Que 25 millones de mexicanos superen la pobreza, meta del gobierno para 2024
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Que 25 millones de mexicanos superen la pobreza, meta del gobierno para 2024

Para cumplir la meta sería necesaria una disminución anual de 3.3 millones de personas en situación de pobreza.
Cuartoscuro Archivo
Comparte

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador tiene como meta que 20 millones de mexicanos superen la pobreza y 5 millones más abandonen la situación de pobreza extrema para 2024, de acuerdo al diagnóstico y proyecciones en materia social contenidas en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) del sexenio.

Alcanzar esta meta significaría sacar de la pobreza casi a la mitad de mexicanos que se encuentran actualmente en esa situación, toda vez que hasta 2016 había 53.4 millones de personas consideradas en “pobreza”, y 9.4 millones de personas en situación de “pobreza extrema”.

Dicha medición estará a cargo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que aplicará la metodología multidimensional, es decir, evaluará los niveles de satisfacción de alimentación, vivienda, servicios básicos, seguridad social, rezago educativo y salud, según se advierte en el documento enviado a la Cámara de Diputados.

Para cumplir la meta sería necesaria una disminución anual de 3.3 millones de personas en situación de pobreza, lo cual significaría revertir la estadística del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, que prácticamente no pudo reducir los niveles de pobreza en el país.

En el sexenio anterior, 2.1 millones de personas salieron de la pobreza extrema, pero se incrementó en 2.2 millones el número de personas en “pobreza moderada”.

La meta prevista en el plan de Gobierno para el sexenio forma parte del eje general de “Bienestar”, que tiene como objetivo “garantizar el ejercicio efectivo de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, con énfasis en la reducción de brechas de desigualdad y condiciones de vulnerabilidad y discriminación en poblaciones y territorios”.

Esto porque de acuerdo con el diagnóstico “7 de cada 10 mexicanos que nacen en situación de pobreza, vivirán y morirán en la misma situación”.

Los ejes para “el bienestar”

Para garantizar el ejercicio efectivo de los derechos “con énfasis en la reducción de brechas de desigualdad y condiciones de vulnerabilidad y discriminación en poblaciones y territorios”, el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 prevé once objetivos.

Entre ello está “garantizar el derecho a la educación laica, gratuita, incluyente, pertinente y de calidad en todos los tipos, niveles y modalidades del Sistema Educativo Nacional y para todas las personas”.

Para ello se plantea como meta aumentar el número de egresados de educación básica. Pasar de 94.8% a 98% en primaria. Mientras que en secundaria de 80% a 85%. Y para educación superior, en el documento el cuadro del indicador está incompleto y no se puede observar la meta.

Entre las estrategias para lograrlo, el Plan considera seguir evaluando a los maestros, toda vez que para fortalecer la profesionalización del personal docente, se plantea “el impulso y mejora de los procesos de formación, capacitación y actualización, mediante evaluaciones diagnósticas; y de los procesos de selección para la admisión, la promoción y el reconocimiento”.

También “revisar los planes y programas de estudio en todos los tipos y niveles del Sistema Educativo Nacional, promoviendo la educación sostenible, artística, científica, tecnológica, financiera, ambiental, sexual, cívica, indígena, intercultural y comunitaria, que garanticen el derecho a la igualdad de género, la no discriminación y la eliminación de la violencia”.

Respecto a la salud, el Plan promete “promover y garantizar el acceso efectivo, universal y gratuito de la población a los servicios de salud, la asistencia social y los medicamentos, bajo los principios de participación social, competencia técnica, calidad médica, pertinencia cultural y trato no discriminatorio”.

Para ello se compromete a la meta de reducir la mortandad materna y pasar de una tasa de 34 a 30.4. También disminuir la carencia de acceso a los servicios de salud y pasar de 15.5% a 11.5% al finalizar el sexenio.

También pretende disminuir la obesidad infantil y lograr que el porcentaje de niños y niñas, de entre 5 y 9 años cumplidos, cuyo Índice de Masa Corporal (IMC) es mayor o igual a 25 kg/m2, disminuya a 25.2% cuando actualmente se encuentra en 33.3%.

En materia laboral, el gobierno se compromete a promover y garantizar el acceso a “un trabajo digno, con seguridad social y sin ningún tipo de discriminación, a través de la capacitación en el trabajo, el diálogo social, la política de recuperación de salarios y el cumplimiento de la normatividad laboral, con énfasis en la población en situación de vulnerabilidad”.

Para ello plantea disminuir la tasa de informalidad laboral, y pasar de 56.58% a 54.67%. También aumentar el porcentaje del salario mínimo real respecto a la línea de bienestar urbana familiar y pasar de 59.44% a 83.36%, es decir, recuperar el poder adquisitivo de los salarios.

En el eje de atención prioritaria a “grupos históricamente discriminados mediante acciones que permitan reducir las brechas de desigualdad sociales y territoriales”, se prevé disminuir la brecha de desigualdad en carencias promedio de hablantes de una lengua indígena de 1.334 a 0.667. Mientras que entre las personas con alguna discapacidad, bajar la brecha de desigualdad de 0.216 a 0.108.

Además, disminuir el promedio de carencias que enfrentan los grupos de atención prioritaria con enfoque de ciclo de vida (niños, jóvenes y adultos mayores) y pasar de 0.860 a 0.576 en la medición.

Para garantizar el derecho a un medio ambiente sano con enfoque de sostenibilidad de los ecosistemas, la biodiversidad, el patrimonio y los paisajes bioculturales, se busca que el porcentaje con respecto al PIB de los costos por remediar, restituir o prevenir el agotamiento y degradación de los recursos naturales y el medio ambiente pase de 4.04% a 3.75%.

Una de las metas más bajas tiene que ver con el resultado de todas las acciones de conservación, manejo y recuperación de la cubierta vegetal forestal, lo que permite observar si disminuye la deforestación (pérdida de cubierta forestal), pues se pretende pasar de 33.36% a 33.29%.

Sobre el acceso a la cultura “atendiendo a la diversidad cultural en todas sus manifestaciones y expresiones con pleno respeto a la libertad creativa, lingüística, de elección o pertenencia de una identidad cultural de creencias y de participación”, la meta es llegar a los lugares con alta incidencia delictiva.

Se pretende llevar cultura a 92.9% de los municipios con incidencia delictiva alta y muy alta, toda vez que actualmente sólo se han incluido 8.1% de los municipios.

Otra meta es disminuir el Índice de distancia promedio para acceder a eventos artísticos y culturales ofertados por la Secretaría de Cultura, de 50 a 5 kilómetros. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es la regla del 10-4 propuesta por científicos para reabrir la economía y aprovechar un punto débil del COVID

Gobiernos de todo el mundo se enfrentan al dilema de cómo reabrir su economía sin arriesgarse a que los contagios de coronavirus repunten. Un grupo de científicos israelíes propone una solución.
Getty Images
13 de mayo, 2020
Comparte

Es un dilema al que ahora se enfrentan muchos gobiernos: ¿cómo reabrir la economía sin arriesgarse a un repunte de contagios de coronavirus?

Muchos países están poco a poco levantando las duras medidas restrictivas que tuvieron que imponer para combatir el COVID-19. En algunos casos, como España e Italia, dos de los países más afectados por la actual pandemia, se impuso el cierre total de la economía.

Pero en otros que están reabriendo sus economías se ha registrado un repunte en el número de casos de coronavirus. Ocurre por ejemplo en Corea del Sur, que ha tenido que volver a cerrar bares y locales de ocio nocturno, y en Alemania.

Pero mantener la economía cerrada para evitar los contagios también puede tener un efecto devastador para los países y las personas.

Para solucionar este dilema, un grupo de científicos del Instituto Weizmann de Israel propone un modelo cíclico 10-4 (10 días de cuarentena y 4 de trabajo). ¿En qué consiste exactamente?

Aprovechar el punto débil del virus

Los investigadores del Instituto Weizmann desarrollaron un modelo matemático que propone que las personas trabajen en ciclos de dos semanas, con 10 días en cuarentena y 4 yendo al trabajo o a la escuela.

Gente en un parque.

Getty Images
Este modelo debe combinarse con otras medidas, como la distancia social.

“Es un modelo que alterna entre cuarentena y trabajo/escuela, un camino intermedio que ofrece un equilibrio entre salud y economía”, le dice a BBC Mundo Uri Alon, profesor de Biología Computacional y de Sistemas y uno de los investigadores que desarrolló este modelo.

La idea es que en una misma casa, padres e hijos salgan los mismos días a trabajar y a la escuela.

“Es predecible y equitativo, por lo que puede llevarse a cabo durante meses hasta que tengamos una vacuna, tratamiento u otra solución, y mientras la economía puede tener una producción casi continua en turnos”, agrega Alon.

El modelo básicamente se aprovecha de una debilidad del coronavirus: su período de latencia, es decir, el retraso promedio de tres días entre el momento en que una persona se infecta y el momento en que puede contagiar a otros.

“Sabemos que cuando una persona se infecta, tiene un período de latencia de tres días antes de tener síntomas y poder contagiar a otro”, explican los investigadores en su estudio.

Así, este modelo cíclico funciona de la siguiente manera: si una persona se contagia en sus días de trabajo, estará dentro de su período de latencia, y solo alcanzará el pico de la infección en casa, durante los días de cuarentena, cuando no entra en contacto con tanta gente.

Por supuesto, si una persona presenta síntomas, tendrá que permanecer en cuarentena.

El número mágico

En ese punto entra algo que se considera clave en los contagios de coronavirus: el número de reproducción básico o R0.

El R0 es el número de personas a las que un individuo puede pasar un virus, en promedio, suponiendo que nadie es inmune y que la gente no cambia su comportamiento para evitar enfermarse. Es decir, mide la capacidad del virus para propagarse.

Si el número de reproducción es mayor a 1, entonces la cantidad de casos aumenta exponencialmente.

La meta de los gobiernos en todo el mundo ha sido llevar el número de reproducción a menos de 1.

El R0 del coronavirus es aproximadamente 3. Lo que significa que una persona infectada contagia naturalmente a otras tres en promedio.

Getty Images
El R0 del coronavirus es aproximadamente 3. Lo que significa que una persona infectada contagia naturalmente a otras tres en promedio.

Y según los modelos matemáticos desarrollados por los investigadores israelíes, la regla 10-4, que restringe la habilidad del virus de infectar a mucha gente, mantiene ese número por debajo de 1.

El profesor Alon explica que es un modelo que debe formar parte de una estrategia más amplia para salir de la cuarentena, y “debe combinarse con otras medidas, como el uso de mascarillas, distancia física, realización de pruebas y protección de grupos de riesgo”.

Ventajas y desventajas

Además de permitir el regreso al trabajo a millones de personas -y obtener ingresos- y reabrir la economía, según los investigadores del Instituto Weizman la regla del 10-4 tiene la ventaja de que reduce el número de personas en los lugares de trabajo, en las escuelas, y también en el transporte público.

Personas en el metro.

Getty
Aplicando el modelo del 10-4 también se observaría menos densidad en el transporte público.

Esa es la lógica precisamente del gobierno de Austria para reabrir sus escuelas primarias a partir del lunes 18 de mayo. Los estudiantes austríacos se dividirán en dos grupos y cada uno de ellos asistirá a clase 5 días cada dos semanas, para tener menos alumnos por clase.

El país centroeuropeo ha sido uno de los más exitosos a la hora de contener la pandemia.

El modelo 10-4, además, puede aplicarse a cualquier escala: una escuela, una fábrica, una ciudad, o un estado.

“Es aplicable a cualquier lugar donde la cuarentena se pueda ejecutar de manera efectiva, y no requiere de una gran capacidad para hacer tests, que, lamentablemente, es lo que ocurre en la mayoría de la población”, explica Alon.

Sin embargo, reconoce el investigador, hay sectores para los que, aunque se siga este modelo, la reapertura es mucho más difícil.

“Sectores como clubes nocturnos y grandes eventos probablemente no podrán regresar al principio, y los restaurantes y hoteles necesitarán hacer grandes ajustes”.

Mientras, los gobiernos de todo el mundo estudian fórmulas para mantener el equilibrio entre retomar la actividad económica y controlar el número de contagios.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HJFAoUU2alE

https://www.youtube.com/watch?v=QBv7nudMSpc&t=30s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.