close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Con un oficio firmado por AMLO terminan 14 años de trabajo en el Coneval

Gonzalo Hernández Licona sabía que el presidente López Obrador había decidido hacer una reestructuración en el organismo, que incluía su remoción.
Cuartoscuro
23 de julio, 2019
Comparte

A las 16:30 horas de este lunes, el doctor en economía José Nabor Cruz se registró como visitante en la recepción del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Su procedencia era la Presidencia de la República y acudía a la oficina de la dirección, según asentó en el libro de registro.

Lo acompañaba Adán Peña Fuentes, coordinador de asesores de la Secretaría de Bienestar. Estaban ahí para dar un anuncio y entregar un documento que cambiaría la cara de la institución de los últimos 14 años.

Se trataba del oficio firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador mediante el cual nombraba a José Nabor Cruz como nuevo secretario ejecutivo del Coneval. Con ese aviso, en automático, el actual titular Gonzalo Hernández Licona quedaba destituido tras mantenerse en el cargo desde 2005.

Lee: Remueven del Coneval a Gonzalo Hernández Licona, tras reclamo por recortes

La semana pasada Peña Fuentes había informado a Hernández Licona que el presidente López Obrador había decidido hacer una reestructuración en el organismo y, por lo tanto, se preveía su remoción.

Ésa no era la primera vez que una advertencia así llegaba a la institución. La administración de Licona permaneció en el sexenio del panista Felipe Calderón y del priista Enrique Peña Nieto. Pero esta vez, se concretó días después y sin confirmación previa de la secretaria de Bienestar, a quien le hubiera correspondido dar la noticia dado que es la presidenta del Comité Directivo, órgano de dirección del Coneval.

Tras cumplir con el aviso del nombramiento, en la sala de junta del edificio, Nabor Cruz vio por primera vez a Hernández Licona y a los seis integrantes del Comité Directivo del Consejo: María del Rosario Cárdenas Elizalde, Fernando Cortés Cáceres, Agustín Escobar Latapí, Salomón Nahmad Sittón, John Scott Andretta y Graciela Teruel Belismelis.

Te puede interesar: El combate a la pobreza en el sexenio de Peña fue insuficiente, afirma Coneval

De acuerdo con información recabada por Animal Político, la reunión transcurrió en tranquilidad, con la confirmación de todos los consejeros de permanecer en el organismo, dado que su nombramiento no dependía del Presidente, sino de una convocatoria pública y la ratificación por parte del Legislativo desde la creación del Consejo.

En el encuentro, a la par de dar la bienvenida a Nabor Cruz, los consejeros recordaron la conformación del Coneval, donde sólo el máximo órgano de gobierno tiene la facultad de establecer la fórmula de medición de pobreza y que ésta y los datos que de ella deriven son públicos.

Porque de acuerdo con los estatutos, el Consejo es el máximo órgano de gobierno y está conformado por el Comité Directivo, integrado por el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (ahora Bienestar) como presidente, seis investigadores académicos, representantes de la Secretaría de Hacienda, una Secretaría Técnica y un Órgano de Vigilancia.

Los consejeros abundaron también en las tareas que le corresponden a la Comisión Ejecutiva, integrada por los seis consejeros, que incluye sobre todo, establecer la fórmula para medición de la pobreza en el país y las evaluaciones de los programas sociales por lo que cualquier cambio en los criterios de medición debe pasar por la discusión y la aprobación de los integrantes.

Entérate: 2.1 millones de personas en México no pueden ejercer su derecho a la salud: Coneval

Este órgano de gobierno ha significado “blindar” al Consejo de cualquier presión gubernamental o política para maquillar cifras, puesto que la decisión se toma en forma colegiada y con criterios técnicos, dado que los integrantes son expertos en política social e investigadores del Colegio de México, la Universidad Autónoma Metropolitana, la Universidad Iberoamericana, el CIDE, y el Centro de Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).

Por eso es que la decisión de los seis consejeros de continuar en el Coneval, pese a la remoción de Hernández Licona, significaría mantener la institucionalidad y asegurar que el trabajo técnico de medición de pobreza y la política social del gobierno en turno continúe conforme lo establece la ley.

En este caso, aunque la cara más visible del organismo sea el Secretario Ejecutivo, no es quien toma las decisiones técnicas respecto a la metodología de las mediciones, puesto que su función más bien es “coordinar, ejecutar y supervisar los servicios técnicos, así como la administración de los recursos”, según establece el estatuto orgánico. 

Tras concluir la reunión, acordaron dar un mensaje conjunto en el auditorio del edificio de Insurgentes Sur, frente a trabajadores y en transmisión en vivo vía redes sociales. A las 18 horas Hernández Licona dio su último mensaje para anunciar a su relevo por decisión del Presidente, porque así lo permite la ley.

Lee: Coneval desarrolla herramienta para mapear las zonas urbanas más pobres de México

Esto porque si bien el Coneval tiene autonomía constitucional, las leyes secundarias quedaron congeladas en el Congreso, por lo que el nombramiento del secretario Ejecutivo aún permanece a voluntad del Presidente, aunque desde la creación del Consejo en 2005, ninguno de los dos mandatarios que continuaron (Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto) ejercieron esa facultad para nombrar a alguien más.

Flanqueado en el presídium por el nuevo titular y cuatro consejeros, Hernández Licona se dijo agradecido con la institución por un concluir con un “balance positivo”, aunque “de lo que posiblemente sí me puedo quejar es de que el Coneval no tuviera herramientas para seguir su labor en el futuro”.

Esto en referencia a la exigencia del Gobierno Federal de aplicar recortes en el organismo pero que de hacerlos, según la evaluación quien estuvo al frente de la institución por 14 años, “implicarían que la institución prácticamente deje de funcionar en las próximas semanas”, explicó Hernández Licona en una columna publicada en Animal Político el 18 de julio pasado.

En el texto titulado “Por una austeridad mejor implementada: CONEVAL”, el aún Secretario Ejecutivo, argumentaba que las condiciones de los trabajadores de más bajo nivel se había precarizado, pues quienes ocupaban puestos nivel de Enlace, con sueldos de alrededor de 14 mil pesos mensuales, ganan 8% menos que en 2018.

La operación tampoco podría sacarse adelante con 20% de recorte de personal y las direcciones generales adjuntas, ni con los 48 millones de pesos puestos a “reserva” por parte de la Secretaría de Bienestar, lo cual significaba que aunque los recursos estaban etiquetados para el Coneval, no podía hacer uso de ellos. Por eso, Hernández Licona hacía el llamado a llevar a cabo “un ejercicio de austeridad que se base en una mejor planeación”.

Al terminar el mensaje de menos de 15 minutos, los empleados despidieron entre aplausos y de pie a quien había encabezado la institución.

En tanto, al salir del edificio poco después de las 19 horas, Nabor López declaró a este medio que cumplirá con las políticas de austeridad del gobierno Federal, impulsado por el presidente López Obrador.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las razones por las que prohibir las bolsas de plástico "puede dañar el medioambiente"

Con el inicio del año Ciudad de México engrosó la lista de los municipios, estados y países que prohíben total o parcialmente el uso de las bolsas plásticas. Sin embargo, diversos estudios han mostrado que las alternativas no siempre son una solución para el planeta.
10 de enero, 2020
Comparte
Una mujer embolsa vegetales en Ciudad de México

Reuters
El gobierno de Ciudad de México busca que los consumidores lleven sus propias bolsas reutilizables para hacer sus compras.

Ciudad de México se sumó con el inicio del año a la lista de municipios, estados y países que prohíben producir y comercializar las bolsas plásticas como medida para proteger el medioambiente.

Y es que este material representa una parte considerable de las 13.000 toneladas de basura que genera diariamente la urbe de nueve millones de habitantes, de las cuales se reciclan 1.900 toneladas y 8.600 terminan en rellenos sanitarios.

Desde el 1 de enero las únicas permitidas en la capital mexicana son las compostables, por lo que los consumidores deben portar sus propias bolsas o recipientes reusables para hacer las compras en mercados y supermercados.

Un vendedor de fruta en Ciudad de México

Reuters
Los “cucuruchos” de papel periódico han vuelto a usarse en Ciudad de México.

El de la capital mexicana sigue así la estela de los gobiernos que han hecho intentos de frenar la avalancha de plásticos que afecta al medioambiente. De América Latina, las naciones en las que se han prohibido total o parcialmente ese material, o tiene regulaciones al respecto, son Colombia, Puerto Rico, Chile, Ecuador, Argentina, Perú y Costa Rica.

Sin embargo, diversos estudios han puesto en evidencia que las prohibiciones de bolsas de plástico no siempre son la mejor solución. Incluso hay datos que apuntan a que usar bolsas de reuso, como las de algodón o incluso las compostables, genera nuevos problemas para el planeta.

¿Lo compostable es mejor?

Un informe recién publicado en Reino Unido analiza las bolsas compostables, aquellas cuyos materialesse degradan más rápidamente que las de plástico. En teoría.

La investigación la llevó a cabo el think tank Green Alliance y se titula Plastic Promises: what the grocery sector is really doing about packaging (“Promesas plásticas: qué está haciendo realmente el sector de la alimentación sobre el empaquetado”).

Un tiradero de basura

Reuters
Las bolsas de un solo uso, aún cuando pueden tener más vida útil, son las mayores generadoras de desperdicios plásticos.

Libby Peake, portavoz del organismo, le dice a la BBC que existe un error de concepción de qué es una bolsa de ese tipo.

“Muchas tiendas están vendiendo envases descritos como biodegradables o compostables. Pero en realidad esos artículos solo pueden ser covertidos en compost —un compuesto obtenido artificialmente por descomposición bioquímica en caliente de residuos orgánicos— por medio de un proceso industrial, e incluso así, algunos productos podrían no ser completamente asimilados”, señala.

Una encuesta llevada a cabo por Plastic Promises concluye que el 80% de los británicos consultados piensa que el plástico biodegradable o compostable es bueno para el medioambiente.

“Pero hay poca comprensión de lo que significan los términos (biodegradable y compostable) y cómo se debe tratar ese material”, advierte.

Si las personas desechan las bolsas “compostables” y el plástico convencional de forma conjunta y lo tiran en basura, suponiendo erróneamente que se biodegradará como un corazón de manzana, se genera un daño al medioambiente, aclara el think tank.

Qué bolsa usar

Además, como las bolsas compostables no están disponibles en todas partes, la alternativa a las plásticas más a mano para los usuarios son las bolsas de papel y las de algodon.

¿Pero cuál es la mejor opción?

Un hombre empaca sus compras en una bolsa ayudado por otro

Reuters
Las bolsas de algodón pueden parecer una mejor opción, pero ¿realmente son menos contaminantes?

La respuesta no es tan sencilla, pues para determinar qué material contamina menos hay que considerar cuatro cuestiones básicas:

  • ¿Cuánta energía se utiliza para hacer la bolsa durante la fabricación?
  • ¿Qué tan duradera es? ¿cuántas veces puede reutilizarse?
  • ¿Qué tan fácil es reciclarla?
  • ¿Qué tan rápido se descompone?

Se necesita cuatro veces más energía para la fabricación de una bolsa de papel que para una de plástico, según una investigación de 2011 de la Asamblea de Irlanda del Norte.

El papel requiere de la tala de árboles, además de que al ser más pesado, su transporte implica un gasto mayor de energía, lo cual se añade a su “huella” de carbono —la totalidad de gases de efecto invernadero que emite, por efecto directo o indirecto—.

Sin embargo, se desintegran más fácilmente y se pueden reciclar, además de que muchos fabricantes usan madera de bosques renovables.

El plástico se genera a partir de derivados de la refinación de petróleo, una industria muy contaminante, pero su transporte genera menos polución.

Sin embargo, es la opción contaminante que más perdurará en el medioambiente al ser desechada.

Bolsa de algodón.

Getty Images
La mejor estrategia es reutilizar las bolsas una y otra vez, da igual el material del que sean.

Las bolsas de algodón son más duraderas que las de papel o plástico, pero al mismo tiempo son las que mayor huella de carbono tienen al requerir una alta cantidad de energía para la producción y fertilización del algodón.

La clave para resolver la pregunta de qué bolsa usar es la reutilización.

Usarla 3, 4 o 131 veces

La Agencia del Medioambiente británica determinó cuántas veces debe usarse una bolsa para que su vida útil haya compensado su producción.

Las bolsas de plástico deberían ser reusadas al menos cuatro veces, las de papel tres, mientras que las de algodón 131 veces.

A esto hay que añadir que el papel es el material menos probable de soportar los tres usos necesarios.

“La clave es reducir el impacto de estas bolsas, sin importar el material y reutilizarlas tanto como sea posible“, señala Margaret Bates, profesora de gestión sostenible de residuos en la Universidad de Northampton.

Así que si se reemplaza una bolsa con frecuencia, el impacto medioambiental es mucho mayor.


*Con información de Tom Edgington, de BBC Reality Check, y de Roger Harrabin, analista medioambiental de la BBC.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=R0_ELSTr_X0

https://www.youtube.com/watch?v=mqc-KBwIFsk

https://www.youtube.com/watch?v=wdeCiZtTwgI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.