Estados malgastan casi 5 mil mdp que debieron invertir en ciudadanos sin acceso a servicios de salud
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Estados malgastan casi 5 mil mdp que debieron invertir en ciudadanos sin acceso a servicios de salud

Dinero del Fondo de Aportación para los Servicios de Salud fue gastado en servicios sanitarios de los que no hay pruebas de que se hicieran y en pagar a personal médico que no existe.
Cuartoscuro
30 de junio, 2019
Comparte

Los gobiernos estatales gastaron casi 5 mil millones de pesos de recursos federales que debían invertirse en los ciudadanos que no tienen acceso a la salud pública, en servicios sanitarios de los que no hay pruebas de que se hicieran, en pagos a personal médico que no fue localizado, y en beneficiar con estímulos económicos no autorizados a funcionarios.

Así lo documentó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su primer informe de la Cuenta Pública 2018 que presentó el viernes 29 de junio, en el que investigó cómo la Secretaría de Salud Federal y las 32 entidades federativas gastaron los recursos públicos provenientes del Fondo de Aportación para los Servicios de Salud (FASSA).

Este Fondo federal tiene como principal objetivo aportar dinero de la Federación a los gobiernos estatales y municipales en todo el país, para que éstas puedan dar servicios de salud a la población más vulnerable que no cuenta con empleo formal, o que no está incorporada en algún régimen de seguridad social que incluya el acceso a servicios públicos de salud.

Lee: Estafa Maestra: Auditoría denuncia ante FGR a otras dos universidades por presuntos desvíos millonarios

Para ello, el Fondo aportó en 2018 a los 32 estados más de 95 mil millones de pesos, para que mejoraran la calidad de atención a los pacientes y tuvieran suficiente abasto de medicamentos y materiales sanitarios con el que dar servicio a la población.

Sin embargo, en el gasto de ese dinero público, la Auditoría hizo observaciones por irregularidades en cómo se invirtieron 4 mil 932 millones de pesos, de los cuales, solo 81 millones fueron regresados a las arcas públicas, quedando aún por aclarar los 4 mil 853 millones restantes.

Sin comprobar más de 2 mil millones en Salud

De acuerdo con la investigación de la Auditoría, la principal irregularidad en el gasto del Fondo de Aportación para los Servicios de Salud fue que los estados invirtieron miles de millones sin que luego aportaran la documentación que comprobara en qué se gastaron el dinero y cómo.

En concreto, los estados gastaron 2 mil 155 millones de pesos, el 43.7% del monto observado por la Auditoría, sin que aportaran la documentación justificativa. El top 5 de entidades que más cometieron esta irregularidad está liderado por: Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, y Ciudad de México.

La segunda irregularidad por mayor monto fue que mil 092 millones del Fondo de Aportación para los Servicios de Salud se transfirieron a cuentas bancarias en los estados que eran para programas distintos al de Salud, por lo que “no se asegura su destino en los objetivos del fondo”.

Y otros mil 074 millones del Fondo no fueron gastados por las entidades federativas, pero tampoco fueron regresados a las arcas del Estado, por lo que se desconoce el destino del dinero. Entre los estados que cometieron esta irregularidad, están: Aguascalientes, Baja California norte y sur, Campeche, Chiapas, Ciudad de México, Veracruz, y Durango.

Lee: ¿Qué pasó con los donativos del sismo de 2017? No se sabe cómo ni en qué se gastaron

¿Dónde está el personal médico?

Los estados también gastaron 153 millones de pesos del Fondo federal en pagos a personal médico que no fue localizado en su centro de trabajo “y del que no se acreditó su existencia”, y en pagar prestaciones y estímulos económicos no autorizado a funcionarios de Salud.

Además, invirtieron 59 millones 600 mil pesos del Fondo en pagar a personal “que no acredita el perfil académico” para laborar como médico o profesional sanitario.

Mientras que gastaron 257 millones 700 mil pesos más en otros conceptos distintos a los establecidos en las reglas de operación del Fondo de Aportación para los Servicios de Salud.

Otra irregularidad detectada por la Auditoría consiste en que las entidades federativas gastaron 141 millones 600 mil pesos en “otros aspectos como conceptos de nómina no autorizados; bienes adquiridos no localizados o que no operan, o servicios no realizados; recursos no entregados a los ejecutores; adquisición de medicinas no incluidas en el cuadro básico de medicamentos, entre otros”.

Oaxaca y Chiapas, con irregularidades millonarias

Las entidades federativas a las que la Auditoría hizo más observaciones por irregularidades en el gasto del Fondo para servicios de salud son Oaxaca, con observaciones por mil 446 millones de pesos, y Chiapas, con mil 068 millones.

Les siguen Jalisco, con irregularidades observadas por 471 millones de pesos; Campeche, 339 millones; Estado de México, 338 millones; y Michoacán, con 233 millones de pesos.

Por el contrario, Baja California Sur, con irregularidades en el gasto por 500 mil pesos, es la entidad con menos observaciones de la Auditoría en este rubro. Le siguen Nuevo León (1 millón), Puebla (1 millón 100 mil), Morelos (1 millón 200 mil) y Zacatecas (1 millón 700 mil pesos).

Por todo lo anterior, la Auditoría hizo 470 observaciones a los estados que recibieron el dinero del Fondo federal para Salud, de las cuales 177 se solventaron en el transcurso de la auditoría, quedando aún pendiente 293.

Esas 293 observaciones pendientes dieron origen a 305 acciones, que se dividen en: 151 pliego de observaciones, 107 promociones de responsabilidad administrativa contra funcionarios públicos, 27 recomendaciones, y 19 promociones para el Ejercicio de la Facultad de Comprobación Fiscal.

Lee aquí el informe completo de la Auditoría. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Dan Nobel de Medicina a descubridores del virus de Hepatitis C

Harvey J. Alter, Michael Houghton y Charles M. Rice fueron los galardonados este año con el Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento del virus de la hepatitis C.
5 de octubre, 2020
Comparte

El británico Michael Houghton y los estadounidenses Harvey J. Alter y Charles M. Rice fueron los galardonados este año con el Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento del virus de la hepatitis C.

La Asamblea del Nobel del Instituto Karolinska, la encargada de elegir al ganador del Nobel en el área médica, destacó que los tres virólogos “han hecho una contribución decisiva a la lucha contra la hepatitis de transmisión sanguínea, un importante problema de salud global que causa cirrosis y cáncer de hígado en personas de todo el mundo”.

El organismo añadió que con sus estudios, los científicos habían ayudado a salvar millones de vidas aislando e identificando el virus, permitiendo que los suministros de sangre en todo el mundo fueran examinados para detectar la hepatitis C y evitando la transmisión de la enfermedad.

El descubrimiento permitió que “ahora existan análisis de sangre altamente sensibles para el virus que prácticamente han eliminado la hepatitis por transfusión en muchas partes del mundo”, explicó la entidad, con sede en Estocolmo.

La hepatitis —o inflamación del hígado— es una enfermedad prehistórica y algunos la consideran una de las principales plagas que han afectado a la salud humana a lo largo de los tiempos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 325 millones de personas en todo el mundo padecen esta afección de forma crónica y 1,4 millones mueren cada año por esta causa.

Imagen de infección con VHC

iStock
La hepatitis C es considerada la más peligrosa porque es una enfermedad que puede causar mucho daño sin que uno lo sepa.

Es la segunda enfermedad infecciosa más mortífera después de la tuberculosis y las más comunes son la hepatitis A, B o C.

Hepatitis C

La hepatitis C, en la que los tres premiados con el Nobel centraron sus estudios, es una de las variantes más dañinas y letales de las hepatitis virales.

Se cree que la mayoría de los que la contraen son personas que compartieron agujas con alguien infectado o que recibieron transfusiones de sangre contaminada con el virus (antes de 1990 no se revisaba la sangre donada en busca de este virus).

Presentación

Getty Images/Jonathan Nackstrand
La Asamblea del Nobel durante la presentación del trabajo de los tres científicos.

Harvey J. Alter nació en Nueva York y ejerció durante años en la Universidad de Georgetown, hasta que en 1969 se reincorporó al Instituto Nacional de Sanidad (NIH), una agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

Fue codescubridor de un antígeno clave para detectar el virus de la hepatitis B,

Más tarde encabezó un proyecto en el Centro Clínico del NIH que creó un almacén de muestras sanguíneas utilizadas para descubrir las causas y reducir el riesgo de hepatitis asociada a las transfusiones.

Nombrado en 2002 miembro de la Academia Nacional de Ciencias (NAS) y del Instituto de Medicina de Estados Unidos, fue investigador principal de estudios para identificar la hepatitis C.

Michael Houghton, nacido en Reino Unido, ha ejercido en su país y también en Canadá, donde ha continuado prácticamente toda su carrera al frente del departamento de Virología de la Universidad de Alberta.

Junto con su equipo, identificó la secuencia de fragmentos de ADN a partir de ácidos nucleicos encontrados en la sangre de un chimpancé infectado.

La mayoría de estos fragmentos provenían del genoma del propio chimpancé, pero los investigadores predijeron que algunos habrían derivado del virus desconocido, lo que permitió su localización.

Busto de Alfred Nobel

Getty Images
El premio asciende este año a US$1,2 millones y el de Medicina es el primero de los Nobel que se anuncia cada año.

Charles M. Rice nació en 1952 en Sacramento (Estados Unidos) y ejerce desde 2001 en el Centro de Estudios de la Hepatitis C de la Universidad Rockefeller.

Desde su laboratorio, considerado puntero en los estudios del virus, se ha investigado la replicación del virus y las respuestas inmunes innatas que limitan la infección. Su grupo también está desarrollando nuevos modelos experimentales en animales y en cultivos.

Semana de Premios Nobel

Con el anuncio de este lunes se abre la semana en la que se darán a conocer los ganadores del resto de Premios Nobel: Física (martes), Química (miércoles), Literatura (jueves), Paz (viernes) y Economía (lunes de la próxima semana).

El premio asciende este año a US$1,2 millones y es el primero de los Nobel que se anuncia.

La totalidad de los galardones se entrega el 10 de diciembre, aniversario de la muerte del fundador, Alfred Nobel, en actos paralelos en Estocolmo, para los científicos, de Literatura y Economía, mientras que el de la Paz se celebra en Oslo.

El Premio Nobel de Medicina recayó el año pasado en William Kaelin y Gregg Semenza y Peter Ratcliffe por su investigación sobre cómo sienten las células y se adaptan al oxígeno disponible.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mYv_EYYngC4&t=8s

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.