close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartioscuro

A seis meses de anunciarla, gobierno de México pone en marcha la Estrategia Nacional de Lectura

La estrategia se basa en tres ejes, un formativo, otro de persuasión y de material para garantizar a toda la población el acceso a la lectura.
Cuartioscuro
26 de junio, 2019
Comparte

Seis meses después de haber sido anunciada, este miércoles el Gobierno de México puso en marcha la Estrategia Nacional de Lectura que se basa en tres ejes: formativo, persuasivo y material, y que tiene como objetivo principal fomentar el hábito de la lectura en los mexicanos. 

Eduardo Villegas Megías, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México, explicó el funcionamiento de la estrategia y aclaró que no contará con un presupuesto propio ni reglas de operación al no tratarse de un programa sino de un proyecto abierto para quien quiera participar y sumarse al esfuerzo. 

Te puede interesar: Leer por placer y a bajo costo: el plan del gobierno de AMLO para promover la lectura

Con relación a los tres ejes de la estrategia Villegas Megías explicó que el formativo consiste en emprender acciones para formar hábitos de lectura desde la infancia, lo cual se hará con ayuda de la SEP, el Conacyt y las bibliotecas del país.

En eje material, se asegurará la disponibilidad de los libros así como los materiales necesarios para su lectura para todo aquel que lo requiera, ya sea en bibliotecas o librerías. Para esta acción se trabajará en conjunto con el Fondo de Cultura Económica, el STC Metro, el Inapam, el Congreso de la Unión y la Secretaría de Cultura. 

En tanto que en el eje persuasivo se buscará resignificar la lectura en el imaginario colectivo, invitando a la población a explorar nuevos saberes con el acto mismo de la lectura. En este punto se contará con apoyo del canal 14, el IMER, canal 11, Radio Educación y Capital 21. 

Villegas Megías resaltó que México se encuentra lejos de los primeros lugares en cuanto a la  comprensión lectora, por lo que estrategias como esta son necesarias para revertir la situación. 

En su intervención, la presidenta del Consejo Honorífico de la Memoria Histórica y Cultural de México, Beatriz Gutiérrez Müller, señaló que México es un país que está urgido de lectores, además de que “es necesario que se ponga atención en lo que leemos y lo que leen las personas que queremos”.

Leer: El gobierno declara inexistentes planes y programas anunciados por AMLO

Gutiérrez Müller expuso que los libros son objetos muy preciados, pero lamentablemente la lectura ha sido vista como una obligación para niños y jóvenes, por lo que con la estrategia se prevé que leer se convierta en un placer, en un proceso de formación y ensanchamiento de la conciencia.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador habló de la importancia que ha tenido la lectura en su vida y celebró la puesta en marcha de esta estrategia tras varios meses de trabajo. 

Fue el pasado 27 de enero, en Mocorito, Sonora, cuando el gobierno de México anunció la Estrategia Nacional de Lectura, bajo el lema “Haremos una gran república de lectores”. 

En aquel momento el mandatario nacional mencionó algunos de los puntos clave de la estrategia, como fomentar el hábito de la lectura desde la infancia y garantizar la accesibilidad de los libros para toda la población.

Sin embargo dos meses después, la estrategia no existía para el gobierno. Al solicitar vía transparencia “el documento completo, metas, objetivos, población a la que va dirigida, presupuesto planeado para operar, plan de trabajo y de implementación”, la Secretaría de Cultura reconoció que el gobierno federal no contaba todavía con la Estrategia.

“El área que está elaborando el documento formal de la estrategia es la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México”, señaló la dependencia el 28 de marzo en respuesta a una solicitud de información.

La Secretaría de Cultura argumentó que dicha Coordinación se encuentra adscrita directamente a la Oficina de Presidencia de la República y no a la dependencia de Cultura.

El Fondo de Cultura Económica negó tener información sobre la estrategia pues tampoco lo encabeza. La Oficina de Presidencia también se declaró incompetente para atender la solicitud de información sobre la Estrategia Nacional de Lectura y justificó que no tiene obligación legal de contar con documentos sobre lo que diga el presidente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

¿Por qué tantos hombres incompetentes logran ser líderes?

Hay hombres que pueden ser carismáticos, encantadores, entretenidos incluso, pero que simplemente no son buenos en su trabajo, y sin embargo, tienden a ser promovidos. ¿Por qué? El psicólogo Tomás Chamorro-Premuzic nos lo explica.
Getty Images
25 de abril, 2019
Comparte

“Cuando se trata de líderes, no nos importa la competencia tanto como debería, ni en política ni en los negocios”.

Así lo dice Tomás Chamorro-Premuzic, psicólogo y autor de “Why So Many Incompetent Men Become Leaders” (Por qué tantos hombres incompetentes se convierten en líderes).

En su libro argumenta que esta puede ser una de las razones por las que es difícil para las mujeres llegar a posiciones de liderazgo: como sociedad, nos encanta la incompetencia en los hombres hasta el punto de recompensarlos por ello.

Por qué gana la incompetencia

Un jefe les grita a sus colegas más jóvenes.

Getty Images
Tener don de gentes es clave para ser un buen líder, y es algo que muchas veces se pasa por alto.

Al elegir a un líder en política o negocios, enfrentamos una responsabilidad considerable pero, de manera incomprensible, seleccionamos a estas personas sin “probar o verificar si nuestras elecciones son buenas para nosotros, para nuestra organización o incluso para el país al que los ponemos a cargo”, dice Chamorro-Premuzic.

Tomamos decisiones, dice el psicólogo, pero “nos faltan datos para realmente ver si esos líderes se están desempeñando bien o no. Como consecuencia, nos fijamos mucho más en su estilo y en lo que parece que pueden poner sobre la mesa, más que en su habilidad real para liderar”.

En primer lugar, “nos centramos demasiado en la confianza y muy poco en la competencia”, dice el experto, y “a menudo tomamos una decisión basada en una interacción a corto plazo, como una entrevista de trabajo o un debate televisado (en políticos)”.

En segundo lugar, “nos centramos mucho en el carisma y no lo suficiente en la humildad”.

Según Chamorro-Premuzic, prestamos atención a la humildad, pero en última instancia preferimos líderes divertidos, encantadores y carismáticos.

Pero “¿cómo sabes que se desempeñarán bien en tu equipo?”

Hombre con actitud de seguridad.

Getty Images
¿Cómo podrías decir ‘no’ a esta actitud?

Y, en tercer lugar, y quizá lo más preocupante: adoramos a los líderes con tendencias narcisistas, según el psicólogo.

“Cuando alguien parece estar muy centrado en sí mismo, e interesado en avanzar en su propia agenda personal, o incluso es vanidoso, en lugar de descartarlo, pensamos ‘este tipo debe tener madera de líder'”.

Según los datos recopilados por diversos estudios de personalidad, a lo largo de décadas y alrededor del mundo, las tres descripciones mencionadas anteriormente son más comunes entre hombres que entre mujeres, y eso explica la prevalencia de líderes malos y líderes hombres”, dice Chamorro-Premuzic.

Razones por las que seguimos repitiendo los mismos errores y elegimos al líder incorrecto

Un ejecutivo trapado en una oficina con paredes de cristal en medio de papeles.

Getty Images
Adivina quién va a ser el siguiente en ser promocionado en su departamento…

Tal vez no queremos realmente a la “mejor persona” para el puesto, dice el psicólogo. “En teoría sí, por supuesto, pero ¿dónde está la evidencia?”

Lo que Chamorro-Premuzic puede decir al ver las estadísticas es que “la mayoría de las veces, el departamento de Recursos Humanos se centra en los mismos objetivos a corto plazo que otros ejecutivos de la empresa, como ‘esta persona me hará quedar bien’ o ‘resolverá este problema rápidamente’, o incluso ‘no requerirá que la organización cambie, hará lo que yo diga”.

¿Cómo se puede romper el círculo?

Roger Federer en la final de Wimbledon de 2017.

Getty Images
Recuerda, la competencia sobre la confianza: el jugador de tenis Roger Federer “no gana torneos porque es hombre o tiene mucha confianza, sino porque tiene un talento excepcional”.

Hay tres pasos clave en cualquier empresa, o democracia, según el caso, que todos deberían seguir si quieren no tener líderes incompetentes, dice Chamorro-Premuzic.

1. Ya sea que estés contratando o votando, observa atentamente todas las señales y busca las cualidades que hacen a alguien un mejor líder. Los rasgos que buscas son:

  • Competencia
  • Don de gentes
  • Humildad
  • Conciencia de sí mismo
  • Integridad
  • Curiosidad y habilidades de aprendizaje

2. Necesitamos aprender a desconfiar de nuestros instintos. Olvida lo de seguir tu intuición o tener un presentimiento, y en lugar de eso busca datos.

Siempre que sea posible, busca datos duros, como resultados de evaluaciones predictivas, cifras de pruebas psicométricas o de rendimiento, basadas en la efectividad real de liderazgo y no en la capacidad de alguien para jugar a la política de la oficina.

“Las organizaciones están llenas de datos”, dice el experto, pero “en su mayoría no se usan y se elige a los candidatos que sienten que “les gustan”.

3. Enfrenta la diversidad de género, y habrás resuelto un gran problema, aunque Chamorro es crítico con la discriminación positiva per se: “La mayoría de estas intervenciones fracasan porque se enfocan en el género y no en el talento”.

Si quieres encontrar una solución, propón un enfoque que no “baje el nivel para las mujeres que ya son competentes, para que puedan convertirse en líderes. En cambio, sube el nivel para los hombres que son incompetentes”, opina el psicólogo.

¿Son las mujeres la solución?

Una doctora hablando con su equipo.

Getty Images
Para Chamorro-Premuzic, el objetivo debe ser el talento y el potencial, no la discriminación positiva.

“La solución no son las mujeres, la solución es ‘tomémonos en serio la evaluación de talento y potencial'”, concluye Chamorro-Premuzic.

Si una organización tiene talento y potencial como objetivo, “no solo terminará con más mujeres en el liderazgo, sino con más mujeres que hombres en el liderazgo”.

Close up of Tomas Chamorro-Premuzic

Tomas Chamorro-Premuzic
Tomás Chamorro-Premuzic es un psicólogo que trabaja principalmente en las áreas de perfiles de personalidad, análisis de personas y desarrollo de liderazgo.

Según los datos disponibles, Chamorro-Premuzic dice que “las mujeres superan ligeramente a los hombres en características como la humildad, la capacidad de motivar, la autoconciencia, el don de gentes y, sobre todo, la competencia. En la mayoría de los países desarrollados, las mujeres superan a los hombres en las universidades, incluso en los posgrados”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vtYdfXoK0W0

https://www.youtube.com/watch?v=MCmqUp2XTPY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.