close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cambio climático 'derrite' Alaska: registra temperaturas de hasta 32 grados

Las altas temperaturas afectan el modo de vida de las tribus que dependen de la caza y la pesca. El deshielo altera el hábitat de muchos animales y la recolección de alimentos.
Por AFP
5 de julio, 2019
Comparte

La temperatura superó los 32 grados centígrados en Anchorage, la mayor ciudad de Alaska, una temperatura que marca un récord histórico en un estado donde los efectos del cambio climático son muy evidentes.

La temperatura máxima promedio para un 4 de julio en esta ciudad de casi 300.000 habitantes, ubicada al sur del estado, es de 18.3 grados.

Pero el jueves, la oficina local del Servicio Meteorológico de Estados Unidos (NWS) escribió en Twitter el jueves que “el aeropuerto internacional de Anchorage oficialmente llegó a 32 ºC por primera vez”.

Lee: Colapsos, calor y desplazados: Alertan por la “amenaza a la humanidad” del cambio climático 

El anterior récord se estableció el 14 de junio de 1969, con 85 ºF, que equivalen a 29.4 ºC.

Las primeras lecturas en el aeropuerto comenzaron en 1952. Los 10 años antes se hicieron en otro aeródromo en Anchorage, donde el jueves también se registraron los 32.2 ºC.

“Varias otras localidades en el sur de Alaska rompieron el récord del día más caluroso”, indicó el NWS este viernes en medio de lo que expertos han llamado una “ola de calor” en la entidad.

Glaciares de Alaska se derriten ante la ola de calor de 32 grados.

Glaciares de Alaska se derriten ante la ola de calor de 32 grados.

En Kenai y King Salmon llegó por ejemplo a 31 grados, superando marcas de hace dos años.

Estas temperaturas excepcionalmente cálidas son causadas por una “vasta área de alta presión justo encima de nosotros”, dijo el meteorólogo Bill Ludwig, del NWS, al Anchorage Daily News.

Impacto devastador 

Aunque el nuevo récord pueda parecer impresionante, no es inusual registrar temperaturas muy altas en Alaska durante el verano boreal, que superen los 30 centígrados, especialmente en el interior.

La ciudad de Fairbanks, situada a casi 500 kilómetros al norte de Anchorage, experimentó una temperatura de 37.2 ºC el 28 de julio de 1919. Y más recientemente, el 5 de agosto de 1994, llegó a cerca de los 34 ºC, según los registros del NWS.

El récord absoluto para Alaska alcanzó el umbral simbólico de 100º F (37.8 ºC) en Fort Yukon, en la parte centro-este del estado, el 27 de junio de 1915.

Lee: 10 ingredientes que podrían desaparecer por el cambio climático

La zona ártica es muy sensible al cambio climático. Según científicos, Alaska se viene calentando dos veces más rápido que el promedio mundial.

“Entre 1901 y 2016, las temperaturas medias del continente de Estados Unidos aumentaron 1,8 grados Fahrenheit (1 ºC), mientras que en Alaska aumentaron 4.7 grados (2.6 ºC)”, alertó Rick Thoman, del Centro de Evaluación y Política Climática de Alaska.

El impacto es devastador para las comunidades costeras, compuestas principalmente de indígenas, cuyas aldeas son víctimas de una erosión tan marcada que muchas han tenido que ser prácticamente mudadas enteras, según constató un equipo de la AFP en abril.

Lee también: Greta Thunberg y las huelgas escolares contra el cambio climático: “Mi asperger me ayuda a no creer en mentiras”

La aldea Napakiak, por ejemplo, ha tenido que mover su escuela y hasta el cementerio por la rápida erosión costera y el deshielo del “permafrost”, una capa de suelo que solía estar permanentemente congelada y sobre la que se construyeron muchas aldeas nativas de Alaska.

El calentamiento global afecta el modo de vida tradicional de estas tribus que dependen de la caza y la pesca. El deshielo afecta el hábitat de muchos animales y la recolección estacional de bayas que crecen en la tundra.

Los ríos que solían servir como carreteras en invierno y primavera para conectar pueblos y mover bienes y mercancías no se están congelando por completo o se rompen prematuramente, generando accidentes mortales.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Área 51: el proyecto que dio origen a la base militar secreta (y por qué inspiró teorías alienígenas)

Desde hace décadas, el Área 51 ha logrado mantenerse en el mayor de los hermetismos que contribuyó a que surjan teorías de la conspiración a su alrededor. ¿Para qué se creó, cuál fue su primer proyecto y por qué inspira a los fanáticos de los extraterrestres?
21 de septiembre, 2019
Comparte

El Área 51 es una fuente inagotable de llamativas teorías de la conspiración, pero lo que en realidad ha ocurrido ahí no es menos fascinante.

El secretismo que rodea esta base militar ubicada en medio del desierto de Estados Unidos es, probablemente, lo que más alimenta su leyenda.

Quienes estudian el Área 51 dicen que los mitos alienígenas que se han tejido en torno a ella sirvieron a los militares y a las agencias de inteligencia para desviar la atención de lo que realmente sucede en sus instalaciones.

¿Para qué se creó el Área 51, cuál fue la primera de sus misiones y por qué los experimentos que alberga se prestan para toda clase de especulaciones?

Campo de entrenamiento

El Área 51 se creó en plena Guerra Fría, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética se mostraban los dientes y solo estaban a la espera de ver quién se atrevía a golpear primero.

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

Estados Unidos necesitaba un lugar aislado y seguro para probar las armas con las que enfrentarían a los rusos, así que el entonces presidente Dwight D. Eisenhower aprobó que una zona en el desierto de Nevada se utilizara como laboratorio y campo de entrenamiento secreto de la Fuerza Aérea.

De este modo nació la base militar en el Área 51, un terreno de más de 12.000 km2 cerca de zonas donde se realizaban pruebas nucleares.

Misiones de espionaje

En 1955, el gobierno eligió al Área 51 para ensamblar y probar el Lockheed U2, un avión espía al que apodaban la “Dama Dragón”.

Así nació el Proyecto Aquatone, que, según un documento desclasificado de la CIA, tenía el objetivo de hacer vuelos de reconocimiento de “23 objetivos de prioridad extremadamente alta en la Unión Soviética”.

https://www.youtube.com/watch?v=1-CeBS2EFWM

Un documento de la CIA del 3 de febrero de 1958 afirma que cinco U2 serían los encargados de esta misión.

El sigiloso U2 podía volar a más de 20.000 metros de altura y tomar fotografías en alta resolución en los límites de la estratósfera.

Para hacer frente a las suspicacias, el gobierno afirmaba que el avión hacía mediciones meteorológicas, pero en realidad volaba en busca de arsenal nuclear soviético.

En las década de los 50 y 60, el U2 voló en misiones de vigilancia y reconocimiento sobre la Unión Soviética, China y Cuba, donde en 1962 confirmó la presencia de misiles soviéticos en la isla.

u2

Dominio público
El U2 tuvo misiones de reconocimiento en la URSS, China y Cuba.

El U2, sin embargo, no era infalible.

El 5 de mayo de 1960, la Unión Soviética informó que había derribado un U2 que sobrevolaba su territorio, lo que fue considerado un “acto agresivo” de parte de EE.UU.

A partir de los años 80, la NASA comenzó a utilizar aviones U2 modificados para la recolección de datos atmosféricos.

Hermetismo

El U2 es uno de los aviones espías más famosos de la historia, pero no fue el único protagonista en el Área 51.

Otras poderosas aeronaves como el A12 Oxcart y su sucesor el SR-71 Blackbird, así como el sigiloso F117, también hicieron maniobras en medio del desierto de Nevada.

El Oxcart era prácticamente indetectable. Podía volar de costa a costa de EE.UU. en solo 70 minutos, a una velocidad supersónica de 2.350 km/h y tomar fotos en alta resolución desde 27.000 metros de altura.

f 117

Getty
Los pasajeros de vuelos comerciales confundían a los aviones espías con ovnis.

Todas las pruebas realizadas en el Área 51 eran secretas, incluso quienes participaban en ellas tenían información limitada.

Y ese hermetismo fue el cóctel perfecto para que se crearan las teorías de conspiración relacionadas con ovnis y extraterrestres.

La leyenda ovni

Varios de los aviones que se probaban en la base volaban tres veces más alto que un avión comercial y a velocidad supersónica.

El coronel Hugh Slater, quien trabajó en la base, afirma que el Oxcart, por ejemplo, realizó en la década de los 60 2.850 vuelos de prueba.

Cuando los pasajeros y pilotos de aviones comerciales que volaban por la zona veían al Oxcart y a otros aviones supersónicos en acción, gritaban “como locos” y avisaban a la torre de control pensando que era un ovni, según contó Slater en un documental de National Geographic.

MAPA

BBC

Según la CIA, el 50% de los avistamientos de ovnis en el Área 51 en los años 50 y 60 se debieron a vuelos de espionaje.

Annie Jacobsen, autora del libro “Área 51: Una historia sin censura de la base militar secreta de Estados Unidos”, afirma que la CIA sacó ventaja de la confusión y el revuelo que causaban estos avistamientos.

“La CIA se benefició de esa desinformación al alimentar una mitología alienígena“, le dijo Jacobsen a la BBC.

Para la CIA podía resultar mejor que la gente estuviera pensando en extraterrestres en vez de estar pendientes de sus verdaderas labores de inteligencia.

Lo que se sabe del Área 51 se debe en gran parte a que en 2013 el gobierno de EE.UU. liberó unos documentos en los que dejaba entrever qué es lo que ocurre en su interior, pero desde entonces sigue siendo un misterio qué otros experimentos se realizan ahí.

Lo único cierto es que nadie ha mostrado evidencia de que haya extraterrestres en el Área 51, ni en ninguna parte del mundo… al menos, por ahora.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.