Segob no emitió alerta de género en CDMX para proteger a autoridades, acusan investigadoras
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Segob no emitió alerta de género en CDMX para proteger a autoridades, acusan investigadoras

Peticionarias e investigadoras aseguran que hubo una resolución fuera de la ley, más apegada a intereses políticos, y que ponen en riesgo la integridad de las mujeres.
Cuartoscuro
11 de junio, 2019
Comparte

El 7 de septiembre de 2017, el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP A.C. y Justicia Pro Persona A.C. solicitaron ante la Secretaría de Gobernación (Segob) la declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) para la Ciudad de México. 

La petición se basó, señalan las organizaciones en el documento de solicitud oficial de AVGM, en un incremento de la violencia feminicida en la ciudad. Entre los datos señalados en el documento para sustentar la petición, está el del informe presentado por el coordinador general de Servicios Periciales de la PGJCDMX, ante el Comité Técnico de Evaluación del Protocolo de Feminicidio.

Crece tasa de feminicidios y violaciones en CDMX; Tlalpan e Iztapalapa, las alcaldías con más casos

El documento establece que del 1 de noviembre de 2016 al 30 de junio de 2017, en solo 7 meses, se registraron 101 casos atendidos por el laboratorio de genética forense. 

Además, se lee en la solicitud de las peticionarias, “se detecta con preocupación un tratamiento inadecuado de los casos, así como violaciones graves a la debida diligencia en las investigaciones por parte de las autoridades de procuración de justicia, y un contexto de impunidad y permisividad por parte del gobierno de la ciudad”. 

La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM) de la Segob, en la que recae la responsabilidad última de decretar o no la alerta, admitió la solicitud el 6 de octubre de 2017 y el 7 de junio de 2019, después de un largo proceso, emitió su resolución. La instancia rechazó la AVGM al considerar que no existen elementos objetivos suficientes para declararla procedente. 

Las peticionarias y algunas integrantes del Grupo de Trabajo, encargado de hacer el análisis de la situación de violencia e impunidad contra las mujeres en la ciudad, aseguran que esto es una resolución fuera de la ley, más apegada a intereses de tipo político, y que ponen en riesgo la integridad y la vida de las mujeres.

Leer: #VivasNosQueremos: Mujeres marchan contra feminicidios e intento de secuestros en el Metro

“Es muy desafortunado que no se decrete la Alerta de Violencia de Género. Hay una especie de miedo político ante la posibilidad de que la opinión pública considere que estamos en una situación de gravedad en el tema de violencia feminicida en la Ciudad de México, pero sí lo estamos y no se quiere reconocer”, afirma Aleida Hernández, profesora de posgrado en la Facultad de Derecho de la UNAM e integrante del Grupo de Trabajo para evaluar la procedencia de la AVG en la CDMX.

Además, señala, “hay una falta de acceso a la justicia para las mujeres, hay muchas deficiencias, no solo en la atención por parte de las instituciones del poder ejecutivo, sino también en lo que corresponde a administración de justicia por parte del poder judicial y en la resolución de la SEGOB se está dejando fuera a ese poder”.

Solo le están pidiendo a la jefa de gobierno, explica, que le dé seguimiento a una serie de acciones y políticas, “pero al poder judicial no se le está llamando al banquillo, no va a haber dientes, no va a haber instrumentos más eficaces para llamar a cuentas ni al poder judicial ni al  poder legislativo, esto es lo más grave de la resolución”. 

¿Cómo fue el proceso? 

Fue el 6 de octubre de 2017 cuando inició el procedimiento. Ese día, la CONAVIM admitió la solicitud de las peticionarias e informó al entonces jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera. 

De acuerdo al Reglamento de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en el que se establecen los requisitos y fases para emitir o desechar una alerta, se debe conformar un grupo de trabajo que analice la situación en el territorio señalado en la petición. 

Éste se constituyó con representantes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la propia CONAVIM, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y con investigadoras de la UNAM y la UAM, como Aleida Hernández y Gabriela Rodríguez. La primera sesión de trabajo fue el 10 de octubre de 2017. 

Después de realizar una investigación sobre la situación en la capital, las expertas prepararon su informe final. El grupo lo tuvo listo en enero de 2018, aunque la ley marca solo un mes para realizarlo, pero lo pudieron entregar al gobierno de la ciudad hasta el 27 de marzo, por un cambio de titular en la CONAVIM.

En éste se presentaron 20 conclusiones y recomendaciones, entre estas destacan revisar los procedimientos de investigación en criminalística y forense en los casos de feminicidio, y la operatividad del Comité Técnico de Análisis y Evaluación del Protocolo de Investigación, además de revisar los expedientes de muertes violentas de mujeres para verificar si se aplicó el instrumento.

El Grupo de Trabajo también consideró que las agencias de Delitos Sexuales de la PGJDF debían generar un protocolo de actuación y asegurar que los prestadores de los servicios de salud encargados del primer contacto con mujeres y niñas víctimas de violencia sexual, apliquen la Norma Oficial Mexicana 046 que permite el aborto en casos de violación.

Madres de desaparecidas exigen aprobar alerta de género por este delito en Edomex

Se estableció, también, que se debía evaluar la instauración del Protocolo Alba, un mecanismo especializado para la búsqueda de mujeres; así como entregar informes públicos sobre el número de mujeres, niñas y adolescentes localizadas (con o sin vida) y no localizadas, así como desarrollar programas de capacitación en perspectiva de género para el poder judicial.

A cada una de esas recomendaciones se le asignaron indicadores para determinar qué tanto el gobierno las cumplió. La administración local tenía seis meses, hasta septiembre de 2018, para implementar las medidas propuestas por el Grupo de Trabajo y mostrar los avances. 

Pero la administración capitalina pidió prórroga de un mes y medio para hacerlo, lo entregó en noviembre de 2018. Frente al cambio de gobierno, el fallo se fue hasta el 28 de mayo de 2019, cuando previó análisis de la información entregada por la administración local respecto a los resultados de lo que se implementó, el Grupo de Trabajo emitió su dictamen.

“Lo que determinamos después de hacer la evaluación de si cumplió el gobierno de la ciudad o no con las recomendaciones que le hizo el Grupo de Trabajo, fue que, y esto está en el informe que se le entregó a la SEGOB, alrededor de 30% estaban incumplidas totalmente, otro 30% se habían cumplido de forma parcial o estaban en proceso y solo 40% se cumplieron”, asegura la investigadora de la UNAM.

Pese a eso, la Segob consideró que el gobierno capitalino implementó medidas suficientes y rechazó que sea necesario emitir la alerta. Aleida Hernández puntualiza que la resolución de la Secretaría de Gobernación está considerando los seis meses de acciones y políticas del nuevo gobierno, cuando eso no es lo que marca la ley.

“Lo que se estaba evaluando eran varios años de la administración pasada, en aspectos como la capacitación a profundidad de los juzgadores, porque una de las deficiencias que encontramos es que los jueces no juzgan con perspectiva de género, incluso no saben aplicar el tipo penal de feminicidio en casos claros como que el esposo asesina a la esposa. Esos jueces no están capacitados todavía”, señala la investigadora de la UNAM.

La integrante del Grupo de Trabajo da otro ejemplo: “Dijeron que iban a hacer una guía para la reparación del daño a las víctimas directas e indirectas de feminicidio, y entregaron una guía simulada, que no les sirve a los jueces, y así otros ejemplos que fueron solo una simulación, solo para entregar algo. No se hizo tampoco una base de datos amplia y que tenga un seguimiento a las órdenes de protección para las mujeres que viven violencia de género o feminicida”.

Las organizaciones peticionarias coinciden con los señalamientos anteriores en un comunicado afirman que “resulta prematuro decir que las medidas iniciadas en tan solo cinco meses, hayan atacado de raíz la problemática generalizada de violencia contra las mujeres y los obstáculos estructurales en el acceso a la justicia para las víctimas y sus familias, que motivaron la solicitud de AVGM en septiembre de 2017”.

La  CONAVIM debe explicar, subrayan las peticionarias, el por qué y bajo qué criterios o metodología de evaluación dio peso a 13 acciones del nuevo gobierno, para no emitir el decreto correspondiente sin considerar el dictamen del Grupo de trabajo.

Sobre la 17 medidas que la CONAVIM pidió implementar a la Ciudad de México en su dictamen sobre la AVGM –entre las que están: una estrategia de prevención y atención de la violencia en el transporte público; fortalecer la emisión, seguimiento y evaluación de riesgo y registro de medidas de prevención y ordenes de protección, y crear modelos de atención inmediata para mujeres en situación de violencia, así como mecanismos de supervisión y sanción a servidores públicos–, Selene González, coordinadora de Incidencia del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, dice que esto es emitir medidas sin un respaldo legal. 

“Cómo es posible que no se emita la alerta y solo se pida implementar medidas, que además solo va a evaluar, en seis meses, la CONAVIM y no el Grupo de Trabajo. Eso es una alerta sin decreto, sin sustento legal, y si ya cuando lo tiene no se respeta, esto es peor, es más endeble”. 

Lo que se emitió, puntualiza Aleida Hernández, “es una Alerta de Violencia de Género suave y sin nombrarla como tal, porque sí se plantearon recomendaciones de la CONAVIM al gobierno de la CDMX, pero sin la posibilidad de que se conforme un grupo interinstitucional para evaluarlas, que es lo que hubiera procedido si se decreta la AVG”.

Respuesta de la CONAVIM

Al consultar a la comisión el por qué se consideraron las acciones del nuevo gobierno y no solo las del anterior, Nadia Sierra, coordinadora general de Alertas de Género de la CONAVIM, asegura que fue porque las acciones (en este tipo de procedimientos) se deben evaluar en forma progresiva y no solo con lo que se hizo en el pasado.

AP: Pero en la ley está estipulado un plazo de seis meses que es el que se debe considerar, después de que el Grupo de Trabajo emite sus recomendaciones, para dictaminar si se emite la alerta o no.

NS: Exactamente, pero el propio Grupo de Trabajo le dio oportunidad al gobierno de la CDMX de demostrar las acciones que había hecho después de entregado el informe, por eso es que tanto el Grupo como la Secretaría de Gobernación hace el balance de las dobles acciones.

AP: ¿Hubo entonces un segundo informe después del informe final del Grupo de Trabajo que también se evaluó para el dictamen de la alerta?

NS: El Grupo de Trabajo se reunió tres veces adicionales antes del dictamen final (para evaluar las acciones del nuevo gobierno).

Entrevistada por separado, Aleida Hernández asegura que lo dicho por Nadia Sierra es falso. “Es una mentira. El Grupo de Trabajo no le dio tal oportunidad al nuevo gobierno. Se nos convocó, a través de un oficio de invitación, a una reunión para que nos informaran sobre las acciones de la nueva administración, pero al menos las tres académicas del grupo decidimos no asistir, porque eso está fuera de toda norma, el Grupo termina su trabajo cuando entrega el dictamen y eso ya estaba hecho”.

Es por eso, agrega, que “nosotras nos negamos a ir, eso ya no estaba en tiempo. No sé si haya asistido el representante del Inmujeres y claro el de la propia CONAVIM, pero las académicas no. El Grupo como tal ya no se volvió a reunir ni analizó las acciones del nuevo gobierno de la CDMX. Y en todo caso que demuestren lo contrario con un acta de reunión. Decir lo contrario es una mentira flagrante”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Nos dirigimos a un mundo bipolar': la 'peligrosa' tensión entre EU y China por la invasión rusa y la pandemia

La coincidencia de dos eventos catastróficos está llevando a que se consoliden dos esferas de poder, sostiene Michael Schuman, investigador del Atlantic Council. En entrevista con BBC Mundo explica las consecuencias, que, según él, puede traer este escenario.
12 de abril, 2022
Comparte

La guerra en Ucrania y la pandemia están acelerando una peligrosa tendencia entre Estados Unidos y China, los dos países más poderosos del mundo.

Esa es la visión del investigador Michael Schuman, quien sostiene que la coincidencia de estos dos eventos catastróficos están empujando al mundo hacia un escenario en el que ambas potencias acentúan su rivalidad.

Según Schuman, las sanciones que Estados Unidos ha impuesto a Rusia por su invasión a Ucrania sirven de advertencia a China en caso de que decida apoyar a los rusos en la guerra.

El temor a esas medias podría estar empujando a China a acelerar su proyecto de disminuir su dependencia de Occidente, indica Schuman, investigador no residente del centro de pensamiento Atlantic Council para China.

Joe Biden y Xi Jinping.

Getty
Joe Biden, presidente de EE.UU. en teleconferencia con Xi Jinping, presidente de China, el 15 de noviembre de 2021.

Por otro lado, la estrategia de cero covid adoptada por China ha puesto tensión sobre el comercio mundial.

La incertidumbre que generan los confinamientos masivos en China ha generado mayor presión para que los países busquen proveedores distintos a ese país.

En este panorama, sostiene Schuman, China y EE.UU. se están alejando del mundo globalizado que se esperaba tras la caída de la Unión Soviética, y van rumbo a consolidarse como dos esferas de poder.

En entrevista con BBC Mundo, Schuman explica en qué consiste este panorama, y los peligros que representa para el mundo.

Michael Schuman es autor de los libros “Superpotencia interrumpida: la historia china del mundo” y “El milagro: la épica historia de la búsqueda de riqueza en Asia” (por sus traducciones literales al español).

Michael Schuman.

Michael Schuman.
Michael Schuman.

¿Se está dirigiendo el mundo hacia una nueva Guerra Fría?

Creo que la comparación con la Guerra Fría no es exacta.

Por supuesto, hay algunas similitudes generales relacionadas con algunos elementos de lo que se está convirtiendo en la competencia ideológica entre una esfera centrada en Estados Unidos y una esfera centrada en China.

Y se ven elementos de democracia vs autoritatismo.

Pero en varios aspectos es mucho más complejo que la Guerra Fría.

Estados Unidos y Europa obviamente tuvieron alguna interacción con la Unión Soviética y sus aliados, pero no estaban particularmente integrados, especialmente a nivel económico.

Lo que teníamos eran prácticamente dos mundos, uno frente al otro.

Con China y EE.UU. es una historia muy diferente, no solo porque China y EE.UU. están muy integradas, sino porque todos los aliados están integrados y entre ellos son extremadamente importantes a nivel económico.

Además, está este tremendo intercambio cultural, la tecnología es diferente y la gente está más conectada.

Creo que aunque nos dirigimos a un mundo que recuerda al mundo bipolar de la Guerra Fría, las relaciones en este mundo bipolar van a ser mucho más complicadas.

Estas dos esferas van estar conectadas de cierta manera a nivel económico simplemente por la forma en la que funciona la economía global, por la importancia de China en la economía global y viceversa, la importancia de la economía global para China.

Será un mundo bipolar pero será muy diferente al de la Guerra Fría.

Borodianka

Getty
Un edificio residencial en Borodianka, al noroeste de Kiev, durante la invasión rusa a Ucrania.

¿Cómo serían esos dos polos de poder?

Veremos distintos sistemas políticos y sociales.

De un lado estarán EE.UU. y sus aliados que son generalmente democracias abiertas y economías capitalistas liberales.

La otra esfera estará basada en China, con normas y valores distintos.

También estarán separados por la tecnología.

Ya se ve una creciente desconfianza en varias partes del mundo respecto a la tecnología china. Vemos lo que ocurre con Huawei, por ejemplo.

Y China obviamente tiene tremenda desconfianza en la tecnología que viene de Estados Unidos u otros lugares, por eso bloquean tantas redes sociales y compañías de internet estadounidenses.

Entonces, creo que veremos dos esferas basadas en distintas tecnologías.

Y también veremos, sobre todo por parte de China y sus aliados como Rusia, un deseo de disminuir su dependencia y sus lazos económicos con EE.UU. y Europa.

En China está en curso una campaña de autosuficiencia.

Entonces, aunque no estarán completamente separados, creo que habrá un movimiento en dirección a tener conexiones económicas más cercanas dentro de cada esfera.

Estados Unidos vs China.

Getty

¿Cómo se alinearían el resto de países en ese mundo bipolar?

Es difícil saberlo, depende de los cálculos de cada país.

Vietnam, por ejemplo, no es que tenga un buen historial con EE.UU. y es un gobierno comunista, no es democrático.

Pero los vietnamitas están muy preocupados por el creciente poder de China. Estuvieron en guerra con China en el 79, tienen disputas en el mar del Sur de China… entonces uno ve cierto acercamiento entre Vietnam y EE.UU.

Entre Vietnam y EE.UU. hay un estrechamiento de los lazos económicos.

Pakistán es otro ejemplo.

Es técnicamente un democracia y fue aliado de EE.UU. durante la Guerra Fría, pero a nivel económico está cada vez más ligado a China.

Entonces, no será fácil saber cómo se formarán las dos esferas.

En China se ha implementado una política de "cero covid".

Getty
En China se ha implementado una política de “cero covid”.

¿Habrá países no alineados con ninguna de las dos esferas?

Es igual que en la Guerra Fría, incluso los países que preferían mantenerse no alineados, terminaron de cierta manera llevados a inclinarse en una dirección o en la otra.

Algunos de ellos lo lograrán, pero es inevitable que a medida que crece la competencia entre estas dos esferas habrá presión sobre los países para que, al menos, se inclinen hacia un lado o al otro.

Para muchos países será difícil saber de qué lado ubicarse, como ocurrió durante la Guerra Fría.

Habrá muchos países que no querrán tomar partido y tratarán de trabajar con ambas esferas.

Para algunos países será difícil tomar esa decisión.

India, por ejemplo.

India y EE.UU. están comenzado a alinearse más y más en su actitud hacia China, pero históricamente los indios han sido cautelosos de volverse demasiado cercanos a EE.UU..

En África hay varios países que se están volviendo más cercanos a China, se están volviendo grandes aliados económicos.

Pero, al mismo tiempo, los países occidentales, los donantes y las instituciones son extremadamente importantes para algunos de estos países africanos.

Billetes de EE.UU. y China.

Getty

¿Por qué dice que este mundo bipolar es peligroso?

Con el fin de la Unión Soviética pensamos que se había terminado la competencia entre grandes potencias, al menos por un tiempo.

Creíamos en la naturaleza de la economía global, la creciente integración entre países, la manera en la que la tecnología uniría a los países, que habría más interacción entre las personas.

Pensamos que tendríamos un mundo con valores, normas e intereses económicos compartidos.

En los 90 y en los primeros años del siglo XXI pensábamos que nos moveríamos en esa dirección.

Y podría decirse que ese mundo posiblemente sería menos conflictivo y con mayores beneficios económicos.

Pero si el mundo va a volver a estar dividido en dos, entonces tenemos el regreso de la competencia entre las potencias, con todo lo que eso implica.

Incluso si eso no implica una guerra entre ambas potencias, estamos hablando de un elevado nivel de tensión y menos integración económica.

Mira lo que China está haciendo con el internet, básicamente sellaron su internet respecto al resto del mundo, lo que implica menos intercambios entre la gente de China y el resto del mundo.

Nada de esto es positivo para la estabilidad y la prosperidad.

Ajedrez

Getty
La invasión rusa puede estar aumentando las tensiones entre EE.UU. y China, sostiene Schuman.

¿Qué está haciendo China para disminuir su dependencia de EE.UU.?

China considera que el país es muy vulnerable a las sanciones que puedan imponer Estados Unidos y sus aliados.

Creo que China observa lo que está ocurriendo con Rusia en este momento, la forma en que EE.UU. y sus aliados se han unido para imponer duras y dolorosas sanciones a Rusia.

China ve eso y dice “eso es exactamente lo que tememos”.

Entonces quieren protegerse de esta vulnerabilidad, quieren controlar su propia cadena de suministros, tener alternativas a la tecnología extranjera.

Vemos, por ejemplo lo que están haciendo con los semiconductores, que representa grandes importaciones para China.

Si no tienes acceso a estos chips, es un gran daño para tu futuro económico.

También, por ejemplo, están tratando de desarrollar su propia industria de aviones comerciales para competir con Boeing y Airbus.

Entonces China se está reorientando. No se van a cerrar por completo, quieren seguir exportando, y aumentar sus lazos económicos con países como Rusia, pero en otros aspectos están tratando de retraerse del mundo como una forma de defenderse.

Fábrica en China.

Getty

¿Y Estados Unidos qué está haciendo para depender menos de China?

EE.UU. realmente no tiene planes en ese sentido, es un lugar mucho más descentralizado.

Lo que sí hay es un movimiento entre empresarios y líderes del gobierno para tener cadenas de suministros más locales, como ocurre con la industria de autos eléctricos, por ejemplo.

A los empresarios estadounidenses les parece poco inteligente que su cadena de suministro dependa de un país con el que tienen tensión económica.

Eso quedó en evidencia durante la pandemia, cuando EE.UU. necesitaba ciertos productos y se dio cuenta de que debía traerlos de China.

También hay una creciente presión regulatoria para que las empresas estadounidenses no incluyan entre sus proveedores a empresas que incurran en trabajos forzosos, como ocurre en la región de Xinjiang.

Pero aún hay compañías estadounidenses que invierten fuertemente en China, que tienen grandes negocios ahí y no tienen intención de cambiar eso.

En general, los chinos se están esforzando más por disminuir su dependencia de EE. UU. que EE.UU. de China.

Fábrica de autos eléctricos Tesla.

Getty

¿Es posible revertir esa tendencia hacia un mundo bipolar?

Nada es inevitable.

En algún momento habrá un nuevo líder en China. Xi Jinping tratará de asegurarse un tercer mandato, así que hay buenas posibilidades de que esté al frente durante un buen tiempo, pero no puede estar ahí para siempre.

En algún momento habrá otro gobierno en China que pueda tener otra mirada sobre el rol de China en el mundo y su relación con EE.UU.

Y en EE.UU. ya hemos visto diferencias entre el enfoque del gobierno Trump y el gobierno Biden.

Nada es inevitable, en ambos países podría haber cambios en los que se alejen de la competencia, estrechen lazos y mejoren sus relaciones.

Pero creo que si las tendencias que estamos viendo ahora continúan, es menos probable que el mundo no se divida en dos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=N7U1FOSECh8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.