Desmantelamiento de Prospera deja sin empleo a trabajadores de Salud
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Itxaro Arteta

Desmantelamiento de Prospera deja sin empleo a trabajadores de Salud

Cinco años de contratos temporales, sin prestaciones, con la promesa de obtener una plaza... y ahora odontólogos se quedaron sin empleo, con el cambio al programa Prospera.
Foto: Itxaro Arteta
28 de mayo, 2019
Comparte

Eli Flores es odontóloga. Desde hace cinco años trabajaba para atender a beneficiarios del programa Prospera, y otros en el Estado de México. Cinco años que se pasó con contratos temporales, sin prestaciones, con la promesa de obtener una plaza si cumplía con metas de productividad que, asegura, siempre sobrepasó. Y sin embargo, ante la desaparición del programa para convertirse solo en becas, se quedó sin trabajo en abril pasado.

Leer >> Desmantelan Prospera: Le quitan componentes de salud y alimentación, dejan solo becas

No hubo aviso previo ni recibió un finiquito, por lo que de tajo ha tenido que ajustar sus gastos. Con dos hijas pequeñas, de 4 y 6 años, lo primero que pasó fue que dejó de pagarle, a su vez, a la persona que le ayudaba a cuidarlas.

“Sin finiquito, sin liquidación, sin nada. Nada más cobramos la quincena, que fue hasta dos o tres días después. Sí nos pagaron, ¿pero qué haces con una quincena y ya? Dijeron que nos iban a volver a hablar, pero hasta ahorita no hemos tenido respuesta ni nada”, explica.

Este lunes además hizo el esfuerzo de ir desde el oriente del Estado de México hasta Palacio Nacional, para manifestarse junto con medio centenar de odontólogos, nutriólogos, psicólogos y personal administrativo en la misma situación que ella, afuera de la oficina del presidente Andrés Manuel López Obrador, que apenas el jueves pasado aseguró que no había despidos en el sector salud.

“De alguna manera nos tiene incómodos que el señor presidente haya dicho que no hay despidos, ¡cuando nosotros estamos aquí!”, reclama José Luis, uno de sus compañeros.

Oficios entre dependencias

Prospera dejó de existir formalmente el 31 de diciembre de 2018. Su operación y los convenios con los estados quedaron sin validez en esa fecha, explica en entrevista la titular de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, Angélica Ivonne Cisneros. El acuerdo con la Secretaría de Hacienda fue que esos recursos se transmitirían a la Secretaría de Salud, para el programa de Servicios de Salud y Medicamentos Gratuitos, ahora a cargo de la Subsecretaría de Integración y Desarrollo.

Pero en los estados, fue hasta febrero que recibieron un oficio –del que Animal Político tiene copia– en el que se informó a las Secretarías o Institutos de Salud locales que el 25 de enero se había acordado la conclusión del programa, su transformación en el nuevo Programa Becas para el Bienestar de Educación Básica “Benito Juárez”, y la eliminación de las corresponsabilidades que implicaba Prospera.

“No omito señalar que las nuevas disposiciones que al respecto se emitan, se harán de su conocimiento una vez que se determine la reorientación del presupuesto destinado originalmente al componente salud del programa que ha quedado sin vigencia”, concluye el escrito, firmado por Cisneros.

A la jurisdicción 16 del Estado de México, en Amecameca, llegó el 26 de marzo una circular de Recursos Humanos del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), donde informaba sobre la desaparición del programa, pero no exponía consecuencias.

“El personal que labora en dicho programa no causará baja por el momento, por lo que se deberá estar pendiente para la aplicación de los trámites correspondientes a que haya lugar”, señalaba.

Sin embargo, según varios odontólogos consultados, en abril los llamaron para que firmaran un nuevo contrato, solo por 15 días, y les dijeron que si no firmaban no iban a cobrar esa quincena. Ellos aseguran que en enero habían firmado otro contrato de seis meses, como siempre hacían, pero no saben qué pasó con él.

Dos semanas después, el lunes 15 de abril, les dijeron que era su último día de trabajo, que entregaran cualquier material que tuvieran bajo su resguardo y se llevaran sus cosas.

Y fue hasta un día después que se dio a conocer un nuevo oficio de Recursos Humanos, que hacía oficial la noticia.

“El personal que labora en dicho programa causará baja a partir del 16 de abril del año en curso”, señala el documento.

Desde que el programa terminó oficialmente, diversos estados asumieron el pago de algunos de los trabajadores o del cese de otros. En el Estado de México, mil 300 trabajadores estaban en esa situación de temporales pagados por Prospera. El ISEM recontrató a 600, sobre todo médicos y enfermeras, pero ya no alcanzaron los recursos para pagar al resto después de abril.

No despidos, sino terminación de contratos

Eli empezó a trabajar para un programa piloto de unidades móviles médicas del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), hace cinco años, pero con el tiempo Prospera absorbió este programa. Aunque el personal estaba contratado por el organismo local, los salarios se pagaban del presupuesto federal.

Aun así, nunca les dieron plazas, ni prestaciones, y aseguran que nunca les pagaron prima vacacional, aunque sí se estipulaba en sus contratos, siempre temporales, solo por seis meses.

“Algunos teníamos 5 años, desde que inició el programa. Y se supone que de acuerdo a los lineamientos de la Ley del Trabajo, cuando eres un trabajador que ya cumpliste consecutivamente contratos, ya no se te tiene que despedir”, reclama Eli.

Trabajaban por metas de productividad: cada uno de los 87 odontólogos contratados tenía que atender a 160 pacientes al mes, por lo que los manifestantes calculan que se va a dejar de atender a casi 14 mil personas por mes.

Bajo este esquema de metas, ellos no atendían solamente a beneficiarios de Prospera, sino también a comunidades de escuelas primarias, incluyendo niños, padres de familia y maestros, o los mandaban a ferias de salud. Donde se tenía una unidad dental, podían solicitarlos.

“Por eso hay mucha gente que piensa a lo mejor que es mentira lo de nosotros, porque no tenían servicio de odontología como tal. Pero es que nosotros no fuimos contratados específicamente para atender gente de Prospera; Prospera era el programa que financiaba nuestros sueldos, por decirlo así. Mandan un oficio a las jurisdicciones y dicen: te mando este personal y a tu disposición, si te hace falta en escuela, en servicio de salud, módulo, acomódalos. Entonces nosotros estábamos cubriendo espacios donde sí estaba la unidad dental, pero no había el recurso. Cuando ya nos mandan a estos lugares, se eleva la productividad, y ahorita sí se queda gente sin el servicio”, explica Erika Baca, otra de las afectadas.

La comisionada Cisneros confirmó que el programa Prospera no incluía en sus reglas de operación el servicio odontológico, por lo que incluso dijo que se va a revisar por qué el Estado de México había contratado  a casi 90 de estos profesionales, ya que en otros estados si acaso tenían a uno o dos.

Aunque aseguró que en el nuevo esquema de programa de Servicios de Salud y Medicamentos Gratuitos valorarán si hay sillones dentales públicos que estén disponibles, y podría definirse si se busca a alguien que los atienda.

Sostuvo que el fin de Prospera no implicó despidos, sino la terminación de contratos eventuales. La cifra oficial es que el programa operaba con mil 159 empleados de base sindicalizados en todo el país, una nómina que implicaba 515 millones de pesos y que sigue intacta, asegura Cisneros. El resto era personal complementario, que además eran los estados quienes se encargaban de contratar como personal eventual.

Uno de estos contratos era el de Eli, que espera que en los reajustes pueda volver a conseguir un puesto. Pero por ahora, entre oficios de dependencias y cambios de programas, se quedó sin trabajo de un día para otro.

“La verdad es que siempre fue un contrato muy injusto. Ahorita después de 5 años, decirte vete y busca un trabajo. Yo siempre traté de mantener la productividad, y ahorita que soy mamá, me genera un gasto”, se lamenta.

“Es injusto. ¡Y sobre todo que diga que no hay despidos!”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el ‘dólar de arena’ y cuál es el primer país del mundo que se ha lanzado a esta aventura

China está experimentando con el yuan digital en varias ciudades, pero Bahamas es el primer país que ha lanzado su propio dólar digital como un plan nacional.
15 de julio, 2021
Comparte
Dólares de Bahamas

Getty Images
El dólar de arena es la primera moneda digital del mundo emitida por un Banco Central a nivel nacional.

Aunque es un país pequeño de apenas 390.000 personas, Bahamas se ha convertido en un gran laboratorio al crear el dólar de arena (“sand dollar”, en inglés), la primera moneda digital del mundo emitida por un banco central.

Así como China está experimentando en varias ciudades con el yuan digital, el gobierno de Bahamas también se ha lanzado a la aventura de masificar el uso de su dólar bahameño, pero en versión digital.

La idea es que los habitantes del país tengan una especie de billetera digital para hacer transacciones desde su teléfono, sin estar obligados a tener una cuenta bancaria, ni pagar comisiones o costos de transacción.

Esa billetera virtual queda “guardada” en el banco central del país y no en los bancos comerciales.

Tradicionalmente el banco central de un país es la institución que imprime los billetes que se ponen en circulación. En este caso, el organismo en vez de imprimir en papel, crea dólares digitales que circulan virtualmente.

La experiencia es inédita a nivel global porque hasta ahora solo las instituciones financieras han tenido una relación directa con el ente emisor y no los consumidores.

A diferencia de las criptomonedas como el bitcoin, los dólares de arena están controlados por la autoridad monetaria y sometidos a todas las regulaciones que existen en el país.

Huracanes y dólar de arena

El archipiélago de más de 700 islas decidió dar el salto hacia una divisa digital, explica el gobierno, al tener una población poco bancarizada, pero además, porque es una nación duramente golpeada por desastres naturales como los huracanes.

Entonces, cuando se cortan los caminos y algunas zonas quedan aisladas, puede ser más fácil para las personas enviar y recibir dinero de un celular a otro en cuestión de segundos.

Destrucción en las islas Ábaco

Getty Images
El huracán Dorian provocó una devastación en Bahamas en 2019.

Lo único que necesitan es tener conexión a internet. Aunque también se está estudiando la posibilidad de hacer transacciones sin acceso a internet, utilizando por ejemplo, bluetooth.

Como a los bancos no les resulta viable tener sucursales y cajeros automáticos en islas remotas, poco habitadas y expuestas a eventos climáticos extremos, en muchas ocasiones las transacciones en billetes son un verdadero problema.

Otro empujón a la iniciativa del gobierno de Bahamas vino dado por la pandemia de covid-19, al aumentar la necesidad de las personas de realizar transacciones digitales.

Un camino difícil de transitar

Utilizando tecnología de bloques (blockchain) para asegurar las transacciones, un dólar de arena tiene el mismo valor que un dólar bahameño.

Fue diseñado para que opere a la par de la divisa tradicional del país y el objetivo del gobierno es que eventualmente se puedan pagar salarios, impuestos y comprar todo tipo de productos.

Pero las cosas no han sido fáciles.

Lanzado en octubre de 2020, el plan no ha avanzado tan rápido como sus impulsores pensaban.

Dawn Sands

Dawn Sands
Dawn Sands, dueña del café NRG en Nassau, Bahamas, puede recibir pagos en dólares de arena, pero cuenta que “casi nadie los usa”.

Dawn Sands es la dueña del café NRG en Nassau, la capital de Bahamas. Su empresa fue una de las primeras en adherirse al experimento, pero casi 10 meses después de su lanzamiento, cuenta que los clientes siguen pagando con los dólares bahameños tradicionales (ya sea en papel o con tarjeta bancaria).

“El dólar de arena tiene potencial, pero se necesita una campaña de educación para que la gente lo utilice”, le dice Sands a BBC Mundo. “Casi nadie los usa en mi negocio”, apunta.

“Todo el mundo está interesado en él”

El plan de Bahamas puede dar pistas a otras economías sobre la forma en que pueden funcionar las divisas digitales respaldadas por instituciones oficiales.

Personas en Bahamas

Getty Images
Muchos haitianos no tienen acceso al sistema bancario.

“Todo el mundo está interesado en él, creo que es el primer paso”, le dice a BBC Mundo Philip Middleton, vicepresidente del centro de estudios sobre bancos centrales del Foro Oficial de Instituciones Monetarias y Financieras (Omfif, por su sigla en inglés), con sede en Londres.

“Estamos observando cómo hacen la transición, qué riesgos y qué temas de seguridad pueden aparecer en el camino”, apunta.

“Hay algunas personas que lo están usando y eso es alentador, pero va a tomar tiempo“.

Dólares de Bahamas

Getty Images
El dólar de arena tiene el mismo valor que el dólar bahameño.

Desde mediados del año pasado, cuenta Middleton, el interés por el análisis de divisas digitales “oficiales” se ha disparado. Tanto así, que al menos un tercio de los bancos centrales del mundo están estudiando el tema.

Pero en el caso de las grandes economías, “todavía estamos lejos de emitir ese tipo de divisas”.

“Ha sido hasta ahora muy exitoso”

Josh Lipsky, director del Centro de Geoeconomía del Atlantic Council, en Washington D.C., explica que unos 15 países están desarrollando programas piloto para crear sus propias divisas digitales, pero hasta ahora, Bahamas “es la única nación donde cualquiera que desee tener la divisa digital, puede hacerlo”.

“El proyecto ha sido hasta ahora muy exitoso”, comenta en diálogo con BBC Mundo, en un país donde es difícil manejar una economía basada en billetes en las islas más lejanas de una manera segura y rápida.

“Hemos visto que ha tenido un impacto positivo en negocios pequeños”, agrega, y argumenta que la tecnología que lo sustenta ha demostrado ser eficiente.

Sin embargo, advierte, Bahamas tiene una situación muy particular, lo cual no significa que las cosas que han funcionado allí, funcionarán también en otros países.

Bandera de Bahamas

Getty Images
Bahamas busca facilitar las transacciones comerciales en un país con más de 700 islas.

Investigadores y organismos internacionales están a la espera de ver cómo evoluciona la experiencia.

“El dólar de arena es todavía joven y su lanzamiento ha sido gradual, por eso es demasiado pronto para extraer lecciones definitivas”, argumenta Anke Weber, jefa de misión del Fondo Monetario Internacional, FMI, en Bahamas.

Lo que pretende, explica, es que los pagos sean más eficientes y seguros, además de aumentar la inclusión financiera. Entonces, a la hora de evaluar, sería necesario considerar esos aspectos, le dice Weber a BBC Mundo.

Las divisas digitales vs las criptomonedas

El dólar de arena forma parte de las llamadas “divisas digitales emitidas por un banco central” o CBDC (central bank digital currency).

Jóvenes en Bahamas

Getty Images
Las personas que usan dólares de arena no requieren tener una cuenta bancaria.

Lo que hacen es representar en forma virtual la moneda tradicional de un país. Pero se diferencian del dinero electrónico usado para pagar con tarjetas bancarias, porque no requieren tener su equivalente en billetes de papel guardados en el banco.

En ese sentido, sustituyen a las tarjetas de crédito y débito.

China es la economía más avanzada en el desarrollo de su CBDC, el yuan digital, con la cual espera reducir su dependencia del sistema mundial de pagos en dólares.

En la medida que los países desarrollados analizan cuál es la mejor manera de adaptar sus sistemas financieros a los desarrollos tecnológicos, la experiencia de Bahamas será observada detenidamente por otros gobiernos para aprender lecciones sobre cómo pueden funcionar en la práctica proyectos parecidos.

Por eso, se dice que Bahamas se ha transformado en un gran laboratorio para el resto del mundo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.