EU tuvo su cifra mensual más alta de detención de inmigrantes desde 2006, previo a amenaza de Trump
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

EU tuvo su cifra mensual más alta de detención de inmigrantes desde 2006, previo a amenaza de Trump

La combinación entre el aumento de flujo de migrantes a través de México y la política antiinmigrante de Trump disparó las detenciones en la frontera, con un aumento de más de 200% en mayo respecto a 2018.
AFP
10 de junio, 2019
Comparte

Previo a la amenaza de imponer aranceles a México, la Patrulla Fronteriza estadounidense alcanzó en mayo su cifra récord de detención de inmigrantes durante la administración de Donald Trump.

Y de hecho ese parámetro se queda corto, ya que es una cifra mensual de detenidos que Estados Unidos no había registrado en los últimos 13 años.

En mayo pasado, la Patrulla Fronteriza contabilizó 132,887 detenciones de inmigrantes indocumentados, cifra que integra casos de adultos que viajan solos (36,838), con familiares (84,542) y menores no acompañados (11,507).

Es el número más alto para un solo mes desde marzo de 2006, cuando fueron contabilizadas 160,696 detenciones, de acuerdo con cifras oficiales de U.S. Customs and Border Protection. 

Si se hace una comparación de mayo de 2019 con mayo de 2018, es un incremento de 229%. La cifra crece aún mas si se hace una comparación con mayo de 2017, un alza de 815%.

En los primeros cinco meses del año, fueron 11,507 detenciones, 160% más que 2018, y 398% más que en 2017, primer año de Trump en el gobierno.

En 2019, el punto de inflexión se dio en febrero. En los cuatro meses previos, se había tenido un promedio de 50,398 detenciones, y en dicho mes la cifra ascendió a 66,884, y no ha dejado de aumentar, hasta llegar a las 132,887 de mayo.

Otro dato es el de las personas que habían pedido una entrada legal en los puertos fronterizos o que solicitaron protección humanitaria, pero que fueron rechazadas por Estados Unidos, consideradas inadmisibles. En mayo de 2019 fueron 11,391 operaciones de este tipo, y el año pasado 11,523. No hubo una variación considerable.

Donde sí la hubo es en la forma en que los inmigrantes trataron de llegar en Estados Unidos, ya que aumentaron las caravanas o grupos masivos. El 29 de mayo, un día antes de que Trump lanzara la amenaza de aranceles para México, la Patrulla Fronteriza reportó la cifra récord de la detención de un grupo de 1,036 personas, que habían cruzado sin documentos la frontera por la zona de El Paso, Texas. Todos ellos eran gente de Guatemala, Honduras, y El Salvador, de acuerdo con las autoridades estadounidenses.

El récord anterior se había registrado en el mismo sector, El Paso, cuando la Patrulla Fronteriza detuvo a un grupo de 430 personas.

En un comunicado, las autoridades estadounidenses informaron que de octubre a marzo la Patrulla Fronteriza había detenido 104 grupos de 100 a más inmigrantes indocumentados, y en el año previo, en comparación, solo fueron detenidos 13 grupos de ese tipo.

El sector de El Paso, que hace frontera con Ciudad Juárez, Chihuahua, es el que registró los incrementos más altos de detenciones, en la estadística del año fiscal de octubre de 2018 a mayo de 2019. En el caso de menores no acompañados, el alza en un año fue de 323%, de familias de 2,100%, y de adultos solos de 110%.

La mayoría de menores no acompañados y familias eran de El Salvador, Guatemala y Honduras. En el caso de adultos solos, la mayoría eran de México.

Todas estas cifras antecedieron a la amenaza de Donald Trump de imponer aranceles a todos los productos provenientes de su vecino del sur, si no hacía algo para detener los flujos de inmigrantes indocumentados.

Desde su etapa de candidato, Trump estableció como una de sus prioridades contener la inmigración indocumentada, incluso construyendo un muro en la frontera, discurso calificado por diferentes voces como racista e intolerante, hacia gente que huye de su país por necesidad y quiere encontrar trabajo en Estados Unidos.

Los datos referidos antes también coinciden con que en México también se dispararon las cifras de detenciones de inmigrantes, como reportó Animal Político.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración (INM), en el mes de mayo detuvieron a 22 mil 694 migrantes sin documentos. La cifra representa un aumento de 119% en comparación con mayo del año pasado, cuando el INM detuvo a 10 mil 350 personas.

En tan solo los cinco primeros meses de este 2019, el INM detuvo a 74 mil 031 migrantes, un 36% más que el año pasado, y un 105% más que en 2017.

Al lograr un acuerdo con Estados Unidos para que no se impusieran las tarifas, el gobierno de México aceptó, entre otras medidas, desplegar cientos de elementos de la Guardia Nacional -conformada por militares, marinos y policías federales- en la frontera sur.

Políticos de oposición, como el dirigente del PAN, Marko Cortés, acusaron que México había aceptado convertirse en parte del muro que quiere Trump, para contener la inmigración indocumentada.

Cortés también responsabilizó al presidente López Obrador por el aumento de los flujos migratorios desde Centroamérica, ya que en el inicio de su gobierno les “abrió la puerta”, prometiendo a ellos que en el país encontrarían trabajo y estancia.

En abril pasado, Animal Político cuestionó a activistas o especialistas sobre por qué había aumentado el flujo migratorio, y coincidieron en que el discurso de López Obrador, sobre un aparente cambio de paradigma, de respeto a los derechos humanos de los migrantes e incluso la oportunidad de que laboraran en proyectos como el Tren Maya, incentivó a más migrantes centroamericanos a aventurarse por territorio mexicano, aunque con el paso del tiempo aumentaron las detenciones y redadas, como en gobiernos previos.

Otro factor que mencionaron especialistas es que se corrió el rumor en Centroamérica de que existían algunas lagunas, o huecos, en la política de asilo estadounidense. En cuanto al aumento de las caravanas, explicaron que puede deberse a que, al viajar en grupo, los inmigrantes tratan de protegerse de las amenazas del crimen organizado, a través de territorio mexicano.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El pedazo de hielo del tamaño de Londres que se desprendió de la Antártida

El enorme témpano se separó de la plataforma de hielo Brunt, ubicada en el mar de Weddell, al sur del océano Atlántico.
27 de febrero, 2021
Comparte

Un gran iceberg de unos 1.270 kilómetros cuadrados, aproximadamente el tamaño de la zona metropolitana de Londres, se desprendió de la Antártida.

Este viernes, los instrumentos de detección en la superficie de la plataforma de hielo Brunt confirmaron la separación.

No muy lejos, el British Antarctic Survey (BAS), una institución de Reino Unido dedicada a la investigación de la Antártida, opera la estación Halley. Desde 2017 lo ha hecho con una capacidad reducida debido a la perspectiva inminente de un desprendimiento.

Actualmente no hay nadie en la base, por lo que no hay riesgo para la vida humana.

BAS tiene una variedad de dispositivos GPS en la plataforma Brunt que transmiten información sobre los movimientos del hielo a la sede de la agencia en Cambridge.

Los expertos inspeccionarán las imágenes satelitales de lo ocurrido cuando estén disponibles.

Querrán verificar que no aparezcan inestabilidades inesperadas en la plataforma de hielo restante donde está ubicada la estación Halley.

“Aunque la ruptura de grandes pedazos de las plataformas de hielo de la Antártida es algo completamente normal de su funcionamiento, los grandes desprendimientos como el detectado en la plataforma de hielo de Brunt el viernes siguen siendo bastante raros y emocionantes”, dijo el profesor Adrian Luckman, quien ha estado rastreando imágenes de satélite del Brunt durante las últimas semanas y predijo la ruptura.

“Con tres largas fisuras que se han estado desarrollando activamente en el sistema de la plataforma Brunt durante los últimos cinco años, todos hemos estado anticipando que algo espectacular iba a ocurrir”, dijo a la BBC.

“El tiempo dirá si este desprendimiento provocará que en los próximos días y semanas se rompan más pedazos. En la Universidad de Swansea estudiamos el desarrollo de las grietas en la plataforma de hielo porque mientras algunas conducen a grandes desprendimientos, otras no; y las razones de esto pueden explicar por qué existen las grandes plataformas de hielo “, agregó.

Borde del iceberg A68

Mario Tama/Getty Images
Aunque el nuevo iceberg es enorme, no es tan grande como el A68 (fotografiado en esta imagen) cuyo tamaña equivale a cuatro veces el de Londres.

¿Dónde exactamente se produjo la ruptura?

El desprendimiento detectado este viernes está en la plataforma de hielo Brunt, que es la protuberancia flotante de glaciares que han fluido de la tierra hacia el mar de Weddell.

En un mapa, el mar de Weddell es ese sector de la Antártida directamente al sur del océano Atlántico. El Brunt está en el lado este del mar.

Como ocurre con todas las plataformas de hielo, periódicamente de ella se desprenden icebergs. El último gran trozo que se desprendió en esta área lo hizo a principios de la década de 1970.

¿Cuán grande es el nuevo iceberg?

Se estima que mide unos 1.270 kilómetros cuadrados. Eso es grande desde cualquier punto de vista, aunque no tan grande como el iceberg A68 que se desprendió en julio de 2017 de la plataforma de hielo Larsen C, en el lado occidental del mar de Weddell.

Pero incluso con una cuarta parte del tamaño de A68 será necesario rastrear este bloque del Brunt debido al riesgo futuro que podría representar para la navegación.

El Centro Nacional de Hielo de Estados Unidos le dará al nuevo desprendimiento un nombre a su debido tiempo. Dado que está en el mismo cuadrante antártico (0-90W) en el que se originó el A68, también llevará la letra “A” en su nombre. Es probable que se llame A74.

¿Es esto consecuencia del cambio climático?

No. El desprendimiento de témpanos en el borde delantero de una plataforma de hielo es un comportamiento muy natural.

La plataforma tiende a mantener el equilibrio y la expulsión de témpanos es una forma de equilibrar la acumulación de masas derivada de las nevadas y la entrada de más hielo procedente de los glaciares que se alimentan en tierra.

A diferencia de la península Antártica, al otro lado del mar de Weddell, los científicos no han detectado cambios climáticos en la región de Brunt que alterarían significativamente el proceso natural descrito anteriormente.

Además, las estimaciones sugieren que el Brunt había logrado su mayor extensión en los últimos 100 años cuando se produjo este desprendimiento. Esta ruptura hace tiempo de debía ocurrir.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-O7sw3Pe5TI&t=20s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.