Irineo Mujica se ofreció a colaborar con la Fiscalía y testificar dos meses antes de ser detenido
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Irineo Mujica se ofreció a colaborar con la Fiscalía y testificar dos meses antes de ser detenido

En un escrito en abril, Mujica pidió a la Fiscalía conocer si él o Pueblo Sin Fronteras estaban siendo objeto de alguna investigación.
Cuartoscuro
Comparte

Irineo Mujica, director de Pueblo Sin Fronteras, se ofreció hace dos meses a testificar ante la Fiscalía General de la República (FGR) cuando tuvo la sospecha de que existía una investigación en su contra y contra Pueblo Sin Fronteras, la organización que dirige.

Lo hizo mediante un escrito remitido el 2 de abril a Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República. Su oficina dio por recibida esta comunicación el 8 de abril. Dos meses después, el 5 de junio, Mujica fue arrestado en Sonoyta, Sonora. Está acusado, junto al también activista Cristóbal Sánchez, arrestado en Ciudad de México, de tráfico de personas. Ambos se encuentran en prisión preventiva en Tapachula, Chiapas, lugar donde se inició la carpeta en su contra.

Según informó la FGR, la acusación contra Mujica y Sánchez se basa en el testimonio de migrantes hondureños que habrían asegurado que ambos les ayudaron a cruzar de Guatemala a México, y les cobraron por ello.

Este delito se incluye en el artículo 159 de la Ley de Migración y está pensado para los casos de “polleros”, los guías que cobran altas sumas de dinero a los centroamericanos para atravesar México, e incluso para alcanzar Estados Unidos.

Leer: ¿Por qué detuvieron a Irineo y Cristóbal, defensores de derechos de migrantes?

Mújica y Sánchez son dos conocidos activistas, con muchos años de experiencia en las rutas migratorias en dirección a Estados Unidos.

Las detenciones llegan después de que en febrero la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, señalase a Pueblo Sin Fronteras como “reclutadora” de migrantes en Centroamérica para sumarse a las caravanas. Estas denuncias siempre han sido negadas por parte de la organización, que desde entonces viene advirtiendo de los intentos de “criminalización” en su contra.

En el escrito de Mujica, al que tuvo acceso Animal Político, solicitaba información sobre si él o Pueblo Sin Fronteras estaba siendo objeto de alguna investigación por parte de la fiscalía. En caso de que la respuesta fuese afirmativa, el activista se remitía al artículo 215 del Código Nacional de Procedimientos para ofrecerse a “suministrar información para el desarrollo de dicha investigación”.

Un documento similar fue presentado por otros seis miembros de Pueblo Sin Fronteras.

Esta organización dio a conocer que estuvo presente en el acto convocado por Lopez Obrador en Tijuana, en el que se defendió el acuerdo por el que México intensificará el control migratorio a cambio de que Estados Unidos no imponga aranceles a sus productos. El colectivo que dirige Irineo Mújica exigió la liberación de los dos activistas arrestados y entregó una carta al equipo del presidente, que se habría comprometido a hacérsela llegar a Lopez Obrador.

Mujica estaba en otro sitio

Según el relato de la FGR, Mujica cobró a unos migrantes por introducirlos en México y transportarlos a finales de febrero de este año. En la nota que hizo pública, la Fiscalía aseguró que las declaraciones de los migrantes contra Mujica y Sánchez se produjeron en abril y mayo, pero de acuerdo con un documento oficial al que Animal Político tuvo acceso, esta carpeta está abierta desde tres meses antes.

Alex Mensing, director de proyectos de Pueblo Sin Fronteras, asegura que su organización tiene pruebas de que el Mujica no estaba en el lugar de Chiapas en el que lo ubica la denuncia, lo que demostraría su inocencia.

En aquel momento, en Chiapas y Oaxaca se encontraban cientos de migrantes centroamericanos que entraron en el país en el contexto de la primera caravana del año, la que llegó a la frontera el 18 de enero. Muchos de los integrantes de este grupo alcanzaron diversos puntos de la frontera en el norte.

La acusación contra Sánchez se encuentra en las mismas circunstancias: los querellantes le sitúan en un lugar en el que sus allegados afirman que no estaba.

La denuncia interpuesta por una pareja de hondureños asegura que el activista les recogió, junto a su hija menor de edad y otros dos familiares, en Tecún Umán, Guatemala, el 29 de marzo. Según este relato, que incluye el robo de las pertenencias de los migrantes a manos de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), Sánchez los acompañó durante el trayecto y les cobró una importante suma de dinero en dólares, que fueron entregados en una bolsa en Tecún Umán, el último municipio de Guatemala antes de entrar a México.

Fuentes cercanas al ahora detenido aseguran que existen varios testigos que aportarán pruebas de que aquel día Sánchez se encontraba en una fiesta en Ciudad de México, a casi 1,200 kilómetros de distancia. La coordinadora del programa de asuntos migratorios de la Universidad Iberoamericana, Mariana Zaragoza, habló de esa denuncia en su intervención en Aristegui Noticias el viernes en la mañana.

El jueves hubo una primera audiencia en los juzgados de Tapachula en la que los abogados de Mujica y Sánchez pidieron que el proceso se desarrollara con los detenidos en libertad. El juez rechazó el requerimiento alegando el riesgo de fuga por la falta de arraigo en Chiapas, el “peligro para los denunciantes” o, en el caso de Cristóbal Sánchez, su movilidad por todo el país.

Al margen de este operativo, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda anunció el jueves que había congelado 26 cuentas de personas físicas y jurídicas a las que vincula con el tráfico de personas y con las caravanas.

“Con base en la ruta que siguió la caravana migrante, que partió en la frontera sur de México, se detectó una serie de operaciones y transferencias financieras desde Querétaro hacia seis ciudades en la frontera con EU: Tijuana, Nogales, Ciudad Juárez, Ciudad Acuña, Piedras Negras y Reynosa”, dijo Hacienda en una nota. Cabe recordar que la caravana de octubre de 2018 marchó prácticamente en bloque hasta Baja California y la gran mayoría de sus integrantes alcanzaron únicamente Tijuana o Mexicali.

Denuncias por “criminalización”

El proceso contra estos dos activistas llega en un contexto de polarización y presiones por parte de Estados Unidos. Por un lado, organizaciones de defensa de los derechos de los migrantes han denunciado los arrestos, calificándolos de “detenciones arbitrarias”, e incluso Felipe González, relator de la ONU para las personas migrantes, mostró su preocupación.

Sin embargo, desde el auge de las caravanas en abril de 2018 y especialmente en octubre de ese mismo año, también se han sucedido las voces críticas con activistas como Mujica, a quien se señaló como instigador de las marchas a pesar de que él siempre lo ha negado. Está el caso de Sánchez Cordero, que señaló a Pueblo Sin Fronteras como el “reclutador” de migrantes. Este discurso ha sido avalado por otros defensores, como el padre Alejandro Solalinde. Desde finales de 2018 el sacerdote viene acusando a la organización de “instrumentalizar” las caravanas y de acarrear “polleros”.

Solalinde, en declaraciones a Animal Político, afirmó conocer la versión de que Mujica había cobrado a centroamericanos por ser trasladados de boca de los propios migrantes, y que ahora estaba siendo corroborada por Fiscalía. Dijo que no presentó denuncia alguna porque a él no le corresponde, pero sí afirmó haber hablado con el director de PSF en varias ocasiones sobre este asunto. Según el sacerdote, Mujica siempre negó las acusaciones y en la última vez que se encontraron, a finales de marzo, le aseguró que pondría el asunto en manos de sus abogados.

Solalinde conoce a los arrestados desde hace muchos años. De hecho, el sacerdote ha participado en alguna de las caravanas que, desde 2011, atraviesan México en dirección hacia Estados Unidos.

En octubre, el religioso, que siempre se presenta como una figura muy cercana a López Obrador, compartió asamblea en Tapanatepec en Oaxaca, con integrantes de Pueblo Sin Fronteras como Ginna Garibo. Era el momento de auge de las caravanas y miles de personas se hacinaban, desparramadas, en el suelo de la plaza del pequeño municipio chiapaneco.

En aquel encuentro se discutió sobre la estrategia a seguir una vez alcanzada Ciudad de México. Ahí se manifestó el divorcio entre ambas formas de entender el apoyo a los migrantes. Solalinde consideraba que el contexto (Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos y la pronta llegada de Andrés Manuel López Obrador al gobierno de México) no recomendaba alcanzar la frontera. Los integrantes de Pueblo Sin Fronteras (Irineo Mujica no estaba en la cabecera, ya que había sido detenido previamente en Ciudad Hidalgo) defendían que fuesen los migrantes los que tomasen la iniciativa, y que ellos acompañarían estas decisiones.

“Siempre hemos dado la palabra a las personas migrantes, hemos reconocido su voluntad política. Creemos que la caridad no es la solución, que es una parte importante de labor humanitaria, pero que de lo que se trata es de que la gente tome su liderazgo”, dice Alex Mensing, que defiende sus acciones como “desobediencia civil”.

Pueblo Sin Fronteras es una organización que se funda en Dallas, Estados Unidos, en 2009. Su objetivo en un primer momento era proteger a los jornaleros latinoamericanos. Sin embargo, su trabajo se extendió a la frontera sur, y comenzaron a organizar y acompañar algunas de las caravanas que se desarrollan en México desde 2011. La organización está compuesta por abogados y activistas centroamericanos, mexicanos y estadounidenses. Todos ellos son voluntarios y ninguno recibe un salario.

Actualmente gestionan tres albergues en Caborca, Sonoyta (Sonora) y Tijuana (Baja California).

Su historia ha sido vinculada a la de las caravanas a pesar de que la organización no forma parte de este fenómeno en su inicio.

Según recuerda la antropóloga norteamericana Amelia Frank Vitale, presente en la primera de estas marchas, esta tuvo lugar en enero de 2011 entre Arriaga e Ixtepec. Desde entonces se desarrollaron diversas iniciativas, como “Toma la Bestia” en 2012 (contexto de auge de los movimientos como el 15M en España u Occupy Wall Street en Estados Unidos) o el Via Crucis de 2014, en el que más de mil migrantes llegaron hasta Ciudad de México y protagonizaron una protesta ante Los Pinos, entonces residencia del presidente Enrique Peña Nieto.

Las caravanas crecen en una década en la que se implementa el Plan Frontera Sur y se disparan las redadas contra migrantes, así como las denuncias de violaciones contra los derechos humanos de las personas en tránsito, tanto por parte de grupos criminales como de las autoridades.

El parteaguas con las caravanas se produce en octubre de 2018, cuando se convoca la primera marcha que sale desde Centroamérica y no desde México. Ocurrió el 12 de octubre, y en aquella primera jornada apenas 200 personas se reunieron en la estación de autobuses de San Pedro Sula, en Honduras.

El proceso contra Mujica y Sánchez viene también condicionado por las presiones de Estados Unidos a México para que blinde aún más su frontera sur. El jueves, mientras el juez determinaba que los activistas debían seguir en prisión, el canciller, Marcelo Ebrad, anunció un contingente de 6,000 integrantes de la Guardia Nacional destinados a Chiapas. El número de deportaciones se ha incrementado un 100% desde que López Obrador está en el Gobierno.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Aquí está el punto terrestre más profundo del planeta y esto revela del futuro

El hallazgo brinda pistas sobre cómo el calentamiento del planeta podría afectar a los glaciares en los próximos años.
14 de diciembre, 2019
Comparte

El punto terrestre más profundo del planeta está en el este de la Antártica, bajo el glaciar Denman.

Este cañón lleno de hielo alcanza una profundidad de 3,5 km debajo del nivel del mar. Solo en los océanos es posible encontrar valles igual de profundos.

A modo de comparación, el terreno expuesto más bajo de la Tierra, en la costa del mar Muerto, está a solo 413 metros por debajo del nivel del mar.

El nuevo hallazgo está incluido en un nuevo mapa del “continente blanco” llamado BedMachine Antarctic (“la máquina del fondo antártico”), que revela la forma de la roca debajo de la capa de hielo con un nivel de detalle sin precedentes.

Las características de este valle resultarán claves para la comprensión de cómo el sur polar podría cambiar en el futuro.

“Este es sin duda el retrato más preciso hasta ahora de lo que se encuentra debajo de la capa de hielo de la Antártica”, dijo Mathieu Morlighem, profesor del Departamento de Ciencias de Sistemas Terrestres de la Universidad de California Irvine, quien trabajó en este proyecto durante 6 años.

El mapa revelado por Morlighem básicamente llena todos los vacíos en los estudios aéreos de la Antártica.

Cálculos y física

Durante décadas, los instrumentos de radar han monitoreado la Antártica, enviando microondas para mirar a través del hielo y rastrear la topografía de roca subyacente.

Pero todavía hay vastas áreas sobre las cuales hay poca o ninguna información.

glaciar Denman

BedMachine/UCI/BAS
El glaciar Denman, de color azul oscuro, tiene 20 km de ancho y 100 km de largo.

“Ha habido muchos intentos de sondear el lecho de Denman, pero cada vez que sobrevolaban el cañón, no lograban verlo en los datos del radar”, explicó el investigador.

Morlighem utilizó los principios de la física para llenar esos vacíos.

Por ejemplo, si se sabe cuánto hielo está entrando en un valle estrecho y qué tan rápido se está moviendo, el volumen de ese hielo se puede calcular, dando una idea de la profundidad y la aspereza del fondo oculto del valle.

Con este método, se pudo calcular que en el glaciar Denman, de 20 km de ancho, el hielo desciende a más de 3.500 m bajo el nivel de mar.

“Las fosas en los océanos son más profundas, pero este es el cañón más profundoen tierra firme“, dijo Morlighem.

En comparación, el punto oceánico más profundo, en la Fosa de las Marianas en el Pacífico occidental, llega a solo 11 km por debajo de la superficie del mar. Hay cañones terrestres que tienen lados más altos, como el Gran Cañón Yarlung Tsangpo en China, pero sus pisos están sobre el nivel del mar.

Detalles fascinantes

Es posible que gran parte de lo que muestra el mapa de Morlighem no se vea, a primera vista, tan diferente de otros mapas del suelo terrestre. Pero una inspección más cercana muestra algunos detalles fascinantes que generarán una discusión considerable entre los expertos en temas polares.

Antártica

Getty
El nuevo mapa puede dar pistas sobre cómo se podrían comportar los glaciares con el calentamiento global.

Por ejemplo, a lo largo de las Montañas Transantárticas hay una serie de glaciares que atraviesan la meseta oriental del continente y se alimentan del Mar de Ross.

Los nuevos datos muestran que debajo de estos glaciares se encuentra una cresta.

Esto será importante si en un futuro el calentamiento desestabiliza la plataforma flotante de hielo que actualmente se encuentra en la parte superior del Mar de Ross. Normalmente se espera que la eliminación de esta plataforma acelere el flujo hacia los glaciares.

Así, la cresta funciona como un estabilizador que protege el hielo que fluye a través de las montañas Transantárticas.

“Si algo le sucede a la plataforma de hielo marino de Ross, en este momento está bien, pero si algo sucede, lo más probable es que no provoque el colapso de la Antártica Oriental a través de estas ‘puertas’.

Si la Antártica Oriental está amenazada, no es por el mar de Ross“, dice Morlighem.

Byrd Glacier

NASA/USGS/Landsat
Las montañanas Transantárticas está atravesadas por una cresta de hielo.

En contraste con la situación estable en las montañas Transantárticas, el mapa muestra que hay pocos impedimentos para un rápido retrocesodel glaciar Thwaites, que tiene el tamaño de Reino Unido, aproximadamente.

A los científicos les preocupa esto porque este glaciar se asienta sobre una base que se inclina hacia la tierra, una geometría que tiende a favorecer la retirada.

El nuevo mapa revela solo dos crestas que podrían actuar como posibles frenos. Luego de sobrepasar estar crestas, el retroceso del glaciar que se derrite podría ser imparable.

El nuevo mapa se incluirá en modelos climáticos que intentan proyectar cómo podría evolucionar la Antártica a medida que las temperaturas en la Tierra aumenten.

Emma Smith, del Instituto Alfred Wegener de Alemania, utiliza esta analogía: “Imagine que vierte un montón de melaza en una superficie plana y observa cómo fluye hacia afuera. Luego vierta la misma melaza en una superficie con muchos grumos y hendiduras, pendientes y crestas: la forma en que se esparcirá la melaza será muy diferente. Ocurre exactamente lo mismo con el hielo de la Antártica”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.