AMLO inicia obra de refinería Dos Bocas; ya hay permiso de Semarnat, asegura Nahle
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

AMLO inicia obra de refinería Dos Bocas; ya hay permiso de Semarnat, asegura Nahle

El presidente reiteró que la construcción de esta refinería es necesaria para que México logre autonomía en materia energética.
Archivo Cuartoscuro
2 de junio, 2019
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró este domingo la construcción de la refinería Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco, reiterando que ésta es necesaria para que México logre autosuficiencia en la producción de petróleo.

El mandatario señaló que se eligió el estado de Tabasco ya que a su terminal marítima de Dos Bocas llega todo el petróleo que se produce en el sureste del país, que equivale a un millón 100 mil barriles diarios de crudo.

Leer: Moody’s advierte riesgos por construcción de Dos Bocas: costará y tardará más de lo estimado

“Esta refinería estará lista en tres años y nos costará 150 mil millones de pesos, ya contamos con los 50 mil que se invertirán este año y nos harán falta los 50 mil de 2020 y los 50 mil de 2021”, refirió.

Por su parte, la secretaria de Energía (Sener), Rocío Nahle, aseguró que se han realizado todos los estudios ambientales requeridos y que para este inicio de obras ya se cuenta con la manifestación de impacto ambiental emitida por la Semarnat con número SGDPA-DGIRA-DGO7172. 

La funcionaria señaló que ya está preaprobado el estudio técnico justificativo para el cambio de uso de suelo y que en 17 días se presentará el estudio de riesgo ambiental y manifestación de impacto ambiental regional, además de que ya se aprobaron los permisos de requerimientos ambientales por parte de las autoridades estatales y municipales.

Agregó que se tienen también los estudios de las condiciones de sitio, hidrológicos, topografía, mecánica de suelos, sismológicos, muestreos de suelo, agua y aire del lugar.

“En materia ambiental se ha tenido todo el cuidado y estamos trabajando en conjunto con las instancias correspondientes”, manifestó.

Expuso que las dependencias citadas trabajan, en conjunto con el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) y la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), para cumplir con el estudio justificativo para el cambio de uso de suelo que está preaprobado y esta semana se entregará el resolutivo final.

Leer: Dos Bocas debe cancelarse, inversión tiene solo un 2% de probabilidad de éxito: IMCO

Nahle señaló que, con la construcción de la refinería, México volverá a ser protagonista en la producción de petróleo y combustibles, además de que la inversión que se hará en ésta se recuperaría en 4 o 5 años si se opera correctamente. 

Generación de empleos y autonomía energética

El presidente de México destacó que la refinería impulsará no solo a la economía de tabasco sino también a la del todo el sureste, una región que en los últimos años no ha tenido un crecimiento económico como en el norte, bajío y centro del país.

De acuerdo con el presidente, la construcción de la refinería también beneficiará en la generación de empleos para Tabasco y el sureste, “se van a ocupar más de 20 mil trabajadores desde el inicio y se van a abrir bolsas de trabajo para que se apunten libremente los trabajadores y especialistas que quieran participar”.

Leer: Estos son los 6 requisitos que Pemex debe cumplir para construir la refinería en Dos Bocas

Con relación a esto, el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, señaló que se contratará la mayor cantidad posible de empresas y mano de obra local y se realizarán obras hidrológicas en la zona de impacto que darán beneficios a la población.

López Obrador hizo hincapié en la dependencia de México con otros países para la adquisición de combustibles.

“Actualmente estamos consumiendo alrededor de 800 mil barriles diarios de gasolina, de los cuales producimos solo 200 mil y compramos cerca de 600 mil (…) de los cuales el 95% se adquieren de Estados Unidos”, señaló.

Por ello el presidente calificó como necesaria la construcción de esta refinería en la que se planean producir 340 mil barriles de crudo al día y 170 mil de gasolina.

Agregó que con la construcción de Dos Bocas y la remodelación de las otras seis refinerías, México por fin alcanzará autonomía y autosuficiencia energética en los próximos años y prometió que durante este proceso no aumentará el precio de los energéticos.

Para finalizar su discurso, el presidente dijo que aprovechaba su presencia en Tabasco para mandar un mensaje a Estados Unidos: “El gobierno de México es amigo del gobierno de Estados Unidos; el presidente de México quiere seguir siendo amigo del presidente Donald Trump, pero sobre todo los mexicanos somos amigos del pueblo estadounidense. A ellos me dirijo desde Paraíso, Tabasco, juremos que nada ni nadie separe nuestra bonita y sagrada amistad”.

Obra que inicia entre cuestionamientos

Desde hace meses el presidente López Obrador se comprometió a terminar la refinería en mayo de 2022 y dijo en un inicio que u construcción constaría 160 mil millones de pesos.

Leer: Hace más de 40 años Pemex construyó su última refinería

La última refinería que Pemex construyó fue inaugurada hace 40 años, en 1979, con el entonces presidente José López Portillo.

Sin embargo la construcción de Dos Bocas ha sido cuestionada por organizaciones y especialistas.

La calificadora Moodys estimó que la construcción de la refinería de Dos Bocas costará más de 12 mil millones de dólares debido a la falta de experiencia de Pemex.

Según la calificadora esta falta de experiencia propiciará que “el proyecto termine costando más y tomando más tiempo de lo que se anticipa, colocando más presiones sobre los recursos fiscales”.

También, en abril pasado, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) realizó un análisis sobre la viabilidad del proyecto y propuso al gobierno de México cancelar la construcción de la refinería pues la inversión total de 160 mil millones de pesos, solo tiene el 2% de probabilidad de éxito.

Para llegar a tal conclusión, el IMCO creó un modelo financiero, con base en los lineamientos establecidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y estudió 30 mil escenarios a través de una simulación Montecarlo.

Según el IMCO la construcción de la refinería en Tabasco “tiene una alta probabilidad de ser un obstáculo para alcanzar” los objetivos de crecimiento económico de Pemex.

La refinería que el gobierno Federal pretende construir en Dos Bocas, Tabasco, como uno de los principales compromisos del presidente Andrés Manuel López Obrador, debe cumplir con seis permisos antes de iniciar la obra, de acuerdo con la legislación en el país.

Esto significa cumplir con los establecido en las leyes generales de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, de Desarrollo Forestal Sustentable, la Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos y la Ley de Responsabilidad Ambiental, con la intervención de la Semarnat, la Secretaría de Energía y la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA).

“El presidente manda al diablo a las instituciones”: PAN

El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, señaló que con el inicio de las obras de Dos Bocas, el presidente de la República “está mandando al diablo a las instituciones y todo lo que no coincide con él, pues hoy no debería estar promoviendo ninguna acción de gobierno ya que una gran parte del país está votando”.

Cortés señaló que Acción Nacional presentará todas las quejas que sean necesarias de este proceso ante las instancias como el INE y Tribunal electoral.

Este domingo se elige en Baja California y Puebla a gobernador, y en Aguascalientes, Durango, Tamaulipas y Quintana Roo para renovar los congresos locales y alcaldías.

El pasado 28 de mayo la Comisión de Quejas del INE ordenó suspender la transmisión de la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador en las redes sociales de Presidencia. Así como en los canales públicos y privados de televisión, y en las estaciones de radio de los seis estados donde habrá elecciones el próximo domingo.

La Comisión tomó esta decisión de manera unánime tras la queja presentada por el PAN en la que se considera a la difusión de las conferencias como un acto de “propaganda gubernamental que podría incidir indebidamente” en los comicios.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Día de Muertos: Pomuch, el pueblo de México donde sacan los cadáveres para limpiar sus huesos

La tradición de un pequeño pueblo en Campeche de limpiar los restos de sus familiares antes de cada 1 de noviembre atrae la atención desde hace décadas incluso de turistas.
1 de noviembre, 2021
Comparte

Atención: este artículo contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad de algunos lectores.

Al entrar por primera vez en el cementerio de Pomuch es probable sentirse incómodo e incluso asustado al creerse observado por la atenta mirada de decenas de cráneos.

Aunque, durante esos primeros minutos de la visita, la persona que pasea por los estrechos y laberínticos callejones de este camposanto puede estar más preocupada incluso por no tocar y mucho menos tirar al suelo involuntariamente alguna de las cajas que contienen -y muestran- los huesos de los cadáveres.

Porque sí, en este poblado del estado de Campeche, en el sureste mexicano, los restos óseos de los fallecidos descansan todo el año en cajas entreabiertas que reposan en sus nichos del cementerio.

Sin embargo, es en esta época del año, justo antes del Día de Muertos, cuando sus vecinos protagonizan otra curiosa tradición que atrae a cientos de turistas: la limpieza de los huesos de sus familiares.

Este ritual, que en maya se conoce como Choo Ba’ak, se celebra en el pueblo desde hace al menos 150 años, según Hernesto Pool, promotor local de esta tradición.

“Nos basamos en la cosmología maya, que aseguraban que los muertos tenían más allá de una vida. Con esta tradición de tenerle culto a los muertos, entendemos que existe vida después de la muerte, que existe el paso del inframundo y luego regresa de nuevo”, le explica a BBC Mundo.

Cráneo en cementerio de Pomuch

Marcos González

El proceso de limpieza

Pomuch pertenece al municipio de Hecelchakán, un caluroso y tranquilo lugar en la península de Yucatán.

Map

El ambiente relajado que se percibe en su cementerio ayuda a que, pasados unos minutos, vaya desapareciendo ese impacto inicial durante una primera visita al lugar.

Desde mediados de octubre, parientes de los fallecidos acuden para hacer la limpieza de huesos de sus difuntos y tenerlos listos para el 31 de octubre y 1 de noviembre, días en los que se cree que regresan los niños y los adultos respectivamente.

Cementerio de Pomuch.

Marcos González

Las familias conversan tranquilamente entre sí mientras lo realizan. La mayoría trae flores y velas para adornar el nicho y también bellos paños bordados o pintados con flores y el nombre del difunto, sobre el que reposarán los huesos limpios y que permitirá retirar el usado el año anterior.

“Con la limpieza es como si se les bañara y con el nuevo paño es como cambiarles la ropa, porque están a punto de venir de visita y tienen que estar preparados. Las veladoras se ponen para que vean el camino y puedan regresar con nosotros”, cuenta Ricardo Yam, quien trabaja pintando los nichos y que se encarga cada año de limpiar los huesos de uno de sus gemelos, fallecido al nacer hace 28 años y por el que se sigue emocionando cuando lo recuerda.

Ricardo Yam

Marcos González
Ricardo Yam trabaja como pintor en el cementerio de Pomuch.

A algunos vecinos, sin embargo, les resulta duro ocuparse personalmente de limpiar los huesos de sus familiares, por lo que piden ayuda a personas como Venancio Tuz, sepulturero del cementerio.

Con asombrosa rapidez y tranquilidad, don Venancio limpia de manera mecánica el conjunto de huesos de quien se lo pide en menos de 15 minutos.

Uno a uno, va retirando el polvo de cada hueso con ayuda de una brocha y los vuelve a depositar en su caja sobre el paño nuevo.

Limpieza de huesos

Marcos González

“El orden para limpiarlos es como si ellos estuvieran parados (de pie), de abajo para arriba. Por eso a los lados de la caja van las costillas, luego los huesos de pierna y brazos, y lo último es el cráneo que va arriba en el centro. El cabello, como ve, nunca se pierde”, relata a BBC Mundo, sin dejar ni un minuto su trabajo.

El sepulturero cuenta que al menos deben pasar tres años desde la muerte de la persona para poder realizar la primera limpieza de huesos, una vez que el cuerpo se ha descompuesto.

Don Venancio

Marcos González
Don Venancio lleva 20 años limpiando huesos de cadáveres del cementerio.

Entiende que su trabajo no sea apto para todos. Cuenta que realizarlo “costaba al principio”, pero que ya está más acostumbrado tras 20 años dedicándose a ello. Durante estas semanas puede llegar a limpiar hasta 15 cuerpos al día. A cambio, pide 30 pesos (US$1,5).

Frente a él, dos jóvenes extranjeras observan el ritual en silencio mientras graban con su teléfono. Hay más localidades en la zona con tradiciones similares, pero es Pomuch la que atrae más atencion de turistas, especialmente desde que su práctica fue nombrada Patrimonio Cultural Intangible del estado de Campeche en 2017.

Cráneo en cementerio de Pomuch

Marcos González

El futuro de la tradición

Uno de los cuerpos limpiados por don Venancio es el del hermano de Carmen Naal. Ella dice que normalmente se suele encargar su marido, pero que este año decidió pedir ayuda al sepulturero ante el poco tiempo que quedaba para el 1 de noviembre.

“Además, esta vez están más sucios de lo habitual porque el año pasado no pudimos hacerlo por la pandemia y porque falleció mi mamá. Así que este año no podíamos faltar”, comparte con una sonrisa.

Carmen Naal

Marcos González
Carmen Naal acudió al cementerio para preparar a todos sus familiares tras no poder hacerlo en 2020 por la pandemia.

Esta vecina de Pomuch habla con pasión de esta tradición de la que siente gran orgullo. Para ella, la limpieza de huesos es un momento “muy íntimo y cercano, sientes como que estás abrazando con amor de nuevo a tu familia”.

La visita a este cementerio está marcada también por los alegres y llamativos colores que decoran los nichos, muchos de los cuales son pintados de nuevo antes del Día de Muertos.

“Se pintan y limpian como si fuera una casa en miniatura. Es como si los muertos se cambiaron de casa y hay que visitarles”, compara Naal.

Cementerio de Pomuch.

Marcos González
Cementerio de Pomuch.

Marcos González

Ella se muestra esperanzada de que la tradición no desaparezca con las nuevas generaciones y asegura que a sus hijos les ha inculcado que quiere que sigan la tradición con ella una vez que muera, pero lo cierto es que apenas se ven jóvenes en el cementerio.

Una de ellas es María José, una adolescente que acompaña a su mamá y que asegura que continuará la tradición cuando ella no esté.

Ligia y M. José

Marcos González
Ligia se esfuerza en que su hija María José continúe con la tradición de la limpieza de huesos.

Su madre, Ligia Pool, asiste a una de las limpiezas que probablemente sea más impactante: la de un bebé.

De su hija, fallecida recién nacida hace tres décadas, se conservan pocos restos pero se adivina su edad por el tamaño de los mismos y unas pequeñas botitas de tela que luce en la limpieza.

“Platicamos con ellos, es como si los tuviéramos con nosotros. Murió su cuerpo, pero la persona sigue con nosotros y estos días son para festejarlos a ellos. Por eso los padres inculcamos esta tradición a los hijos, yo le digo a la niña: ‘esta es tu hermana, aquí está con 30 años, como si fuera ayer…'”, dice conteniendo el llanto.

Cuando se le pregunta a Hernesto Pool si comprende que muchas personas no entiendan su tradición, responde sin dudar. “Esto no es algo macabro, no es algo de miedo. En Pomuch no se adora a la muerte, se le respeta y se da el valor que merece, que es el paso de la vida”.

Cráneo en cementerio de Pomuch

Marcos González

Sea como fuere, quienes ocupan este cementerio continuarán tras el Día de Muertos asomando parte de sus cráneos desde sus cajas como símbolo de que “están en vigilancia, pendientes de nosotros con su mirada al frente y viendo hacia nuestro mundo”, según el promotor local.

Es en esa posición que esperarán por 12 meses a ser meticulosamente limpiados por sus seres queridos. “Y es que yo creo que los muertos de Pomuch no mueren hasta que nosotros los olvidamos. Por eso la importancia de esta tradición”, concluye Pool.

Cementerio de Pomuch.

Marcos González

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=LW8WQHf7jBo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.