close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Guardia Nacional iniciará sin reglamento, con dudas sobre su estado de fuerza y capacitación

Las autoridades no han transparentado los detalles sobre los cursos de capacitación y procesos de evaluación de los elementos de la Guardia Nacional.
Cuartoscuro Archivo
28 de junio, 2019
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el próximo domingo 30 de junio se llevará a cabo el evento oficial de arranque de la Guardia Nacional, la nueva fuerza de seguridad pública creada en este sexenio para hacer frente a la escalada de violencia en el país, y que cuenta con capacidades de prevención, investigación y control migratorio.

Pero en este inicio de la nueva fuerza persisten dudas centrales. Aunque públicamente el gobierno ha dado información sobre elementos desplegados, presupuesto y capacitación, datos oficiales obtenidos vía transparencia por Animal Político difieren o incluso contradicen dichas declaraciones. 

De hecho el anuncio oficial del arranque de la Guardia Nacional llega con elementos de dicha corporación (o que el gobierno ha dicho que son de la Guardia) ya desplegados en el terreno desde hace varias semanas, y cuya formación y capacitación tampoco fue detallada por las autoridades involucradas. Además, la nueva fuerza carece aún de su reglamento.

A continuación se refieren algunos de los puntos principales en donde la información oficial ha sido contradictoria o ha estado ausente, además de lo que está pendiente. Todo ello a partir de lo dicho por las propias autoridades y los documentos oficiales:

Una Guardia sin reglas

La Guardia Nacional cuenta desde mayo pasado con una ley que delimita sus funciones y organización, y que fue aprobada en consenso por el  Congreso. Sin embargo, dicha ley requiere un reglamento que aterrice las disposiciones, el cual no ha sido expedido hasta la fecha.

Así lo reconoció la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), a la que está adscrita la Guardia Nacional, en un oficio fechado el 24 de junio y entregado a Animal Político, como respuesta a la solicitud de transparencia folio 0002800049819. En ella se pidieron detalles sobre centros de reclutamiento y tiempos de capacitación, entre otros puntos. 

La SSPC subrayó que la estructura, organización e integración de la Guardia Nacional dependen de la ley y de su reglamento. Dicha ley fue publicada el pasado 27 de mayo, sin embargo, el artículo primero transitorio de la misma establece que existe un plazo de seis meses para expedir el reglamento. 

“El Ejecutivo Federal emitirá el mismo (reglamento) dentro de los 180 días siguientes a su entrada en vigor, por lo que se encuentra en el proceso de elaboración de dicho proyecto, para su posterior aprobación y publicación”, indica la SSPC.

Por este motivo, la dependencia que encabeza Alfonso Durazo señaló que no podía dar respuesta a la mayor parte de los cuestionamientos planteados sobre el funcionamiento de la Guardia.

¿Cuál será el estado de fuerza inicial de la Guardia?

El jueves el presidente López Obrador anunció en su conferencia de prensa matutina que el estado inicial de la Guardia Nacional será de 70 mil efectivos, con el objetivo de llegar a 130 mil al finalizar el sexenio. 

“Vamos a empezar el domingo con 70 mil. Entonces, se va a dar a conocer toda la estrategia de atención de la Guardia Nacional, se le está dando prioridad”, dijo el presidente.

Sin embargo, el pasado 18 de mayo el secretario Durazo afirmó que la Guardia arrancaría con una fuerza de veteranos compuesta por 35 mil elementos de Policía Militar, 18 mil efectivos de Policía Federal, y 8 mil de Policía Naval. Esto para un total de 61 mil efectivos.

Pero incluso en los datos de Durazo también hay diferencias. Por ejemplo, la Secretaría de Marina informó oficialmente a Animal Político vía transparencia que ellos prevén transferir a 6 mil 288 que son los que conforman toda su policía naval, a la Guardia Nacional, una cantidad 21% inferior a la dicha por Durazo. Ello reduciría el estado total de la Guardia a menos de 60 mil efectivos.

Además la Semar detalló en el oficio 2236/19 entregado como respuesta, que al menos hasta el pasado 24 de junio aun no se transferían elementos de policía naval a la Guardia, aunque estimaron que dicha transferencia se realizará justo el 30 de junio.

Por su parte, la Secretaría de la Defensa Nacional ha calificado como “información inexistente” a la cantidad de elementos de policía militar que prevé enviar a la Guardia. La última respuesta de este tipo recibida en mayo pasado, por la solicitud con folio 0000700111319.

¿Y los nuevos reclutas? Con capacitación a medias

Una opción para completar el estado de fuerza de 70 mil efectivos señalado por López Obrador es que haya 10 mil o más que sean nuevos reclutas. Sin embargo, la propia Sedena había señalado, también vía transparencia, que para el reclutamiento lanzaría una campaña pública difundida en medios, la cual no se ha advertido al menos de forma notoria a la fecha. 

No solo eso. El pasado 27 de marzo titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, informó en la conferencia diurna del presidente que la preparación de los nuevos reclutas conllevaría un proceso de mínimo siete meses, de los cuales tres serían para adiestramiento básico, y cuatro meses para capacitación especializada en seguridad pública.

Es decir, atendiendo lo dicho por el Secretario de la Defensa, a la fecha los nuevos reclutas no habrían cumplido todavía ni la mitad de su capacitación.

Este tiempo de capacitación señalado por Sandoval difiere del señalado en respuesta a otra solicitud de transparencia por la Secretaría de Marina, que dice que el tiempo de capacitación será de cinco meses. De cualquier forma dicho periodo no se ha cumplido a la fecha.

Y un dato importante: la Secretaría de Marina reveló que, si bien no cuenta con centros de reclutamiento para la Guardia, se tomó la determinación de trasladar para la misma a aspirantes que postularon para enrolarse en la Armada.

“Se le hace de su conocimiento que actualmente la Semar se encuentra reclutando a personal naval, muchos de los cuales serán asignados a la Guardia Nacional al concluir su capacitación, y estarán funcionalmente separados de esta institución”, indicó la dependencia.

¿Y los acuerdos de transferencia? 

La transferencia de elementos de las fuerzas armadas y de la Policía Federal a la Guardia Nacional requiere de la emisión de acuerdos por parte del presidente, en donde se detalle la cantidad de elementos autorizados para ello. Así lo señala la reforma constitucional en materia de Guardia Nacional, en su artículo Segundo Transitorio.

“La Guardia Nacional se constituirá a la entrada en vigor del presente Decreto con los elementos de la Policía Federal, la Policía Militar y la Policía Naval que determine en acuerdos de carácter general el Presidente de la República”, señala el referido artículo.

El gobierno ya ha anunciado en varias ocasiones el despliegue de efectivos de la Guardia en Veracruz, Oaxaca, así como en las zonas fronterizas. También ha prometido ya despliegues en varias entidades y regiones. Por ello se solicitó a distintas dependencias acceso a dichos acuerdos, pero la respuesta es o que ellos no los tienen, o que no existen.

Por ejemplo, la oficina de la Presidencia dijo que no le correspondía tener copia de esos acuerdos. En una primea solicitud sugirió preguntarle a la Consejería Jurídica, y en una segunda a la Secretaría de la Defensa, Marina y a la de Seguridad.

Se preguntó a la Consejería Jurídica pero esta respondió que no contaba con solicitudes o acuerdos similares al solicitado. Sugirió preguntar a la Secretaría de la Defensa Nacional, o la de Seguridad.

No obstante dichas dependencias indicaron que tampoco cuentan con información relacionada con los mencionados acuerdos.

¿Con cuánto dinero se cuenta? ¿Y los cuarteles?

El presidente López Obrador dijo el jueves que ya están listos los recursos para la Guardia Nacional, y aseguró que el domingo dará a conocer a cuánto asciende el referido presupuesto.

Sin embargo, el presidente ya había mencionado en una ceremonia realizada el pasado 4 de marzo que el “presupuesto inicial” para la nueva fuerza sería de 15 mil millones de pesos, recursos que entre otras cosas se utilizarían para construir 87 nuevas instalaciones, así como el pago de salarios, vehículos, entre otros. 

No obstante, en esa misma fecha y en respuesta a la solicitud de transparencia folio 0000700044519, la Secretaria de la Defensa Nacional reportó que los recursos aprobados por la Secretaría de Hacienda para la confirmación de la Guardia nacional eran de 2 mil millones de pesos.

De ahí que no hoy no se sepa con precisión el presupuesto real con el cual contará la Guardia Nacional, al menos para este año.

En cuanto al tema de los 87 cuarteles o instalaciones, para los cuales ya habría presupuesto según lo dicho por el presidente en marzo, se dirigieron solicitudes a las secretarías de Seguridad, Marina y Defensa, preguntando por la ubicación de los mismos o los terrenos donde se contemplan. Las tres dijeron no contar con la información, o que era inexistente.

¿Y la capacitación y evaluación?

Hasta ahora las autoridades no han transparentado en su totalidad los detalles de los cursos de capacitación y procesos de evaluación, que se aplican tanto a los elementos de fuerzas armadas que se convertirán en policías de la Guardia Nacional, así como a los nuevos reclutas.

Como ya se dijo, la SSPC indicó que será el reglamento de la Ley de Guardia Nacional (que aún no existe) el que detallará este tipo de cuestiones. 

En su oficio número SSPC/SP/DG/00662/2019, fechado el pasado 24 de junio, la SSPC advierte que se establecerá junto con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública un esquema que garantice que los elementos militares transferidos cumplan con los requisitos para obtener el Certificado único Policial (CUP), sin que se detalle en qué consiste el esquema.

Una de las evaluaciones que hay que superar para obtener el CUP es el examen de control de confianza, tema en el que también ha habido datos contradictorios.

Por ejemplo, el pasado 12 de abril el secretario Alfonso Durazo afirmó que los militares transferidos a la Guardia Nacional no requerirían aprobar previamente exámenes de control de confianza. Luego, el 30 de abril se anunció que sí se aplicarían dichos exámenes pero con un “nuevo esquema de evaluación”, del que no se han transparentado los detalles.

Y en marzo el titular de la Sedena explicó que los cursos de capacitación para nuevos reclutas tomarían 7 meses de duración, mientras que la Marina informó que el periodo es de 5 meses, sin que se hayan dado detalles de los contenidos.

Un dato relevante que proporcionó la Secretaría de Marina en su respuesta es que el curso de capacitación para personal de las fuerzas armadas transferido a la Guardia Nacional es de solo dos meses, dividido en 385 horas, sin que se detallaran temas de asignaturas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Zama: la joya del petróleo de México que se disputan Pemex y la estadounidense Talos Energy

El hallazgo de petróleo que hizo la empresa estadounidense Talos Energy fue el primero hecho por una empresa privada en territorio mexicano luego de la apertura del sector energético de 2013. Se trata de uno de los más grandes pozos petroleros y su control está en juego.
Getty Images
3 de octubre, 2019
Comparte

Es uno de los campos petroleros más ricos que se hayan descubierto en México en los últimos años, con un potencial inicial de extracción de más de 1,000 millones de barriles.

Está ubicado cerca de la costa de Tabasco, en el golfo de México y a relativa baja profundidad, y según las primeras exploraciones, se sabe que contiene crudo más ligero (el cual es más rentable) que el pesado que normalmente produce México.

Por sus características, es considerado entre los 10 yacimientos más grandes de la historia del país

Se trata del campo petrolero Zama, que algunos expertos consideran la “joya” del petróleo encontrada en tiempos en los que la industria petrolera en México está en declive.

Fue el primero descubierto por una empresa privada tras la reforma energética de 2013 que puso fin al monopolio de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) sobre los hidrocarburos.

“Es un campo que tiene un potencial petrolero muy importante. Es uno de los descubrimientos más importantes de los últimos años en el país”, dice a BBC Mundo el consultor Marco Cota.

“Es un tema que está en el número uno de la agenda petrolera de México“, añade el director de la firma Talanza Energy, y exdirector de Exploración y Extracción de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía.

Un barco perforador de pozos petroleros
Getty Images

Talos Energy realizó el hallazgo luego de invertir 250 millones de dólares en exploración y perforación con equipo especializado.

Y es que su control y operación está en el debate de los últimos días por los señalamientos de fuentes de Pemex a la agencia Reuters, divulgados en la prensa, que indican que el gobierno mexicano pretendería ser quien lo maneje, por encima de quien lo descubrió.

“Quitarle el control del proyecto sería un golpe simbólico al mayor cambio de política económica de México en décadas y podría enfriar aún más la inversión de las principales empresas de energía del mundo, dijeron ejecutivos petroleros y expertos”, indica el informe de Reuters reproducido por varios medios mexicanos.

El consorcio estadounidense Talos Energy posee parte de los derechos ya que es quien ganó el “bloque 7”, una de las regiones licitadas por el gobierno para que petroleras privadas las exploraran.

En agosto, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo que el manejo de este campo estaría bajo negociación.

“Ese pozo colinda con otra parte que tiene Pemex, y la Secretaría de Energía ahora va a tener que hacer un estudio, porque no se han puesto de acuerdo quién va a ser el operador”, dijo la funcionaria.

Desde entonces se ha generado incertidumbre sobre las intenciones del gobierno sobre Zama.

El reporte de la agencia Reuters -que cita a fuentes con conocimiento de las negociaciones- han abierto el debate sobre quién manejará el yacimiento y hasta si Pemex pretende excluir a la empresa estadounidense.

Trabajadores petroleros en un pozo

Getty Images
La extracción y venta de petróleo era exclusiva de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) hasta 2013.

“Pareciera que Pemex en realidad quiere operar ese bloque. Decirle a Talos ‘gracias por participar, pero de aquí yo me encargo, y ya te daré los barriles que te corresponden’. Es muy importante”, explica Cota, al tiempo de enfatizar que aún no hay nada oficial.

Sin embargo, advierte: “sería una clara señal que el gobierno de manera autoritaria puede llegar y arrebatar a una empresa que ha invertido en un área”.

¿Cómo es el campo de Zama?

Las exploraciones de la “joya” en el “bloque 7” fueron llevadas a cabo por Talos Energy, firma asociada con la petrolera alemana Wintershall DEA (que compró la participación de Sierra Oil & Gas este año) y la británica Premier Oil.

Fue el primer hallazgo de petróleo de una compañía extranjera en ocho décadas, desde que en 1938 la industria de los hidrocarburos fue nacionalizada a favor de la empresa del Estado mexicano, Pemex.

Un mapa de la ubicación de Zama

BBC
Zama posee una ubicación y características extraordinariamente atractivas para la industria petrolera.

Se encuentra en aguas cercanas al puerto de Dos Bocas, Tabasco, el sitio en el que el gobierno de López Obrador construirá una refinería, lo que para analistas devela por qué es clave para el gobierno mexicano.

Desde la superficie del agua, la exploración llegó a 166 metros de profundidad hasta encontrar el lecho marino, lo cual ofrece ventajas al no tratarse de aguas profundas.

Aunque se estima que podrán extraerse 1,000 millones de barriles, hay potencial de que pueda duplicar esa cifra, según información de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Pruebas indican que tiene crudo de 30 grados API, el cual es uno de los mejor cotizados en el mercado, a diferencia del pesado o mezclado con otros minerales que normalmente se encuentra en la región.

Una plataforma de Pemex

Getty Images
Zama se encuentra en la cuenca del sureste, la región más rica de petróleo que posee México.

Pero el yacimiento Zama-1 no solo está en el área del “bloque 7”, sino que colinda con otra superficie bajo el dominio de Pemex llamada Amoca-Yaxché 03.

Es en este último aspecto es en el que se centra la disputa.

“Unificación”

Como usualmente sucede cuando hay yacimientos que colindan entre campos petroleros controlados por dos compañías diferentes, tiene que darse una negociación de “unificación”.

Esto significa que las empresas deben determinar qué porcentaje del campo le corresponde a cada compañía, dividir los costos de operación y definir quién se encargará de ello, explica Cota.

“El acuerdo de unificación es lo que en este momento está temblando”, añade con base en la información que se ha difundido en los últimos días.

Una plataforma petrolera en el Golfo de México

Getty Images
Los acuerdos de “unificación” son comunes en la industria petrolera a la hora de operar pozos petroleros en regiones compartidas.

La agencia Reuters reportó el lunes que “Pemex quiere hacerse cargo del lucrativo proyecto”, según dos exfuncionarios del sector energético mexicano y dos ejecutivos de Pemex con conocimiento de las discusiones internas.

“Para ellos, no hay otro escenario”, dijo una de las fuentes.

BBC Mundo solicitó una entrevista a Pemex, pero no hubo respuesta hasta el momento de publicación de este artículo.

En tanto, Talos Energy anunció en un comunicado el mes pasado que, efectivamente, se encuentra en una negociación de “unificación”.

“Estamos totalmente preparados para ejecutar este proyecto, terminarlo, envolverlo y ponerlo en producción”, dijo a Reuters el director de Talos Energy, Timothy Duncan, pero rechazó referirse a las posibles intenciones de Pemex de hacerse del control de Zama.

¿Cuál es el problema?

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido crítico de la reforma energética de su predecesor, Enrique Peña Nieto, pues señala que es la “entrega” de los recursos del país a empresas extranjeras.

López Obrador y Rocío Nahle

Getty Images
El presidente López Obrador y la secretaria de Energía, Rocío Nahle, han congelado las licitaciones de nuevos campos a empresas privadas.

“Les alcanzó para entregar solo el 20%, afortunadamente, del potencial petrolero del país… 107 contratos”, dijo en agosto pasado cuando fue cuestionado junto a la secretaria Nahle sobre Zama.

Ha asegurado que su gobierno respetará contratos ya firmados, pero desde su llegada al poder en diciembre de 2018 ha frenado más licitaciones de bloques petroleros.

Tanto Pemex como Talos Energy han firmado un acuerdo para definir la unificación hasta septiembre de 2020.

Analistas como Marco Cota dicen que, si bien se han respetado contratos, llevar la negociación de Zama al extremo legal de hacerse del control de las operaciones ahuyentará a los inversionistas extranjeros de México.

“Eso significaría que otra empresa, que explora en aguas profundas con la inversión de cientos de millones de dólares y realiza un muy buen descubrimiento, si por mala suerte va más allá de los límites de su área contractual, pues va a llegar el gobierno y se la va a quitar”, advierte.

“Sería algo que daría una muy mala señal a todo el sector petrolero”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.