close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Sector cultural está inconforme por recortes del gobierno y la falta de un plan de trabajo

"Estamos conscientes de las prioridades que pueda haber en el país, pero también conscientes de la importancia de la cultura y el cine como vehículos de pacificación", comentó Ernesto Contreras, presidente de la Academia Mexicana de Cinematografía.
Cuartoscuro Archivo
Por AFP
24 de junio, 2019
Comparte

Desaparición de becas para el arte, recorte de recursos para eventos culturales como la entrega de los premios cinematográficos Ariel, eliminación de concursos para fomentar la creación: la política de austeridad del presidente Andrés Manuel López Obrador causa descontento en los sectores culturales.

Para 2019, la Secretaría de Cultura recibió un presupuesto 3.9% menor al de 2018 como parte de las políticas de López Obrador, que en contraste ha incrementado los recursos para sus programas sociales destinados a adultos mayores, jóvenes y sectores desfavorecidos.

“Estamos conscientes de las prioridades que pueda haber en el país, pero también conscientes de la importancia de la cultura y el cine como vehículos de pacificación”, comenta a AFP Ernesto Contreras, presidente de la Academia Mexicana de Cinematografía.

La comunidad cinematográfica observó preocupada cómo mermaron los recursos gubernamentales para la entrega este lunes de los Ariel, que este año tiene como gran favorita a Roma, el filme con el que Alfonso Cuarón ganó su segundo Oscar en dirección.

Tras reuniones con autoridades culturales, se acordó un apoyo para la 61° edición de los Ariel, pero no se realizará en su escenario tradicional, el Palacio de Bellas Artes, el mayor recinto cultural mexicano, sino en la Cineteca Nacional, por lo que se espera una ceremonia modesta.

El presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados, Sergio Mayer, actor y cantante que hizo su carrera principalmente en la cadena Televisa antes de pasar a la política con el partido oficialista Morena, defendió la nueva política ante AFP.

“Tenemos que entender que no estamos en el mejor momento (…) El país está en una crisis económica, social y de seguridad muy grande”, dijo Mayer.

La asociación civil Cinema23, que también se ha visto afectada por los recortes, anunció que cancelará de manera indefinida los Premios Fénix a lo mejor del cine iberoamericano, tras dos meses de diálogo infructuoso con el gobierno de la capital, también en manos de Morena.

Leer: Cancelan los Premios Fénix de cine; organizadores acusan falta de apoyo de autoridades

Concepto cultural distinto

Ante los reproches que se empiezan a arreciar, López Obrador acusó a los sectores culturales de ser una “burocracia enquistada, dorada” que se lamenta por perder sus privilegios.

“Depende de qué concepción tenemos de la cultura”, dijo la semana pasada en su conferencia diaria matutina al ser interrogado sobre las crecientes críticas.

“En todos los programas sociales, el objetivo preferente son los pueblos originarios, que es la verdad mas íntima de México, es lo más importante culturalmente hablando”, justificó.

El periodista y experto en economía cultural Eduardo Cruz Vázquez subraya que, en efecto, este gobierno parece tener otra forma de hacer cultura, como el convertir la residencia presidencial de Los Pinos, enclavada en un bosque de la capital, y al penal de las Islas Marías, en el Pacífico y rodeada de tiburones, en espacios recreativos.

“Para el presidente, suprimir estos fondos (a la cultura) fue una manera de restituir recursos que pueden ir destinados a otras necesidades. Él no lo ve como una falta de apoyo a la cultura”, explicó.

A la incertidumbre del recorte presupuestal, Vázquez suma la ausencia de planes gubernamentales en materia cultural: “Esta administración ha sido incapaz de generar un programa de trabajo y decirnos exactamente cómo y qué harán“, afirma.

AFP intentó infructuosamente entrevistar a la secretaria de cultura, Alejandra Frausto, sobre los recortes y los programas de trabajo.

Días atrás, el bailarín Isaac Hernández, que en 2018 se convirtió en el primer mexicano en alzarse con el Benois de la Danse, el mayor premio internacional en danza, anunció la cancelación de su gala anual Despertares por la falta de apoyo gubernamental.

“Este tipo de conversaciones en el gobierno están siendo relegadas por otras prioridades, por eso decidí dar un paso atrás. No puedo planear a futuro con incertidumbre”, dijo Hernández al diario El Universal.

En contraste, el actor Damián Alcázar, conocido simpatizante de López Obrador, defiende la política de combatir la pobreza.

“Soy de la idea de que hay prioridades en este país. Hay que limpiarlo, sacudirlo, sanearlo. Cuesta trabajo, tiempo y dinero. Los cambios los tenemos que realizar todos”, dijo el protagonista de la serie de Netflix Narcos 3.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Nightingale de Google: el escandaloso proyecto que le permitió acceder al historial médico de millones

Google acaba de cerrar un trato con una enorme empresa de salud en Estados Unidos, Ascension, gracias al cual tuvo acceso al historial clínico de millones de pacientes de hospitales del país.
Getty Images
12 de noviembre, 2019
Comparte

Google ha ganado acceso a una cantidad masiva de datos en Estados Unidos gracias a un acuerdo con una gran empresa de servicios sanitarios.

Se trata de la compañía Ascension, que gestiona 2,600 hospitales en el país.

Gracias al proyecto Nightingale (que significa ruiseñor en inglés), Google tiene acceso a historiales clínicos, nombres y direcciones sin necesidad de haber consultado a los pacientes, según informó el diario estadounidense The Wall Street Journal, el primer medio en dar la noticia.

El gigante tecnológico dijo que esa es “la práctica habitual”.

Entre los datos a los que Google tiene acceso, según el acuerdo, también hay resultados de pruebas de laboratorio, registros de hospitalización y fechas de nacimiento.

Ni a los médicos ni a los pacientes se les informó de que Google puede ver esa información.

El informe de The Wall Street Journal señala que la empresa comenzó a tener acceso a esos datos el año pasado y que se amplió durante el verano.

Google señaló en su página web que su trabajo con Ascension se adheriría a todas las regulaciones de la industria, como la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud en Estados Unidos, de 1996, también conocida por sus siglas en inglés, HIPAA.

“Para ser claros… los datos de los pacientes no se pueden combinar -ni se combinarán- con ningún dato de consumo de Google”, añadió la compañía.

Cirujana con una tableta

Getty Images
Ni los pacientes ni los médicos fueron informados.

Ascension dijo que el trato le ayudaría a “optimizar” el cuidado de los pacientes e incluiría el desarrollo de herramientas de inteligencia artificial para ayudar a los médicos.

La compañía de servicios de salud también dijo que comenzaría usando los servicios de almacenamiento en la nube de Google y aplicaciones empresariales como G Suite.

Preocupaciones sobre la privacidad

Sin embargo, el proyecto Nightingale ya ha despertado críticas por parte de quienes argumentan que les quita control a los pacientes sobre sus propios datos.

“Hay un enorme problema en que estas asociaciones público-privadas se hagan todas bajo contratos privados, de manera que es bastante difícil obtener algo de transparencia“, le dijo a la BBC Jane Kaye, directora del Centro de Derecho, Salud y Tecnologías Emergentes (HeLEX) de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

“Google dice que no los vincularán con otros datos, pero lo que hacen todo el tiempo es refinar sus algoritmos, perfeccionar lo que hacen y ganar una mayor ventaja comercial”.

Las organizaciones sanitarias están cada vez bajo más presiones para mejorar la eficiencia y la calidad de los cuidados a los pacientes.

Muchas de ellas están valorando el uso de la inteligencia artificial en un esfuerzo por mejorar sus servicios, pero a veces estas acciones despiertan críticas negativas sobre cómo se manejan los datos de los pacientes.

En Reino Unido, la filial de Google para el desarrollo de inteligencia artificial, DeepMind, infringió la ley cuando no pudo explicar a los pacientes cómo usarían sus datos para crear una aplicación sobre una enfermedad renal.

La herramienta, llamada Streams, fue diseñada para resaltar qué pacientes tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad renal aguda.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss

https://www.youtube.com/watch?v=U72BRgPU7_g

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.