¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
Cancelación de estancias infantiles dejó a niños sin cuidado y puso en riesgo el trabajo de sus padres: CNDH
La CNDH explicó que la cancelación del programa pone en riesgo el trabajo de madres y padres por la falta de acceso a servicios de cuidado infantil, y que se omitió valorar el interés superior de los menores que se beneficiaban de ellas.
Cuartoscuro
10 de junio, 2019
Comparte

La cancelación del Programa de Estancias Infantiles fue una “medida regresiva con la que se violan diversos derechos humanos” de niñas y niños, madres, padres, trabajadoras y responsables de estos centros, determinó este lunes la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

La CNDH explicó que la cancelación del programa pone en riesgo el trabajo de madres y padres por la falta de acceso a servicios de cuidado infantil, y que se omitió valorar el interés superior de los menores que se beneficiaban de ellas, a pesar de que se demostró que impactaban positivamente en su desarrollo.

Lee: Es oficial: quitan subsidio a estancias infantiles, el apoyo se entregará directo a la madre, padre o tutor

Además, trastocaron el “derecho a seguridad y certeza jurídicas de niños, madres, padres, responsables y trabajadoras de las estancias infantiles, que derivaron en violaciones a derechos humanos”.

Acerca de los derechos de las niñas y niños, la CNDH documentó que se violaron los de interés superior, a una vida digna, a la supervivencia y el desarrollo, de prioridad, al bienestar y a un sano desarrollo, a la educación, a la salud, a la inclusión, y al juego y esparcimiento.

El organismo también documentó la violación al derecho al trabajo y a la igualdad y empoderamiento económico de las personas responsables y trabajadoras de las estancias.

Tras la derogación del programa, vigente hasta el pasado 28 de febrero, la CNDH recibió 204 quejas, en las que se acusaron probables violaciones a derechos humanos que afectaban a por lo menos 5 mil 340 personas, entre ellas mil 662 niñas y niños, 2049 madres y padres, 1310 responsables de estancias infantiles y 117 diputados.

Te puede interesar: Estancias infantiles debieron corregirse y crecer, nuevo plan pone en riesgo a niños: expertos

De acuerdo a la investigación de la CNDH, expuesta en la Recomendación 29/2019 del organismo nacional, la eliminación del programa de estancias, sustituido por el Programa de Apoyo al Bienestar, derivó en las siguientes irregularidades, cometidas por la Secretaría de Bienestar, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional Regulatoria (Conamer) fueron las siguientes:

-Se redujo en 50.16% el presupuesto asignado al Programa de Estancias Infantiles respecto del ejercicio fiscal 2018, incumpliendo las disposiciones de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y la Ley General de Desarrollo Social que prohíben expresamente la disminución de recursos a este tipo de apoyos.

-La Secretaría de Bienestar no subsanó en su totalidad las observaciones formuladas por la SHCP y la Conamer al anteproyecto de Reglas de Operación del Programa de Apoyo al Bienestar.

-Se emitió la autorización del presupuesto para el Programa de Estancias Infantiles el 30 de enero de 2019; sin embargo, el 20 de febrero del mismo año se emitió una segunda autorización presupuestaria, esta vez para el Programa de Apoyo para el Bienestar, sin considerar que este no está previsto en el Presupuesto de Egresos considerado para este ejercicio fiscal.

-El 1 de febrero la Conamer publicó el anteproyecto de Reglas de Operación del Programa Estancias Infantiles y 19 días después, el 20 de febrero, publicó un segundo anteproyecto, el del Programa de Apoyo al Bienestar.

Lee también: Programas sociales de AMLO no ayudan a erradicar la desigualdad: IMCO

-Se emitió inicialmente la autorización de impacto presupuestario para el Programa de Estancias Infantiles el 30 de enero de 2019; sin embargo, el 20 de febrero emitió una segunda autorización, esta vez para el Programa de Apoyo al Bienestar.

-Se reportaron irregularidades en los censos realizados por la Secretaría de Bienestar para la inscripción al nuevo Programa, que dejó fuera a al menos 6 mil 620 niños que eran beneficiarios de las estancias infantiles, ya que los centros a los que acudían no fueron censados. Los cinco estados con mayor número de casos fueron Veracruz, Estado de México, Chiapas, Sonora y Puebla.

-Se omitió la fundamentación y motivación para cambiar la modalidad de entrega del subsidio a la transferencia económica directa a los padres, sin considerar mecanismos de supervisión para garantizar que el dinero se destine exclusivamente a servicios de cuidado y atención infantil.

-Se utilizaron recursos que habían sido etiquetados para las estancias infantiles en la ejecución del Programa de Apoyo al Bienestar, el cual es sustantivamente distinto y no está incluido en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019.

-La SHCP emitió la autorización presupuestaria del Programa de Apoyo al Bienestar a pesar de que la Secretaría de Bienestar no entregó el diagnóstico requerido para programas de nueva creación.

Más sobre el tema: Estancias Infantiles ayudan a madres con su empleo, aunque el programa tiene debilidades: Coneval

Por lo expuesto, la CNDH recomendó a la Secretaría de Bienestar, entre otras acciones, que establezca un mecanismo que restituya aquellos derechos violados de niñas y niños, padres y madres, responsables y trabajadoras de estancias infantiles, y establecer un instrumento que permita la verificación del uso de los apoyos económicos para servicios de atención y cuidado infantil.

Asimismo, deberá actualizar el padrón de niñas y niños beneficiarios del entonces Programa de Estancias Infantiles y pagar retroactivamente a los centros los subsidios conforme ese registro, desde la última fecha en la que les hayan pagado.

La Secretaría de Bienestar deberá solicitar a la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) y a expertos en derechos de ña niñez un análisis sobre el funcionamiento e impacto en los menores, relacionado con el mecanismo de restitución de derechos que se implemente.

En coordinación con el Consejo Nacional de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil, deberá diseñar una política pública nacional que de manera progresiva permita el acceso a todos los niños en primera infancia a un sistema de cuidados que provea servicios de atención integral.

A la SHCP se le recomendó implementar acciones para que la Secretaría de Bienestar remita el diagnóstico sobre el Programa de Apoyo al Bienestar que se le solicitó en el mes de febrero, y generar acciones que permitan verificar, previo a la autorización presupuestaria, que los anteproyectos de Reglas de Operación que se presenten en el gobierno federal estén establecidos en el Presupuesto de Egresos del ejercicio fiscal que corresponda.

Lee: Irregularidades en estancias infantiles: Más de 97 mil niños no fueron localizados en su domicilio

Las secretarías de Bienestar y de Hacienda deberán garantizar la progresividad de los derechos humanos en los recursos que deben asignarse, mediante las acciones necesarias de ajustes presupuestales que permitan que el mecanismo de restitución cuente, por lo menos, con un presupuesto igual al que tuvo el Programa de Estancias Infantiles en 2018.

La Conamer deberá garantizar la transparencia y la mejora regulatoria de los anteproyectos de reglas de operación de programas de desarrollo social, verificar que cumplan con la normatividad aplicable y realizar un análisis de impacto regulatorio para evitar restricción, reducción de prestaciones o derechos de las personas.

Al Sistema DIF se recomienda que coordine la supervisión y vigilancia de las estancias infantiles, centros de atención, cuidado y desarrollo integral infantil.

Para reparar el daño a las víctimas, se determinó que las autoridades a quienes se dirige la recomendación implementen acciones para generar medidas de satisfacción y garantías de no repetición que den certeza del ejercicio de los derechos de los niños, las madres y padres trabajadores, así como a los responsables y trabajadoras de las estancias infantiles.

La CNDH aclaró que su pronunciamiento no pretende inhibir la implementación de medidas de austeridad y control presupuestal o la investigación de irregularidades en el manejo de recursos públicos; sin embargo, señala, estas deben ejecutarse “sin vulnerar los derechos de niñas, niños, mujeres y padres, para evitar que se les prive de la oportunidad de acceder a servicios de cuidado y atención integral infantil”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal
Getty Images
Más dióxido de carbono: la paradójica propuesta contra el cambio climático
Investigadores de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, quieren transformar un gas dañino en otro menos dañino para mejorar las actuales condiciones climáticas.
Getty Images
28 de mayo, 2019
Comparte

Suena como una teoría ilógica: la idea de lanzar intencionalmente más dióxido de carbono a la atmósfera para mejorar las actuales condiciones climáticas que tantos científicos advierten que amenazan la vida en la tierra tal cual la conocemos.

Pero eso es lo que plantean los investigadores de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, con una propuesta de convertir un gas invernadero dañino en otro menos dañino y así ayudar a reducir el cambio climático.

Los investigadores añaden que la estrategia también podría generar ingresos económicos para quienes la adopten.

El estudio, publicado en Nature Sustainability -un sitio especializado en políticas y soluciones de sostenibilidad- describe un potencial proceso mediante el cual el metano, un extremadamente potente gas invernadero, se convierte en dióxido de carbono, un gas que tiene menos impacto en el cambio climático.

En 2018, el metano -generado en su mayoría por actividad humana- alcanzó concentraciones atmosféricas dos veces y media mas grandes que en los niveles preindustriales.

Aunque la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera es mucho mayor, el metano es 84 veces más potente en términos de su efecto sobre el calentamiento global a través de los primeros 20 años desde cuando es despedido al aire.

Además, sostienen los científicos, las fuentes de emisiones de metano -resultado de los cultivos de arroz y crianza de ganado, por ejemplo- pueden ser muy difíciles y costosas de eliminar.

Beneficio neto

Por eso arguyen que el intercambio de un gas por el otro representa un beneficio neto significativo para el clima.

“Si se perfecciona, esta tecnología podría revertir las concentraciones de metano y otros gases en la atmósfera a niveles preindustriales”, indicó Rob Jackson, profesor de Ciencia del Sistema Tierra de la Universidad de Stanford y líder del proyecto.

La mayoría de las propuestas para estabilizar la temperatura global a 2° centígrados por encima de los niveles preindustriales dependen de las estrategias que combinan tanto la reducción de más dióxido de carbono entrando en la atmósfera como la eliminación de las cantidades ya existentes a través de la siembra de más árboles y otras técnicas de captura de carbono.

Pero estas reducciones de dióxido de carbono típicamente contemplan el retiro de cientos de miles de millones de toneladas y, sin embargo, no restauran la atmósfera a sus niveles preindustriales.

En contraste, dicen los investigadores, las concentraciones de metano podrían reducirse a niveles preindustriales con sólo remover 3.200 millones de toneladas de ese gas de la atmósfera y convirtiéndolos en cantidades de dióxido de carbono equivalente a las emisiones de unos cuantos meses de actividad industrial.

Según alegan los científicos de Stanford, su estrategia podría eliminar aproximadamente una sexta parte de todas las causas actuales del calentamiento global.

“Es una alternativa para compensar estas emisiones vía la eliminación del gas metano para que no haya un efecto neto en el calentamiento de la atmósfera”, explicó Chris Field, coautor de la propuesta y director del Instituto Stanford Woods para el Medio Ambiente.

¿Cómo se haría la conversión?

A nivel molecular el metano tiene mucha energía atrapada. Es un combustible que usamos para la calefacción o para cocinar.

Pero está en concentraciones tan pequeñas en la atmósfera, que atraparlo presenta complicaciones, y tan diluido, que no se puede quemar.

Los investigadores proponen un escenario de enormes estructuras de abanicos que succionen el aire y lo pasen por cámaras giratorias que contienen unos químicos llamados zeolitas que actúan como catalizadores.

Los zeolitas son minerales con amplias superficies microporosas que pueden retener moléculas como cobre y hierro y servirían como un filtro para atrapar el metano y convertirlo en dióxido de carbono.

Ese dióxido de carbono se despediría otra vez a la atmósfera a través del calentamiento de las moléculas atrapadas.

Aunque hay otra opción de almacenar el metano y convertirlo en otros productos, esta sería demasiado costosa y añadiría complejidad al proceso.

Negocio rentable

Según el profesor Rob Jackson hay un mercado que se puede crear para esta tecnología, que vendría de gente, compañías o países dispuestos a pagar para retirar los gases de la atmósfera.

“Ya hay un precio que pagar para la emisión de gases invernadero. Ya está en práctica en varios lugares del mundo y se expandirán en las próximas décadas”, declaró en un video de la Universidad de Stanford emitido por las redes sociales.

El proceso de convertir metano en dióxido de carbono podría ser rentable con un precio impuesto a las emisiones de carbono mediante una política apropiada, sostiene el estudio.

Si en este siglo los precios para compensar por esas emisiones de carbono suben a US$500 o más por tonelada, como la mayoría de los modelos proyectan, cada tonelada de metano retirada podría valer más de US$12.000.

Un complejo de filtros de zeolita del tamaño de una cancha de fútbol podría genera millones de dólares al año en ingresos, mientras que retira metano dañino de la atmósfera, aseguran.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UtuieuqZq7M&t=11s

https://www.youtube.com/watch?v=azQhsNWpbU4&t=12s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal