close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Google Maps

Estafa Maestra: Auditoría denuncia ante FGR a otras dos universidades por presuntos desvíos millonarios

Las dos nuevas universidades denunciadas son el Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco y la Politécnica de Tlaxcala.
Google Maps
29 de junio, 2019
Comparte

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) interpuso este viernes otras dos denuncias penales ante la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de dos universidades por el presunto desvío millonario de recursos públicos a través del esquema conocido como La Estafa Maestra.

Las dos universidades denunciadas penalmente son el Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco, en el estado de Tabasco, y la Universidad Politécnica de Tlaxcala.

La Auditoría las denunció luego de que señalara numerosas irregularidades en los convenios que estas dos universidades públicas firmaron con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Territorial (Sedatu) en las cuentas públicas 2016 y 2017, cuando Rosario Robles era la titular de esa dependencia del gobierno federal.

De acuerdo con la investigación de la Auditoría, las dos universidades recibieron 356 millones de pesos para que le brindaran a la Sedatu una serie de servicios.

Sin embargo, las universidades entregaron la mayor parte de ese dinero a empresas fantasma o irregulares provocando un presunto daño al erario, que ahora tendrá que investigar la Fiscalía para llevarlo ante justicia.

Estas dos denuncias penales se suman a las 30 presentadas entre 2014 y octubre de 2018 relacionadas con La Estafa Maestra por un monto aproximado de 5 mil millones de pesos.

Entre esas 32 denuncias en total, la Auditoría ha llevado ante la Fiscalía a dependencias como Sedesol y Sedatu, y a las universidades autónomas del Estado de México, Morelos, Zacatecas, Tabasco y Campeche; y las politécnicas de Chiapas, Quintana Roo y Francisco I. Madero, en Hidalgo, entre otras.

También denunció al Sistema Quintanarroense de Comunicación Social, a Radio y Televisión de Hidalgo, y Televisora de Hermosillo (Telemax).

En todos los casos, el sistema de desvío es siempre el mismo: una dependencia de gobierno hace convenios con universidades o sistemas de radio para hacer supuestos servicios. Éstos, a su vez, subcontratan a empresas que resultan ser fantasma, y, por tanto, el dinero desaparece. Y esto ocurre por el uso de la excepción del artículo 1 de la Ley de Adquisiciones que permite hacer convenios entre entes públicos sin necesidad de pasar por una licitación pública.

Universidad en Comalcalco participó en presuntos desvíos en Sedatu y Pemex

En octubre de 2015 y mayo de 2016, el Instituto Superior Tecnológico de Comalcalco (ITSC) firmó tres convenios con la Sedatu, por los que recibió 168 millones 388 mil pesos de dinero público para la prestación de servicios como “diagnóstico de la situación actual de la Vivienda en México y sus Alternativas”, e “incrementar el crecimiento ordenado de los asentamientos humanos, los centros de población y las zonas metropolitanas”.

Sin embargo, en su investigación la Auditoría encontró que, a pesar de recibir el dinero público, el Instituto no presentó la documentación de los convenios firmados con Sedatu, ni los comprobantes de pago, ni los entregables de los servicios que supuestamente hizo.

Lo que sí hallaron los auditores fue que con ese dinero se subcontrató a varias empresas, que tampoco dieron los servicios.

Entre éstas se encuentra Contabilidad y Soluciones INNER SA de CV, una empresa que, según constató la ASF en una visita domiciliaria, no tiene instalaciones reales, ni estructura, ni personal alguno laborando. Es decir, solo existe en el papel y simula operaciones comerciales.

Esta compañía ‘”papel” también fue utilizada en el presunto desvío millonario al estilo Estafa Maestra que tuvo lugar en otro convenio firmado entre Sedatu y la Universidad Politécnica Francisco I. Madero, en el que esta empresa “fachada” se llevó casi 43 millones de pesos. 

Falsificación de firmas de funcionarios de Sedatu

El informe de la Auditoría también señala que el entonces director general de Ordenamiento Territorial y Atención a Zonas de Riesgo de la Sedatu, Armando Saldaña, aseguró que no celebró ningún contrato ni convenio con el Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco, ni con ninguna otra, ya que no estaba facultado para hacerlo por ley.

Por lo que denunció que su firma fue falsificada en el primer convenio específico SEDATU-ITSC/DGOTAZR/33901-02/016, del 3 de mayo de 2016, con esa universidad.

Lo anterior coincide, además, con la denuncia que el pasado 13 de junio interpuso ante la Fiscalía el exsubsecretario de la Sedatu, Enrique González Tiburcio, quien señaló que su firma fue falsificada en otros dos convenios generales firmados entre la Sedatu y  el Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco para la realización de una serie de servicios. En este caso, se trata de los convenios SEDATU-ITSC/SOT/02/2015, del 17 de septiembre de 2015; y SEDATU-ITSC-SOT/01/2016, del 11 de enero de 2016.

Tanto Enrique González Tiburcio, como Armando Saldaña, denunciaron, además, que sus firmas fueron falsificadas en otros convenios firmados entre la Sedatu y la Universidad Politécnica Francisco I. Madero, en los que la Auditoría también señaló desvíos millonarios al estilo Estafa Maestra.

Sin embargo, en el caso de González Tiburcio, a pesar de que acudió ante la Fiscalía en calidad de denunciante, los peritos de la entonces PGR determinaron que la firma en el convenio fraudulento sí es verdadera, por lo que el exfuncionario pasó a ser imputado por el delito de “falsedad de declaración”, y posteriormente vinculado a proceso el pasado 30 de enero.

Lee aquí el informe íntegro de la Auditoría sobre el Instituto de Comalcalco.

Además del convenio con Sedatu denunciado por la ASF ante la Fiscalía, el Instituto Superior de Comalcalco firmó otros convenios con Pemex Exploración y Producción (PEMEX-PEP) que derivaron en otros presuntos desvíos de recursos públicos.

En 2013, esta universidad tabasqueña firmó hasta seis convenios con Pemex-PEP por 385 millones de pesos. De ese dinero, Animal Político documentó en la investigación La Estafa Maestra que 358 millones fueron a parar a las cuentas bancarias de empresas fantasma, a través de la ya mencionada violación a la ley federal de adquisiciones. Mientras que los 27 millones restantes se los quedó la universidad solo por hacer de intermediaria con las compañías fraudulentas.

Distracción de recursos 

En cuanto a la otra universidad denunciada, la Politécnica de Tlaxcala, ésta firmó entre 2016 y 2017 nueve convenios de colaboración con la Sedatu, que le pagó 188 millones 634 mil pesos a cambio de una serie de servicios, como “llevar a cabo el Programa de educación cívica para el desarrollo y aprovechamiento de espacios públicos en los estados de Puebla y Tlaxcala”, o el “servicio integral para el diagnóstico y construcción del Programa Vivienda para Prosperar y sus alternativas”.

Sin embargo, en una auditoría forense -la número 1611-DS-, la ASF detectó que la Universidad “no prestó ningún servicio y su función fue únicamente transferir recursos a los proveedores que instruyó la Sedatu sin que éstos le prestaran los servicios objeto del convenio”.

Una de las empresas subcontratadas por la Universidad entregó supuestos comprobantes de servicios que “no guardan ninguna relación con el objeto del primer convenio”, por lo tanto, dice la Auditoría, “se presume que la Universidad distrajo recursos de manera indebida”.

Además, en el análisis de las cuentas bancarias, se detectó que la institución educativa “pagó indebidamente” a una persona moral de las subcontratadas que no guardan ninguna relación con los convenios específicos firmados con Sedatu, aunado a que dos personas morales más a quienes se les realizó pagos por supuestos servicios, no fueron localizadas en sus domicilios fiscales.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 de los alimentos más saludables para tu hígado

El ajo, el brócoli o la manzana son alimentos que proveen al hígado de defensas y de nutrientes que le permiten tener un funcionamiento adecuado, especialmente debido a su importancia dentro del funcionamiento del cuerpo humano.
8 de noviembre, 2019
Comparte

El hígado uno de los órganos que más funciones cumple.

Se encarga de liberar la sangre de sustancias nocivas, como el alcohol y las drogas; usa el azúcar como fuente de energía cuando los niveles están bajos y es una fuente de provisión de hierro para el cuerpo.

Y así como los excesos sostenidos pueden causar serios daños en este órgano (como cirrosis o falla hepática por abundante consumo de alcohol), existen algunos alimentos que pueden ayudar a mejorar su funcionamiento.

“Mi consejo es evitar los alimentos que son hepatóxicos como las grasas saturadas, los fritos y el alcohol”, le dijo a BBC Mundo la nutricionista argentina Magdalena Boccardo.

En BBC Mundo te presentamos cuáles son cinco de los mejores alimentos que ayudan en la salud del hígado.

1. Ajo

El ajo tiene propiedades que ayudan a regular y mejorar el funcionamiento del hígado.

Ajo

Getty Images
El ajo tiene propiedades antiinflamatorias.

“Tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a regular el trabajo del hígado”, apunta la nutricionista Grace Fjeldberg en el portal de la Clínica Mayo.

“Lo recomendable es aplastarlo y luego consumirlo para aprovechar sus propiedades”.

El ajo, según los expertos, también es recomendado por su alto contenido de alicina, que ayuda a la limpieza del hígado.

2. Manzana

Gracias a su alto contenido en fibra, la manzana también es una gran aliada a la hora de cuidar el hígado.

Manzana verde

Getty Images
La manzana es considerado uno de los alimentos más completos.

“Las manzanas son ricas en pectina, que es una fibra que ayuda mucho a reducir y controlar el colesterol y a eliminar toxinas del organismo“, le dice a BBC Mundo a nutricionista colombiana Sandra Milena Cardona.

Otro atributo es que contiene una gran cantidad de vitamina C, que también actúa como antioxidante y protege a las células de daños externos.

Las verdes son mejores, apunta Cardona, y su consumo se recomienda para promover una mayor acción de la fibra.

3. Brócoli

De cocción olorosa, el brócoli puede ser uno de los alimentos más odiados por niños e incluso algunos adultos, pero no se puede negar que es una verdura con grandes propiedades nutritivas.

En el caso del hígado, ayudará a neutralizar elementos nocivos que puedan afectar su funcionamiento.

Brocoli

Getty Images
El brócoli es un alimento rico en vitamina A.

“El brócoli es rico en fitoquímicos, que son una sustancia que reducen la síntesis del colesterol, con lo que a la vez alivian la presión sanguínea y los problemas de coagulación”, dice Cardona.

Los expertos también indican que es una rica fuente de vitamina A, que previene el envejecimiento de las células.

4. Limón

Otra fruta en la que aparece la vitamina C, que es una gran colaboradora del hígado.

“El zumo del limón contiene una gran cantidad de vitamina C concentrada. Un limón pequeño contiene un tercio de la cantidad recomendada al día de esta vitamina”, señala Jill Corleone, nutricionista de la Universidad de Nueva York (EE.UU.).

Y referencia el estudio publicado por la Biblioteca Nacional de Salud de EE.UU. en el que se indica que el jugo extraído de un cítrico de este tipo tiene una gran cantidad de “antioxidantes que reducen la inflamación, eliminan los radicales libres y mejoran la capacidad del cuerpo para procesar la glucosa”.

“Son varios los estudios que lo confirman: el limón contiene vitamina C, flavonoides, carotenoides y otros compuestos bioactivos que combaten el daño oxidativo y protegen el hígado”, agrega Corleone.

Aguacate.

Getty Images
El aguacate es un gran aliado del hígado, pero debe consumirse con moderación.

5. Aguacate

El aguacate o palta ha sido bautizado como el “oro verde” y poco a poco se está convirtiendo en uno de los alimentos de producción más rentable en el planeta.

Pero también puede ser un aliado a la hora de defender al hígado de posibles daños.

Varios estudios señalan que el aguacate es una gran fuente de grasas saludables, que puede ayudar a la protección del hígado y la depuración de sustancias nocivas o innecesarias.

“Esa grasa que llamamos saludable contiene elementos que, al descomponerse, cuidan al órgano de posibles daños”, relata la nutricionista Cardona.

Sin embargo, en igual medida señala que se debe tener mucho cuidado con su consumo en exceso, debido a que esta grasa saludable, que también puede encontrarse en el aceite de oliva, puede causar lo que se conoce como hígado graso.

“La recomendación es que se ingiera aguacate de forma muy moderada y evitar así que, en vez de ser un aliado, se convierta en un alimento nocivo para el hígado”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.