Empresa del superdelegado Carlos Lomelí participa en licitación para vender medicinas al gobierno
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook Carlos Lomelí

Empresa del superdelegado Carlos Lomelí participa en licitación para vender medicinas al gobierno

Carlos Lomelí y su esposa son accionistas de la empresa Solfran, que busca ganar una licitación del gobierno para la compra consolidada de fármacos.
Facebook Carlos Lomelí
Por Samuel Adam / Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad
19 de junio, 2019
Comparte

Señalado como el eje detrás de una red de empresas farmacéuticas que venden a gobiernos, el superdelegado de Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, busca ser contratista de la administración de Andrés Manuel López Obrador en la megalicitación de medicinas que ha convocado la oficial mayor de Hacienda y Crédito Público.

Laboratorios Solfran, S.A., una farmacéutica que el propio Lomelí reconoció como suya el mes pasado, presentó su carta de interés para participar en la compra consolidada de medicamentos del gobierno federal que podría decidirse en las próximas semanas.

Solfran es una de las empresas que busca quedarse con contratos de la compra consolidada de medicamentos. En ejercicios de anteriores administraciones esta compra ha sido de alrededor de 17 mil millones de pesos.

Lee: Red farmacéutica vinculada con superdelegado Lomelí obtuvo contratos millonarios con el gobierno

El representante legal de Laboratorio Solfran, Christian Arriaga, confirmó vía telefónica a MCCI que la empresa se registró en la licitación para vender medicamentos al gobierno.

“Nosotros manejamos alrededor de 28 claves; todo medicamento que tenemos es genérico, es ahí donde queremos enfocarnos y esperamos que nos asignen unas claves”, dijo, “más o menos representa entre 150 y 250 millones de pesos”.

Arriaga también confirmó que el Laboratorio Solfran forma parte de Grupo Lomedic.

Los accionistas de Solfran son Karina Lucía Navarro Pérez, esposa de Carlos Lomelí, y Lomedic, compañía insignia de la red de empresas farmacéuticas del político jalisciense.

De las acciones tipo A de Solfran, Navarro Pérez posee el 1%, mientras que Lomedic detenta el 99% restante, según un acta del Registro Público de Comercio que el 12 de junio de 2018, fecha en la cual se modificó el volumen accionario. Lomedic es dueño de otras series de acciones de acuerdo con la misma acta. El capital social de Solfran hasta ese día era  de 293 millones 611,859 pesos.

Por su parte, en un acta del Registro Público de Comercio de fecha 20 de diciembre de 2018, Lomedic aparece representada por Carlos Lomelí.

Hace unas semanas, en entrevista de radio con Ciro Gómez Leyva, Lomelí dijo que Solfran, la empresa con la que busca participar en la licitación consolidada de medicamentos, es de su propiedad y ahí aseguró que no había licitado contratos con el actual gobierno.

“Yo fabrico medicamento, hago medicamento, con una empresa de mi propiedad que se llama Solfran. Ni siquiera vamos a, hemos intentado, licitar precisamente para evitar romper con la confianza que nos ha otorgado el Presidente”, dijo Lomelí el 24 de mayo.

“Sería muy triste llegar y empezar a enriquecerte con mis empresas o con las empresas que yo tengo a mi nombre, dilapidando la autoridad moral de nuestro presidente y un servidor”.

Esas declaraciones fueron dadas por Lomelí luego de que Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad publicara el 20 de mayo que una red compuesta por sus familiares y colaboradores han recibido más de 164 millones de pesos en contratos de la administración López Obrador. La mayor beneficiaria de esos contratos fue Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud). Lomelí dijo que tal información era falsa.

A pesar de sus declaraciones a Radio Fórmula, ahora Solfran aparece entre las compañías que esperan ganar contratos de la licitación pública LA-012000991-E82-2019, lanzada el 5 de junio de este año por la Secretaría de Salud federal para la compra consolidada de medicamentos, material de curación, material radiológico y de laboratorio en los hospitales del país, para el segundo semestre de 2019.

Según el acta de la junta de aclaraciones, realizada el 17 de junio, Laboratorios Solfran S. A. es uno de las 311 licitantes que presentó el escrito de interés en participar en la compra, así como las solicitudes de aclaración a la convocatoria.

En su propia declaración 3 de 3, Carlos Lomelí incluyó como posible conflicto de interés a Solfran, de la que reconoce haber sido administrador general único durante hace ocho años. Ahí mismo, el hoy superdelegado declara que hasta diciembre pasado, y durante seis años, fue director general de Lomedic.

Esta declaración de interés fue actualizada por el superdelegado el 30 de mayo, diez días después de la publicación del reportaje de MCCI.

La apertura de propuestas de la licitación de compra consolidada se realizará el 24 de junio y al frente de la misma está Raquel Buenrostro, Oficial Mayor de Hacienda.

La figura de superdelegado fue creada en esta administración y asume las funciones de lo que antes fueron los representantes de las distintas secretarías de Estado. Por ello, el superdelegado Lomelí puede tener injerencia en asuntos relativos a la operación del sistema de salud federal en Jalisco. Prueba de ello es que dio a conocer en febrero que el gobierno federal contratará a 4 mil 500 personas para ocupar diversos puestos en el Instituto Mexicano del Seguro Social en Jalisco.

La red de empresas ligadas a Lomelí

Solfran era una de las nueve compañías mencionadas en la investigación de MCCI que con documentos mostraba cómo todas esas farmacéuticas eran operadas por sus familiares y colaboradores, que fungían como socios, apoderados legales, representantes, y que incluso compartían domicilios en Zapopan, Jalisco, a pesar de que el funcionario solo reconoce como propias cuatro de esas entidades comerciales.

Aquí puedes revisar los documentos.

En esa investigación se reportó que “ese grupo farmacéutico ha vendido miles de millones de pesos en contratos gubernamentales en siete años (2012-2019). Tan solo una de esas compañías, Abastecedora de Insumos para la Salud, Abisalud, ganó, en lo que va de 2019, más de 164 millones de pesos, adjudicados por el Gobierno Federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador”.

Además de Abisalud, hay otras ocho empresas en las que han participado 11 familiares y colaboradores cercanos al Superdelegado. Estas son: Lomedic, Corporativo Internacional Vigilando tu Salud, Laboratorio Bioterra, Lo Vending Group, MC-Klinical, Proveedora de Insumos Hakeri, Grupo Quiropráctico del Bajío y Laboratorios Solfran, que ahora pretende quedarse con contratos del gobierno de AMLO.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Sentencian a pena de muerte a hombre que prendió fuego a bloguera en 'live' en redes

La popular creadora de videos Lamu murió en 2020 luego de haber sufrido un ataque calificado como "extremadamente cruel" por el tribunal que ordenó la pena de muerte para su exmarido.
14 de octubre, 2021
Comparte

La manera en que la videobloguera china Lamu fue asesinada fue calificada por un tribunal como “extremadamente cruel”.

La mujer tibetana tenía cientos de miles de seguidores en Douyin, la versión china de TikTok, por sus populares videos sobre la vida rural.

Mientras estaba transmitiendo en vivo, su exesposo, Tang Lu, le roció gasolina y le prendió fuego. Murió el 30 de septiembre de 2020, luego de pasar semanas hospitalizada por las quemaduras en el 90% de su cuerpo.

Por este crimen, un tribunal emitió una sentencia de muerte contra Tang y calificó el crimen como “extremadamente cruel y con impacto social extremadamente malo”.

El caso causó indignación en China y desató un renovado debate sobre la violencia que sufren muchas mujeres en sus matrimonios.

¿Quién era Lamu?

Conocida solo como Lamu, la mujer falleció a los 30 años.

Atrajo a casi 800.000 seguidores por sus publicaciones optimistas sobre el estilo simple de la vida rural que compartía en la plataforma Douyin.

Sus videos la mostraban buscando comida en las montañas, cocinando y haciendo divertidas parodias de canciones vestida con ropa tradicional tibetana.

Sus publicaciones llegaron a acumular más de 6,3 millones de “me gusta”.

Video de Lamu en Douyin

Douyin/Lamu

Estaba casada con Tang, quien según el tribunal tenía un historial de violencia contra ella.

El ataque

Varios reportes indican que Lamu se acercó a la policía en repetidas ocasiones para denunciar la violencia que sufría por parte de su esposo, pero los agentes le decían que la violencia era un “asunto familiar”.

La pareja se divorció en junio de 2020.

Sin embargo, la joven regresó con él después de que Tang amenazara con matar a uno de sus hijos. La violencia no paró, así que se separó por segunda vez y obtuvo la custodia de ambos niños.

Luego de casi tres meses desde la separación, ocurrió el ataque con gasolina y fuego mientras la joven hacía una transmisión en la casa de su padre.

Las demandas de justicia

Después de su muerte, decenas de miles de sus seguidores dejaron mensajes en su página de Douyin, mientras que millones de usuarios de la plataforma Weibo pidieron justicia utilizando hashtags que luego fueron censurados.

El tribunal de la prefectura de Aba, una zona rural remota en el suroeste de la provincia de Sichuan donde vive un gran número de tibetanos, dijo que Tang merecía un “castigo severo” de acuerdo con la ley.

El hombre fue detenido, juzgado y sentenciado a la pena capital.

Un cartel sobre violencia doméstica en Pekín

Getty Images
La violencia doméstica ha sido un tema de debate en años recientes en China.

China tipificó como delito la violencia doméstica en 2016, pero es una problemática que sigue estando muy extendida, sobre todo en las zonas rurales.

Aproximadamente una cuarta parte de las mujeres casadas han sufrido abuso doméstico, según un estudio de 2013 de la Federación de Mujeres de China.

Algunos activistas temen que un período de “reflexión” obligatorio de 30 días recientemente introducido para las parejas que desean divorciarse pueda dificultar que las mujeres abandonen las relaciones abusivas.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8kErwjPKwjY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.