Uno de cada cuatro agentes del INM carece de control de confianza vigente; es la fuerza federal menos confiable
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Uno de cada cuatro agentes del INM carece de control de confianza vigente; es la fuerza federal menos confiable

Datos del SESNSP muestran además que en el país hay más de 27 mil policías locales que siguen en activo, pese a reprobar las pruebas de confianza. Sinaloa y Guerrero son focos rojos.
Cuartoscuro
31 de julio, 2019
Comparte

Uno de cada cuatro agentes de migración desplegados actualmente en el país, no debería de estar trabajando porque carece de la certificación en regla que exige la ley para poder desempeñar dicha función. Dichos elementos no han aprobado o no han renovado sus exámenes de control de confianza.

De hecho, los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) son la fuerza federal con la menor proporción de agentes federales en activo con exámenes aprobados vigentes. Incluso se encuentran por debajo del promedio total de policías estatales y municipales aprobados.

Así lo revela la última actualización de los exámenes de control de confianza publicada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública con corte al 30 de junio, en su sitio de obligaciones de transparencia.

Lee: El INM lleva un mes incumpliendo resolución que le obliga a no encerrar a migrantes menores de edad en CDMX

El control de confianza es un procedimiento obligatorio tanto para el ingreso así como para la permanencia de los elementos de las instituciones de seguridad en el país, de acuerdo con la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Consiste en una batería de cinco exámenes, entre ellos toxicológicos y de polígrafo, que se tienen que renovar cada tres años. 

De acuerdo con dicho balance en el país hay un total de 400 mil 584 policías y agentes de seguridad adscritos a corporaciones públicas, tanto locales como federales. De ese total existen  131 mil 123, que equivalen al 32% (en total nacional casi 1 de cada 3 elementos) que no tienen el control de confianza aprobado y/o vigente.

En el caso específico de las fuerzas federales, el universo completo es de 63 mil 877 elementos, de los cuales el 94% son efectivos aprobados en control de confianza, y el 83% mantienen dicha aprobación vigente.

El desglose por dependencia muestra que el INM se encuentra muy por debajo de ese promedio federal. Sus datos arrojan que posee un universo en activo de 4 mil 133 agentes. De este total el 78% tienen certificado de aprobación del procedimiento de control de confianza. Y a ellos hay que restar un 3% que ya caducó.

Te puede interesar: Niños migrantes: los menores a los que se les niega el “sueño mexicano”

Lo anterior significa que el 25% de los elementos del  INM no cuenta con los requisitos para estar en activo. Entre ese grupo se encuentra un 3% de agentes que ya fueron evaluados y reprobaron, pero no han sido removidos, así como un 15% que no han sido sometidos siquiera a los exámenes.

Esto datos cobran relevancia si se toma en cuenta que el INM se encuentra en un proceso de crecimiento, derivado de la estrategia migratoria puesta en marcha por México para fortalecer la vigilancia en la frontera sur y norte del país.

FGR y penales, con rezago en renovación

En cuanto a otras fuerzas federales estas arrojan números más altos respecto al  porcentaje de agentes desplegados aprobados, aunque con una cifra inferior en cuanto a evaluaciones vigentes.

Por ejemplo. La Fiscalía General de la República reporta una cifra de 14 mil 693 agentes ministeriales en activo, de los cuales el 97% ya fueron examinados y aprobaron, aunque solo el 71% mantiene vigente su certificación de confianza.

Lee: Despiden a 500 agentes migratorios por corrupción; es una ‘limpia’ al INM, dice AMLO

Mientras que en el Órgano Administrativo de Prevención y Readaptación Social (OADPRS) – institución responsable de los penales federales – los datos muestran que de los 3 mil 344 custodios en activo, el 89% superó las evaluaciones de control de confianza, aunque actualmente solo el 48% – menos de la mitad – se encuentran vigentes

Y en el caso de la Policía Federal (corporación en vías de desaparición pues será sustituida por la Guardia Nacional), hasta el cierre de junio aun reportaba 41 mil 707 elementos en activo, el 90% de ellos con evaluaciones aprobadas y además vigentes, un porcentaje muy superior al de otras fuerzas federales.

Guerrero, BCS y Sinaloa: focos rojos

En cuanto a las fuerzas policiales locales (estatales, municipales y ministeriales), los datos del SESNSP arrojan que de 336 mil 707 elementos en activo, hay 258 mil 601, que equivalen al 77%, que son elementos aprobados con certificado vigente. El 23% restante se encuentra en alguna situación incompleta o irregular.

Entérate: Entregarse al INM, la estrategia de migrantes africanos en Chiapas para avanzar hacia EU

El dato más preocupante es el de 27 mil 36 elementos (el 8% del total de policías del país), que en definitiva no superó los controles de confianza y deben ser separados del cargo, pero continúan en activo.

Entre los estados la fuerza policial de menor confianza es la de Sinaloa. La entidad reporta apenas un 48% de sus 6 mil 900 elementos estatales, municipales y ministeriales con el certificado de confianza vigente. Más preocupante es que del 52% que no lo tiene, el 48% es porque reprobó el procedimiento uy ya tendrían que haber sido dados d baja.

Lo anterior significa que prácticamente 1 de cada 2 policías en Sinaloa no tiene posibilidad de seguirlo siendo.

Otro foco rojo se encuentra en Guerrero, entidad en la que apenas el 44% 9 mil 103 elementos de seguridad pública tiene al día de hoy un certificado vigente de que superó el control de confianza. Un nivel aún más bajo que el de Sinaloa. Aunque en Guerrero el porcentaje de agentes reprobados es de 24%, mientras que el resto corresponde a personal no evaluado o con certificados caducos.

Baja California Sur es otro caso a destacar con apenas el 57% de sus 2 mil 986 policías locales con aprobación vigente. El porcentaje de elementos en activo pese a estar reprobados es de 30%, prácticamente 1 de cada 3 elementos. 

Lee: Bajo la lluvia, migrantes duermen en la calle en espera de asilo en México

Y en San Luis Potosí los datos muestran que de los 6 mil 347 elementos de seguridad en activo, poco más de la mitad (52%) no tienen vigentes sus exámenes de control de confianza. Aunque en este caso solo un 15% de los irregulares se encuentran en condición de no aprobados.

En el caso de Ciudad de México – la entidad con la mayor fuerza policial del país – los datos muestran que de sus poco más de 52 mil 200 policías, el 80% se encuentra con el control de confianza vigente, y solo hay un 2% de efectivos reprobados.

¿Y la Guardia Nacional?

Aunque la Guardia Nacional ya se encuentra formalmente en operaciones desde mayo pasado, los datos del Secretariado Ejecutivo aún no muestran cuál es el estatus de sus elementos en materia de control de confianza.

Lee: Delegados de migración en estados fronterizos son inexpertos

Cabe recordar que el pasado 30 de abril la Comisión Permanente de Certificación y Acreditación del Consejo Nacional de Seguridad Pública aprobó un esquema “especial” de aplicación de estas pruebas a los elementos de la Guardia con la finalidad de que el proceso sea más ágil. Hasta ahora no se han dado a conocer resultados del mismo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué dar positivo a COVID no siempre significa estar infectado

La mayoría de personas solo están infectados durante una semana, pero pueden seguir dando positivo semanas después.
Getty Images
7 de septiembre, 2020
Comparte

El test más común para diagnosticar el COVID-19 es tan sensible que podría estar detectando fragmentos del virus que ya están muertos, según algunos científicos.

Y es que la mayoría de personas solo permanecen infectadas alrededor de una semana. Sin embargo, el diagnóstico podría seguir dando positivo semanas después.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Oxford, este hecho podría estar sobreestimando la escala real y actual de la pandemia.

Pero por otro lado advierten que otro tipo de test, con menos sensibilidad, corre el riesgo de no detectar todos los casos.

El profesor Carl Heneghan, uno de los autores del estudio, afirma que en vez de arrojar un resultado positivo o negativo, las pruebas diagnósticas deberían tener un límite en el que pequeñas cantidades de virus no provoquen un positivo.

Según Heneghan, esta detección de virus muerto o viejo podría explicar cómo en varios de los países que se enfrentan a una segunda ola de infecciones las hospitalizaciones se mantienen estables.

El Centro de Medicina Basada en Evidencia de la Universidad de Oxford analizó 25 estudios en que se colocaron muestras de pruebas positivas sobre una placa de petri para ver si el virus crecía.

Investigador trabajando con placas de petri.

Getty Images
Los científicos de la Universidad de Oxford pusieron varias muestras positivas sobre una placa de petri para analizar si el virus crecía.

Este método, conocido como “cultivo viral”, indica si el virus hallado en un diagnóstico positivo puede reproducirse y propagarse en un laboratorio o persona.

Según Nick Triggle, corresponsal de salud de la BBC, la sensibilidad de las pruebas diagnóstico es un problema que se conoce desde el comienzo y que ilustra por qué las estadísticas de la COVID-19 están lejos de ser perfectas.

¿Cómo se diagnostica el coronavirus?

La prueba más común de diagnóstico, la llamada PCR, utiliza químicos que amplifican el material genético del virus para que pueda estudiarse.

Una vez se toma la muestra, esta pasa por varios ciclos de laboratorio para recuperar la mayor cantidad de virus posible.

El número de ciclos necesarios puede indicar qué tanto virus queda, si son pequeños fragmentos o varias cantidades del virus completo.

Realización de prueba PCR a un paciente en Barcelona.

Getty Images
El test PCR es la prueba más común para detectar el coronavirus.

Esta práctica parece revelar la probabilidad de infección del virus. Es decir, mientras más ciclos de amplificación sean necesarios, menos probabilidades de que el virus sea reproducible en el laboratorio.

El riesgo de falso positivo

Cuando uno se hace la prueba de coronavirus, se obtiene un “sí” o un “no”. Pero no hay un indicador de cuánto virus se detectó en la muestra y si se trata de una infección activa.

Una persona con mucha cantidad de virus activo y otra que solo tenga pequeños fragmentos restantes de una infección pasada dan el mismo resultado: positivo.

Sin embargo, Heneghan apunta que la “infectividad del coronavirus parece disminuir tras alrededor de una semana”.

Es decir, su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Añadió que, si bien no sería posible verificar todas las pruebas para detectar si el virus estaba activo o no, el número de falsos positivos podría reducirse si los científicos establecieran un punto de corte.

Mujeres con mascarilla en Italia.

Getty Images
La infectividad del virus es su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Esto podría prevenir que una persona dé positivo cuando en realidad solo se le ha detectado los restos de una infección ya pasada.

Para Heneghan, esto ahorraría cuarentenas individuales innecesarias y ofrecería una escala más adecuada de la pandemia.

La sanidad pública de Inglaterra coincidió en que los cultivos virales eran útiles a la hora de evaluar las pruebas de coronavirus y que estaban trabajando con laboratorios para reducir el número de falsos positivos.

Sin embargo, explican que establecer un punto de corte no es fácil porque se usan muchas pruebas con diferentes sensibilidad y formas de detección.

Pero el profesor Ben Neuman, de la Universidad de Reading, dijo que cultivar el virus de una muestra de un paciente “no es trivial”.

“Esta revisión corre el riesgo de correlacionar falsamente la dificultad de cultivar Sars-CoV-2 a partir de una muestra de un paciente con la probabilidad de que se propague”, dijo.

Toma de temperatura en Wuhan, China.

Getty Images
Varios estudios coinciden en que alrededor de un 10% de contagiados retiene virus vivo después de 8 días de infección.

El profesor Francesco Venturelli, epidemiólogo italiano, destaca que no existe “certeza suficiente” sobre cuánto tiempo el virus permanece infeccioso mientras se recupera el paciente.

Algunos estudios basados en cultivos virales indican que alrededor del 10% de infectados permanece con virus vivo después de ocho días de infección.

“En Italia sobreestimamos el número de casos por varias semanas” a causa de pacientes positivos que se habían infectado varias semanas antes, dice Venturelli.

El test PCR es un método muy sensible a la hora de “detectar material genético residual del virus”, explica el profesor Peter Openshaw, del Colegio Imperial de Londres.

“No hay evidencia de la infectividad del virus, pero existe un consenso clínico de que es bastante improbable que un paciente sea infeccioso más allá del décimo día de la enfermedad“, agrega Openshaw.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.