Con 17,500 asesinatos, el primer semestre de AMLO es el más violento de los últimos sexenios
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Con 17,500 asesinatos, el primer semestre de AMLO es el más violento de los últimos sexenios

Mayo es el mes con el total más alto de homicidios y feminicidios y el segundo con mayor tasa del actual sexenio. Nuevo León, Tabasco y CDMX con el mayor repunte de crímenes
Cuartoscuro
21 de junio, 2019
Comparte

El descenso de la violencia homicida que se habría registrado en abril se revirtió en mayo. El mes cerró con un promedio de 96 asesinatos diarios, un incremento respecto a los 93 diarios del mes pasado. Con ello el primer semestre del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador cierra como el de más violento registrado: 17 mil 500 personas asesinadas.

Los datos actualizados del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) arrojan que en mayo se registraron 2 mil 903 víctimas de homicidio doloso y  76 de feminicidio, para un total de 2 mil 979 personas asesinadas. Ello equivale a un promedio diario de 96 casos diarios.

Leer: Abril, el primer mes del gobierno de AMLO en que se reducen los homicidios; bajan 3%

El saldo interior impidió que por segundo mes consecutivo se registrara un descenso en la violencia, luego de que en abril se contabilizara un promedio diario de 93  casos, que en ese momento era una disminución respecto a los 94 asesinados diarios de marzo.

Los 2 mil 979  homicidios y feminicidios de mayo es el total mensual más alto de victimas en lo que va del sexenio. No obstante, febrero sigue siendo el mes más violento pues si bien se registraron 2 mil 877 víctimas, ellas se repartieron en solo 28 días, lo que representó un promedio diario de 102 personas asesinadas.

Cabe señalar que en comparación con mayo de 2018, en donde se registraron 2 mil 975 víctimas de homicidio, lo registrado en mayo de 2019 es ligeramente superior, aunque tomando en cuenta el factor población la tasa mensual fue prácticamente la misma: 2.3 casos por cien mil habitantes.

Semestre rojo

Con las cifras de mayo se cierra el primer semestre de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. El balance total es de 17 mil 500 personas asesinadas entre diciembre de 2018 y mayo de 2019, de las cuales 17 mil 11 corresponden a casos de homicidio doloso y 489 a feminicidios.

Respecto a los tres sexenios pasados los datos oficiales del Secretariado solo permiten hacer la comparación en cuanto a carpetas y averiguaciones previas iniciadas por el delito de homicidio doloso. El resultado arroja que el semestre de arranque de López Obrador es el de mayor violencia oficialmente registrado.

Leer: UNICEF alerta sobre aumento de homicidios de menores en México y normalización del castigo corporal

En los primeros seis meses de gobierno del presidente Vicente Fox la tasa fue de 7.12 casos de homicidio doloso por cada cien mil habitantes; en el primer semestre de Felipe Calderón el balance fue de 4.89 averiguaciones; en el primer semestre del gobierno de Enrique Peña Nieto el registro fue de 8.01 casos; mientras que en el los primeros seis meses del actual  sexenio la tasa es de 11.51 casos.

NL y CDMX, entre los de mayor crecimiento

Si se comparan los primeros seis meses del sexenio de López Obrador con el periodo inmediato anterior, es decir con el semestre de diciembre de 2017 a mayo de 2018, se advierte un ligero crecimiento en la tasa de homicidios, pues esta pasó de 11.03 casos a los ya mencionados 11.51 casos por cien mil habitantes.

No obstante al revisar los datos oficiales por estados se advierte que son 17 las entidades en donde se ha registrado un incremento de víctimas de homicidio doloso en el referido periodo, mientras que en 15 ha habido un decremento.

La evolución más preocupante es la de Nuevo León, en donde la tasa de víctimas de homicidio pasó de 5.3 a 9.2 homicidios por cada cien mil habitantes entre los mencionados semestres, lo que representa un alza del 72%.

Leer: 95 homicidios diarios, así empieza el sexenio de AMLO

En segundo sitio se ubica Tabasco con un crecimiento de 50.7%, al pasar la tasa de 9.7 a 14.7 casos. Y en tercer sitio está Ciudad de México en donde el registro aumentó de 7.3 a 10.5 homicidios, un alza del 43.2%. Con incrementos similares se ubican Sonora y Morelos con 43.1 y 42.5%.

El resto de las entidades en donde se registra un crecimiento en las tasas de homicidio son Coahuila, Jalisco, Quintana Roo, Campeche, Guanajuato, estado de México, Querétaro, Hidalgo, Chihuahua, Zacatecas, Puebla y Aguascalientes.

Por el contrario, entre las entidades que registran un descenso de homicidios en el primer semestre del sexenio de López Obrador, respecto al periodo pasado, destaca Baja California Sur con un desplome del 78.3% en la tasa de victimas de homicidio, seguido de Nayarit con una baja de 69% y Guerrero con un descenso del 30.8%.

Las tres entidades con la mayor tasa de homicidio doloso de enero a mayo de 2019 son 33.9 casos por cien mil habitantes; Baja California con una tasa de 27.7 casos; y Chihuahua con 22.23.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2021
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.