close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Casa del Migrante en Sonora acusa que Guardia Nacional intentó irrumpir en albergue

Los albergues de la zona norte denuncian que elementos de la Guardia Nacional quisieron entrar a las instalaciones de Agua Prieta. El gobierno no ofrece explicaciones.
Especial
Comparte

Domingo 23 de junio, 19.00 horas. Perla del Ángel, voluntaria del Centro de Atención al Migrante Exodus (Came) en Agua Prieta, Sonora, está por abandonar el local. En el exterior hay un policía municipal que vigila el recinto porque han sufrido hostigamiento y amenazas por parte de grupos criminales de la zona. De repente aparecen tres vehículos militares. Sus agentes llevan brazaletes de la Guardia Nacional. 

Tras la amenaza de Trump, las detenciones de migrantes en México rompen récord

Las tres patrullas se detienen frente al centro. Bajan algunos uniformados y comienzan a interrogar al policía.

“Está ahí porque en el interior de nuestra institución tenemos a víctimas de delitos graves”, dice Del Ángel, quien se queda sorprendida por la presencia militar. Estaba a punto de abandonar el lugar, pero mejor se queda.

Pasa media hora y aparece el coordinador del centro. 

Los integrantes de la Guardia Nacional le dicen que están allí porque han recibido una denuncia por la presencia de un hombre armado en el lugar

Se trata del policía, quien previamente se había identificado como tal y únicamente se había quitado la chaqueta debido al calor, explica Del Ángel. 

A partir de ese momento comienzan las preguntas sobre la Casa del Migrante.

Cuánta gente hay. Quiénes son. Cuál es su situación. 

“Recibimos muchas personas que migran hacia Estados Unidos o solicitantes de asilo y son datos que no proporcionamos”, dice la voluntaria. Agua Prieta es un municipio fronterizo con la localidad de Douglas, en Estados Unidos, por lo que son muchos los migrantes y solicitantes de asilo que acuden a este albergue. Del Ángel explica que tienen por política no dar detalles sobre cuántas personas se encuentran alojadas por el momento, “por seguridad de los migrantes y de la propia casa”, afirma. 

En ese momento las cosas comienzan a torcerse. “Uno de los militares insiste en entrar en el albergue. Dice que puede llamar al Instituto Nacional de Migración (INM) para realizar una verificación migratoria. Que le resulta sospechoso que la puerta esté cerrada con llave, que cómo puede saber que las personas que están en el interior están por su propia voluntad. Que es un agente que tiene derecho a entrar en un espacio público. 

Fuentes de la Guardia Nacional reconocieron la existencia de la denuncia y señalaron que “los hechos se están investigando”. “El compromiso de la GN es salvaguardar la integridad física de todas las personas que estén en territorio nacional, pero siempre respetando los Derechos Humanos bajo los protocolos de actuación”, dijeron estas fuentes, que insistieron en que “la Secretaría de Seguridad Pública no tolerará abusos de autoridad”. 

Lee >> Quiénes son Óscar y Valeria, padre e hija que murieron en Río Bravo

Hostigamiento por parte de grupos criminales

“Estamos en alerta ante posibles incidentes”, explica Del Ángel. La Casa del Migrante, asegura, está inserta dentro del mecanismo de protección a defensores y periodistas. Sus integrantes han sido hostigados, asegura, por parte de grupos criminales, a través de llamadas y seguimientos.

Llegan dos patrullas militares más. Pasadas las 20:00 horas son cinco vehículos con seis efectivos por vehículo. Es decir, 30 miembros de la Guardia Nacional que insisten en entrar en la Casa del Migrante. Sus responsables se niegan.

Del Ángel explica que en ese momento hubo comunicación directa con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), mediante su oficina en Nogales, Sonora. 

Denuncia que uno de los efectivos trató de interrogarle sobre aspectos como si pagaba impuestos. Denuncia que tomó fotografías y que los miembros de la Guardia Nacional le dijeron que estaba haciendo algo ilegal. Denuncia que fue filmada por uno de los uniformados

A las 20:24 horas, casi hora y media después de la llegada de los primeros vehículos militares, todo el dispositivo se retiró sin dar explicaciones, según señala la voluntaria. 

La Casa del Migrante interpuso una queja ante la CNDH y solicitó medidas cautelares de protección. “Hemos pedido que la Guardia Nacional se abstenga de intimidar la labor de las casas del migrante. Lo del domingo es una ofensa a todos los que realizan esta labor. Hemos visto lo que la guardia está haciendo en Juárez”, afirma la voluntaria. 

El incidente en Agua Prieta llega en un contexto en el que las casas de acogida a los migrantes han sido señaladas por parte de diversos estamentos del Estado mexicano.

La política del gobierno de AMLO es la guerra contra el migrante, denuncian defensores excarcelados

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, dijo el 17 de junio que su gobierno tenía intención de retirar los fondos de los albergues y abogaba por el control estatal de estas infraestructuras. A pregunta de Animal Político, responsables de casas del migrante de norte, centro y sur del país aseguraron no temer a la retirada del supuesto apoyo por parte de la administración ya que en contadas ocasiones habían recibido fondos estatales.

Un día después, la Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica de Tabasco, anunciaba su intención de investigar albergues por su presunta participación en redes de lavado de dinero vinculadas, supuestamente, a las caravanas migrantes. Esta entidad estatal hizo referencia a informaciones reveladas por el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas. No obstante, el funcionario negó haber proporcionado información alguna ni haber vinculado albergues u ONG al tráfico de personas. 

Casa Migrante Sonora Guardia Nacional

La Casa del Migrante de Agua Prieta, Sonora, denuncia que la Guardia Nacional trató de ingresar en sus instalaciones

Preocupación legitima 

“Vemos con mucha preocupación este tipo de actos que parece buscar deslegitimar la labor de asistencia humanitaria y defensa de los Derechos Humanos que han realizado por décadas las casas de migrantes y demás organizaciones de la sociedad civil en todo el país. La intimidación de las y los defensores no debe ser parte de los actos de autoridad, ni mucho menos de quienes aducen estar para realizar labores de ‘rescate de migrantes’”, denunció a través de un comunicado la Red Zona Norte de Casas y Centros de Derechos Humanos de Migrantes. Esta red reúne a casas del migrante y asociaciones de los estados de Baja California, Sonora, Coahuila, Chihuahua y Tamaulipas. 

El colectivo responsabilizó al gobierno federal del uso indebido que pueda hacerse de la grabación de la voluntaria de la Casa del Migrante, “así como de cualquier otro intento ilícito” de ingreso a sus instalaciones. 

El incidente llega después de que el gobierno desplegó 15 mil elementos de la Guardia Nacional (por el momento militares y policías con un brazalete) para intentar impedir que migrantes accedan a la frontera con Estados Unidos. Se trata de una más de las medidas impuestas tras el acuerdo del 7 de junio entre México y Estados Unidos, por el que López Obrador aceptó reforzar el control contra los migrantes a cambio de que Washington no imponga aranceles progresivos a sus productos. 

El Quinto Visitador de la CNDH, Edgar Corzo Sosa, informó que recibieron la queja, y que en este momento están haciendo los trámites para ver si implementan medidas cautelares al centro; además, dijo que están pidiendo información a las instituciones implicadas, que tienen 15 días hábiles para responder a las acusaciones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La familia que pasó 9 años encerrada en un sótano en Holanda esperando 'el fin de los tiempos'

Un hombre de 58 años de edad fue detenido tras conocerse que una familia había pasado 9 años encerrada en una granja holandesa.
16 de octubre, 2019
Comparte

Durante nueve años estuvieron encerrados en un sótano “esperando el fin de los tiempos”. Al final, lo que llegó fue la policía.

Una familia residente en una granja en la provincia holandesa de Drenthe fue hallada después de casi una década, cuando uno de sus integrantes apareció en un bar local y, tras tomarse algunas cervezas, decidió pedir ayuda.

El grupo estaba formado por un hombre de 58 años de edad y una familia con hijos adultos, con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años.

Fue gracias al mayor de estos muchachos que les encontraron.

Según informó la televisora local RTV Drenthe, el joven entró en un bar en el cercano pueblo de Ruinerwold pidió unas cervezas y luego les dijo a los empleados del lugar que necesitaba ayuda.

Inicialmente se pensó que el hombre mayor -quien se encuentra bajo arresto- era el padre de la familia, pero el alcalde de la localidad, Roger de Groot, le explicó a la prensa que ese no es el caso.

Tampoco es el dueño de la granja.

“Nunca he visto nada como esto”, agregó De Groot.

Escape y denuncia

Chris Westerbeek, el propietario del bar en Ruinerwold, relató cómo un hombre entró en el local, pidió cinco cervezas y se las bebió.

“Conversé con él y me reveló que se había escapado y que necesitaba ayuda…entonces llamamos a la policía”, dijo.

“Tenía el cabello largo, una barba sucia, vestía ropas viejas y parecía confundido. Dijo que nunca había ido a la escuela y que no había ido a la barbería en nueve años“, agregó.

Los vecinos creen que la familia vivía de los alimentos cultivados en la granja.

EPA
Los vecinos creen que la familia vivía de los alimentos cultivados en la granja.

Westerbeek señaló que el joven le contó que tenía hermanos y hermanas que vivían en la granja. “Él dijo ser el mayor de todos y manifestó que quería poner fin a la forma como estaban viviendo“, apuntó.

La policía acudió a la granja y, al revisar la zona, descubrió una escalera oculta detrás de una despensa en la sala, que conducía hacia el sótano donde estaba la familia.

De acuerdo con RTV, estaban allí ocultos a la espera del “final de los tiempos”.

Ruinerwold tiene una población de menos de 3.000 personas y la granja, que se encuentra fuera del pueblo, es accesible a través de un puente que cruza un canal.

La granja está parcialmente oculta detrás de una hilera de árboles, tiene un terreno grande y una cabra.

Un vecino de la misma contó a medios locales que en la granja solamente había visto a un hombre y que también había algunos animales como un ganso y un perro.

El repartidor de correos dijo que nunca había entregado una carta en ese lugar. “En realidad es bastante raro, ahora que lo pienso”, le dijo al diario Algemeen Dagblad.

Preguntas

La policía de Drenthe confirmó que un hombre de 58 años de edad fue arrestado y que está bajo investigación por negarse a cooperar con las autoridades.

A Dutch police officer

Getty Images
Según la policía local, aún hay muchas preguntas sin respuesta.

“Ayer, alguien nos reportó su preocupación por las condiciones de vida de unas personas en una casa en Buitenhuizerweg en Ruinerwold. Fuimos allí”, informó la policía en un tuit.

“Aún tenemos muchas preguntas sin respuesta”, agregaron al señalar que todos los escenarios siguen abiertos mientras realizan la investigación.

Aún no queda claro cuánto tiempo pasó la familia en el sótano o qué ocurrió con la madre de los niños, aunque el alcalde de la localidad afirmó que falleció hace algún tiempo.

De igual modo, hay dudas sobre el hombre de 58 años pues algunas informaciones de prensa afirman que sufrió un ataque al corazón y que se encontraba confinado en su cama.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=cyKX3E21fLA&feature=youtu.be

https://www.youtube.com/watch?v=vBlOELSWjFI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.