close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Morena le arrebata Puebla y Baja California al PAN, que retiene las capitales de Durango y Aguascalientes

El PRI fue el gran perdedor de la jornada de este domingo, en la que Morena ganó dos gubernaturas y representación en estados donde no la tenía, y el PAN se afianzó en Tamaulipas.
Cuartoscuro
3 de junio, 2019
Comparte

En las primeras elecciones después del triunfo presidencial de Andrés Manuel López Obrador, su partido, Morena, logró arrebatarle al PAN las dos gubernaturas que estaban en juego: Baja California y Puebla, con Jaime Bonilla y Miguel Barbosa, respectivamente.

Acción Nacional retuvo, por otro lado, las capitales de dos estados donde se renovaban presidencias municipales: Durango y Aguascalientes, en los que también logró más alcaldías. Pero en Baja California, Morena también le quitó las dos ciudades principales: Mexicali, la capital, y Tijuana.

Leer: Barbosa ganó en Puebla, indica conteo rápido del INE; apenas 33% de participación

Y en los tres Congresos locales que se renovaban, en Baja California pasó de ser totalmente azul a totalmente guinda, Quintana Roo le entregó la mayoría a Morena, y el de Tamaulipas ahora se pintó de azul.

Baja California

El PAN perdió este domingo su mayor bastión, el estado donde por primera vez ganó un partido distinto al PRI, en 1989, con el panista Ernesto Ruffo, hoy diputado. Después de seis sexenios blanquiazules a lo largo de tres décadas, Morena arrasó en el estado al llevaarse carro completo.

Para la gubernatura, Jaime Bonilla Valdez logró el 50.3% de los votos, según datos del Programa de Resultados Preliminares (PREP) con el 85% de actas computadas. Ganó dos a uno sobre su más cercano competidor, el panista Óscar Vega Marín, que solo obtuvo el 23.2% de sufragios.

Bonilla fue en los primeros meses del gobierno de López Obrador el delegado federal en Baja California. Como candidato lo apoyó una coalición con el Partido del Trabajo y el Verde –que en la elección de hace seis años fueron aliados del PRI–, así como el partido local Transformemos.

Leer: PAN presume victorias en elección de alcaldes y diputados en cuatro estados

El futuro gobernador tendrá el Congreso a su favor, ya que el partido guinda se llevó además los 17 distritos, con 48% de apoyo de los votantes. Hasta ahora 13 habían sido del PAN y los otros eran del PRI o PT en coalición con el Verde y Nueva Alianza.

Morena se llevó todo en el estado: logró el triunfo en los cinco municipios, que hasta ahora estaban repartidos entre tres panistas y dos priistas.

Puebla

La elección extraordinaria de Puebla dio la vuelta al resultado de apenas hace 11 meses. Con casi el 100% de actas computadas, ganó Miguel Ángel Barbosa, que repitió como candidato, con 44.7% de los votos, sobre el 33.2% de Enrique Cárdenas, que era impulsado por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

El 2 de julio de 2018, Barbosa solo había logrado 34% de apoyos, 10 puntos porcentuales menos, frente al 38% que dio el triunfo a Martha Erika Alonso, que murió 10 días después de asumir la gubernatura junto con su esposo, el exgobernador Rafael Moreno Valle, tras el desplome del helicóptero en que viajaban, del que todavía no se saben las causas.

Leer: El triunfo es legítimo, dice Barbosa; la elección no está clara: PAN

En este estado, había otras cinco elecciones extraordinarias de presidentes municipales, ya que hace un año se anularon por diversas irregularidades con las actas y paquetes electorales.

En esos casos, la nueva elección volvió a dar como ganador al PRI en tres de ellos: Ahuazotepec, Cañada Morelos y Ocoyucan. En otro que había ganado el tricolor, Tepeojuma, ahora salió vencedora la coalición Morena, Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES); y en Mazapiltepec de Juárez, donde habían triunfado PAN-MC, ahora ganó el PRI aliado con Compromiso por Puebla (partido local creado por Moreno Valle).

El panorama de los ayuntamientos en Puebla es de mayoría para el PRI, que de 217 gobernará en más de 70, mientras que Morena, en 50 en total.

Aguascalientes

En Aguascalientes, con gobernador panista, solo se votaba para renovar las 11 presidencias municipales. Con el total de actas computadas, el PAN es el ganador, al llevarse cinco alcaldías, incluida la capital, Aguascalientes, donde se refrendó.

Además conservó Jesús María, Calvillo y San José de Gracia, y le quitó al PRI Rincón de Romos.  En total, acumuló el 41% de los votos emitidos en el estado.

Leer: Candidato de Morena será gobernador en Baja California: conteo rápido del INE

Morena apenas logró ganar su primer municipio, Asientos, pero mostró un crecimiento de fuerza al obtener 21% de sufragios. Mientras que el Partido Verde gobernará en dos municipios; y el PRI, el PRD y el PT, se quedaron con un alcalde cada uno.

Durango

En este estado, el PAN puede presumir de haber triunfado, empezando por la capital, Durango, donde con 95% de avance del PREP, llevaba 36% de los votos, 10 puntos por arriba del segundo lugar.

Durango fue uno de los estados en los que hace tres años empezaron las polémicas alianzas PAN-PRD negociadas por Ricardo Anaya, entonces presidente del blanquiazul y después candidato presidencial apoyado por esa coalición (a la que se sumó Movimiento Ciudadano).

Esta vez, la alianza –que llevó a la gubernatura a José Rosas Aispuro– se repitió y obtuvo incluso mejores resultados, ya que de tener 12 municipios de 39, ahora logró 17, más otros dos que el PAN ganó en solitario. En total sumaban el 30% de preferencias.

El PRI cayó de tener 22 alcaldes a ganar solo 15, y una votación del 23%. Morena conquistó por primera vez dos ayuntamientos y un 17% de las preferencias en el estado.

El PT, Movimiento Ciudadano y el Partido Duranguense ganaron en un municipio cada uno.

Quintana Roo

Quintana Roo fue el otro estado donde se probó la coalición PAN-PRD, que conquistó así la gubernatura actual de Carlos Joaquín González, aunque con un Congreso de mayoría priista.

Ahora, el PRI perdió casi todo a manos de Morena. Con total de actas computadas, el tricolor solo ganó en el distrito de Cozumel.

Morena le arrebató la votación en los siete distritos de la zona de Cancún, el de Tulum, el de Chetumal, la capital, y otros dos. Es decir, ganó 11 diputados en total, en alianza con el PT y el Partido Verde, que sumaron 34% de los votos del estado.

El PAN y PRD, que mantuvieron su coalición, ahora también con Encuentro Social (aliado de López Obrador en la presidencial), lograron tres distritos, con 25% de preferencias electorales, entre ellos el de Playa del Carmen.

Tamaulipas

Tamaulipas se pintó casi completamente de azul. Con el 98% de avance del PREP, el PAN se llevó 48% de todos los votos locales.

El gobernador panista Francisco Cabeza de Vaca tendrá ahora un Congreso más cómodo, ya que su partido ganó 21 diputados de 22.

Morena solo se quedó con uno de los distritos, de Matamoros, que le quitó al PRI, aunque alcanzó un 28% de preferencias electorales.

El tricolor tenía seis distritos, pero no logró conservar ninguno y su votación apenas llegó a 10%.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los países con menos inflación de América Latina (y qué dice de sus economías)

No deja de sorprender la hiperinflación de Venezuela y la crisis en Argentina. ¿Pero qué pasa en las economías de otros países de la región donde la inflación es muy baja?
14 de septiembre, 2019
Comparte

Mientras Venezuela está sumida en una de las peores hiperinflaciones de la historia reciente y Argentina sufre el golpe de una inflación anual de 54%, el resto de América Latina ha logrado evitar que los precios se disparen fuera de control.

No solo la inflación se ha mantenido baja en la región, sino que incluso algunos países bordean el 0%.

¿Quiere decir esto que mientras más baja es la inflación de un país, mejor está su economía?

No, dicen los expertos. Un mismo nivel de inflación puede ser positivo en un país y negativo en otro, haciendo que las comparaciones resulten confusas. Eso explica por qué no existe una inflación ideal que funcione como una medida estándar.

“A veces una inflación baja puede estar diciéndote que los motores del crecimiento se están apagando“, explica Ramón Pineda, oficial de Asuntos Económicos de la División de Desarrollo Económico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en diálogo con BBC Mundo.

En ese sentido, si el consumo de los hogares y las inversiones de las empresas se debilitan, “una inflación muy baja puede ser una mala noticia porque refleja una desaceleración”.

En América Latina, los países con la inflación más baja en agosto (en comparación al mismo período del año anterior) son El Salvador (-0,5%), Ecuador (0,3%) y Panamá (1,1%), tres economías cuya moneda oficial es el dólar.

Países de América Latina con la inflación anual más baja (%). Agosto. .

“Como tienen economías dolarizadas, estos países no están expuestos a las volatilidades cambiarias y eso los beneficia”, comenta Pineda. Sin embargo, deben enfrentar el desafío del crecimiento.

“Los bajos niveles de inflación de El Salvador y Ecuador muestran que la demanda sigue siendo débil“.

Andrew Powell, asesor principal del Departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dice que en general, si la inflación es baja, pero positiva, no hay un gran problema.

“Lo grave es cuando hay una deflación persistente y en ese caso los países necesitan un ajuste”, comenta en diálogo con BBC Mundo.

“25 años de baja inflación”

Con una población de apenas 6,4 millones, El Salvador enfrenta una compleja situación económica, con un lento crecimiento económico (2,5% en 2018), una baja recaudación fiscal y un alto endeudamiento (70,7% del Producto Interno Bruto (PIB).

Uno de sus grandes desafíos es modernizar el sector agrícola de la franja norte del país, donde se concentra el 75% de la pobreza extrema y generar más empleos, mientras que más del 20% de su PIB, depende de las remesas.

Hemos tenido 25 años de baja inflación“, le dice a BBC Mundo el economista y consultor César Villalona.

Mercado en El Salvador

Getty Images
El Salvador, Ecuador y Panamá son economías dolarizadas.

“Por eso no es sorprendente que en agosto la inflación haya sido negativa. Aquí no hay exceso de circulante, ni peligro de devaluación”.

Los problemas del país son otros, explica, como por ejemplo, los bajos salarios y pensiones, el bajo crecimiento y la poca inversión.

“Una inflación baja es positiva porque no se le encarecen las cosas a la gente y los empresarios tienen bajos costos”, apunta

Pero por el otro lado, agrega, como los empresarios no tienen muchas utilidades, prefieren invertir en otros países.

“Si tuviéramos una inflación más alta, cercana al 3% o el 4%, sería una buena señal”.

Crisis, deuda y ajuste

“Lo que muestra la baja inflación de Ecuador en los últimos años es una desaceleración de la actividad económica”, explica Ramón Pineda.

Según estimaciones del Banco Central de Ecuador, la economía del país crecerá este año solo 0,2%, mientras que organismos internacionales prevén que podría incluso ser negativo.

Lenín Moreno, presidente de Ecuador

Getty Images
El gobierno de Ecuador está implementando una política de austeridad.

“Siempre dijimos que las medidas (de ajuste) iban a desacelerar la economía”, señaló la gerente del Banco Central ecuatoriano, Verónica Artola, en declaraciones al periódico El Comercio de Quito.

Como el país enfrenta un excesivo endeudamiento, el gobierno decidió restringir el gasto público, reduciendo instituciones públicas, eliminando subsidios a los combustibles y liberando el precio de la gasolina de mayor octanaje, entre otras medidas.

Panamá crece por debajo de su potencial

Al contrario, Panamá ha sido una de las economías con crecimiento económico más rápido en América Latina, con un promedio anual de 5,6% en los últimos cinco años.

En paralelo, el aumento en el nivel de precios se ha mantenido bajo el 1% en los últimos cuatro años.

Trabajadores en Panamá

Getty Images
Panamá es un país con gran crecimiento económico y baja inflación.

¿Cómo se explica entonces una inflación tan baja?

“Panamá está creciendo por debajo de su potencial”, le dice a BBC Mundo, Alejandro Santos, jefe de Misión en Panamá y jefe de división en el Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“El país tiene un crecimiento potencial de 5,5%, pero hemos bajado la proyección a 4,5% este año“.

El economista explica que las tensiones comerciales a nivel mundial, afectan las expectativas de tráfico en el Canal de Panamá. Eso hace que la gente piense dos veces antes de invertir, lo que no ayuda a los negocios.

En otros países se deprecia el tipo de cambio cuando hay turbulencias, como un mecanismo de absorción del shock externo.

Pero como Panamá es una economía dolarizada, está más expuesta a esos vaivenes. “Cuando el dólar tiende a depreciarse, el ajuste se traduce en una menor demanda y una menor inflación”, apunta.

El fantasma del pasado: alta inflación

“Históricamente, la alta inflación ha sido una preocupación mucho mayor para América Latina. Erosiona los salarios reales, y particularmente golpea a los trabajadores informales, que tienen poca capacidad para renegociar sus salarios”, le dice a BBC Mundo Benjamin Gedan, asesor senior del Programa Latinoamericano del centro de estudios Wilson Center, con sede en Washington.

Protesta en Argentina

Getty Images
En contraste, en Argentina la inflación anual ha superado el 50%.

La inflación promedio en América Latina, explica, ha estado creciendo desde un 5% en diciembre a un 8,1% en los primeros cinco meses del año (excluyendo a Venezuela).

“Pero las tendencias no son uniformes, como tampoco sus causas”.

Basta mirar el caso de Argentina, donde “la altísima inflación es en parte el resultado de la dramática depreciación del peso y los aumentos en el costo de los servicios públicos”, entre otras razones.

En el otro extremo, agrega, “una baja inflación persistente, puede ser una señal de una actividad económica deprimida”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dC7xjJ7eIBk

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.