Les piden renuncia y sin liquidación: gobierno aplica más recortes para adelgazar estructura
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Itxaro Arteta

Les piden renuncia y sin liquidación: gobierno aplica más recortes para adelgazar estructura

Servidores Públicos relatan los despidos en el Archivo General de la Nación, el Fondo de Cultura Económica y la Comisión Nacional de Arbitraje Médico.
Foto: Itxaro Arteta
8 de junio, 2019
Comparte

A Mónica la llamaron el viernes para firmar su renuncia, sin previo aviso, y sin derecho a liquidación. Óscar se enteró el miércoles de que el viernes sería su último día y le darían lo que se pudiera de finiquito. Luisa lleva un mes desempleada y esperando sus papeles de baja oficial, después de aparecer en una lista de personas que serían recortadas.

No se trata de trabajadores de una misma empresa que está en crisis, sino de servidores públicos, despedidos de distintas dependencias, aunque todos con la explicación de que se debe reducir la estructura de gobierno por la austeridad republicana. Relatan a Animal Político lo ocurrido en el Archivo General de la Nación (AGN), el Fondo de Cultura Económica (FCE) y la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed). Sus nombres han sido cambiados por temor a represalias.

Mónica, del AGN, llevaba 20 años trabajando en el Archivo General, en una plaza de “enlace”, es decir, un mando medio. La mandaron llamar de Recursos Humanos y le dijeron que tras el memorándum de austeridad enviado el 3 de mayo por el presidente Andrés Manuel López Obrador, tenían que recortar al 20 % del personal, por lo que le pidieron que firmara su renuncia, sin derecho a liquidación.

“Supuestamente, me dijeron que mi plaza por ser de enlace, es una plaza que está pidiendo la Secretaría de Hacienda que se recoja, conforme al oficio de Presidencia, fue lo que a mí me argumentaron”, cuenta en entrevista.

Como se negó a firmar, días después le ofrecieron un arreglo por 160 mil pesos, pero ella contestó que eso no compensa sus dos décadas de trabajo en la institución y la Ley del Trabajo la Ampara, así que se negó de nuevo.

También le ofrecieron que siguiera trabajando ahí, pero con un contrato por tres meses en una plaza eventual —una de las figuras que Presidencia ha ordenado reducir a la mitad—, por lo que tampoco aceptó, ante el temor de que después de ese tiempo se quede en la calle de todas maneras.

Asegura que desde el inicio del sexenio han sido despedidos alrededor de 30 trabajadores de los poco más de 200 que tenía el Archivo: la mitad en diciembre pasado y la otra mitad ahora en mayo. Aunque le dijeron que en julio y en noviembre habrá más recortes.

Gobierno federal ordena despedir a los trabajadores que la misma administración contrató

En contraste, le parece irónico que la dependencia ha reclutado a 100 becarios de Jóvenes Construyendo el Futuro, uno de los principales programas del nuevo gobierno, que paga 3 mil 600 pesos mensuales a chicos que reciben capacitación.

La subdirección de difusión del AGN confirmó que están “en proceso de reestructuración, a petición de la Secretaría de Hacienda”, pero todavía están elaborando la propuesta que van a presentar, por lo que no pudo dar la cifra de cuántas plazas se han eliminado.

En la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) el recorte ocurrió en abril, días antes del memorándum del 3 de mayo. De acuerdo con el testimonio de Luisa, una de las afectadas, ese oficio solo confirmó públicamente la petición que ya se había hecho internamente de cancelar plazas. Asegura que fueron despedidas 52 personas con entre 8 y 20 años de antigüedad, de las alrededor de 150 que trabajaban ahí, es decir, una tercera parte.

Animal Político preguntó en reiteradas ocasiones a la Secretaría de Salud, de la que Conamed es un órgano desconcentrado, la cifra y criterio de los despidos, pero no hubo respuesta.

Esta Secretaría presumió desde marzo el ahorro de 680 millones de pesos por recorte del 30 % de personal.

La Conamed está integrada principalmente asesores médicos y jurídicos que resuelven conflictos entre usuarios y prestadores de servicios de salud. Luisa era personal administrativo del área de atención al público, que quedó casi a la mitad ante el recorte de 12 personas. Pero del total, explica, unos 20 eran administrativos y 30 directores, subdirectores, jefes de departamento y apoyos técnicos.

“Nos dijeron a todos que era parte de la reestructuración del gobierno federal, que aplicaba también una reestructuración en la Comisión, que eran instrucciones superiores de la Secretaría de Salud y del gobierno federal”, explica.

“Y que las plazas quedaban canceladas. Yo les comenté que entonces eso pusieran en lo que nos estaban dando a firmar, que era por la cancelación y reestructuración del gobierno, pero me contestaron que no era posible, que tenía que renunciar así, en los términos que ellos me estaban dando: renuncia de manera voluntaria e irrevocable”.

El 23 de abril, recuerda, los directores de área comenzaron a llamar a personas de Servicio Profesional de Carrera para informarles que estaban en una lista de plazas a eliminar. Después los mandaron con el subcomisionado jurídico, el director general de administración, el de recursos humanos y una persona del comité de ética como testigo, para pedirles que firmaran la renuncia con fecha a fin de mes.

La mayoría firmó, cuenta Luisa, ante la amenaza de si no lo hacían los cesarían, y después de que hace unos meses vieron que a otra persona que se negó a renunciar, de plano ya no la dejaron entrar al edificio.

Lo más que obtuvieron, fue negociar que extendieran la renuncia al 15 de mayo, para que cobraran otra quincena. Pero a la fecha, no han recibido los papeles de su baja, que necesitan para comprobar antigüedad y hacer cualquier trámite en caso de que logren obtener otro trabajo en gobierno.

La austeridad en el Senado provocó casi 2 mil despidos, solo 11 % son mandos

Otra dependencia con recortes recientes fue el Fondo de Cultura Económica. Aunque ahí, según cuenta uno de los afectados, no les fue tan mal en cuanto a trato e indemnización.

“La justificación fue que habían pedido un recorte del 20 %, y bueno, al menos a mí lo que me dijeron es que Paco (Ignacio Taibo II, director del organismo) fue a hablar con el presidente para que hiciera un excepción con el Fondo, pero que no, no se iba a hacer excepción con ninguno, y pues vinieron los recortes”, cuenta Óscar.

Los afectados fueron jefes de departamento, editores, administrativos, del área jurídica y de comunicación. Pero al menos, señala, aunque no les dieron liquidaciones completas, sí se les pagó lo más que se pudo y no los dejaron con las manos vacías, como en otros lados.

Mientras él deja su puesto de jefe de área, se quedarán en la oficina cuatro becarios que capacitó en los últimos meses de Jóvenes Construyendo el Futuro, dice.

Comunicación Social del FCE confirmó que en total fueron 20 personas despedidas por la orden de recortar mandos medios y de enlace, sin tocar a personal sindicalizado o de confianza.

El memorándum del 3 de mayo ordenó, en el punto 1, sujetarse al presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados en cuanto a servicios personales.

“En este sentido, deberán desocuparse, antes del 31 de mayo, las plazas no autorizadas y ajustarse las estructuras orgánicas conforme a los procedimientos y plazos existentes”.

Hasta ahora, no hay un balance oficial de cuántas personas han sido despedidas del gobierno. La Secretaría de la Función Pública detalló recientemente que este mes terminará el proceso de implementación de medidas de austeridad, reestructuración y eliminación de plazas que no hacían falta o duplicaban funciones, por lo que en julio informará el resultado y cuántos empleos se eliminaron.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El caso de Enrique "Kiki" Camarena, el agente de la DEA por el que EU perseguía a Caro Quintero

De origen mexicano y nacionalizado estadounidense, el agente especial le había dado uno de los peores golpes al cartel de Guadalajara.
16 de julio, 2022
Comparte

El día que el cuerpo de Enrique Camarena fue encontrado, todo cambió. El Kiki, como se le conocía, fue el primer agente de la historia de la DEA en ser asesinado.

El crimen ocurrió el 9 de febrero de 1985 y provocó, según expertos, la mayor crisis diplomática entre México y Estados Unidos en la historia reciente.

El narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero fue condenado por el crimen, ocurrido pocos meses después de que Camarena descubriera un gran plantío de marihuana en el estado de Sinaloa.

Pero Caro Quintero logró la libertad en 2013. La DEA lanzó entonces una recompensa de US$20 millones por información que ayudara a capturarlo de nuevo.

Este viernes, nueve años después, se dio su captura en México por el mismo delito.

Rafael Caro Quintero (centro) detenido en Sinaloa

Reuters
Rafael Caro Quintero fue detectado entre los arbustos por un perro policía.

En la Administración para el Control de Drogas de EE.UU. (DEA, por su sigla en inglés) Camarena es considerado un héroe, y la recaptura de su asesino era un asunto pendiente.

Pero ¿quién era este agente que murió a los 37 años y cómo resultó cercano al cartel de Guadalajara?

El Kiki

Camarena nació el 26 de julio de 1947 en Mexicali, Baja California (México). A los 9 años se mudó junto a su familia del otro lado de la frontera a la localidad hermana de Calexico, California.

Al terminar la escuela secundaria se alistó en la Marina estadounidense, donde estuvo dos años.

Un tiempo después fue bombero y luego se unió al Departamento de Policía de Calexico. Allí pasó a trabajar en una ciudad cercana como investigador de narcóticos.

En 1974 se convirtió en agente especial de la DEA.

El cuerpo de Enrique Camarena fue trasladado de México a Estados Unidos.

Getty Images
El cuerpo de Enrique Camarena fue trasladado de México a Estados Unidos.

Siete años después, en 1981, fue asignado para trabajar en Guadalajara en la investigación de la ruta de marihuana y cocaína hacia Estados Unidos.

La misión

Por esos años, narcotraficantes mexicanos y estadounidenses llevaban en avionetas la droga de un lado al otro de la frontera.

La demanda aumentaba cada vez más y los mexicanos se especializaban en las rutas que lograban llegar hasta EE.UU.

Fue ahí cuando los principales carteles se aliaron con sus pares colombianos para traficar cocaína, una sustancia que ocupaba mucho menos espacio y que multiplicaba las ganancias de forma astronómica.

La capital de Jalisco, entonces, se convirtió en el centro del tráfico de drogas en México.

“Llegó a Guadalajara un boom de inversiones incluso a través de grandes empresarios que empezaron a lavar mucho dinero, sobre todo en construcciones inmobiliarias, agencias de automóviles, comercios, bancos”, le contó Felipe Cobián Rosales a BBC Mundo en 2013.

Este fue el panorama que encontraron Camarena y otros agentes desplegados en la ciudad.

Kiki permaneció un año y medio en México. Personas que le conocieron en esa época cuentan que logró acercarse a algunos jefes del cartel de Guadalajara, especialmente a Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo.

No está claro si ellos supieron que se trataba de un agente encubierto, pero según estableció la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR) la orden para asesinarlo fue por venganza.

El crimen

Camarena había decidido investigar por aire el negocio de las drogas en el norte de México y volando en una avioneta pilotada por Alfredo Zavala descubrió en medio del desierto un gran espacio verde con plantas perfectamente sembradas.

Se acercó y confirmó que allí se hallaba lo que buscaba: casi mil hectáreas de marihuana que valían -en el mercado estadounidense de la época- unos US$8.000 millones.

En noviembre de 1984, 450 soldados ingresaron en el rancho conocido como El Búfalo en el estado de Chihuahua.

Meses después, cuando salía del consulado estadounidense en Guadalajara para almorzar con su esposa, Camarena fue secuestrado por cinco hombres que lo metieron en un auto.

Lo llevaron a una casa, lo torturaron y lo mataron.

Los cuerpos de Enrique Camarena y el piloto Alfredo Zavala envueltos en bolsas en una camioneta en México.

Getty Images
Los cuerpos de Enrique Camarena y el piloto Alfredo Zavala fueron hallados en el estado de Michoacán semanas después de que desaparecieran.

Su cuerpo apareció cuatro semanas después en el estado vecino de Michoacán.

Pese a que las autoridades señalaron en todo momento la responsabilidad de Caro Quintero, exagentes de la DEA señalaron a la CIA como partícipes del asesinato, algo que quedó plasmado en la serie documental de Amazon The Last Narc (“El último narco”).

En su momento se supo que, al investigarse el caso, se descubrió una extensa red de protección al cartel de Guadalajara donde participaron jefes de policía, mandos militares y funcionarios de alto nivel del gobierno mexicano.

Entre lo que más llamó la atención fue el hecho de que Caro Quintero y otros jefes del cartel, por ejemplo, portaban identificaciones de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), que entonces era la principal agencia mexicana de inteligencia para combatir el narcotráfico.

Además, el rancho El Búfalo era protegido por un comandante de la Policía Judicial Federal, Rafael Aguilar Guajardo, quien años después fundó el cartel de Juárez.

De ahí que la recaptura de Caro Quintero, en julio de 2022, represente un hecho histórico para el caso.

“El Kiki personalizó lo mejor de la DEA, era un agente tenaz que persiguió sin descanso a los carteles de la droga en México”, escribió en un comunicado dirigido a los trabajadores de la DEA Anne Milgram, titular de la agencia.

“Kiki es un héroe”, enfatizó la funcionaria tras conocerse la recaptura y pedido de extradición del principal incriminado en asesinar, por primera vez, a un agente especial.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=yP0AgFBUKVQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.