close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pixabay

Estas son las entidades con los jueces más opacos y sin participación ciudadana

Todos los poderes judiciales del país están reprobados en transparencia y en contar con mecanismos para la participación ciudadana. Pero los cuatro con el peor desempeño son Estado de México, Aguascalientes, Morelos y Puebla.
Pixabay
8 de mayo, 2019
Comparte

La sentencia 182/2015, emitida por el Tribunal de Enjuiciamiento de la Región Mixteca de Oaxaca, resolvió el caso de una mujer con discapacidad auditiva y del habla que fue violada por dos hombres de su comunidad; sin embargo, a pesar de que uno de los agresores se encontraba en libertad durante el juicio, no se emitieron medidas para proteger a la víctima.

Esa omisión pudo conocerse gracias a que la Red por la Ciudadanización de la Justicia tuvo acceso, vía Transparencia, a la sentencia y la hizo pública en su informe No es Justicia; de lo contrario, no se habría tenido este ejemplo de cómo están actuando los jueces en el país.

En México, la mayoría de las sentencias no son públicas. Solo el propio Poder Judicial y los involucrados en los juicios conocen su contenido. Esto impide que haya un monitoreo de la sociedad hacia el desempeño de los juzgadores en su labor cotidiana.

“Sentencias a menudo injustas, con graves discriminaciones y prejuicios de género y de etnia, que omiten proteger a quien corre riesgo, que no reparan el daño o no contemplan lo necesario para que se cumplan de forma adecuada quedan fuera del escrutinio de la gente”, señala el estudio (In)Justicia Abierta, Ranking de Opacidad Judicial en México, presentando este miércoles por la organización Equis Justicia para las Mujeres.

Este listado se hace público días después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijera que no se permitirá “el huachicol” en los jueces. Apenas hace una semana, el mandatario planteó hacer un quién es quien en la justicia, aunque ligado al tema de exhibir a los juzgadores que liberen a presuntos delincuentes.

Lee: Jueces en dos estados resolvieron que se apliquen reglas de 2018 a estancias infantiles, y no el plan de AMLO: PAN

“En un momento en el que supuestamente hay mayor disposición para evidenciar y evitar la corrupción en el poder judicial, y en el que se pretende que haya transparencia en el desempeño de los jueces, no abona mantener estas prácticas en donde la ciudadanía no puede conocer las sentencias que emiten”, afirma Fátima Gamboa, abogada de Equis Justicia.

Desde el 2015, una reforma a la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública (LGTAIP) redujo la obligación de los poderes judiciales para difundir todas sus resoluciones. A partir de esto, en los estados sólo están obligados a mostrar a la ciudadanía aquellas que consideren de “interés público”. Pero nunca se estableció una definición concreta para ese concepto. “Cada estado lo interpreta como quiere y publican lo que quieren, que es muy poco”, señala Gamboa.

Todos reprobados

De acuerdo a los resultados del Ranking de (In)Justicia Abierta, todos los poderes judiciales del país están reprobados en transparencia y en contar con mecanismos para la participación ciudadana. Pero los cuatro con el peor desempeño son Estado de México, Aguascalientes, Morelos y Puebla.

Para evaluar a los poderes judiciales de las entidades, la organización civil hizo un ejercicio comparativo. A partir de diez preguntas –como: cuántas sentencias publican, si cuentan con políticas de transparencia pro activa y mecanismos de participación ciudadana o si tienen un presupuesto destinado a transparencia– se crearon indicadores. El puntaje máximo que podrían obtener las entidades era de cien puntos.

Lee: Poder Judicial va por reforma para evitar que jueces usen su posición para hacer contrataciones

Los que mejor salieron evaluados no llegaron ni a 50. Yucatán tiene 47.5; Chihuahua y San Luis Potosí, 45; Chiapas, Guanajuato y Michoacán, 40; Durango, Quintana Roo y Sonora 35; Hidalgo, 30; CDMX, 27.5, de ahí hasta Colima y Tabasco con 5 puntos y Puebla, Morelos, Aguascalientes, y Estado de México con 0 puntos. “Todos los poderes judiciales locales del país están más que reprobados en transparencia”, sentencia el estudio de Equis Justicia.

En estados como Aguascalientes, Baja California, Campeche, Jalisco, Oaxaca, Zacatecas y Nayarit, el poder judicial considera que ninguna sentencia es de interés público y por lo tanto asume que no tiene la obligación de difundirlas entre la ciudadanía.

Otros estados, como Tlaxcala, Tabasco, Sinaloa, Nuevo León, Guanajuato, Estado de México, Coahuila, Ciudad de México, Baja California Sur y Tamaulipas respondieron –a la pregunta de Equis Justicia, hecha vía Transparencia, sobre cuántas sentencias se consideraron de interés público– que no tenían la información. Solo San Luís Potosí considera que todas lo son, pero tampoco publica el 100%.

Gamboa señala que es necesario conocer el contenido de los fallos que emiten los jueces para poder evaluar su labor. “Ya antes se hizo otro análisis, llamado No es Justicia, en el que se evaluaron 110 sentencias, en ocho estados, y de sólo esa muestra encontramos que en el 85% no se analizó cómo el género influyó en la existencia del conflicto y en el 86% no se emitieron medidas de reparación frente a situaciones de discriminación y violencia”.

Lee: Ciudad de México acepta hacer públicas las sentencias de sus jueces

Ese estudio también identificó que 79% de las sentencias analizadas no utilizaron estándares legales de protección de los derechos humanos y en el 71% de los casos no se incluyó alguna medida de seguimiento al cumplimiento de la resolución judicial.

Las recomendaciones

Ante los resultados del listado, la organización emite una serie de recomendaciones, como:

Trabajar en el registro de las sentencias emitidas y publicarlas en las páginas web de los poderes judiciales locales, tomando en cuenta criterios de inclusión y accesibilidad (diversidad de idiomas, ajustes razonables para personas con discapacidad, limitaciones de acceso y de manejo tecnológico.

Como un gran porcentaje de la población carece de los recursos y conocimientos necesarios para acceder e interpretar el contenido de las sentencias, los Poderes Judiciales deben eliminar esa barrera con acciones de difusión adecuadas, con información clara y precisa, que permita a la ciudadanía comprender mejor su contenido y la labor que están llevando a cabo las y los jueces.

Faltan también, de acuerdo a la organización, criterios claros para definir qué información es de “interés público”. Es urgente consensuar criterios y conceptos desde la legislación, de acuerdo a los principios de máxima publicidad que contiene la misma ley.

“El acceso a la información es mucho más que el acceso a las sentencias. Es conocer procesos, derechos vulnerados, mecanismos para exigirlos, es generar empoderamiento legal. Por eso queremos transparencia pro-activa y mecanismos de participación ciudadana que generen legitimidad y confianza en el sistema. Queremos una justicia abierta que garantice la protección de los derechos y el acceso a la justicia a todas las personas”, concluye el informe de la organización.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Los mercados están dando señales de que se avecina una nueva recesión?

Wall Street vivió este miércoles una jornada negra con una caída del 3%. Los mercados financieros muestran nerviosismo ante la aparición de una señal confiable de que otra recesión puede estar próxima: la curva de yield invertida. Pero ¿qué significa este indicador?
15 de agosto, 2019
Comparte

Los mercados financieros emitieron este miércoles una señal de alerta sobre las perspectivas económicas para Reino Unido y Estados Unidos.

Se trata del indicador que en la jerga financiera se conoce como “curva de yield invertida” o “curva de rendimientos invertida”.

Si esta curva está invertida, significa que a los gobiernos de esos países les sale más barato pedir dinero a un plazo de 10 años que a dos.

Esta dinámica es inusual y suele ocurrir antes de una recesión o, al menos, de una desaceleración significativa en el crecimiento económico.

En EE.UU. esta gráfica no se invertía desde 2007, un año antes de la gran crisis global.

Este miércoles, los principales índices bursátiles de Wall Street se desplomaron frente a las noticias de la inversión de la curva, que avivaron las preocupaciones de los inversores sobre una posible recesión.

El Dow Jones cayó 800 puntos (un 3,05%) el S&P 500 bajó 2,93% y el Nasdaq retrocedió un 3,02%.

Mientras tanto, en Europa, el FTSE 100 de Londres cayó un 1,4%, el Dax de Alemania perdió un 2,2% y el Cac 40 francés cayó un 2,1%.

¿Qué es la curva de yield?

Esta señal de advertencia proviene del mercado de bonos, donde gobiernos y empresas piden dinero prestado a través de la venta de bonos.


Ejemplo de curva de yield


Un bono es una promesa de hacer ciertos pagos en el futuro, generalmente una gran cantidad cuando el bono vence y otros pagos más pequeños después, generalmente cada seis meses.

La cantidad que los inversores pagan por el bono determina el rendimiento (interés) que obtendrán: cuanto mayor sea el precio, menor será el rendimiento.

Un factor que afecta el rendimiento que desean los inversores es el tiempo que deben esperar para el gran pago final.

Por lo general, una espera más larga significa un mayor rendimiento -que los compensa por “atar” su dinero por más tiempo-, lo que implica un mayor riesgo de que una inflación inesperada erosione el valor de sus intereses.

¿La curva de yield invertida es una señal confiable de recesión?

Lo que es inusual es que el rendimiento de los bonos del gobierno de Reino Unido (gilts, como se les conoce) y de EE.UU. con dos años de vencimiento fue superior al rendimiento de los bonos a 10 años.

Esta situación se ve como una señal de que los inversores prefieren los retornos asegurados por tener un bono a más largo plazo y están preocupados por las perspectivas a corto plazo para la economía.

Gráfica de la bolsa de Nueva York.

AFP
Wall Street cerró a la baja este miércoles.

¿Es confiable la curva de rendimiento invertida? Según los economistas de la Reserva Federal de EE.UU., “los períodos con una curva de rendimiento invertida son seguidos de manera confiable por desaceleraciones económicas y casi siempre por una recesión”.

Sin embargo, el tiempo que pasa entre la inversión de la curva y el inicio de una recesión no es uniforme.

¿Podría ser diferente esta vez?

Dicho esto, algo de la situación actual que no se aplica a episodios anteriores es la flexibilización cuantitativa, o compra de activos a gran escala.

Se trata de la política aplicada por muchos bancos centrales después de la crisis financiera (y antes, en el caso de Japón) consistente en comprar activos financieros, principalmente bonos del gobierno.

Esto ha tenido el efecto de aumentar los precios de los bonos, lo cual equivale a reducir su rendimiento.

Un agente de bolsa en Wall Street.

AFP
Los inversores temen que la curva de yield invertida anuncie una recesión.

Por lo tanto, la flexibilización cuantitativa puede estar contribuyendo a invertir la curva de rendimiento.

Así, la inversión de la curva no nos dice nada sobre cuáles podrían ser las razones específicas de una recesión inminente.

¿Qué es lo que está poniendo tan nerviosos a los mercados?

Hay varias posibles razones. La guerra comercial global es un factor para muchas economías.

En Reino Unido, un problema específico (que puede estar contribuyendo en la inversión de su curva) son las inquietudes de muchas empresas e inversores sobre la posibilidad de un Brexit sin acuerdo.

Este país acaba de cerrar un trimestre de actividad económica en declive, por lo que la idea de una recesión inminente no es del todo arbitraria, aunque las cifras han sido influenciadas por la acumulación de acciones antes de las fechas planificadas del Brexit y la subsiguiente reducción de esas acciones.

En EE.UU., por su parte, se necesitaría una desaceleración significativa para producir una recesión.

Gente afuera de la Bolsa de Nueva York

Getty Images
¿Se viene una nueva gran recesión?

Alemania también ha cerrado un trimestre de desaceleración, según las cifras más recientes, por lo que también podría haber una recesión en el país.

La curva de yield del gobierno alemán no está invertida. Pero los rendimientos de los bonos del gobierno están por debajo de cero, lo que es un claro signo de una débil perspectiva económica.

En efecto, los inversores pagan al gobierno para prestarle dinero.

Y eso refleja la política de tasas de interés ultrabajas del Banco Central Europeo, pero también es un signo de una perspectiva económica débil.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HdyODFbW5dQ

https://www.youtube.com/watch?v=S7CVPFbVMLg

https://www.youtube.com/watch?v=lEqd40vi9II

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.