El #MeToo dio voz a las mujeres, los hombres deben escuchar: directora de ONU Mujeres
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El #MeToo dio voz a las mujeres, los hombres deben escuchar: directora de ONU Mujeres

Si solamente trabajamos con las mujeres y no trabajamos con los perpetradores, no lograremos que ellos acepten la responsabilidad, asegura Phumzile Mlambo-Ngcuka.
Cuartoscuro
2 de junio, 2019
Comparte

La directora de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, tiene claro que para acabar con la violencia contra las mujeres, hay que trabajar con los hombres. En entrevista con Animal Político subraya la necesidad de cambiar estereotipos y que ellos se hagan cargo de que son quienes violentan.

Única mujer que ha llegado a ser vicepresidenta de su país, Sudáfrica, dirige ONU Mujeres desde 2013, donde creó la campaña He for She para comprometer a los hombres con la búsqueda de igualdad. Esta semana visitó México para presentar una iniciativa de alcance mundial de combate a la violencia contra las mujeres: Spotlight, es decir, poner todos los reflectores sobre este problema.

Este esfuerzo, que tiene como objetivo final acabar con los feminicidios, partiendo de prevenir cualquier violencia, llega a México dos meses después de la oleada de denuncias contra el acoso sexual que inundaron las redes sociales bajo la etiqueta #MeToo.

Al respecto, Mlambo-Ngcuka manifiesta su apoyo definitivo a este movimiento, que sirvió para darle voz a las mujeres, aunque señala que hace falta de que del el otro lado, esas voces hagan eco y no continúen las agresiones.

Te puede interesar: El Estado es omiso ante el acoso y violencia contra las mujeres

“Nos gustaría que haya cada vez más y más mujeres encontrando su voz y denunciando, pero también estamos conscientes de que hay cierto tipo de ataque para las mujeres cuando salen y denuncian. Y por eso queremos trabajar con los hombres, porque este ataque nos muestra que hay impunidad, los hombres siguen victimizando a las mujeres por encontrar sus propias voces. Si los hombres dejan de perpetrar los delitos, tendremos un contexto distinto. Si solamente trabajamos con las mujeres y no trabajamos con los perpetradores, no lograremos que ellos acepten la responsabilidad, y si esto sucede, la situación durará por más tiempo”, señala.

Spotlight tiene como uno de sus pilares lograr un cambio cultural y de normas sociales que frene la violencia. Para eso, explica, es que la ONU buscará alianzas con los medios de comunicación, para difundir los mensajes correctos y hacer que lleguen a la gente adecuada, y fortalecerá a organizaciones sociales que ya tienen trabajo previo en la materia, tanto de mujeres, como algunas que hacen labor con hombres para cambiar sus estereotipos.

“Queremos capacitar a las mujeres para que puedan encontrar su voz bajo amenaza o en alguna situación violenta, pero obviamente las mujeres hablarán solo si saben que sus voces serán escuchadas. Entonces tenemos que trabajar con ambos lados: aquellos que deben levantar la voz y aquellos que deben escuchar”, afirma.

El feminicidio, subraya, es la forma más extrema de la violencia machista, pero regularmente hay una serie de indicios y de conductas antes. Por ello, aunque la iniciativa se enfoca en cinco municipios elegidos por sus altos índices de asesinatos de mujeres –Chihuahua y Ciudad Juárez, en Chihuahua, Ecatepec y Naucalpan, en Estado de México, y Chilpancingo, Guerrero–, la intención es intervenir en etapas previas y que las mujeres sientan que tienen voz, que pueden hablar, en su familia, en su comunidad, y luego con una autoridad.

“Para que cuando pase algo, lo reporten, le digan algo a alguien, y tenemos que darles a ese alguien: ya sea un trabajador social, una buena policía, etcétera. Queremos ver, por ejemplo, a más mujeres en la fuerza policiaca, para que las mujeres se sientan más seguras, para que sepan que puedan hablar con alguien que crean que va a entender su situación. Porque al tener una mayoría de hombres en la fuerza policial también es parte de la razón por la que las mujeres a veces sienten dificultad en denunciar”, ejemplifica.

Lee: Crece tasa de feminicidios y violaciones en CDMX; Tlalpan e Iztapalapa, las alcaldías con más casos

De la capacitación a autoridades en los refugios

Que la intervención de Spotlight sea a nivel municipal está pensado para reforzar a profundidad todas las instituciones, organizaciones civiles y acciones que haya en un territorio específico para atender la violencia, aun si algunas son de nivel más alto. De hecho, los representantes de ONU y la Unión Europea, aliada del proyecto, enfatizan que México no es un país donde se vaya a iniciar de cero, justo porque es de los pocos que tiene legislación contra el feminicidio y otras instancias especializadas, y la idea es ampliar la intervención en un futuro.

“México ya tiene las leyes. La crisis principal no es la ausencia de leyes sino la ausencia de implementación. Parte de lo que estamos tratando de entender es por qué la implementación no está sucediendo, cómo podemos mejorarla. Lo simple nos va a ayudar a aprender lecciones que podrán ser replicadas en un esquema mayor”, señala Mlambo-Ngcuka.

La iniciativa cuenta en una primera fase con siete millones de dólares, aportados por la Unión Europea, que luego se duplicarán. Primero se hará un diagnóstico de cómo están las cosas en los municipios a atender, para fijar metas específicas.

La intención es fortalecer a cada institución responsable de prevenir los feminicidios, de acabar con ellos y de proteger a los mujeres o brindarles servicios de salud y sociales. La directora de ONU Mujeres explica que mucho de lo que falta es una capacitación adecuada, que es la que darán, concretamente a policías, a fiscales, a tribunales que juzguen este delito.

En entrevista complementaria, el Director General de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Unión Europea en México, Stefano Manservisi, hizo énfasis en la necesidad de fortalecer también a la sociedad civil. Destacó que al igual que en cuanto al camino institucional, en el social México ya tiene pasos avanzados, con una sociedad civil vibrante.

Al preguntarle sobre si se apoyaría a refugios para mujeres víctimas de violencia, que a principios de año se vieron en riesgo por la suspensión temporal de la convocatoria para dotarlos de recursos públicos, Manservisi dijo que la existencia de ese tipo de lugares es justamente uno de los modelos que en otros países han visto que funciona, para darle a las mujeres un lugar dónde ir.

“Por ejemplo, la experiencia de lo que estamos haciendo en Argentina es precisamente de ayudar con financiación a asociaciones de mujeres, para tener centros de referencia para las mujeres, en particular en el campo, a donde pueden ir y explicar su caso, hay gente que entiende, que está formada para escuchar y para saber orientar: vaya a hablar con defensor público, con juez, puede trabajar con la comunidad. No hemos empezado, pero hay experiencias como esta. Todo depende de lo que la sociedad civil aquí considere como la prioridad”, señala.

“Por eso el Spotlight como definición me parece muy correcto: vamos a poner más luz, a ayudar a las fuerzas vivas de la sociedad y de la política de tomar su responsabilidad”.

Además de México, en América Latina la iniciativa ya está trabajando en Argentina, Guatemala, Honduras y El Salvador. En otros lugares del mundo, tiene objetivos finales distintos: por ejemplo, en África, acabar con la mutilación genital femenina y en Asia, con la violencia doméstica. Pero la razón por la que la UE financia estos proyectos es porque considera que no se puede promover el desarrollo sostenible en el mundo si una parte de la sociedad, las mujeres, son discriminadas y hechas a un lado, asegura el funcionario europeo.

No sólo participa ONU Mujeres, sino también otras cinco agencias internacionales: el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU DH), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
iStock

¿Cuál será la especie dominante si (o cuando) los humanos nos extingamos?

Les pasó a los dinosaurios y podría pasarnos a nosotros. ¿Qué especie dominaría la Tierra si los seres humanos dejamos de existir?
iStock
7 de mayo, 2020
Comparte

Debido a amenazas como el cambio climático o la actual pandemia de coronavirus, cada vez son más las personas que advierten que nuestra existencia está en peligro.

Pero ¿qué pasaría si algún día los seres humanos dejáramos de existir?

Es muy probable que el fin de la raza humana no signifique el fin del mundo… la Tierra existió miles de millones de años antes de que apareciéramos y seguramente siga existiendo mucho tiempo más sin nosotros.

Es más, los ecologistas sostienen que sin la presencia de los mayores depredadores (nosotros), es muy probable que la Tierra prospere como nunca.

Pero ¿cómo sería un mundo sin humanos?¿Qué otra especie se convertiría en la dominante?

Esto fue lo que se preguntó una oyente del programa de la BBC “Los casos curiosos de Rutherford y Fry”, que se dedica a responder inquietudes científicas enviadas por la audiencia.

Para hallar la respuesta a este hipotético escenario, los científicos Hannah Fry y Adam Rutherford, presentadores del programa, consultaron al zoólogo (o biólogo especializado en animales) Matthew Cobb.

Según Cobb, hay diferentes formas de definir lo que constituye una especie “dominante”.

Insectos

iStock
Hay muchísimos más insectos que humanos en el mundo y es muy probable que nos sobrevivan.

Una puede ser cuál es la más numerosa. En ese sentido, Cobb apunta a los insectos, que hoy en día son, por mucho, la forma de vida más cuantiosa.

Campeones microscópicos

Sin embargo, la experta Kate Jones sostiene que si vamos a medir el dominio en términos de números, entonces los verdaderos ganadores son organismos mucho, mucho más pequeños.

“Yo creo que la especie dominante ha sido, sigue siendo y probablemente siempre sea el microbio“, afirmó.

Según Jones, no solo se debe a su número y biomasa, sino a que viven en todo tipo de hábitat en la Tierra, desde la Antártida y el Ártico hasta respiraderos en el fondo del mar.

También existen desde mucho antes que nosotros: aparecieron hace unos 3.500 millones de años (nosotros hace apenas unos 6 millones)

E incluso podría decirse que ya nos dominan, ya que en nuestros cuerpos ¡hay más bacterias y otros microbios que células humanas!

Los conquistadores

Pero si hablamos de dominio en términos de qué especie ha conquistado o destruido a otras, o a sus hábitats, no hay dudas de que hasta ahora los humanos hemos ganado el dudoso título de “número uno”.

“Básicamente a cualquier lugar donde vamos nos deshacemos de los animales más grandes -empezando con el mamut y el rinoceronte lanudo- y a medida que nos movemos por el planeta, donde vamos nosotros ellos desaparecen“, dice Cobb.

Un hombre de las cavernas persiguiendo a un mamut con una lanza

iStock
Los humanos hemos logrado conquistar o aniquilar al resto de las especies, pero a un gran costo para el planeta.

“Con la desaparición de estos animales también se perdió su rol en el ecosistema, así que nuestra llegada transformó el ecosistema del todo el planeta“, explica.

La especie humana ha sido tan exitosa en esta conquista destructora que muchos científicos creen que estamos en camino a la Sexta Gran Extinción (hubo cinco antes, la última eliminó a los dinosaurios y a 3/4 de toda la vida en le Tierra hace 66 millones de años).

Si esto ocurriera, ¿qué especies podrían sobrevivir?

La respuesta podría encontrarse analizando lo que ocurrió en las extinciones previas.

“Si miras a través de la historia, la extinción sigue un patrón, no es aleatoria. Algunas especies son más propensas a la extinción que otras, y algunos rasgos te hacen más precario”, explica Rutherford, que es genetista.

El astrónomo Phil Plait, conocido como “El astrónomo malo” porque se dedica a destrozar mitos sobre el espacio, dice que una cosa que tuvieron en común las extinciones pasadas es que todas produjeron un cambio profundo en el medio ambiente del planeta.

“Hubo un repentino cambio climático, repentinos cambios medioambientales, cambios en la química del suelo, cambios en la temperatura del agua y el aire, y eso es probablemente lo que causó estas extinciones”.

Pero así como la última extinción aniquiló a los dinosaurios terrestres, dando pie eventualmente a la aparición y dominio del hombre, ¿qué otra forma de vida podría reemplazarnos a nosotros si somos aniquilados?

Portada del libro "Después del hombre: una zoología del futuro"

St. Martin’s Griffin
El libro “Después del hombre: una zoología del futuro” especula con las especies que dominarán cuando el ser humano deje de existir.

“Creo que será una especie que pueda adaptarse a las nuevas condiciones“, dice Kate Jones. “Por ejemplo, algo que pueda comer plástico”.

Sin embargo, más allá de las especulaciones, Rutherford señala que la evolución es algo muy difícil de predecir.

“Sabemos que habría cosas con ojos, cosas con alas. Habría carnívoros, herbívoros, tal vez plástico-voros. Pero más allá de eso, no quisiera hacer predicciones específicas”, afirma.

Quien sí se animó a hacerlas fue el geólogo escocés Dougal Dixon, quien en 1981 publicó el libro “Después del hombre: una zoología del futuro”, donde no solo cuenta cómo serían las especies dominantes del futuro, sino que también las muestra a través de varias ilustraciones.

Siguiendo los principios básicos de la selección natural, Dixon predijo que unos 50 millones de años después de que los seres humanos hayamos desaparecido el mundo estará dominado por murciélagos de un metro y medio y roedores gigantes.

¿Ciencia o ciencia ficción? Pues, lo cierto es que no estaremos aquí para averiguarlo.


Antes de que te vayas…

Dr Adam Rutherford and Dr Hannah Fry

BBC

Los científicos Adam Rutherford y Hannah Fry investigan misterios cotidianos partiendo de preguntas que envía el público… y les fascina que les lleguen preguntas de los lectores de BBC Mundo.

Así que si tienes alguna duda científica envíaselas por email a [email protected] o por Twitter, usando #curiouscases.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.