close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Hay dinero pero no vacunas: faltaron dosis para la Semana de Vacunación

Entre enero y marzo solo se gastó el 30% de lo destinado a vacunas y durante la Semana Nacional de Vacunación varios estados reportaron que no recibieron las vacunas necesarias para atender a su población más vulnerable.
Cuartoscuro
27 de mayo, 2019
Comparte

El Programa de Vacunación es considerado como prioritario en la Administración Federal, pero en lo que va del año sólo se ha ocupado 29% de los recursos aprobados en el Presupuesto de Egreso de la Federación para el primer trimestre del año. 

De acuerdo con el Informe Trimestral de la Secretaría de Hacienda, sólo se han gastado 32 millones de pesos de los 111 millones de pesos previstos para este programa de enero a marzo. Esto significa que 70% del presupuesto está detenido. Animal Político preguntó a la Secretaría de Salud al respecto, pero no hubo respuesta.

El gobierno federal ha dicho que en temas de salud como compra de medicamentos, por ejemplo, la forma de adquisición ha cambiado con respecto a otras administraciones. Ahora las compras están a cargo de la Secretaría de Hacienda para evitar corrupción. Sin embargo, la Secretaría de Salud no confirmó que ésta fuera la razón por la cual el presupuesto está congelado.

Lee: Falla sistema de vacunación: 1.5 millones de menores podrían estar en riesgo de enfermarse

En el informe de avance financiero de los principales programas presupuestarios, el Programa de Vacunación tiene etiquetados 2 mil 130 millones de pesos para todo 2019.

Dichos recursos sirven para echar a andar en tres ocasiones la Semana Nacional de Vacunación en las instituciones de la Secretaría de Salud, IMSS, ISSSTE, SEDENA, SEMAR, DIF y PEMEX y aplicar las dosis necesarias como parte del Programa de Vacunación consolidado desde 1991 para reducir la mortalidad por enfermedades prevenibles por vacunación y mantener coberturas de vacunación de entre 90 y 95% entre la población.

Mientras tanto, las unidades médicas están registrando faltantes en el número de dosis que requieren. En Chiapas se reporta un abasto de 70 % para 64 unidades de 10 jurisdicciones sanitarias del estado.

Lee también: Hacer fila durante horas, para que no haya medicamentos: lo que padece la gente en el ISSSTE

Fuentes de salud, que pidieron anonimato por temor a represalias, explicaron que no cuentan con vacuna doble viral para adulto, que tiene un precio comercial de entre 900 y mil 300 pesos en el mercado.

Tampoco cuentan con vacuna de rotavirus ni la vacuna pentavalente que se aplica a niños de entre 0 y 12 semanas de nacimiento. Es decir, no tuvieron el esquema completo de vacunación para la semana nacional, que además requiere de una logística que incluye brigadas en cadena para llegar incluso a los municipios más apartados.

En Oaxaca y el Estado de México sólo hubo retrasos en la entrega de la vacuna contra el Virus de Papiloma Humano. Aunque debían ser distribuidas en abril, llegaron el 21 de mayo, a dos días de iniciar la semana nacional de vacunación. Mientras que en Hidalgo, llegaron las 4 mil 220 dosis que se requerían contra VPH, y las 11,587 dosis del resto del cuadro de vacunación que requerían.

Lee: Un proveedor acaparó 35% de las compras de medicamentos del IMSS y el ISSSTE en sexenio de EPN

Hasta el momento, la Secretaría de Salud sólo reporta un contrato de compra de vacunas en su Portal de Obligaciones de Transparencia. Se trata del contrato firmado el 28 de febrero de 2019 para la compra de vacunas triple viral contra sarampión, rubeola y parotiditis por 50 millones de pesos para 544 mil 195 dosis y que se debía repartir en febrero. Pero no hay más contratos disponibles públicamente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los alimentos que ayudan al cerebro a funcionar mejor

Desde el punto de vista del funcionamiento del cerebro hay diversos nutrientes y alimentos muy importantes, pero la clave siempre está en llevar a cabo una dieta equilibrada, coinciden expertos.
30 de octubre, 2019
Comparte

Una buena alimentación es clave para para nuestra salud en general, y para la de nuestro cerebro en particular.

“La alimentación es uno de los pocos factores de riesgo de enfermedades neurológicas que está en nuestra mano modificar y controlar”, le dijo a BBC Mundo el doctor Gurutz Linazasoro, portavoz de la Sociedad Española de Neurología.

Los expertos señalan que no hay alimentos mágicos, sino que lo importante es llevar un patrón dietético equilibrado.

“El patrón dietético que más se ha estudiado es la dieta mediterránea”, explica Linazasoro.

“Se sabe que disminuye el riesgo de padecer alzheimer y parkinson, también disminuye el de sufrir enfermedades cardiovasculares y disminuye el riesgo de obesidad, que indirectamente también incide sobre la salud cardiovascular”.

Una dieta mediterránea típica incluye muchos vegetales, frutas, legumbres, cereales y productos ricos en carbohidratos como el pan integral, la pasta y el arroz integral.

También contiene cantidades moderadas de pescado, carne blanca y algunos productos lácteos. Y además utiliza para cocinar y aderezar sobre todo aceite de oliva.

“Las claves son comer sano, equilibrado y con moderación“, insiste el experto.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones, desde el punto de vista del funcionamiento del cerebro hay diversos nutrientes y alimentos muy importantes. Veamos algunos de ellos.

Pescado azul

El sistema nervioso y concretamente el cerebro son tejidos muy ricos en agua pero que también tienen un componente lipídico (graso) muy importante, le explicó a BBC Mundo el dietista-nutricionista y doctor en Biología Funcional y Molecular Ramón de Cangas.

De hecho, explica el también miembro de la Academia Española de Nutrición y Dietética, más de un 60% de su peso seco está constituido por lípidos, por lo que ciertos ácidos grasos cobran especial relevancia.

Pescado azul.

Getty Images
Los pescados azules son ricos en el ácido graso omega-3, un nutriente relacionado con un menor deterioro cognitivo.

Los pescados azules son ricos en el ácido graso omega-3 docosahexaenoico (DHA).

Una dieta rica en este nutriente “ha demostrado suponer una serie de beneficios, entre ellos un menor deterioro cognitivo y menor riesgo de enfermedades como el alzheimer”.

Cítricos y verduras

Son alimentos ricos en vitamina C, que según varios estudios se asocia con un mejor desempeño cognitivo.

“Quizás se debe a su función antioxidante y a que participa en la producción de los neurotransmisores —las biomoléculas que se encargan de transmitir la información de una neurona a otra—”, explica el nutricionista.

Ocurre lo mismo con los plátanos, ricos en piridoxina, una forma de vitamina B6 que participa en el metabolismo de los neurotransmisores.

Cacao puro y canela

Son alimentos ricos en polifenoles, que “han mostrado resultados interesantes en prevención del deterioro cognitivo por su efecto antioxidante que protege a las neuronas”, dice Ramón de Cangas.

Aguacates

Getty Images
Los aguacates poseen un tipo de ácidos grasos saludables para nuestro cerebro.

Aguacates

Los aguacates, junto con el aceite de oliva y otras fuentes de grasa monoinsaturadas (un tipo de grasa saludable) “son interesantes en la prevención del deterioro cognitivo justamente por su riqueza en este tipo de ácidos grasos y también en ciertos fitoquímicos (nutrientes de origen vegetal)”, dice el dietista-nutricionista.

Nueces

Las nueces son excelentes fuentes de proteínas y grasas saludables.

Son ricas en un tipo de ácido graso omega-3 llamado ácido alfalinolénico (ALA), que ayuda a bajar la presión arterial y protege las arterias. Esto es bueno tanto para el corazón como para el cerebro, según la Escuela de Medicina de Harvard.

Nueces

Getty Images
Los frutos secos son fuentes de proteínas y grasas saludables.

Los tres enemigos del cerebro

Linazasoro insiste en que la clave de todo esto es la variedad, pero también la moderación.

“De nada sirve comer todos los días dos kilos de nueces o todos los días dos aguacates”.

“No existen alimentos milagrosos ni dietas milagrosas, pero sí hay los que son enemigos para el cerebro, como la sal, el azúcar y las grasas trans (las que se encuentran en los alimentos procesados)”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KJDp1Nt_ySw

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

https://www.youtube.com/watch?v=BmR2nHqIzTI&t=33s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.