronóstico de Belén, a mediano y largo plazo, es reservado.

Fue a los tres años de edad cuando la diagnosticaron con este padecimiento en el Hospital del Niño Poblado, donde se atiende hasta la actualidad. Desde noviembre pasado, la niña no recibe por parte de esta institución, que pertenece al Seguro Popular, los medicamentos que necesita. “Solo me dicen que no hay y que no hay”, dice Ana, su mamá. 

El primero que le dejaron de dar, en noviembre, fue un fármaco para mejorar la función del páncreas, Creón. Desde febrero ya no recibe tampoco Alfa dornasa, para reducir las secreciones mucosas características de la fibrosis quística.  

Ana ha tenido que comprar los medicamentos y rentar un tanque de oxígeno. En marzo, Belén contrajo neumonía, pero en el Hospital del Niño Poblado le dijeron que, desde el año pasado, ya no estaban proveyendo oxigeno para ningún paciente que no estuviera diagnosticado con EPOC y fuera mayor de 60 años.

“El gasto mensual entre esos dos fármacos, el oxígeno y otros medicamentos que requiere Belén es de 6 mil pesos”, dice Ana. Ella trabaja como recepcionista en una inmobiliaria, donde gana 9 mil pesos al mes. 

“No tengo contrato, ni seguro médico, estoy por honorarios”. Ella es la principal responsable de cubrir los gastos de la menor. Es madre soltera. El papá de la niña solo le da unos 2 mil pesos cada mes o cada dos meses.

“Mi familia es la que me apoya también, hacen coperachas para ayudarme a comprar los medicamentos, para pagar el oxígeno. Y yo trato de organizarme, compró un fármaco para dos meses, para el siguiente mes tener libre esa cantidad y cubrir otros gastos, así me la llevo”.

Leer: Hacienda acusa a farmacéuticas de desabasto de medicinas en estados; a nivel federal hay suministro, insiste

Ana es uno de los muchos casos que han recurrido a la plataforma No Al Huachicol de Medicinas para reportar lo que está viviendo. En este sitio web se recopila información de casos de no surtimiento, surtimiento incompleto o inoportuno de medicamentos, o insumos médicos en clínicas y hospitales públicos del país. 

La iniciativa de la sociedad civil se presentó oficialmente el 7 de mayo. En el corte de información de los primeros 20 días, las organizaciones que la impulsan informan que se han registrado más de 327 reportes de personas que no recibieron sus medicamentos. El promedio de denuncias es de 20 diarias.

El 57.6% del total se ha concentrado en el ISSSTE, 21.5% en el IMSS, 11.5% en el Seguro Popular y 9.2% en el resto de los otros sistemas de salud estatales y de PEMEX. El 19% de los casos son de medicamentos para la atención de la hipertensión, 15% de diabetes, 8% de cáncer, 5% para VIH y 2% para trasplante renal.

Los medicamentos que más se reportan con desabasto son Losartán (39 casos), usado para controlar la presión arterial alta; insulina (13), para controlar la cantidad de glucosa en la sangre; Vidagliptina (11), para la diabetes tipo 2; Telmisartán (8), también para la hipertensión arterial y Tacrolimus e Imatinib (7 cada uno) ambos para trasplante renal.

Las entidades con la mayor prevalencia de casos reportados en la platafoma son: CDMX, con 103; Estado de México, 42; Veracruz, 18 y Sonora y Jalisco con 16 cada uno.

Las organizaciones que impulsan la iniciativa –Nosotrxs y Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS (DVVIMSS), en alianza con FUNDAR Centro de Análisis e Investigación, la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer, Juntos Contra el Cáncer y la Asociación Mexicana de Fibrosis Quística– aseguran que han enviado los datos recabados a las instituciones señaladas en la plataforma.

“Hemos enviado hoy (lunes) oficios a cada una de las instituciones, con los datos desagregados de las denuncias que hemos recibido, y también le hemos enviado un oficio a Jorge Alcocer, Secretario de Salud”, explica Abel Valdez, director de Innovación y Proyectos de Nosotrxs.

Leer: ¿No surtieron tu medicina en IMSS o ISSSTE?, ya puedes denunciar el desabasto en una plataforma

El encargado de la plataforma ciudadana precisa que la intención de hacer estos reportes es asegurar el derecho a la salud de los pacientes, y ponerlos en el centro de cualquier iniciativa que emprenda el gobierno.

“Celebramos la intención del actual presidente de terminar las cadenas de corrupción en la compra de medicinas, sabemos que es un problema sistemático que viene de tiempo atrás, pero es necesario poner en el centro a los pacientes. En tanto esto se soluciona, lo importante es asegurar el derecho a la salud”.

Valdez adelanta que en los próximos días estarán haciendo visitas a los hospitales para recabar las denuncias de desabasto de medicamentos e insumos directo en las instituciones, y no solo en la plataforma. “El ánimo no es de atacar al gobierno, aplaudimos la intención de terminar con el huachicol de medicinas, pero estamos por encontrar soluciones que no afecten a los pacientes”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

Qué dice el documento sobre la investigación del 11-S recién desclasificado por el FBI

El memorando enumera algunos contactos entre varios ciudadanos sauditas y los secuestradores de los aviones, pero no implica directamente al gobierno de Riad.
EPA
12 de septiembre, 2021
Comparte

En el vigésimo aniversario del atentado más mortífero en suelo estadounidense, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) publicó un documento que analiza las posibles conexiones entre varios ciudadanos sauditas en Estados Unidos y dos de los atacantes del 11 de septiembre de 2001.

Los familiares de las víctimas de los ataques de las Torres Gemelas llevaban años solicitando la divulgación de estos archivos clasificados, argumentando que los funcionarios sauditas habrían tenido conocimiento previo del atentado pero que no intentaron detenerlo.

15 de los 19 secuestradores de los aviones eran ciudadanos sauditas.

Sin embargo, el documento —el primero de varios que se espera que sean hechos públicos— no proporciona ninguna evidencia de que el gobierno saudita hubiera estado vinculado o tuviera conocimiento del complot contra las Torres Gemelas.

Antes de la desclasificación, la embajada saudita en Washington se mostró a favor de que los archivos se sacaran a la luz, y una vez más negó cualquier vínculo entre su país y los secuestradores, señalando que tales afirmaciones son “falsas y maliciosas”.

¿Qué dice el documento?

El documento del FBI de 16 páginas se basa en entrevistas con una fuente cuya identidad está clasificada (nombrada como PII) y describe los contactos entre varios ciudadanos sauditas y dos de los secuestradores, Nawaf al-Hazmi y Khalid al-Midhar.

Ambos se hicieron pasar por estudiantes para ingresar a Estados Unidos en el año 2000.

El memorando del FBI dice que luego recibieron un apoyo logístico significativo de Omar al-Bayoumi, quien, según testigos, era un visitante frecuente del Consulado de Arabia Saudita en Los Ángeles a pesar de que su estatus oficial en ese momento era el de estudiante.

Según la fuente del FBI, Bayoumi tenía “un estatus muy alto” en el consulado.

“La asistencia de Bayoumi a Hamzi y Midhar incluyó traducción, viajes, alojamiento y financiación”, dice el documento.

Ataque torres gemelas

Getty Images

Por otra parte, el archivo del FBI también asegura que hubo vínculos entre los dos secuestradores y Fahad al-Thumairy, un imán (líder musulmán) de la mezquita del rey Fahad en Los Ángeles, a quien las fuentes citadas describen como “de creencias extremistas”.

Tanto Bayoumi como Thumairy abandonaron Estados Unidos semanas antes de los ataques del 11 de septiembre, según la agencia de noticias AP.

La agencia también citó a Jim Kreindler, un abogado de los familiares de las víctimas del 11 de septiembre, diciendo que el documento publicado “valida los argumentos que presentados en el litigio sobre la responsabilidad del gobierno saudí en los ataques del 11 de septiembre”.

El mes pasado, una demanda iniciada por familiares llevó a que varios altos exfuncionarios sauditas fueran interrogados bajo juramento.

Joe Biden en el Pentágono

EPA
Las familias de algunas víctimas llevaban tiempo presionando al presidente Joe Biden para que desclasificara los documentos.

Las administraciones precedentes, las de George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump,se negaron a desclasificar los documentos, citando como argumento la seguridad nacional.

Pero el actual presidente Joe Biden ordenó la semana pasada una revisión de los documentos y les pidió a los funcionarios que publicaran lo que pudieran durante los próximos seis meses.

Durante mucho tiempo se ha especulado sobre vínculos oficiales sauditas con el atentado, dado el número de ciudadanos de ese país involucrados y los antecedentes del líder de al Qaeda, Osama bin Laden.

El líder de al Qaeda, Osama Bin Laden.

Getty Images
El líder de al Qaeda, Osama Bin Laden.

Estados Unidos y Arabia Saudita han sido aliados durante mucho tiempo, aunque a veces la relación ha sido compleja.

El anterior presidente estadounidense, Donald Trump, fortaleció los lazos entre su país y la monarquía absoluta.

Pero Biden calificó a Arabia Saudita de “paria” después de que en febrero de este año un informe de inteligencia de Estados Unidos implica al príncipe heredero, Mohammed bin Salman, en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, ocurrido en 2018. Bin Salman niega haber ordenado el asesinato, que tuvo lugar en el consulado saudita en Estambul.

El corresponsal de seguridad de la BBC, Frank Gardner, afirma que desde entonces Biden ha suavizado su postura hacia el que es el hombre más poderoso de Arabia Saudita, reflejando la importancia de la alianza entre ambos países.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=LOgy5j2Z8vw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.