close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
IMSS

Gobierno busca comprar marcapasos a 90 pesos cuando su precio es de 23 mil

A ese costo pretende comprar marcapasos y otras tecnologías complejas, usadas para tratar padecimientos graves, como los cardiacos.
IMSS
20 de junio, 2019
Comparte

En la convocatoria para la licitación de la compra consolidada de medicamentos e insumos para la salud del segundo semestre de 2019 hay precios de referencia que han causado dudas y quejas entre los posibles licitantes. Uno es el que se fijó para unos marcapasos, cuyo costo por pieza quedó en 90.87 pesos

Farmacéuticas cuestionan licitación por precios “irreales” e incertidumbre sobre pagos

De acuerdo a la información registrada en el portal de compras del (Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la licitación pública que se hizo el año pasado para adquirir estos dispositivos, la Delegación Sinaloa de esa institución compró 126 de estos marcapasos por un precio total de 3 millones 798 mil 259 pesos; es decir, pagó por cada uno 25 mil 987 pesos. 

“Ese es el costo real. El que fijaron para esta licitación parece un error garrafal, aunque en ese caso bastaría con haberlo aceptado y corregido, pero no lo han hecho”, asegura a Animal Político un especialista del sector salud, quien pidió omitir su nombre. 

El entrevistado subraya que 90 pesos “no cuesta ni el empaque de un dispositivo como ese. No hay ningún fabricante en el mundo, ni en China ni en ningún lugar, que pueda ofrecer un precio así. El costo real es de entre 23 y 25 mil pesos”.

Los marcapasos se utilizan en personas con afecciones cardíacas que hacen a su corazón palpitar muy lento. El pequeño dispositivo percibe cuando está latiendo de forma irregular y le manda un estímulo que lo hace recuperar su ritmo. “Es una tecnología avanzada, compleja, que no se fabrica en cualquier parte del mundo ni puede ser barata”, explica el entrevistado. 

En las actas de la junta de aclaraciones para la licitación de la compra consolidada de medicamentos e insumos, en la que la autoridad atendió las dudas de los posibles participantes, quedó registrado que una empresa solicitó a la Secretaría de Salud precisar si el precio máximo de referencia fijado a esos marcapasos era correcto.  

¿Cómo planea el gobierno distribuir medicamentos? Estos son los costos y los riesgos

“La convocante para esta partida solicita marcapaso cardiaco definitivo bipolar unicameral sin actividad de frecuencia. Marcapaso cardiaco, definitivo bipolar en línea, unicameral, sin actividad de frecuencia, con un precio máximo de referencia de $90.87 pesos. Solicitamos amablemente a la convocante clarifique el precio máximo de referencia dado que no corresponde un precio tan bajo a un dispositivo médico especializado con las características que solicitan”, se lee en el documento. 

La respuesta de la Secretaría de Salud, asentada también en el acta de la junta de aclaraciones, fue: “no se acepta su petición, el precio máximo de referencia es tomado del estudio de Mercado”. En varios cuestionamientos registrados en el documento, hechos por diversas empresas, se solicitó a la autoridad hacer público el estudio en el que se basaron para fijar los precios, a lo que Salud se negó. 

El argumento para no hacer pública la investigación es que “su resultado no es un registro que deba de contener la convocatoria, por lo que se desecha la pregunta”. 

Para el especialista consultado, no es posible que el resultado de un estudio de ese tipo haya arrojado un precio de 90 pesos para un marcapasos, “tal vez ese estudio ni existe, sencillamente porque no hay nadie que fabrique un dispositivo así a ese costo. En México ni siquiera se fabrica. Lo más seguro es que, si no rectifican el precio, esa clave va a quedar desierta”. 

Hay casos aún más extremos que el del marcapasos con precio de 90 pesos que en realidad cuesta entre 23 y 25 mil. En el acta de la junta de aclaraciones hay una solicitud similar, pero con cantidades aún más dispares. 

Leer: AMLO veta a farmacéuticas que acapararon la venta de medicinas durante gobierno de Peña

“La convocante para esta partida Solicita estimulador tricameral para resincronización biventricular. Dispositivo electrónico implantable para proporcionar terapia eléctrica de resincronizacion ventricular en pacientes con insuficiencia cardiaca, con un precio de referencia de $62.80 pesos. Solicitamos amablemente a la convocante clarifique el precio máximo de referencia dado que no corresponde un precio tan bajo a un dispositivo médico especializado con las características que se solicitan”. 

La repuesta de salud es la misma: “el precio máximo de referencia es tomado del estudio de mercado”. En la licitación de 2018, el portal de compras del IMSS registra que el Hospital de Especialidades Licenciado Ignacio García Téllez Centro Médico Nacional de Occidente, en Jalisco, adquirió 28 de esos estimuladores tricamerales por un costo total de 5 millones 813 mil 920 pesos, lo que quiere decir que pagó 179 mil pesos por cada uno

Adrián Quiroz, integrante de la iniciativa No al Huachicol de Medicinas, denuncia que estos precios podrían no ser un grave error, causado por la inexperiencia, sino una estrategia ya planeada. “Lo que quieren es justo que nadie se presente a la licitación de ciertas claves para declararlas desiertas y entonces buscar opciones en el extranjero, quizá ya tienen hasta al proveedor y van a hacer una adjudicación directa, pero entonces habrá que ver la calidad de lo que compran”. 

Animal Político solicitó una entrevista a la Secretaría de Salud para aclarar el tema del precio máximo de referencia fijado a estos dispositivos, pero hasta el cierre de la edición no hubo respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Quiénes son los hijos del Chapo y qué se sabe del poder que tienen

Al menos diez hijos fueron reconocidos por el mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, condenado a cadena perpetua en Estados Unidos por narcotráfico. Algunos de ellos han seguido en el negocio ilícito de su padre. Esta es su historia.
20 de octubre, 2019
Comparte

Mientras algunos reclaman ser sus hijos, otros lo niegan. Y aunque abundan las historias de amantes de Joaquín “El Chapo” Guzmán y de posibles descendientes, el exlíder del cartel de Sinaloa ha reconocido a diez hijos de tres mujeres distintas.

Condenado a cadena perpetua y 30 años adicionales en Estados Unidos por narcotráfico, “El Chapo” se casó, en este orden, con Estela Peña, Alejandrina Salazar, Griselda López y Emma Coronel, con quien tuvo gemelas.

Con Alejandrina tuvo cuatro hijos, dando origen al clan de Guadalajara, mientras que con Griselda tuvo otros cuatro, que crecieron en Culiacán, la capital del estado de Sinaloa. Y con su primera esposa, Estela Peña, no tuvo descendientes.

“El Chapo es un hombre con muy poca educación, sus hijos tienen un perfil muy distinto“, le dice a BBC Mundo Francisco Jiménez, doctor en Derecho, investigador e integrante del Observatorio de Seguridad y Justicia de la Universidad de Guadalajara.

“Los hijos que se criaron en Guadalajara tuvieron un mayor acceso a educación e incursionaron en el ámbito empresarial”.

En Culiacán el ambiente era más rudo y la supervivencia había que ganársela día a día. Ahí creció Ovidio Guzmán López, el hijo de “El Chapo” que fue capturado este jueves y rápidamente dejado en libertad por las fuerzas de seguridad en un confuso incidente que mantuvo al país en vilo durante varias horas.

Esto es lo que se sabe de algunos de los hijos del exjefe del cartel de Sinaloa, quien actualmente está preso en Estados Unidos en la Penitenciaría Administrativa de Máxima Seguridad en Florence, Colorado, mejor conocida por sus siglas en inglés de ADX o como el “Alcatraz de las Rocosas”.

“Los chapitos”: Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán

Iván Archivaldo “El Chapito” y Jesús Alfredo “El Alfredillo”, son dos de los cuatro hijos que el narcotraficante tuvo con Alejandrina Salazar.

“Se criaron en Guadalajara y ahí estuvieron protegidos por todo el clan familiar. Tenían un círculo de seguridad”, le dice a BBC Mundo Alejandro Hope, analista de seguridad.

“Ellos no tienen la astucia de su padre, pero crecieron en medio de lecciones de brutalidad que los hicieron formarse dentro de ese mundo.

“Aprendieron la lealtad desde muy temprano”, agrega.

Fuentes consultadas por BBC Mundo señalan que aparentemente ellos se habrían quedado a cargo de una célula del cartel de Sinaloa tras la salida de su padre.

Ficha de la DEA sobre Alfredillo.

DEA
Esta es la ficha de Jesús Alfredo Guzmán elaborada por la DEA, la agencia antidrogas estadounidense.

En documentos judiciales presentados durante el juicio contra “El Chapo”, fueron sindicados como los herederos que tomaron las riendas de las operaciones del imperio criminal.

Sin embargo, otras fuentes señalan que en realidad el verdadero jefe del cartel de Sinaloa es Ismael “El Mayo” Zambada.

“Lo que pasa es que estas organizaciones no son verticales. No funcionan como si se tratara de una dictadura”, explica Hope. “El poder está distribuido”.

En ese contexto, no es fácil determinar hasta dónde llega realmente su verdadero poder. Al respecto, no hay una opinión unánime.

“Los hijos tienen un peso moral, un poder simbólico, pero el que realmente está a cargo es ‘El Mayo'”, le dice a BBC Mundo Luis Carlos Sáenz, periodista mexicano independiente que trabaja en temas de seguridad.

De hecho, existen reportes sobre una lucha de poder entre “El Mayo” y los hijos de Guzmán por el control del cartel de Sinaloa.

Twitter feed of Sinaloa cartel member, Ivan Guzman

Twitter
Iván Archivaldo es conocido por tener un estilo de vida extravagante y por exhibir su fortuna en redes sociales.

Ambos enfrentan cargos en Estados Unidos por actividades presuntamente criminales.

Jesús Alfredo (36 años) está en la lista de los narcotraficantes más buscados por la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos, la DEA.

Mientras que Iván Archivaldo fue detenido en 2005 bajo la acusación de lavado de dinero para el cartel de Sinaloa, pero tras pasar tres años en la cárcel mexicana de máxima seguridad Puente Grande -la misma de la cual escapó su padre años atrás- quedó en libertad por falta de pruebas.

En agosto de 2016 los hermanos fueron secuestrados en el restaurante “La Leche” de Puerto Vallarta y liberados posteriormente. La fiscalía del estado responsabilizó al Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) del plagio.

Los otros dos hijos de “El Chapo” con Alejandrina Salazar son César y Alejandrina Guzmán. Sobre ellos se desconoce con precisión de qué manera podrían estar vinculados a actividades ilegales.

Ovidio “El Ratón” y Joaquín Guzmán, hijos de Griselda

Ovidio y Joaquín son parte del grupo de los hijos más jóvenes que “El Chapo” tuvo con Griselda López en Culiacán.

Ambos enfrentan cargos por tráfico de drogas en Estados Unidos. Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la DEA, que pasó casi dos décadas trabajando en México, dijo que estos hijos eran “más tontos que unas rocas”, en declaraciones recogidas por el medio de comunicación estadounidense Vice.

Tienen una reputación de jóvenes impetuosos, excesivamente violentos y sin grandes habilidades estratégicas como las de su padre.

El gobierno estadounidense ha señalado que “El Ratón” estuvo involucrado en la importación a granel de narcóticos desde abril de 2018, cuando su padre ya estaba en una prisión de Manhattan.

Habría sido respaldado por su hermano, Joaquín Guzmán López, quien también se encuentra prófugo.

Este jueves, Ovidio Guzmán fue retenido brevemente por las fuerzas de seguridad mexicanas, pero finalmente quedó libre en medio de una ola de violencia en Culiacán.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE.UU. agregó en 2012 a este hijo en su lista de individuos ligados al crimen organizado internacional, ordenando así congelar sus activos en ese país.

Su hermano Edgar fue asesinado en mayo de 2008 mientras estaba en un centro comercial de Culiacán. La otra hija es Griselda Guadalupe, a quien no se le han formulado cargos.

Finalmente, las gemelas que tuvo “El Chapo” con su actual esposa, Emma Coronel, nacidas en Los Ángeles, California, apenas tienen 7 años. Son las únicas familiares que podrán visitar a su padre una vez al mes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.