close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Datos contradictorios y opacos tras renta de patrullas a 1.3 millones, cada una, en Veracruz

No hubo una convocatoria pública para contratar los vehículos y la información se reservó por cinco años; la fiscalía indaga posible sobreprecio.
Cuartoscuro
13 de julio, 2019
Comparte

Un proceso de adquisición realizado sin convocatoria pública de por medio, datos incompletos o contradictorios, denuncias por presunto sobreprecio, documentos que se ha decidido mantener bajo reserva por al menos cinco años, y una investigación penal en curso. Esto es lo que hay detrás de la renta que el gobierno de Veracruz hizo este año de 160 patrullas nuevas.

Así lo evidencian los resultados de diversas solicitudes de información interpuestas por Animal Político vía transparencia. Esto luego de que el gobernador Cuitláhuac García hiciera pública la adquisición –en realidad arrendamiento– de estos vehículos con un costo de un millón 300 mil pesos cada uno, el pasado 3 de mayo.

Empresa acusada de monopolio y de entregar alimentos en descomposición suma 51 contratos con AMLO

En respuesta, la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad proporcionó algunos datos que no coinciden con lo anunciado públicamente por el gobernador, y que confirman, además, que fue un proceso realizado sin convocatoria pública. La dependencia se negó a proporcionar cualquier documento que sustente lo reportado invocando una clasificación de cinco años.

Esta contratación se encuentra bajo investigación de la Contraloría General del Estado y de la Fiscalía General de Justicia local, luego de que se hicieran públicos datos de contratos en otras entidades donde un vehículo, casi idéntico, se había adquirido en menos del 40 % del monto anunciado por García.

Esto ocurre mientras Veracruz atraviesa un 2019 difícil en cuanto a seguridad. Aunque en el nivel de homicidios dolosos se registra un ligero decremento respecto al año pasado, las víctimas de feminicidio registran un incremento de más del 55 %, mientras que las de secuestros registran un disparo superior al 150 %. Los robos con violencia en vía pública han crecido 11 %.

Información confusa y a medias

El pasado 2 de mayo, el gobernador de Veracruz realizó el evento oficial de salida de las 160 nuevas patrullas. A través de un mensaje en su cuenta oficial de Twitter señaló: “Adquirimos 160 patrullas con un monto de inversión de 208 millones de pesos”, y publicó diversas fotos de los vehículos.

A partir de dicho anunció se solicitaron vía transparencia diversos datos relacionados con el procedimiento de adquisición. La información proporcionada por la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad no coincide con lo dicho por el gobernador.

Por ejemplo, se solicitó proporcionar el monto completo del contrato asignado y el mecanismo de financiamiento para cubrirlo. La respuesta de la SSP es que se trató de una inversión de 39 millones 940 mil pesos provenientes de recursos estatales. Esa cifra es casi cinco veces inferior a la anunciada por el gobernador.

Pero en el mismo documento, la SSP añade que no se compró ninguna patrulla sino que se arrendaron por un costo mensual por 42 mil 542 pesos por unidad. Si se toma en cuenta que el gobernador dijo que eran 160 unidades y la cobertura del crédito sería por tres años, el monto a pagar ascendería a 245 millones de pesos, es decir, casi 40 millones arriba de lo dicho por el Cuitláhuac García.

En el mismo documento la Secretaría reconoce que no hubo alguna convocatoria pública para la adquisición de estos vehículos. Lo que se señala es que “por ser materia de seguridad” se optó por una licitación simplificada y una adjudicación directa, sin especificar cuál de los dos procedimientos fue el definitivo.

En el caso de la licitación simplificada, se señala que se invitaron a ocho compañías a participar de las cuales fueron tres las que presentaron una propuesta: Automovilística Andrade S.A. de C,V., Gema Automotores S.A. de C.V., y Metro Solaris México S.A. de C.V. De esas tres, según el documento, la elegida fue Automovilística Andrade S.A. de C,V.

Por otro lado, la SSP indica que se realizó un proceso de adjudicación directa en el cual se escogió a la compañía Lumo Financiera del Centro. S.A. de C.V.

En este contexto se requirió a la SSP a través de otra solicitud copia en versión pública de los documentos que sustentan dicha información, entre ellos la autorización de suficiencia presupuestal, la autorización de excepción al procedimiento de licitación pública, estudio de mercado, bases del procedimiento, cartas invitación a proveedores, fallo del procedimiento, contrato, anexos al mismo, y copias de facturas de pago.

La respuesta  fue que dicha información tiene un carácter “estrictamente reservado” lo cual fue aprobado por el Comité de Transparencia de la referida dependencia. 

Dicha negativa se sustentó en dos argumentos: que la información proporcionada puede comprometer la seguridad pública, y la segunda que se encuentra contenida dentro de investigaciones de hechos que la ley considere como posibles delitos. Esta segunda razón fue la señalada por la dependencia como impedimento para, al menos, proporcionar una versión pública.

Ante esta negativa se promovió una queja ante el Instituto Veracruzano de Acceso a la Información la cual continúa sin resolverse luego de que ya se amplió el periodo para el análisis.

El posible sobreprecio y las investigaciones

Luego de que el gobernador de Veracruz diera a conocer la adquisición del referido lote de patrullas por un costo promedio de 1 millón 300 mil pesos cada una, surgieron señalamientos de posibles sobreprecios en su adquisición.

Por ejemplo, el senador de PAN, Julen Rementería, dio a conocer en un tuit que en Sinalo se había adquirido el mismo modelo de vehículo patrulla equipada, de modelo 2018, casi a la mitad del precio. El legislador calculó un potencial sobreprecio total de más de 80 millones de pesos en la adjudicación de este contrato.

Integrantes de la iniciativa privada también expresaron dudas en la adquisición de los vehículos pues consideraron que era un precio demasiado elevado por cada auto, y pidieron que se transparentara el caso.

Por su parte, el gobernador Cuitláhuac García negó que existiera un sobrecosto e incluso sostuvo que con el esquema utilizado se habrían ahorrado hasta 27 mil pesos por cada unidad adquirida.

El caso derivó incluso en un choque entre el gobernador y la prensa luego de que el primero fuera cuestionado en entrevista por la falta de información sobre el procedimiento de compra de estas patrullas, pregunta que García contestó con una evasiva en tono burlón. La situación que generó varios reclamos de los periodistas.

En ese contexto la bancada de oposición en el Congreso del Estado interpuso una denuncia penal ante la Fiscalía General de la entidad para que se indague el procedimiento realizado. De forma paralela la Contraloría de la entidad también inició una indagatoria administrativa. Ambos procesos continúan abiertos.

Polémica gestión

La investigación penal por la adquisición de estas patrullas con posible sobreprecio se suma a otras varias más iniciadas por compras o hechos relacionados con la administración de Cuitláhuac García, quien lleva poco más de un semestre en el cargo.

De acuerdo con autoridades locales, también existen indagatorias abiertas por la adquisición sin licitación pública de medicamentos a una empresa de nombre Abisalud, relacionada con el exdelegado del gobierno federal en Jalisco, Carlos Lomelí. Dicho caso fue revelado en un reportaje de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

A ello, se suma otra investigación iniciada apenas esta semana por el presuntos delitos cometidos por servidores públicos luego de que se descubriera que García designó a familiares suyos en cargos de su administración, situación que el gobernador ha rechazado en varias ocasiones.

Incluso, se difundieron fotografías de una funcionaria de la Secretaría de Gobierno de la entidad, encabezada por Eric Cisneros, en la que presume haber viajado el pasado fin de semana a la playa utilizando un helicóptero oficial de la entidad. El gobierno local difundió un comunicado en el que sostiene que esto no fue así.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cuál es la enfermedad detrás de la risa descontrolada de Joker, el villano interpretado por Joaquin Phoenix

Una de las características más siniestras de Joker —o el Guasón— es su risa histriónica que aparece en los momentos más inoportunos. El personaje en la película que se debe a una condición médica.
9 de octubre, 2019
Comparte

Advertencia: este artículo contiene detalles de algunas escenas de la película.

Nervioso, con la mirada asustada y la voz quebrada, Arthur Fleck, intenta componerse antes de empezar su rutina de comedia en vivo en un club de Ciudad Gótica.

Pero al Joker, como prefiere que lo llamen, no le salen las palabras: cuando intenta hablar, su boca explota en una risa aguda y forzada que no puede controlar.

Esas mismas carcajadas histriónicas, perturbadoras, son las que desbordan al personaje de la película “Joker” cuando, regresando del trabajo en el metro por la noche, vestido de payaso, es testigo involuntario del acoso a una mujer perpetrado por tres jóvenes de clase acomodada.

Asumiendo las risotadas como una afronta personal, los jóvenes le propinan una feroz golpiza. El comediante reacciona sacando un revolver de su bolsillo y matando a tiros a los tres.

A lo largo de la película, nos vamos enterando de que el “Guasón” (como se conoce también al emblemático villano de la serie Batman en algunos países de América Latina) padece algún tipo de enfermedad mental que no se especifica.

Para sobrellevar sus síntomas, toma siete tipos de medicación, escribe un diario, y visita regularmente a una asistente social.

Joker

Warner bros
En una de las escenas de la película en el que el Joker viaja en autobús, el Joker tiene uno de sus característicos ataques de risa que se prolonga por alguno segundos.

Y, en otra escena en la que se repite uno de esos ataques de risa descontrolada, esta vez en un autobús, presenta a sus interlocutores una tarjeta que explica que su risa inoportuna se debe una condición médica.

¿Pero existe realmente una enfermedad que pueda provocar esta reacción? ¿O se trata simplemente de un elemento más de esta historia de ficción que viene desde su estreno sembrando polémica?

Tumor benigno

La risa descontrolada e involuntaria sí es el síntoma de una serie de condiciones médicas y, en el caso del personaje interpretado por Joaquin Phoenix, puede tratarse de una “crisis de epilepsia gelástica”, le explica a BBC Mundo el doctor Francisco Javier López, coordinador del Grupo de Estudio de Epilepsia de la Sociedad Española de Neurología.

“Es un tipo de crisis epiléptica muy infrecuente. Se calcula que representa el 0,2% del total de todos los tipos de crisis epilépticas”.

Joaquin Phoenix

Getty Images
Phoenix se demoró meses hasta encontrar la risa adecuada para su personaje.

“La característica es que es una risa que aparece de forma inapropiada, y al paciente no le supone alegría sino que es inmotivada”, agrega.

La causa más frecuente de este tipo de epilepsia “es una pequeña tumoración en el hipotálamo que llamamos hamartoma hipotalámico, pero también puede deberse a otras causas como crecimientos tumorales en los lóbulos frontales o temporales”.

Por lo general, si tienen este clase de crisis, suelen tener otras más generalizadas que afectan a los pacientes con epilepsia.

“Las crisis gelásticas”, explica López, “suponen un estrés añadido, porque si uno tiene una crisis (de las otras) y pierde la conciencia, no pasa nada, pero si estás consciente y te ríes en situaciones inoportunas, eso provoca un sufrimiento importante”.

Este tipo de condición se suele controlar con fármacos antiepilépticos y, en algunos casos en los que resulta posible, con cirugía.

Si no se controla, un paciente puede tener crisis a diario, pero si se hace se pueden reducir a una o dos al mes o pueden desaparecer, dependiendo de cada caso.

Según le explicó López a BBC Mundo, es más común ver este problema en pacientes adultos, de más de 20 años, que en niños.

Violencia

Pese a que la incidencia es baja, el neurólogo recuerda por lo menos haber visto a tres pacientes con esta patología.

Uno, recuerda, trabajaba como abogado en un juzgado, y “antes de empezar un juicio le advertía al juez que padecía este trastorno y que probablemente tendría una crisis, ya que se tiende a tener más por el estrés“.

En cuanto a la violencia, que se va tornando cada vez más una parte intrínseca y profunda del personaje conforme avanza la película, López explica que no tiene vínculo alguno con esta enfermedad.

Por otra parte, aclara el neurólogo, la epilepsia gelástica no es la única condición que puede dar lugar a risas involuntarias y descontroladas.

Están también las patologías pseudobulbares, conocidas también como incontinencia afectiva, que pueden provocar episodios de risa o llanto, “pero son más típicas en pacientes ancianos con enfermedades neurodegenerativas”, señala.

“Son pacientes mayores en los estadios finales de sus enfermedades, que no sería el caso del Joker”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0erzbX0Kg3k&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=pVg29BThB0s

https://www.youtube.com/watch?v=1n31Ogeuvvw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.