¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Twitter
#NosFaltaNorberto: secuestran a universitario al salir de clases; su familia paga rescate y no regresa
Norberto, de 22 años, fue secuestrado el pasado martes tras salir de clases, su familia pagó el rescate solicitado por los secuestradores pero el joven no regresó a casa.
Twitter
7 de junio, 2019
Comparte

El pasado 4 de junio, Norberto Ronquillo Hernández, de 22 años, estudiante de la carrera de Mercadotecnia en la Universidad del Pedregal fue secuestrado al salir de clases, un día después del plagio su familia pagó el rescate solicitado y hoy, el joven, sigue desaparecido.

Norberto, quien estaba a dos días de graduarse, fue captado por última vez por la cámara de seguridad de la entrada de la universidad a las 9:32 de la noche del martes, hora en la que terminó su última clase.

Leer: Secuestran al hijo de Cruz Sánchez, defensor indígena en Chihuahua

En el video se ve al joven enviando un mensaje mientras la plumilla de seguridad se levantaba para salir del plantel, en ese momento Norberto avisó a su novia que ya iba hacia su casa pero nunca llegó.

Después de ese mensaje la familia no volvió a tener comunicación con él. En tanto que su automóvil fue encontrado aproximadamente a un kilómetro del plantel.

La Universidad del Pedregal informó que sus familiares recibieron una llamada diciendo que se trataba de un secuestro y exigiendo una cantidad de dinero a cambio de la libertad del joven.

La cantidad exigida fue pagada de inmediato pero el joven no regresó. 

Un amigo cercano de Norbeto detalló a Animal Político que los secuestradores pidieron que el dinero se les entregara durante la madrugada del miércoles en un punto de la ciudad y que Norberto sería entregado en un lugar de la alcaldía Tlalpan, pero esto no se cumplió.

Leer: Tres sujetos secuestran a una estudiante de medicina cuando llegaba a su casa en Boca del Río

El secuestro fue denunciado por la familia ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, la cual inició una carpeta de investigación sobre los hechos.

Norberto se tomaría la foto de graduación este jueves con sus compañeros pero éstos decidieron suspender el acto y tomar otra fotografía con pancartas de protesta con la leyenda #NosFaltaNorberto.

Norberto es originario de Chihuahua y llegó a la capital del país hace algunos años para estudiar la carrera de Mercadotecnia Internacional, en la Universidad del Pedregal. Aquí vive con sus tíos y le faltaban tan solo dos días para terminar sus estudios. Sus padres viajaron a la Ciudad de México desde que fueron informados del secuestro.

Este viernes compañeros y familiares marcharán desde la Universidad del Pedregal hacia la calzada Acoxpa para exigir justicia y que Norberto regrese a casa sano y salvo.   

“Exigimos a las autoridades la pronta y exhaustiva investigación de los hechos que laceran a la familia Ronquillo Hernández, que lesionan a la comunidad universitaria y vulnera, una vez más a la juventud mexicana”, manifestó la Universidad del Pedregal.

 

Con información de Noticieros Televisa. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal
Lisa Marie Shillito Cambridge University
El fascinante hallazgo en unas heces de 8 mil años de antigüedad (y qué revela de nuestros antepasados)
Los coprolitos o excrementos fosilizados fueron encontrados en una aldea neolítica en Turquía. Sus pobladores vivieron 3 mil años antes de que se inventara el retrete o inodoro.
Lisa Marie Shillito Cambridge University
5 de junio, 2019
Comparte

Donde otros ven solamente excrementos, Piers Mitchel ve pistas sobre la historia de la humanidad.

Mitchel es investigador de la Universidad de Cambridge en Inglaterra y uno de los mayores expertos en coprolitos, excrementos humanos fosilizados.

El científico y sus colegas realizaron un extraordinario hallazgo: deposiciones humanas de 8.000 años de antigüedad encontradas en una aldea neolítica llamada Çatalhöyük, en Turquía.

El análisis de las heces no solo mostró aspectos clave sobre la alimentación en una época en la que la humanidad hizo la transición entre la caza y la recolección hacia la agricultura sedentaria.

El estudio también reveló la presencia de parásitos que afectaron a los habitantes de Çatalhöyük.

“Se ha sugerido que el cambio en el estilo de vida resultó en un cambio similar en los tipos de enfermedades”, señaló Mitchel.

“Como el lugar era uno de los más grandes y densamente poblados de su tiempo, este estudio en Çatalhöyük nos ayuda a entender mejor ese proceso”.

Huevos de lombriz

Los científicos analizaron varios coprolitos así como el suelo contaminado con heces en los sitios de entierro. Los coprolitos datan de entre 7.100 y 6.150 a.C.

Entre restos de una dieta omnívora rica en vegetales, los investigadores encontraron huevos de lombriz.

“Fue un momento especial identificar los huevos del parásito con más de 8.000 años de antigüedad”, señalo Evelena Anastasiou, coautora del estudio publicado en la revista Antiquity.

Los investigadores hallaron huevos de parásitos intestinales llamados tricocéfalos o gusanos látigo (Trichuris trichiura).

Se trata de la evidencia arqueológica más antigua de infección por parásitos intestinales en el Cercano Oriente.

Los gusanos látigo pueden alcanzar entre 30 y 50 milímetros de longitud.

Viven adheridos al intestino grueso donde pueden llegar a poner más de 5.000 huevos al día.

La infección puede causar anemia, enfermedades intestinales y dolor, además de defecaciones con sangre.

Antes del retrete

La aldea de Çatalhöyük es famosa por ser uno de los sitios arqueológicos mejor preservados de su época.

La población de la aldea estaba compuesta por agricultores que cultivaban trigo o centeno, y tenían además ovejas y cabras.

El retrete o inodoro fue inventado en Mesopotamia unos 3.000 años después del florecimiento de Çatalhöyük.

Los investigadores creen que los habitantes de la aldea defecaban en montones de basura colectiva.

“Como la escritura se inventó 3.000 años después de la época de Çatalhöyük, los habitantes del lugar no pudieron registrar lo que les sucedió durante sus vidas”, afirmó Marissa Ledger, otra de las investigadoras.

“Este trabajo nos permite por primera vez imaginar los síntomas sentidos por algunos colonos prehistóricos que vivían en Çatalhöyük y fueron infectados por este parásito”.

Los científicos quieren ahora hallar y analizar restos similares de los primeros cazadores recolectores, para determinar cómo el cambio en la alimentación y la forma de vida afectó sus infecciones intestinales.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=fCqNpL9Nbs0

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=7Uq1Ahy1828

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal