Hay acuerdo con Trump... pero el gobierno de AMLO aún encara una tendencia económica negativa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Hay acuerdo con Trump... pero el gobierno de AMLO aún encara una tendencia económica negativa

El gobierno ha enviado "señales de incertidumbre" a los mercados e inversionistas con decisiones como cancelar el aeropuerto en Texcoco o insistir en la construcción de la refinería Dos Bocas.
Cuartoscuro
9 de junio, 2019
Comparte

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador aún debe hacer frente a una tendencia económica negativa en el país, a pesar de que se alcanzó un acuerdo con Estados Unidos y se logró suspender la aplicación de aranceles a los productos mexicanos, aliviando los temores de una guerra comercial.

“Sentimos que está bien la economía”, dijo López Obrador este 7 de junio. Sin embargo, reportes oficiales y las agencias calificadoras ponen en entredicho la afirmación del presidente, y la expectativa es que al menos este año México no cumpla con las metas planteadas por la propia administración federal.

Valeria Moy, economista, comentó a Animal Político que si bien en el primer trimestre los datos fueron negativos, todavía no se puede decir que hay una recesión económica, o incluso ser alarmistas y anticipar que habrá una crisis. Lo que hay en este momento es una contracción, dijo, lo que se conoce como una desacelaración de la economía.

Entre otras razones, explicó, porque el gobierno ha enviado “señales de incertidumbre” a los mercados e inversionistas, cambiando las reglas del juego y tomando decisiones como cancelar el aeropuerto en Texcoco y las subastas eléctricas, o insistir en la construcción de la refinería Dos Bocas y las pistas en Santa Lucía, pese a las voces del sector privado que cuestionan los resultados que puedan tener dichos proyectos.

Leer >> Dos Bocas debe cancelarse, inversión tiene solo un 2% de probabilidad de éxito: IMCO 

Analistas del sector energético coincidieron respecto a la incertidumbre, la falta de un plan convincente para rescatar y darle sustentabilidad a Pemex, ya que las calificadoras consideran que su esfuerzo aún es insuficiente.

Malas calificaciones e indicadores a la baja

El miércoles pasado, la agencia calificadora Fitch redujo un nivel la calificación sobre la deuda soberana de México, mientras que Moody’s cambió su perspectiva de estable a negativo.

En ambos casos, las agencias apuntaron hacia Pemex y su problema de deuda y producción, como un factor que juega en contra del país, que pone en duda su capacidad de pago hacia el futuro.

Leer: La crisis de Pemex pone en riesgo la estabilidad económica de México, dice la OCDE 

Lo anterior, además de los factores de la tensión comercial con Estados Unidos, y los “niveles menores de inversión que reflejan una confianza menor de las empresas” en el país.

Apenas un día después de ese anuncio, las mismas agencias bajaron la calificación y perspectiva de la petrolera

Para Fitch, la empresa perdió su grado de inversión (mismo que mantiene con Moody’s y S&P), lo que el gobierno de López Obrador, que ha apostado por el rescate de Pemex, reprochó como un enfoque “desafortunado”.

Leer: ¿Qué son las calificadoras y qué significa que la perspectiva de México cambie de estable a negativa? 

A esos reportes de las calificadoras se suman datos recientes que dio a conocer el Inegi, sobre la economía mexicana.

“Ya sabíamos que las cifras de consumo e inversión para marzo serían malas, pero no que tan mal”, opinó el economista Jonathan Heath, en su cuenta de Twitter.

El consumo de los hogares cayó 1.5% respecto al mes anterior, la inversión en maquinaria y construcción disminuyó 3.0%, y la actividad económica global del país (IGAE) disminuyó 0.6% en marzo.

Otro punto a considerar, ya que repercute en el crecimiento económico, es que en abril la inversión física, el gasto en infraestructura, fue de 41,645.3 millones de pesos, 27.3% menos que el mismo mes del año pasado. 

Al hacer una comparación por cuatrimestre, fue 16.8% menor, lo que habla de que, por ahora, la infraestructura no ha detonado como un factor para detonar la economía, el mercado interno y el empleo.

Un dato más:  en la encuesta presentada por el Banco de México, entre 39 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero, solo el 5% consideró en abril que era un buen momento para invertir en México… y esa cifra cayó a cero en mayo. 

Un 62%, en cambio, consideró que es un mal momento para hacer inversiones en el país.

Niveles como el de la crisis mundial de 2009

El Producto Interno Bruto (PIB) de México registró un retroceso de 0.2% en el primer trimestre de 2019, comparado con el último trimestre de 2018.

En su comparación anual, registró un incremento real de apenas 0.1%, la peor cifra para un primer trimestre del año desde 2009, cuando se dio una reducción anual de -5.5%, en medio de una crisis mundial.

Para que se considere que hay una recesión económica, deben presentarse dos trimestres consecutivos del PIB a la baja.

Según apuntó el economista Enrique Quintana, en una columna en El Financiero, la cifra que se considera usualmente es el comparativo anual, así que de momento quedaría descartada una recesión, dado que la última cifra fue de crecimiento, raquítico, pero alza de 0.1%.

Si solo se analizan las actividades secundarias, que comprenden minería, construcción, industrias manufactureras, generación de energía eléctrica y gas, la variación anual sí suma dos trimestres consecutivos a la baja, de -0.8% y -2.1 en el primer trimestre de 2019, esta última, la caída más pronunciada también desde 2009.

Por otro lado, la actividad primaria, de agricultura, ganadería y pesca, creció en el primer trimestre del año 5.6%, el incremento anual más importante desde 2014.

El propio Quintana en la columna ya mencionada señaló que en términos generales se está enfrentando un virtual estancamiento, sin que se vislumbre que el presidente López Obrador pueda cumplir su apuesta de crecer en 2019 a una tasa de 2% o más.

Pronósticos, también a la baja

El Banco de México, el 29 de mayo pasado, revisó a la baja la perspectiva de crecimiento de la economía mexicana para 2019, tal como lo hicieron antes la OCDE, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

La propia Secretaría de Hacienda, en sus precriterios para 2020, anticipó un crecimiento real anual del PIB de 1.6% para 2019, y de 1.9 para el próximo año, aunque acotó que eran estimaciones inerciales que “no consideran los efectos de la estrategia de desarrollo económico de la actual administración ni otros factores que pueden implicar un mayor crecimiento”.

De una expectativa de entre 1.1 y 2.1%, el Banco de México pasó a una de entre 0.8 y 1.8%, por una desaceleración “más marcada de lo previsto” en el primer trimestre, según dijo el gobernador de dicho organismo, Alejandro Díaz.

El comportamiento reciente de algunos indicadores, apuntó, refleja que “tenemos un entorno marcadamente incierto para la actividad económica”.

Aun así, dijo que para los próximos trimestres se anticipa que la economía mexicana retome una senda de crecimiento, por lo que para 2020 el Banco de México mantiene un pronóstico de crecimiento de entre 1.7 y 2.7%.

Heath, subgobernador del Banco de México, dijo que la economía mexicana no está en una recesión, “y no estamos necesariamente a punto de entrar en esta recesión, y si es que hubiera una recesión, creo que sería muy ligera, de muy poca duración y sería cuestión pasajera”.

Ante la baja en las calificaciones, por un lado, el presidente López Obrador rechazó los dictámenes de las agencias, acusando que usan metodologías caducas, del “periodo neoliberal”, que no consideraban su lucha contra la corrupción.

La Secretaría de Hacienda, en tanto, acusó a Fitch de usar un enfoque equivocado, porque por un lado señala que la deuda de Pemex representa pasivos contingentes para el Gobierno Federal, es decir, mayor endeudamiento del gobierno al respaldar a la empresa, y por el otro le recrimina un apoyo insuficiente a la petrolera.

“Esta acción sobre la calificación soberana de México y de Pemex se da aun cuando se ha demostrado el apoyo total del Gobierno Federal a la empresa y se está trabajando en dar una solución a los problemas estructurales y financieros de esta”, refirió Hacienda.

“En este sentido, el Gobierno de México reitera su compromiso con Pemex y seguirá apoyándola para consolidarse como una empresa eficiente y rentable en el mediano y largo plazo, mediante medidas estructurales y de liquidez”.

Leer: ¿La economía está requetebien, como dice AMLO? Estos son los indicadores para medirlo

Qué pasa con Pemex

Arturo Carranza, consultor energético de Mercury LLC, mencionó que uno de los factores que influyen en la baja de la calificación de Pemex, a diferencia de lo ocurrido en el sexenio anterior, es que López Obrador ha desdeñado la asociación con privados, para proyectos de exploración y producción, cancelando rubros como las rondas de licitación 3.2 y 3.3.

“Lo que dicen las calificadoras es que el presupuesto público no alcanza para las necesidades de la petrolera, lo cual es cierto”, apuntó Carranza. “Por otro lado, señalan la necesidad de permitir que Pemex se asocie con los privados”.

López Obrador ha criticado que, con la reforma energética que se aprobó con Peña Nieto, no se aumentó la producción petrolera y fue un fraude. Sin embargo, desde la perspectiva de Carranza, las asociaciones con privados requieren tiempo para rendir frutos.

“Los proyectos en que Pemex se asoció con privados, son proyectos que,v   para poder materializar producción, producción nueva, tienen que pasar por un proceso de exploración y de desarrollo, no pueden empezar a producir de la noche a la mañana”, comentó.

En ese punto coincidió con la comisionada Alma América Porres Luna, de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, que al comparecer en el Senado en febrero dijo que había 112 contratos -que el presidente prometió respetar- de asociación de Pemex con empresas privadas nacionales y extranjeras, muchos de ellos aún en fase exploratoria y sin alcanzar su potencial de producción de petróleo.

Aunque fueron canceladas las rondas de licitación, y López Obrador ha insistido en su discurso nacionalista sobre Pemex, este 7 de junio la petrolera anunció que la empresa noruega Borr Drilling ganó mediante concurso un contrato relacionado con un conjunto de pozos.

Además, la petrolera indicó que “muy pronto se darán a conocer los términos y condiciones bajo los que se estarán concursando los proyectos de Pemex Exploración y Producción (PEP) para lo que resta de este y el siguiente año”.

Otro aspecto que quieren las agencias calificadoras, consideró Carranza, es que Pemex defina un programa de negocios donde la prioridad sea la exploración y producción, y no la línea de refinación, a la que también está apostando la administración del presidente López Obrador, con la refinería de Dos Bocas y el plan de rehabilitar el resto de las refinerías del país.

Alejandra López, subdirectora de la plataforma de análisis Pulso Energético, mencionó a Animal Político que es positivo el plan de Pemex, de aumentar su producción con la explotación de 22 campos este año, en aguas y en la zona terrestre de Veracruz, Tabasco y Campeche.

Leer: Producción de Pemex baja en abril; AMLO promete que la empresa será palanca del desarrollo desde 2022  

Sin embargo, ambos analistas consultados mencionaron que la baja en la calificación de Pemex presiona al gobierno y a la petrolera para plantear una estrategia más ambiciosa y detallada, que indique si la inversión en esos campos o en otros espacios aún por explorar, además de los proyectos de refinación, se harán con privados o solo con recursos públicos.

En el primer trimestre de 2019, respecto al mismo periodo de 2018, Pemex redujo su producción de crudo 11.8%, y su nivel de procesamiento o refinación, 6.6%.

Los ingresos totales por ventas y servicios disminuyeron 10.4%; la venta de gasolina, en específico, tuvo una baja de 8%.

Su deuda financiera neta total al 31 de marzo de 2019, respecto al 31 de diciembre de 2018, aumentó 2.9%.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Los recolectores de cocaína' de Rotterdam: la vida de los jóvenes que descargan droga que viaja de América Latina a Europa

Delincuentes juveniles arriesgan sus vidas para descargar la droga que se envía desde el otro lado del Atlántico.
2 de diciembre, 2021
Comparte

Es un negocio criminal al alza.

El aumento en el volumen de cocaína enviada desde América Latina hacia Países Bajos, a través del puerto de Rotterdam, ha incrementado también el número de jóvenes empleados por las organizaciones delictivas para recoger la droga oculta en los fletes.

La BBC ha podido ver el peligroso trabajo de los llamados “recolectores de cocaína”, que actúan como enlace con las cadenas de suministro de droga en Europa.

Short presentational grey line

BBC

El monitor muestra una docena de figuras oscuras que corren en fila con precisión militar hacia un contenedor de carga en el puerto de Rotterdam.

El cargamento de fruta tropical colombiana quizá haya sido ya descargado, pero esta caja de metal de 12 metros de largo entre los miles de contenedores idénticos aún tiene mercancía en su interior: 80 kilos de cocaína ocultos en un refrigerador, con un valor en el mercado de alrededor de 4 millones de euros (US$4,52 millones).

La misión de los recolectores es sacar la droga del contenedor y alejarla de los muelles. Luego será enviada a capitales europeas como Ámsterdam, Berlín o Londres.

“El puerto es una mina de oro”, asegura un hombre encapuchado cuando lo entrevista el periodista Danny Ghosen en la cadena holandesa VPRO.

“Puedo ganar un buen dinero cerca de casa… y siempre hay trabajo”.

Es uno de los jóvenes empleados por poderosas bandas criminales.

“Cada encargo es diferente”, afirma. “Un jefe te dice ‘vais a ganar tanto a repartir’; otros dicen ‘os quedaréis parte de la droga para venderla vosotros'”.

2.000 euros por kilo

Un recolector puede ganar alrededor de 2.000 euros (US$2.260) por cada kilo de cocaína que descarguen. Y el negocio está en alza.

“Los descubrimos hace unos dos años”, afirma Andre Kramer, propietario de una compañía logística en el puerto.

“Había uno o quizá dos y los veías un par de veces al año. Pero en los últimos seis meses los grupos han crecido. Son 10 ó 12 personas y actúan 3 ó 4 veces por semana”.

El aumento en el tráfico está haciendo los métodos de los recolectores más sofisticados.

A veces, no sacan la cocaína del puerto, sino que la trasfieren a otro contendor señalado por las bandas con la ayuda de alguien de dentro. La mercancía saldrá entonces del recinto portuario en un camión. En otras ocasiones, las bandas esperan dentro del puerto los cargamentos de droga.

“Recientemente encontramos tres contenedores hotel”, cuenta Kramer. “Los recolectores pueden pasar días allí. Comen, beben y hacen sus necesidades dentro. Encontramos colchones, botellas de agua vacías y envases de comida.

Un contenedor vacío con botellas vacías y otros restos de la presencia de los recolectores.

BBC
Los restos de la presencia de los recolectores de droga.

Pero ocultarse en un contenedor a la espera de que el camino esté despejado puedes ser extremadamente peligroso.

A comienzos de septiembre, nueve jóvenes se vieron atrapados después de que se atrancara la puerta del contenedor en el que se ocultaban, en parte lleno con troncos.

“Si te encierras con cosas como madera o fruta, que consumen oxígeno, quedará menos aire para la gente dentro”, explica Jan Janse, jefe de la policía de puerto de Rotterdam.

Pese a que normalmente las bandas se aseguran de que los contenedores se pueden abrir desde dentro, esta vez algo salió mal y los recolectores quedaron atrapados.

En medio del pánico los recolectores llamaron al 112 para pedir ayuda.

“Teníamos esa información de que nueve personas iban a morir en un contenedor, pero en una terminal con 100.000 contenedores, y los propios recolectores no sabían exactamente dónde estaban”, dice Janse.

“Tuvimos que buscar en todas las instalaciones, con helicópteros, un montón de policía, agentes de aduanas, bomberos y ambulancias. Tuvieron suerte de que los encontráramos a tiempo”.

Tardaron 4 horas en encontrarlos. Algunos de los hombres tuvieron que ser hospitalizados por dificultades respiratorias. Por motivos de seguridad, Janse, que lleva siete años como jefe de policía del puerto, prefiere no revelar cómo encontraron a los recolectores.

“Dejémoslo en que hicimos algunas cosas inteligentes”, dice.

Un negocio al alza

En 2014 las autoridades interceptaron más de 5.000 kilos de cocaína en el puerto. En 2020 esa cifra había crecido hasta los 41.000 kilos.

Droga incautada.

Getty Images
La cantidad de droga interceptada no deja de aumentar.

“Estimamos que este año van a ser 60.000”, pronostica Janse. “Cada año batimos el récord. No estoy orgulloso. Está bien que aprehendamos la cocaína, pero llega una enorme cantidad”.

Y la que se descubren en el puerto representa solo una mínima parte de este tráfico ilícito.

En septiembre, 110 recolectores fueron capturados en el área portuaria en solo una semana. Pero, a menos que los pillen con las manos en la masa, el único riesgo para ellos es una multa de menos de 100 euros (US$113). Algunos llevan el dinero en efectivo para pagar al instante en caso de que los atrapen.

“Decimos que estamos dando un paseo, que nos fascinan los contedeores”, confiesa el joven que vive de descargar la droga que llega.

Rotterdam

Getty Images

Con sus 42 kilómetros de largo, el de Rotterdam es el puerto marítimo más grande de Europa. Más de 23.000 contenedores de carga se procesan aquí cada día.

Hay algo imprescindible para los recolectores de cocaína y las redes del narcotráfico que llegan aquí: la corrupción.

“Si viene aquí mañana, le garantizo que puede hacerse con uno de los pases de seguridad. Solo dígale a un trabajador que le pagará 500 euros (US$565) si le presta el suyo”, dice el recolector de droga.

“Es difícil hacer nuestro trabajo sin alguien de dentro, como un agente de aduanas. Puede que saque de la lista un contenedor que debía ser inspeccionado”.

Con quienes se rehúsan a cooperar, los recolectores usan la intimidación.

“Cuando un agente de aduanas dice que no, amenazas a sus hijos. Entonces dice que sí muy rápido”, cuenta el joven encapuchado.

Kramer asegura que sus empleados están bajo presión porque están a la vista de quienes trabajan para el crimen organizado.

“Hay gente a la que se han acercado en su casa para decirles que coloquen contenedores en un lugar concreto, como junto a una valla”, cuenta. “Y he tenido gente que ha renunciado. No quieren trabajar aquí más; están asustados”.

Short presentational grey line

BBC

El fiscal jefe de Rotterdam, Hugo Hillenaar, está familiarizado con estas historias.

“Gran parte de la delincuencia en la ciudad guarda relación con el problema de la droga en los muelles”, afirma. “Tenemos un tiroteo casi cada día. La violencia está aumentando”.

Y las sangrientas repercusiones del tráfico de cocaína en todo el país también aumentan, incluida el asesinato a plena luz del día en Ámsterdam de Peter R de Vries, el más famoso periodista de investigación holandés.

“Las mafias están muy bien organizadas. Tienen su CEO, sus recursos humanos, personal y captadores”, dice Nadia Barquioua, fundadora de JOZ, una organización de apoyo a los jóvenes.

JOZ desarrolla su labor en la orilla sur de Rotterdam, una de las zonas urbanas más deprimidas del país y hogar de muchos de los recolectores de droga. Más de una cuarta parte de su población tiene menos de 23 años y más de la mitad es de origen inmigrante.

En las décadas de 1960 y 1970, migrantes se instalaron aquí atraídos por las oportunidades de empleo en el puerto. Pero cuando la actividad industrial se desplazó al oeste y el trabajo aquí se acabó, quienes pudieron permitírselo se marcharon, dejando un vecindario en el que muchos hogares son ahora de bajos ingresos.

JOZ se centra en escuelas, clubes y centros comunitarios en un intento de alejar a los jóvenes de la delincuencia.

“Debemos enseñarles que ganar dinero de una manera normal es mucho más seguro y que tienen oportunidades en la ciudad”, expica Barquioua.

“Es mas fácil criar niños felices que enderezar a hombres rotos”.

Y en el puerto de Rotterdam hay cada vez más recolectores de droga.

“Tenemos chicos de 14 y 15 años haciendo ese trabajo y eso es preocupante”, dice Hillenaar. “Son cada vez más y más jóvenes”.

A shipping container lift in the Port of Rotterdam

BBC

Ahora que se acerca la Navidad y en la ciudad se habla de una “blanca Navidad”, no precisamente por la nieve, Hillenaar tiene un mensaje para los consumidores de cocaína.

“Cada día se esnifan 40.000 rayas de cocaína en la ciudad. Cada raya que esnifas tiene una detrás una historia de extorsión, violencia y muerte”.

El fiscal confía en que un cambio legal que está previsto para 2022 sirva como disuasión para los recolectores.

Prescinde de las multas e impone una pena de prisión de hasta un año a toda persona no autorizada que se encuentre en la zona portuaria. Pero, dadas las grandes cantidades de dinero en efectivo que se pueden ganar como recolector, no todos están convencidos de que vaya a funcionar.

“Honestamente, no creo que vaya a detenerse la llegada de droga hacia el puerto de Rotterdam”, dice Kramer.

Contenedores en el puerto de Rotterdam.

Getty Images
El puerto de Rotterdam es el mayor de Europa.

También le preocupa que aumentar el castigo y amenazar con penas de prisión pueda conducir a un aumento de la violencia.

“Hoy los recolectores se retiran silenciosamente. Pero va a ser duro cuando usen cuchillos, armas o lo que sea para escapar. No queremos esa especie de salvaje oeste en nuestra terminal”.

Para algunos jóvenes, el riesgo de acabar en la cárcel puede hacer que se lo piensen dos veces antes de enfundarse en la ropa oscura de los recolectores y colarse en los depósitos de contenedores. Pero dado lo mucho que se ofrece, otros no serán disuadidos tan fácilmente. Saben que son un eslabón vital en la cadena del negocio del narcotráfico hacia Europa. Y ese negocio no tiene visos de agotarse pronto.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RoLkevaKAvg&t=19s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.