close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro y AFP
¿Qué acordaron México y Estados Unidos para frenar los aranceles?
En un comunicado en conjunto, ambos países dieron a conocer los compromisos a los que llegaron en materia migratoria para frenar los gravámenes.
Cuartoscuro y AFP
8 de junio, 2019
Comparte

México y Estados Unidos llegaron a un acuerdo para detener la imposición de aranceles del 5% a productos mexicanos, para lograrlo acordaron varios puntos que resumen la petición del presidente Donald Trump: frenar la afluencia de migrantes centroamericanos en la frontera sur de Estados Unidos.

¿Qué se sabe del acuerdo?

Tras las negociaciones, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dio una conferencia de prensa en la que informó algunos detalles de lo que hará México. El acuerdo firmado por ambos países no se ha hecho público, pero dieron a conocer un comunicado conjunto en el que puntualizan las medidas a las que llegaron.

Una de ellas es que México se comprometió a reforzar sus controles de seguridad en la frontera sur para reducir la migración irregular.

Ebrard dio a conocer que se contempla el despliegue de elementos de la Guardia Nacional en 11 municipios de la frontera sur de México, a partir del día lunes 10 de junio.

El diario The Washington Post reportó que en las negociaciones la comitiva mexicana ofreció el despliegue de seis mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala para reducir el paso de migrantes, sin embargo, el canciller no dio a conocer el número de elementos que vigilarán la frontera.

Otra medida es “desmantelar las organizaciones de tráfico y trata de personas, así como sus redes de financiamientos y transporte ilegales”, señala el comunicado conjunto de los negociadores.

El acuerdo establece que los Estados Unidos aplicará la Sección 235- B2C de su ley de migración. Ello implica que quienes crucen la frontera sur de Estados Unidos para solicitar asilo serán retornados sin demora a México donde podrán esperar las resoluciones de sus solicitudes.

Lee: No habrá aumentos de aranceles, México tomará medidas contra la migración, dice Trump

México acepta recibir a los migrantes que solicitan asilo en Estados Unidos el tiempo que dure el juicio para su permanencia o no en este país.

Durante el tiempo que se desarrolle el proceso las autoridades mexicanas se comprometen a ofrecer a los migrantes oportunidades de empleo, salud y servicios de educación.

“México de acuerdo con sus principios de justicia, fraternidad, fraternidad universal ofrecerá oportunidades laborales y acceso a la salud y educación a los migrantes y sus familias mientras permanezcan en territorio nacional, así como protección a sus derechos humanos”, aseguró el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Mientras que Estados Unidos se compromete a acelerar la resolución de solicitudes de asilo y proceder con los procedimientos de remoción lo más expedito posible.

Asimismo, México y Estados Unidos se comprometieron a fortalecer la relación bilateral, incluyendo el intercambio de acciones coordinadas a fin de proteger mejor y garantizar la seguridad en la frontera común.

Los dos países reiteraron su compromiso del 18 de diciembre pasado de fomentar el desarrollo económico y la inversión en el sur de México y Centroamérica “para crear una zona de prosperidad”.

¿Balazo en el pie? Aumento de aranceles de Trump afectarán más a consumidores en EU

“México y los Estados Unidos liderarán el trabajo, consorcios nacionales e internacionales para construir una Centroamérica próspera y segura y así abordar las causas suyas entes de la migración con el objetivo de que los ciudadanos puedan construir mejores vidas para ellos y sus familias en casa”, señala el comunicado.

En conferencia de prensa, Ebrard insistió en que México no aceptó ser un tercer país seguro, como propuso la delegación estadounidense en el primer día de las negociaciones.

Sostuvo que México reforzará la política migratoria que aplica desde enero pasado, y que básicamente obliga a los migrantes a registrarse ante las autoridades para que se les permita ingresar al país.

“La legislación mexicana y por eso es el plan, nos demanda exigir que todas las personas que entran a México se tiene que registrar, se le tiene que dar un estatus”, insistió el canciller.

“Que quede claro que no somos un país para pasar de un lado al otro anónimamente”, aseguró.

Ambas partes están de acuerdo en que en el caso de que las medidas adoptadas no tengan los resultados esperados, entonces tomarán medidas adicionales, aunque no precisaron cuáles.

“Los Estados Unidos y México continuarán sus discusiones sobre los términos de entendimientos adicionales para abordar los flujos de migrantes irregulares y las cuestiones de asilo, que se completarán y anunciarán dentro de los 90 días, si es necesario”.

Los acuerdos son resultado de tres días de negociaciones en Washington que suspenden la aplicación de tarifas arancelarias a todos los productos mexicanos que ingresan al mercado estadounidense, que entrarían en vigor el 10 de junio.

Esta mañana el presidente Donald Trump agradeció Andrés Manuel López Obrador, y al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, por “trabajar tanto tiempo y duro”para conseguir el acuerdo sobre migración.

Partidos no ven positiva la negociación 

Representantes del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano acusaron que México se doblegó en las negociaciones con Estados Unidos para evitar aranceles y pidieron que  Marcelo Ebrard rinda cuentas de los acuerdos migratorios con ese país.

La senadora de Movimiento Ciudadano, Verónica Delgadillo, indicó que es una buena noticia que no habrá aranceles, pero la mala, dijo, es que Trump está complacido.

“Eso significa que México se acaba de convertir en el muro fronterizo que tanto necesitaba para sus aspiraciones de reelección”, cuestionó.

La coordinadora del PRD, la diputada Verónica Juárez, acusó que el gobierno de López Obrador claudicó de manera vergonzosa ante las exigencias de Trump. “La Guardia Nacional ya no será utilizada para proteger a las y los mexicanos, como aprobó el Congreso de la Unión, sino para atender las exigencias de Trump”, dijo.

El presidente del PAN, Marko Cortés, aseguró que la soberanía y la dignidad de México han sido lastimadas.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Televisión Cubana
Por qué México ha deportado a más cubanos en 5 meses que en todo 2018
Según cifras oficiales, en lo que va del año más de 500 cubanos fueron deportados desde México, una cifra tres veces mayor a la reportada durante todo 2018.
Televisión Cubana
Por Lioman Lima @liomanlima (BBC Mundo)
10 de mayo, 2019
Comparte

Más de 500 cubanos han sido deportados de México en lo que va del año.

El cubano Raudel González llegó a México en marzo pasado y, dos meses después, teme que la odisea que lo llevó a cruzar siete países pueda terminar donde mismo comenzó: en un avión en La Habana.

“A muchos de los que vinieron conmigo los detuvieron y creo que ya los deportaron. Yo no sé qué me voy a hacer si me deportan, vendí mi casa en Cuba, mis cosas, todo”, cuenta vía telefónica a BBC Mundo.

Como González, cientos de cubanos que intentan llegar a EE.UU. viven desde hace meses en un limbo migratorio en México, que para muchos ha terminado con su deportación.

“Lo que están haciendo es que nos meten en estaciones migratorias, no nos dan papeles para pasar y luego están deportando a todo el mundo”, asegura.

Según cifras oficiales, en lo que va del año, más de 500 cubanos fueron detenidos en México y retornados a su país de origen, una cifra tres veces mayor a la reportada durante todo 2018.

Es, al decir de expertos consultados por BBC Mundo, la mayor oleada migratoria de cubanos desde que el expresidente Barack Obama derogara a inicios de 2017 la ley “pies secos, pies mojados”, que garantizaba a los residentes de la isla asilo político en los puestos fronterizos de EE.UU.

Pero incluso cuando ley estaba vigente, como en 2015, de los casi 5,000 cubanos que se presentaron ante las autoridades migratorias mexicanas solo 243 fueron devueltos a la isla.

En un comunicado enviado a BBC Mundo, el Instituto Nacional de Migración (INM) consideró que el aumento en las deportaciones reportadas en los últimos meses responde “al incremento en el flujo irregular de personas de nacionalidad cubana” que llegan a México.

El gobierno de Cuba, por su parte, no se ha pronunciado oficialmente al respecto; pero, por primera vez en décadas, los medios oficiales de la isla han dado una extensa cobertura a la llegada de los deportados.

Los reportajes -en los que los recién llegados prometen que no lo volverán a hacer y cuentan los riesgos de la travesía, aunque no los motivos que tuvieron para abandonar la isla– han sido vistos como una forma de desmotivar a la población para que no siga intentando salir del país.

Por años, La Habana acusó a la ley “pies secos, pies mojados” y a los beneficios que daba a los cubanos que tocaban suelo de Estados Unidos de ser el principal motivo para las sucesivas oleadas migratorias que ha sufrido la isla.

Ahora, las autoridades llaman a “una emigración regular, ordenada y segura” y presenta a la mayoría de los deportados como “víctimas de los grupos criminales vinculados al tráfico humano en la región”.

¿Cuándo empezaron las deportaciones?

Según explica a BBC Mundo Rachel Schmidtke, experta en temas de migración del Wilson Center, las deportaciones de migrantes indocumentados han sido una práctica “consistente” e “ininterrumpida” de México desde que el gobierno de Enrique Peña Nieto implementó el Programa Frontera Sur en 2014, que fue visto por sus críticos como una “cacería de migrantes”.

Sin embargo, aunque los cubanos eran parte de los cientos de indocumentados que llegaban cada día al país, el gobierno de la isla se negó por años a recibirlos de vuelta.

De ahí que las autoridades migratorias mexicanas les expidieran en muchos casos un permiso que les permitía cruzar legalmente hasta la frontera de EE.UU. o hicieran de la vista gorda con ellos.

La situación cambió desde mayo de 2016, cuando entró en vigencia un memorando de entendimiento entre los dos países en el que La Habana se comprometía a recibir de vuelta a sus ciudadanos con una situación migratoria irregular en México.

Desde entonces, el gobierno mexicano opta por detener en “estaciones migratorias” a los cubanos que llegan sin visa al país, como a muchos otros inmigrantes indocumentados.

En ellas esperan un par de semanas hasta que la embajada o los consulados de la isla los reconozcan como sus ciudadanos.

Si esto ocurre, son enviados a la isla, un proceso que el INM llama “retorno asistido”.

Ya en 2016, según cifras oficiales, de los alrededor de 4,000 cubanos que se presentaron en distintos puestos fronterizos, fueron retornados unos 3,617.

En 2017, cuando se derogó la ley que les daba beneficios en EE.UU., la cifra de devueltos se redujo drásticamente a 608, mientras el año pasado apenas llegó a los 156.

¿Por qué AMLO optó por más deportaciones de cubanos?

Rodolfo Cruz Piñeiro, experto en temas de migración de El Colegio de la Frontera, considera que el aumento en las deportaciones de cubanos debe entenderse como parte de un fenómeno más complejo, asociado con el creciente número de migrantes que llegaron a México tras las caravanas de octubre de 2018.

“López Obrador comenzó su gobierno en diciembre de 2018 y su discurso fue tener una política basada en los derechos humanos de los migrantes, abrirles las puertas a estas personas que tenían problemas en sus lugares de origen”, explica a BBC Mundo.

Como parte de esta política, comenta, a partir de enero las autoridades mexicanas entregaban con cierta facilidad una especie de visas por “razones humanitarias” en la frontera sur del país, que permitía a los migrantes transitar por territorio mexicano o incluso permanecer en él por un periodo determinado de tiempo.

Esta situación y ese mensaje de respeto a los migrantes lo que hizo fue generar expectativas en muchos países sobre la posibilidad que tendrían de emigrar hacia Estados Unidos a través de México y comenzaron a llegar personas de todos lados, no solo cubanos, sino de países que no formaban parte de los patrones migratorios tradicionales como el Congo o Bangladesh”, comenta Cruz Piñero.

Sin embargo, en febrero, las autoridades dejaron de emitir los permisos de forma súbita.

Un mes después, la Secretaría de Gobernación anunció un “plan de contención” ante el elevado número de migrantes que llegaban a la frontera sur.

¿A qué obedeció ese cambio abrupto?

Según Schmidtke, una serie de factores conllevaron al gobierno de AMLO a dar un giro solapado en su “mensaje humanitario” hacia los migrantes.

“Por una parte, ante el creciente número de personas que llegaba, quedó claro que las capacidades de México para recibirlas ya estaban al límite y por otra parte, estuvieron las fuertes presiones del gobierno de Estados Unidos”, afirma.

En los últimos meses, las autoridades de México reconocieron que muchas de las “estaciones migratorias” en el sur del país estaban desbordadas en su capacidad, lo que conllevó a disímiles denuncias sobre las condiciones humanitarias de estos centros.

Mientras, el presidente Donald Trump lanzó varios tuits en los exigía al gobierno mexicano contener el flujo de migrantes y amenazó incluso con cerrar la frontera sur si México no actuaba.

“Yo creo que ese fue el factor fundamental: existieron presiones muy fuertes por parte del gobierno de Trump para que México parara ese flujo irregular y a partir de entonces, comenzaron a darse cambios en esa supuesta apertura hacia los migrantes”, comenta Piñeiro Cruz.

¿Qué pasó con los cubanos?

González asegura que muchos, como él, decidieron lanzarse tras rumores de que Estados Unidos estaba dando asilo nuevamente a cubanos y al escuchar sobre el tema de las caravanas y las “visas humanitarias” para cruzar México.

“La situación en Cuba cada vez está más difícil y uno arriesgaría hasta la vida, lo que sea, con tal de salir de allí”, afirma.

De acuerdo con Schmidtke, pese a que ya no existe la ley “pies secos, pies mojados”, los nacionales de la isla siguen siendo candidatos aptos para solicitudes de asilo en Estados Unidos dada la situación en Cuba.

Sin embargo, muchos, como González, tropezaron con el mayor obstáculo al presentarse en la frontera sur de México.

La oficina de regulación migratoria de Tapachula dejó de emitir en febrero las tarjetas que permitían el paso y muchos de los que se presentaban ante las autoridades eran enviados a centros migratorios para, en muchos casos, ser deportados.

Desde entonces, los nacionales de la isla han protagonizado diversos intentos de escape de los centros migratrios que han ocupado titulares en medios mexicanos.

Y si en enero solo fueron devueltos siete cubanos y solo 1 febrero, ya para marzo el número creció hasta 143 y en abril se duplicó, según cifras del INM.

Finalmente, la oficina reabrió el pasado lunes, pero las autoridades migratorias aclararon en un comunicado que los cubanos, según las leyes mexicanas, no son elegibles para obtener el permiso que les permita cruzar México.

Datos ofrecidos por el INM a BBC Mundo indican, sin embargo, que de las casi 1,500 personas que se presentaron el lunes ante la oficina para solicitar la regulación de su paso por México, un 70% era cubanos.

¿Por qué están llegando más cubanos a México?

Los expertos consultados por BBC Mundo coinciden que durante los últimos meses tres factores han influido para contribuir a la “crisis migratoria” que viven cientos de cubanos en México.

  • Desde hace casi dos años, el gobierno de Trump cerró el consulado de EE.UU. en La Habana y suspendió el programa de reunificación familiar, que beneficiaría a 30,000 cubanos, lo que ha llevado a muchos a optar por una vía “alternativa”.
  • Tras la crisis en Venezuela, las condiciones económicas de Cuba han empeorado, lo que ha llevado a muchos cubanos a buscar una salida desesperada de la isla.
  • Algunos países centroamericanos, como Panamá o Nicaragua, han ofrecido ciertas facilidades de visas a cubano, lo que, al decir de los expertos, ha convertido a estos países en un trampolín hacia Estados Unidos.

Sin embargo, Willie Allen, un abogado de migración que ha atendido por décadas a cubanos que tramitan sus solicitudes de asilo en Estados Unidos, cree que las propias políticas hacia la migración del presidente de Estados Unidos han dejado a México “entre la espada y la pared” y lo han llevado a optar por las deportaciones como un mensaje simbólico para frenar la llegada de cubanos.

“La política de Trump ha incrementado los problemas en la frontera y los ha convertido en una crisis mucho más grande de lo que debería ser”, sostiene.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.