Hay dinero pero no vacunas: faltaron dosis para la Semana de Vacunación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Hay dinero pero no vacunas: faltaron dosis para la Semana de Vacunación

Entre enero y marzo solo se gastó el 30% de lo destinado a vacunas y durante la Semana Nacional de Vacunación varios estados reportaron que no recibieron las vacunas necesarias para atender a su población más vulnerable.
Cuartoscuro
27 de mayo, 2019
Comparte

El Programa de Vacunación es considerado como prioritario en la Administración Federal, pero en lo que va del año sólo se ha ocupado 29% de los recursos aprobados en el Presupuesto de Egreso de la Federación para el primer trimestre del año. 

De acuerdo con el Informe Trimestral de la Secretaría de Hacienda, sólo se han gastado 32 millones de pesos de los 111 millones de pesos previstos para este programa de enero a marzo. Esto significa que 70% del presupuesto está detenido. Animal Político preguntó a la Secretaría de Salud al respecto, pero no hubo respuesta.

El gobierno federal ha dicho que en temas de salud como compra de medicamentos, por ejemplo, la forma de adquisición ha cambiado con respecto a otras administraciones. Ahora las compras están a cargo de la Secretaría de Hacienda para evitar corrupción. Sin embargo, la Secretaría de Salud no confirmó que ésta fuera la razón por la cual el presupuesto está congelado.

Lee: Falla sistema de vacunación: 1.5 millones de menores podrían estar en riesgo de enfermarse

En el informe de avance financiero de los principales programas presupuestarios, el Programa de Vacunación tiene etiquetados 2 mil 130 millones de pesos para todo 2019.

Dichos recursos sirven para echar a andar en tres ocasiones la Semana Nacional de Vacunación en las instituciones de la Secretaría de Salud, IMSS, ISSSTE, SEDENA, SEMAR, DIF y PEMEX y aplicar las dosis necesarias como parte del Programa de Vacunación consolidado desde 1991 para reducir la mortalidad por enfermedades prevenibles por vacunación y mantener coberturas de vacunación de entre 90 y 95% entre la población.

Mientras tanto, las unidades médicas están registrando faltantes en el número de dosis que requieren. En Chiapas se reporta un abasto de 70 % para 64 unidades de 10 jurisdicciones sanitarias del estado.

Lee también: Hacer fila durante horas, para que no haya medicamentos: lo que padece la gente en el ISSSTE

Fuentes de salud, que pidieron anonimato por temor a represalias, explicaron que no cuentan con vacuna doble viral para adulto, que tiene un precio comercial de entre 900 y mil 300 pesos en el mercado.

Tampoco cuentan con vacuna de rotavirus ni la vacuna pentavalente que se aplica a niños de entre 0 y 12 semanas de nacimiento. Es decir, no tuvieron el esquema completo de vacunación para la semana nacional, que además requiere de una logística que incluye brigadas en cadena para llegar incluso a los municipios más apartados.

En Oaxaca y el Estado de México sólo hubo retrasos en la entrega de la vacuna contra el Virus de Papiloma Humano. Aunque debían ser distribuidas en abril, llegaron el 21 de mayo, a dos días de iniciar la semana nacional de vacunación. Mientras que en Hidalgo, llegaron las 4 mil 220 dosis que se requerían contra VPH, y las 11,587 dosis del resto del cuadro de vacunación que requerían.

Lee: Un proveedor acaparó 35% de las compras de medicamentos del IMSS y el ISSSTE en sexenio de EPN

Hasta el momento, la Secretaría de Salud sólo reporta un contrato de compra de vacunas en su Portal de Obligaciones de Transparencia. Se trata del contrato firmado el 28 de febrero de 2019 para la compra de vacunas triple viral contra sarampión, rubeola y parotiditis por 50 millones de pesos para 544 mil 195 dosis y que se debía repartir en febrero. Pero no hay más contratos disponibles públicamente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo fue la masacre nazi de Babi Yar y por qué los ucranianos la recuerdan en plena invasión rusa

El reciente ataque de las tropas rusas al histórico sitio de Babi Yar, en la capital de Ucrania, ha sido condenado por la comunidad judía en el mundo. El sitio tiene un significado muy especial.
2 de marzo, 2022
Comparte

Babi Yar fue el lugar de una de las masacres más grandes de la historia moderna.

Es el sitio en donde miles de judíos fueron alineados y fusilados masivamente durante el Holocausto ejecutado por los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Un memorial erigido ahí, en la capital de Ucrania, es un sitio especial para el país. Tiene un significado propio para Kiev.

Por eso grupos de judíos han condenado el bombardeo sobre el memorial llevado a cabo por las tropas rusas que asedian Kiev.

En un país con una gran población judía, con un presidente judío, el ataque tiene peso.

El personal que cuida el memorial aún no ha podido acceder a él para ver la verdadera escala del daño, pero las imágenes mostraban uno de los edificios del museo en llamas.

Un edificio en llamas en Babi Yar

Babyn Yar Holocaust Memorial

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dijo que el ataque iba “más allá de la humanidad” y también acusó a Occidente de no hacer lo suficiente para evitar el asedio a su país.

“¿De qué sirve decir ‘nunca más’ durante 80 años, si el mundo permanece en silencio cuando cae una bomba en el mismo sitio de Babi Yar? Hubo al menos 5 muertos. La historia se repite…”, escribió en Twitter.

Advertencia: es posible que algunas de las imágenes a continuación puedan ser perturbadoras para algunas personas

Las atrocidades en Babi Yar

Babi Yar, también escrito Babyn Yar, es una de las fosas comunes más grandes de la Segunda Guerra Mundial en Europa.

La masacre en el barranco en las afueras de Kiev tuvo lugar durante dos días en septiembre de 1941.

Mientras los judíos de Ucrania huían del avance nazi, una gran población todavía vivía en la ciudad.

A decenas de miles se les dijo que se reunieran con ropa de repuesto, asumiendo que serían enviados a un campo de trabajo, pero luego fueron obligados a desvestirse y caminar hacia el barranco, donde fueron fusilados por escuadrones especiales de la muerte.

Una víctima de Babi Yar frente a los nazis

Alamy
Los nazis usaron Babi Yar como un sitio de ejecuciones entre 1941 y 1943.

Según los propios registros de los nazis, 33.771 judíos fueron asesinados en dos días.

Mientras continuaba el Holocausto, las fuerzas alemanas siguieron perpetrando crímenes horrendos en Babi Yar, usándolo como fosa común para deshacerse de hasta 100.000 cuerpos.

Así fue hasta que los soviéticos tomaron el control de Kiev nuevamente en 1943.

Además de judíos, romaníes y civiles ucranianos y prisioneros de guerra soviéticos también fueron asesinados en ese lugar.

Víctimas de Babi Yar

Alamy
Las víctimas recibieron la orden de desnudarse en el barranco antes de recibir disparos.

Cuando los alemanes se retiraban, arrasaron el barranco y quemaron los cuerpos en enormes piras para tratar de encubrir sus crímenes.

El reciente ataque de Rusia

Ese lugar es ahora un sitio de contemplación silenciosa, adonde miles de personas viajan cada año para recordar a los que murieron.

Que pueda ser dañado o destruido por un ataque militar agresivo va en contra de todo lo que representa.

Pero el significado del último ataque ruso es más profundo.

“Es simbólico que comience a atacar Kiev bombardeando el sitio de Babi Yar, la mayor masacre nazi”, dijo el presidente de la junta asesora del memorial, Natan Sharansky.

El ataque cerca de Babi Yar

Reuters
Una torre de televisión a un costado de Babi Yar resultó dañada por el ataque ruso, el cual dejó 5 fallecidos.

La semana pasada, Putin llamó a los líderes de Ucrania “neonazis” y dijo que el objetivo de la operación militar rusa era la “desnazificación” del país.

Sharansky apuntó que el líder ruso trató de “distorsionar y manipular el Holocausto para justificar una invasión ilegal de un país democrático soberano” en un movimiento “absolutamente abominable”.

Yad Vashem, el museo conmemorativo del Holocausto en Israel, se hizo eco de esto y pidió el fin del “abuso y distorsión de la memoria del Holocausto”.

El presidente Zelensky ha contado a menudo su “historia de cuatro hermanos” -su abuelo y tres tíos abuelos- los cuales lucharon en el ejército soviético contra la Alemania nazi. Solo su abuelo sobrevivió.

“Tal ataque con misiles muestra que para muchas personas en Rusia, nuestra Kiev es completamente extranjera. No saben nada sobre nuestra capital o sobre nuestra historia”, dijo Zelensky después del ataque.

“Pero tienen una orden para borrar nuestra historia. Borrar nuestro país. Borrarnos a todos”.

La sinagoga de Babi Yar

AFP
La sinagoga en el lugar se inauguró oficialmente en mayo de 2021.

Mientras que las cifras oficiales sitúan la población judía de Ucrania en 43.000, el Congreso Judío Europeo cree que asciende al menos a 360.000.

Borrando la historia

Los soviéticos intentaron borrar la brutal historia de Babi Yar una y otra vez, en un esfuerzo por suprimir cualquier mención de las atrocidades cometidas contra los judíos, le dijo Sharansky a la BBC.

“Intentaron destruir físicamente estas tumbas y borrar la historia. Es increíble lo importante que fue para los soviéticos cambiar la naturaleza del lugar”, explicó.

Unos años después de que los nazis quisieran cubrir sus propios huellas, los soviéticos intentaron llenar el barranco con barro.

Luego, en la década de 1960, proyectaron la construcción de un estadio deportivo.

Sharansky dijo que la construcción de la torre de televisión adyacente al monumento en la década de 1970 fue otro intento de “destruir la memoria del Holocausto”.

“Hubo tantos intentos de borrar Babi Yar y cambiar su naturaleza, pero finalmente lo convertimos en un gran monumento y eso una vez más se ve ensombrecido por la agresión rusa”, lamentó.

Volodymyr Zelensky en Babi Yar

Getty Images
El presidente Zelensky es judío. En la foto se le ve en la Menorá de Babi Yar.

Durante décadas de dominio soviético no había una gran señal que marcara el lugar de la masacre, excepto un simple obelisco que se refería a las víctimas “soviéticas”, sin mencionar a los judíos, que fueron las principales víctimas.

Finalmente, en la década de 1990, se erigió un gran monumento a la Menorá, cuando la Ucrania independiente decidió conmemorar a las víctimas judías. Y el año pasado se abrió una sinagoga.

“En lugar de estar sujetos a una violencia flagrante, los sitios sagrados como Babi Yar deben ser protegidos“, dijo Yad Vashem en un comunicado.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pssIzBbUotE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.