Vecinos del pueblo de Xoco exigen cancelar obras de Mítikah; cierran tres carriles de Universidad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Siboney Flores

Vecinos del pueblo de Xoco exigen cancelar obras de Mítikah; cierran tres carriles de Universidad

Los inconformes se colocaron entre avenida Universidad y calle Real de Mayorazgo; califican la tala irregular como ecocidio y piden que sea castigado.
Siboney Flores
Por Siboney Flores
9 de mayo, 2019
Comparte

Decenas de vecinos de la colonia Xoco cerraron durante la mañana de este jueves el acceso a la calle Real de Mayorazgo y tres carriles de la avenida Universidad, en protesta por la tala irregular de al menos 54 árboles, hecha por la inmobiliaria Mítikah.

Con pancartas que dicen: “Claudia (Sheinbaum): El pueblo de Xoco te respalda, no a Mítikah” y “Masacre en Xoco por inmobiliarias voraces”, los vecinos exigieron que las acciones de la empresa, a las que califican como “ecocidio”, sean castigadas y se cancelen definitivamente las obras.

Los inconformes informaron a Animal Político que el desnivel que Mítikah pretende construir sobre Real de Mayorazgo hasta la entrada de su torre, incluye un patio central con una fuente, el cual, según ellos, “solo servirá para adornar, más no beneficiará la movilidad de los habitantes de Xoco”.

Leer: Mítikah ignoró acuerdo con Sedema y taló árboles con dolo, dice Sheinbaum

Otra de las acciones que piensa realizar la empresa, contaron los vecinos, es quitar los árboles que rodean la barda perimetral del BBVA Bancomer, ubicado en la misma calle, con el fin de construir un nuevo carril de acceso al pueblo de Xoco, pues el paso a desnivel reducirá el espacio para los vecinos de la zona.

Durante la manifestación se dio un altercado luego de que un vecino de la misma colonia intentara salir de la calle Real de Mayorazgo para ir al médico y su paso fuera impedido. Después de algunos minutos de discusión con los manifestantes, el vecino fue auxiliado por elementos de tránsito y logró salir de la zona.

En entrevista, René Rivas, representante del pueblo de Xoco y vecino de la colonia General Pedro María Anaya, comentó que Mítikah ha trabajado en tres etapas desde 2009: la primera consistió en la construcción de un edificio a lado del Hospital San Angel Inn; la segunda incluyó la construcción de un edificio de 65 pisos, otro de 35 edificios, un helipuerto, y otro edificio con 11 pisos que albergará como consultorios médicos. Esta segunda etapa incluye la Torre Mítikah.  

La tercera etapa contempla la construcción de tras dos torres muy cerca de avenida Universidad.

René contó que se percataron de la tala irregular luego de que el 1 de mayo llegara personal de la empresa con equipo de poda y al día siguiente comenzaran a cortar los árboles. Entre el 3 y 4 de mayo los trabajadores colocaron vallas de acero sobre el camellón de Real de Mayorazgo y lograron la tala de los 54 árboles. “Todo lo hizo una plantilla de entre 70 y 80 personas”.

Como respuesta a la protesta, el gobierno de la Ciudad de México, encabezado con Claudia Sheinbaum, acordó una reunión con los vecinos inconformes el próximo 16 de mayo, para abordar el tema de Mítikah y de otras construcciones en el pueblo de Xoco. Estarán presentes integrantes del Sistema de Aguas de la Ciudad de México; de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema); de la Secretaría de Movilidad, y de la Secretaría de Desarrollo y Vivienda.

Contaban con un permiso temporal

El proyecto de la empresa Mítikah, que inició en 2008, contempla una superficie de 4 mil 799 metros cuadrados y construcción de 3 mil 269 metros cuadrados.

El término de las obras estaba programado para finales de 2019. En algunos sitios de internet de venta de inmuebles se ofrecen los departamentos de Mítikah desde los 5 hasta los 25 millones de pesos.

En las últimas semanas, la empresa inició los trabajos para la construcción de un paso a desnivel desde la avenida Universidad, hasta la entrada de la torre, para lo cual necesitaban talar decenas de árboles ubicados en la calle Real de Mayorazgo.

Leer: Las etapas y las metas del programa de siembra de árboles de AMLO 

El pasado sábado, nueve de sus empleados fueron detenidos por autoridades capitalinas al ser sorprendidos cuando subían los árboles derribados a dos camionetas. Los trabajadores talaron al menos 54 árboles.

Los empleados mostraron un permiso temporal de impacto ambiental, emitido por la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) en noviembre de 2018, el cual necesitaba también la autorización de la Secretaría de Movilidad (Semovi) y la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), pero la empresa no cumplió con ello por lo que la tala de los árboles se hizo de manera irregular.

Fibra Uno, el fideicomiso de inversión en bienes raíces que invirtió en el proyecto de Mítikah, informó que los nueve empleados fueron liberados este martes al determinarse que ellos no cometieron ninguna conducta ilegal, aunque este miércoles la PGJCDMX informó que apelará el auto de no vinculación a proceso de los presuntos responsables.

Asimismo, la Fiscalía Desconcentrada de Investigación de Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana continuará con las investigaciones del caso, a fin de determinar la responsabilidad penal de la persona moral, señalar a otros probables participantes y, del mismo modo, llevarlos ante el juez de control.

Como parte de estas investigaciones, la Procuraduría del Medio Ambiente y del Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México (PAOT), denunció antes dicha fiscalía la tala de 13 árboles más en la misma zona, por lo que ya se iniciaron las indagatorias correspondientes.

En tanto, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, calificó la tala de los 54 árboles como una acción “con dolo” y por encima de la ley, por lo cual aseguró que se harán las investigaciones correspondientes para dictar las sentencias administrativas y penales adecuadas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El arresto de personas protestando contra la monarquía en Reino Unido genera preocupaciones por la libertad de expresión

Activistas critican la actuación policial en los actos que marcan el ascenso al trono del rey Carlos III.
13 de septiembre, 2022
Comparte

Activistas por la libertad de expresión en Reino Unido han calificado los arrestos de manifestantes antimonárquicos tras la muerte de la reina Isabel II como “profundamente preocupantes”.

En los últimos días, la policía de Escocia ha arrestado a dos personas, mientras que en Oxford arrestaron a un hombre, que poco después fue liberado.

Los arrestos se produjeron en eventos de homenaje tras la muerte de la reina y la profanación del rey Carlos III como nuevo monarca británico.

En Londres, donde ya han comenzado las colas para la capilla ardiente, la Policía Metropolitana dijo que la gente “tiene derecho a protestar“.

El domingo, una mujer de 22 años fue acusada de haber contribuido al quebrantamiento de la paz y fue arrestada durante la proclamación de acceso al trono de Carlos III frente a la Catedral de St. Giles en Edimburgo.

Más tarde fue liberada y tendrá que comparecer en el Tribunal del Sheriff de la ciudad escocesa próximamente.

Ese mismo día, Symon Hill, de 45 años, fue arrestado bajo sospecha de que cometió un delito de orden público después de que gritara “¿Quién lo eligió?” durante un acto en torno a la proclamación del rey en Oxford.

La policía local informó que el hombre luego fue liberado y estaba colaborando con los oficiales “voluntariamente”.

“Profundamente preocupante”

El lunes, un joven de 22 años fue arrestado tras ser acusado de quebrantar la paz luego de que supuestamente interrumpiera al príncipe Andrés mientras la procesión real avanzaba por la avenida Royal Mile de Edimburgo.

Ruth Smeeth, directora ejecutiva de Index on Censorship, una organización británica que aboga por la libertad de expresión, aseguró que los arrestos eran “profundamente preocupantes”.

“Debemos evitar que este evento se use, por accidente o diseño, para erosionar de alguna manera la libertad de expresión que los ciudadanos de este país disfrutar”, agregó.

Buckingham Palace

Reuters
Se espera que un gran número de personas acuda a Londres durante los próximos días.

Por su parte, Silkie Carlo, directora de la asociación Big Brother Watch, señaló que los agentes de policía tenían el “deber de proteger el derecho de las personas a protestar tanto como el de facilitar el derecho de las personas a expresar su apoyo, pesar o presentar sus respetos”.

“No es mi rey”

Jodie Beck, oficial de políticas y campañas de Liberty, dijo que era “muy preocupante ver a la policía haciendo valer sus amplios poderes de una manera tan dura y punitiva”.

“La protesta no es un regalo del Estado, es un derecho fundamental“, añadió.

También el lunes, la policía se llevó a un manifestante que sostenía un cartel que decía “No es mi rey” frente al Parlamento, en Londres, antes de la llegada del rey al edificio.

La Policía Metropolitana explicó que le pidieron a un miembro del público en las afueras del Palacio de Westminster que se moviera “para facilitar el acceso y la salida de los vehículos a través de las puertas” e insistió en que el hombre no fue arrestado ni se le pidió que abandonara el área más amplia.

El cuerpo policial también respondió a un video que circula en las redes sociales en el que se escucha a un oficial pidiendo los detalles de un hombre que había levantado una hoja de papel en blanco mostrando la intención de escribir en ella “No es mi rey”.

En el video se escucha al oficial, que supuestamente pertenece a otra fuerza contratada para ayudar a la Policía Metropolitana, decir que el mensaje “puede ofender a las personas”.

Oficiales de policía desplegados a lo largo de la Royal Mile de Edimburgo

EPA
Oficiales de policía desplegados a lo largo de la avenida Royal Mile de Edimburgo.

Una declaración del subcomisionado adjunto Stuart Cundy dice: “El público tiene absolutamente el derecho de protestar y se lo hemos dejado claro a todos los oficiales involucrados en la operación policial extraordinaria que se lleva a cabo actualmente”.

Alrededor de 1.500 militares trabajarán junto con la policía y los delegados civiles para gestionar la gran cantidad de personas que se espera que acudan a Londres esta semana.

El nuevo comisionado de la Policía Metropolitana, Sir Mark Rowley, aseguró que su fuerza enfrentaba un “enorme desafío“.

“Tendremos un evento seguro, pero vamos a poner a miles de oficiales en esto debido al nivel de seguridad requerido y (para garantizar la seguridad de) millones de personas que quieren presentar sus respetos”, explicó.

El portavoz del primer ministro no hizo comentarios sobre los arrestos, pero comentó que este era “un período de luto nacional” para la “gran mayoría” del país.

“Pero el derecho fundamental a la protesta sigue siendo la piedra angular de nuestra democracia”, afirmó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-s2KMg099A4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.