close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Hay dinero pero no vacunas: faltaron dosis para la Semana de Vacunación

Entre enero y marzo solo se gastó el 30% de lo destinado a vacunas y durante la Semana Nacional de Vacunación varios estados reportaron que no recibieron las vacunas necesarias para atender a su población más vulnerable.
Cuartoscuro
27 de mayo, 2019
Comparte

El Programa de Vacunación es considerado como prioritario en la Administración Federal, pero en lo que va del año sólo se ha ocupado 29% de los recursos aprobados en el Presupuesto de Egreso de la Federación para el primer trimestre del año. 

De acuerdo con el Informe Trimestral de la Secretaría de Hacienda, sólo se han gastado 32 millones de pesos de los 111 millones de pesos previstos para este programa de enero a marzo. Esto significa que 70% del presupuesto está detenido. Animal Político preguntó a la Secretaría de Salud al respecto, pero no hubo respuesta.

El gobierno federal ha dicho que en temas de salud como compra de medicamentos, por ejemplo, la forma de adquisición ha cambiado con respecto a otras administraciones. Ahora las compras están a cargo de la Secretaría de Hacienda para evitar corrupción. Sin embargo, la Secretaría de Salud no confirmó que ésta fuera la razón por la cual el presupuesto está congelado.

Lee: Falla sistema de vacunación: 1.5 millones de menores podrían estar en riesgo de enfermarse

En el informe de avance financiero de los principales programas presupuestarios, el Programa de Vacunación tiene etiquetados 2 mil 130 millones de pesos para todo 2019.

Dichos recursos sirven para echar a andar en tres ocasiones la Semana Nacional de Vacunación en las instituciones de la Secretaría de Salud, IMSS, ISSSTE, SEDENA, SEMAR, DIF y PEMEX y aplicar las dosis necesarias como parte del Programa de Vacunación consolidado desde 1991 para reducir la mortalidad por enfermedades prevenibles por vacunación y mantener coberturas de vacunación de entre 90 y 95% entre la población.

Mientras tanto, las unidades médicas están registrando faltantes en el número de dosis que requieren. En Chiapas se reporta un abasto de 70 % para 64 unidades de 10 jurisdicciones sanitarias del estado.

Lee también: Hacer fila durante horas, para que no haya medicamentos: lo que padece la gente en el ISSSTE

Fuentes de salud, que pidieron anonimato por temor a represalias, explicaron que no cuentan con vacuna doble viral para adulto, que tiene un precio comercial de entre 900 y mil 300 pesos en el mercado.

Tampoco cuentan con vacuna de rotavirus ni la vacuna pentavalente que se aplica a niños de entre 0 y 12 semanas de nacimiento. Es decir, no tuvieron el esquema completo de vacunación para la semana nacional, que además requiere de una logística que incluye brigadas en cadena para llegar incluso a los municipios más apartados.

En Oaxaca y el Estado de México sólo hubo retrasos en la entrega de la vacuna contra el Virus de Papiloma Humano. Aunque debían ser distribuidas en abril, llegaron el 21 de mayo, a dos días de iniciar la semana nacional de vacunación. Mientras que en Hidalgo, llegaron las 4 mil 220 dosis que se requerían contra VPH, y las 11,587 dosis del resto del cuadro de vacunación que requerían.

Lee: Un proveedor acaparó 35% de las compras de medicamentos del IMSS y el ISSSTE en sexenio de EPN

Hasta el momento, la Secretaría de Salud sólo reporta un contrato de compra de vacunas en su Portal de Obligaciones de Transparencia. Se trata del contrato firmado el 28 de febrero de 2019 para la compra de vacunas triple viral contra sarampión, rubeola y parotiditis por 50 millones de pesos para 544 mil 195 dosis y que se debía repartir en febrero. Pero no hay más contratos disponibles públicamente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es la temida falla de San Andrés (y por qué preocupa tanto tras los sismos en California)

La que más preocupa a los científicos es la sección sur de la falla, en la que no se ha producido un sismo en cerca de 300 años,
6 de julio, 2019
Comparte

Cada vez que tiembla en California, la pregunta se repite: ¿está más cerca el “Big One”?

Con el “Big One” se refieren a un terremoto catastrófico que, según los sismólogos, ya debió haber ocurrido.

Los temores volvieron a desatarse esta semana. Un terremoto de magnitud 7,1 sacudió la noche de este viernes la región sur de California.

Este sismo se registró tan solo un día después del de magnitud 6,4 en la misma zona.

California es propensa a los terremotos, ya que se ubica sobre una serie de fallas, es decir, regiones donde las placas tectónicas se unen.

La mayor de ellas -y la potencialmente más peligrosa- es la falla de San Andrés, que atraviesa el Estado de norte a sur y se extiende a lo largo de 1.300 kilómetros.

La falla delimita la placa norteamericana de la placa del Pacífico y es una de las más estudiadas del planeta, ya que en su práctica totalidad se encuentra sobre la superficie terrestre.

Sobre ella se asientan los enormes centros urbanos de Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada de EE.UU., y San Diego, y 38 millones de personas que viven en sus inmediaciones.

Cuestión de tiempo

La parte media de la falla se rompió hace unos 160 años y la parte norte en 1906, provocando el devastador terremoto de 7,8 grados que destruyó gran parte de San Francisco en 1906 y dejó más de 3.000 muertos.

Terremoto de San Francisco 1906.

Getty Images
Un terremoto de 7,8 grados destruyó gran parte de San Francisco en 1906.

Pero la que más preocupa a los científicos es la sección sur de la falla, en la que no se ha producido un sismo en cerca de 300 años, pese a que los registros geológicos indican que es la causante de un gran terremoto con una periodicidad de unos 150 años, y en todo ese tiempo ha ido acumulando tensión.

El último gran terremoto que hubo en esa zona data del año 1700, pero no se tienen detalles de cómo ocurrió al carecer de registros en esa época.

En la Conferencia Nacional de Terremotos celebrada en California en 2016, los científicos que participaron ya advirtieron que la sección sur de la falla de San Andrés está “cargada y lista” para provocar un gran temblor.

Un gran riesgo

Sismólogos del Geological Survey de Estados Unidos simularon los efectos de un gran terremoto en California para un programa de estudio.

Uno de sus modelos de computadora asume que el próximo gran evento en la falla de San Andrés será de magnitud 7,8, que iniciará una ruptura en el sur de California cerca del Mar Salton y luego se disparará hacia el norte a lo largo de la falla para golpear a Los Ángeles.

Vista de Los Ángeles.

Getty Images
Un terremoto en la sección sur de la falla de San Andrés tendría un impacto directo en Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada de EE.UU.

Los cálculos más conservadores apuntan a que, de producirse un temblor de esa magnitud en esa sección, cerca de 2.000 personas morirían y habría más de 50.000 heridos.

Alrededor del 1% de los edificios en un área de 10 millones de personas colapsarían y alrededor de la mitad de las construcciones en la zona tendrían que ser abandonadas.

Los daños materiales superarían los US$200.000 millones.

Sistema de alerta

La viabilidad de las comunidades después de un evento así depende de la preparación.

En California, gran parte del enfoque en la planificación se ha reflejado en las normas de construcción.

Simulacro de un terremoto.

Getty Images
California estrenó este año un sistema de alerta temprana de terremotos.

Tras el terremoto de San Francisco en el norte de California se introdujeron nuevas regulaciones, obligando a que se reforzaran estructuras construidas con concreto, muchas de las cuales albergan escuelas y hospitales.

En 2014, la alcaldía de Los Ángeles propuso una normativa similar.

A principios de este año comenzó a funcionar ShakeAlert LA, un sistema de alerta temprana de terremotos similar al que existe en países con alta actividad sísmica como Japón o México.

Se trata de una aplicación móvil que avisa a los residentes del condado de Los Ángeles hasta 40 segundos antes de que se produzca un temblor de magnitud 5 o superior. Esto no solo ayuda a alertar a la población, sino también a las autoridades.

Para los expertos, la cuestión no es si la falla de San Andrés se quebrará en el sur de California, sino cuándo lo hará.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PRfp4J8710k

https://www.youtube.com/watch?v=68zn7xpQYWM

https://www.youtube.com/watch?v=blMd5zpa3gE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.