close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook Carlos Lomelí

Empresa del superdelegado Carlos Lomelí participa en licitación para vender medicinas al gobierno

Carlos Lomelí y su esposa son accionistas de la empresa Solfran, que busca ganar una licitación del gobierno para la compra consolidada de fármacos.
Facebook Carlos Lomelí
Por Samuel Adam / Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad
19 de junio, 2019
Comparte

Señalado como el eje detrás de una red de empresas farmacéuticas que venden a gobiernos, el superdelegado de Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, busca ser contratista de la administración de Andrés Manuel López Obrador en la megalicitación de medicinas que ha convocado la oficial mayor de Hacienda y Crédito Público.

Laboratorios Solfran, S.A., una farmacéutica que el propio Lomelí reconoció como suya el mes pasado, presentó su carta de interés para participar en la compra consolidada de medicamentos del gobierno federal que podría decidirse en las próximas semanas.

Solfran es una de las empresas que busca quedarse con contratos de la compra consolidada de medicamentos. En ejercicios de anteriores administraciones esta compra ha sido de alrededor de 17 mil millones de pesos.

Lee: Red farmacéutica vinculada con superdelegado Lomelí obtuvo contratos millonarios con el gobierno

El representante legal de Laboratorio Solfran, Christian Arriaga, confirmó vía telefónica a MCCI que la empresa se registró en la licitación para vender medicamentos al gobierno.

“Nosotros manejamos alrededor de 28 claves; todo medicamento que tenemos es genérico, es ahí donde queremos enfocarnos y esperamos que nos asignen unas claves”, dijo, “más o menos representa entre 150 y 250 millones de pesos”.

Arriaga también confirmó que el Laboratorio Solfran forma parte de Grupo Lomedic.

Los accionistas de Solfran son Karina Lucía Navarro Pérez, esposa de Carlos Lomelí, y Lomedic, compañía insignia de la red de empresas farmacéuticas del político jalisciense.

De las acciones tipo A de Solfran, Navarro Pérez posee el 1%, mientras que Lomedic detenta el 99% restante, según un acta del Registro Público de Comercio que el 12 de junio de 2018, fecha en la cual se modificó el volumen accionario. Lomedic es dueño de otras series de acciones de acuerdo con la misma acta. El capital social de Solfran hasta ese día era  de 293 millones 611,859 pesos.

Por su parte, en un acta del Registro Público de Comercio de fecha 20 de diciembre de 2018, Lomedic aparece representada por Carlos Lomelí.

Hace unas semanas, en entrevista de radio con Ciro Gómez Leyva, Lomelí dijo que Solfran, la empresa con la que busca participar en la licitación consolidada de medicamentos, es de su propiedad y ahí aseguró que no había licitado contratos con el actual gobierno.

“Yo fabrico medicamento, hago medicamento, con una empresa de mi propiedad que se llama Solfran. Ni siquiera vamos a, hemos intentado, licitar precisamente para evitar romper con la confianza que nos ha otorgado el Presidente”, dijo Lomelí el 24 de mayo.

“Sería muy triste llegar y empezar a enriquecerte con mis empresas o con las empresas que yo tengo a mi nombre, dilapidando la autoridad moral de nuestro presidente y un servidor”.

Esas declaraciones fueron dadas por Lomelí luego de que Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad publicara el 20 de mayo que una red compuesta por sus familiares y colaboradores han recibido más de 164 millones de pesos en contratos de la administración López Obrador. La mayor beneficiaria de esos contratos fue Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud). Lomelí dijo que tal información era falsa.

A pesar de sus declaraciones a Radio Fórmula, ahora Solfran aparece entre las compañías que esperan ganar contratos de la licitación pública LA-012000991-E82-2019, lanzada el 5 de junio de este año por la Secretaría de Salud federal para la compra consolidada de medicamentos, material de curación, material radiológico y de laboratorio en los hospitales del país, para el segundo semestre de 2019.

Según el acta de la junta de aclaraciones, realizada el 17 de junio, Laboratorios Solfran S. A. es uno de las 311 licitantes que presentó el escrito de interés en participar en la compra, así como las solicitudes de aclaración a la convocatoria.

En su propia declaración 3 de 3, Carlos Lomelí incluyó como posible conflicto de interés a Solfran, de la que reconoce haber sido administrador general único durante hace ocho años. Ahí mismo, el hoy superdelegado declara que hasta diciembre pasado, y durante seis años, fue director general de Lomedic.

Esta declaración de interés fue actualizada por el superdelegado el 30 de mayo, diez días después de la publicación del reportaje de MCCI.

La apertura de propuestas de la licitación de compra consolidada se realizará el 24 de junio y al frente de la misma está Raquel Buenrostro, Oficial Mayor de Hacienda.

La figura de superdelegado fue creada en esta administración y asume las funciones de lo que antes fueron los representantes de las distintas secretarías de Estado. Por ello, el superdelegado Lomelí puede tener injerencia en asuntos relativos a la operación del sistema de salud federal en Jalisco. Prueba de ello es que dio a conocer en febrero que el gobierno federal contratará a 4 mil 500 personas para ocupar diversos puestos en el Instituto Mexicano del Seguro Social en Jalisco.

La red de empresas ligadas a Lomelí

Solfran era una de las nueve compañías mencionadas en la investigación de MCCI que con documentos mostraba cómo todas esas farmacéuticas eran operadas por sus familiares y colaboradores, que fungían como socios, apoderados legales, representantes, y que incluso compartían domicilios en Zapopan, Jalisco, a pesar de que el funcionario solo reconoce como propias cuatro de esas entidades comerciales.

Aquí puedes revisar los documentos.

En esa investigación se reportó que “ese grupo farmacéutico ha vendido miles de millones de pesos en contratos gubernamentales en siete años (2012-2019). Tan solo una de esas compañías, Abastecedora de Insumos para la Salud, Abisalud, ganó, en lo que va de 2019, más de 164 millones de pesos, adjudicados por el Gobierno Federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador”.

Además de Abisalud, hay otras ocho empresas en las que han participado 11 familiares y colaboradores cercanos al Superdelegado. Estas son: Lomedic, Corporativo Internacional Vigilando tu Salud, Laboratorio Bioterra, Lo Vending Group, MC-Klinical, Proveedora de Insumos Hakeri, Grupo Quiropráctico del Bajío y Laboratorios Solfran, que ahora pretende quedarse con contratos del gobierno de AMLO.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El accesorio de US$1,000 de Apple que enmudeció a sus seguidores

Apple presentó el nuevo Mac Pro y la pantalla que le acompaña, pero el soporte no solo no está incluido sino que cuesta lo mismo que un iPhone nuevo. ¿Está siendo arrogante la firma?
9 de junio, 2019
Comparte
Apple/WWDC

Getty Images
El soporte, que no va incluido en la pantalla, permite girarla de horizontal a vertical y moverla de arriba a abajo con sencillez.

Sucede en cada evento de Apple. Cada nuevo detalle del Mac Pro, el ordenador más potente de la firma, es recibido por los asistentes a la conferencia anual con aplausos y vítores mientras se anuncian.

Este año no fue distinto. Hasta que llegó el precio de un accesorio.

La multitud presente en la Conferencia Mundial de Desarrolladores (WWDC) enmudeció al ver el costo de un simple soporte para monitores.

En la pantalla gigante apareció blanco sobre negro los US$999 que habrá que pagar por el “pro stand”.

El accesorio es necesario para quienes quieran colocar la nueva pantalla 6K y 32 pulgadas sobre la mesa, pues la Pro Display HDR que acompaña al ordenador de sobremesa está diseñada sin ese apoyo.

Los reporteros especializados en tecnología de BBC preguntaron si el elevado precio de un producto poco tecnológico puede indicar que Apple ha perdido contacto con la realidad.

El precio de US$5.999 de la computadora en sí, o incluso los US$4.999 del monitor, no sorprendió a la audiencia.

La computadora, la pantalla y el soporte.

Getty Images
La computadora cuesta US$5.999, la pantalla US$4.999 y el soporte US$999.

El precio de US$5.999 de la computadora en sí, o incluso los US$4.999 del monitor, no sorprendió a la audiencia.

Después de todo, estos son productos de alta gama dirigidos principalmente a profesionales en el mundo del diseño y la producción de video.

Pero colocar un precio de US$999 por el soporte, en lugar de venderlo junto con el monitor, hizo sentir a muchos que Apple estaba siendo arrogante.

Como si diera por sentado que sus fieles seguidores pagarían cualquier precio por cualquier cosa que lleve su logotipo.

Por supuesto, la firma ya ha probado esa teoría con los modelos recientes de iPhone que superan los US$1.000.

Y si quiere un portátil Mac, el precio más bajo para el MacBook Air ahora comienza en US$1.199.

Carolina Milanesi, de Creative Strategies, cree que la revuelta contra este tipo de precios puede comenzar en Europa, en lugar de en Estados Unidos.

Iphones en sus cajas

Getty Images
El iPhone ya no es la gallina de los huevos de oro de Apple.

Estima que los consumidores europeos están preocupados no por el costo del hardware en sí, sino por los servicios que vienen con sus dispositivos.

“El valor que un consumidor obtiene en Estados Unidos es muy superior al que obtienen en cualquier otro lugar del mundo”, dice.

“El despliegue de los servicios, desde la música hasta Apple Pay, y ahora el servicio de TV, no es el mismo”.

Milanesi dice que el argumento de que un cliente obtiene mucho valor añadido por las 1.000 libras que se paga por el teléfono en Reino Unido, por ejemplo, no se sostiene si no recibe un servicio igual.

Lo que nos lleva a otro servicio de Apple que ya no funciona como antes y que ha sido el otro gran anuncio de la pasada WWDC: la desaparición de iTunes.

Logo de iTunes.

Getty Images
iTunes comenzó siendo éxito, pero fue perdiendo atractivo con el tiempo.

En los últimos años, iTunes se convirtió en una aplicación desastre y lleno de errores, bajo la que se reunían varios servicios.

El anuncio revela lo que ha sufrido Apple para mantenerse al día en un mundo que pasó de las descargas al streaming como su forma favorita de consumir música y videos.

Mil millones de iPhone

Apple, que durante muchos años tuvo enormes beneficios de sus dispositivos está cambiando su modelo de negocio para centrarse, con cierto éxito, en los servicios.

Abarcan áreas muy diversas, desde almacenaje en la nube, iCloud, hasta aplicaciones como Apple Music o Apple Pay, el sistema de pago móvil que permite hacer compras con el iPhone de forma similar a las tarjetas de pago sin contacto.

A lo largo de los años, la empresa de Cupertino, California, ha vendido más de mil millones de unidades del que sería bautizado como “el teléfono de Jesús”.

Y es que durante mucho tiempo los celulares fueron la gallina de huevos de oro para Apple.

Pero si quieren que realmente los consumidores sigan viendo atractivo en el ecosistema de Apple y gastando dinero en servicios en sus iPhones, iPads y MacBooks, entonces el precio de la entrada a todos estos dispositivos tendrá que bajar.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.