close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Retrasos y falta de información afectan al programa de pensión para personas con discapacidad

Personas con discapacidad y sus familiares reclaman que aún no reciben el apoyo anunciado por el gobierno de López Obrador, y se preguntan dónde pueden recibir información.
Cuartoscuro Archivo
24 de julio, 2019
Comparte

El hijo de Nely Pérez tiene parálisis cerebral, no se vale por sí mismo e incluso ella dejó de trabajar en cuanto él empezó a crecer, para poder atenderlo de tiempo completo. Nunca han recibido apoyos de gobierno por su condición. En noviembre pasado, por primera vez, se acercaron a ofrecerles algo: los “servidores de la nación” los censaron para un nuevo programa social, que sería creado en cuanto asumiera la presidencia Andrés Manuel López Obrador.

El inicio de reparto de dinero se anunció en enero, pero Nely y su hijo José Arturo siguen sin recibir nada.

Los encargados del censo les tomaron sus datos y una fotografía, y aseguraron que con eso ya estaba inscrito al padrón de beneficiarios de la Pensión para Personas con Discapacidad Permanente. Nely ya buscó ese padrón por internet en la página de la Secretaría de Bienestar, responsable del programa, pero no existe, y llamó al teléfono que aparece para pedir informes, donde nadie contestó.

Incluso acudió al módulo de programas federales que se instaló junto al palacio municipal de Matamoros, Tamaulipas, donde ellos viven, para ver si ahí podía recoger la tarjeta, ya que ni eso le ha llegado, y la única respuesta fue que tenía que seguir esperando a que vuelvan a contactarla los servidores de la nación.

Lee más: “Con la pensión le surtí su botiquín”: madres de personas con discapacidad reciben primeros apoyos

La asociación Familias y Retos Extraordinarios AC cuenta con numerosos casos de personas que todavía no están recibiendo pensión. En un grupo de Facebook en el que participan padres y madres, por una que comenta que ya pudo cobrar en julio, llueven los comentarios de quienes todavía no reciben pagos ni tarjetas y se preguntan dónde pueden recibir información.

Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró el 1 de julio pasado que ya había 610 mil beneficiarios de este nuevo programa, del millón al que se pretende llegar este año, Bienestar no ha informado sobre los avances de esta política social. Animal Político solicitó varias veces a la Secretaría las cifras oficiales, pero no hubo respuesta.

La entrega de pensiones arrancó, según lo anunciado por el presidente, a mediados de enero, pero en el Padrón Único de Beneficiarios de Bienestar, actualizado hasta el primer trimestre del año, ni siquiera viene este programa, y en ese periodo el subejercicio de recursos fue de 72%, de acuerdo con los reportes financieros de la Secretaría de Hacienda.

El dinero asignado para estos subsidios en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019 fue de 8 mil 500 millones de pesos, pero eso solo alcanza para repartirse seis meses entre el millón de beneficiarios al que supuestamente va a alcanzar el programa este año.

Por estas razones, el presidente de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Hugo Ruiz Lustre, comentó a Animal Político que ha faltado transparencia.

“Está la percepción de que se están entregando los recursos bajo una encuesta demasiado débil, a través de encuestadores o brigadistas, y a través de los delegados locales. No sabemos exactamente a quién se le está dando, y si lo necesita o no. Y ponte a pensar: es un millón de becas, de mil 275 pesos por mes para un millón de personas, ¿cuánto te da? Mil 275 millones al mes…”, señaló el diputado morenista.

“No puedo estar en casa todo el día”

A Berenice Mendoza y su hijo Leo ni siquiera los habían pasado a censar a medio año. El niño, de 14 años, ya tenía un apoyo del DIF de la Ciudad de México, gracias a un programa social local creado en 2005 por el mismo López Obrador en su último año como jefe de Gobierno, del entonces Distrito Federal, por lo que les dijeron que eran los primeros en incorporarse al nuevo programa.

Pero Berenice fue cada mes desde enero a las oficinas de Bienestar de la ciudad y a la sede central a pedir la tarjeta, y cada vez le contestaron que como el programa era nuevo, todavía no había infraestructura y que iban lentos. Hasta que gracias al representante de la Unidad Habitacional en la que vive, en la alcaldía Álvaro Obregón, pudo contactar a un servidor de la nación, que le dijo que ya habían pasado y el edificio estaba cerrado.

“Yo no puedo estar aquí todo el día porque el niño va a terapias, tenemos que salir, o cualquier cosa, pero me comentaron que si vienen dos veces y no estamos, nos borran de la lista de beneficiarios”, contó Berenice a finales de junio. Hasta julio pudo concretar una visita para que le entregaran la tarjeta.

Leo tiene síndrome de Lennox-Gastaut, una epilepsia que no tiene control y le ha causado multidiscapacidad: intelectual, motriz, sensorial, parálisis cerebral infantil, retraso neuropsicomotor y rasgos autistas. Su madre gasta más de 10 mil pesos al mes en comprarle medicamentos y la alimentación especial que necesita, que junta con lo que le da el papá del niño y lo que gana de hacer ventas por catálogo.

Del DIF recibía 800 pesos mensuales, que ahora se convertirán en 2 mil 550 pesos al bimestre, para al menos aliviarle algunos gastos.

“Nosotras como mamás lo hemos platicado muchas veces, que es muy poco.  Muchas hemos tenido que dejar de trabajar para cuidar a nuestros hijos. Y la cantidad apenas es para pañales. Pero podría ser peor: muchos años ni siquiera voltearon a ver a las personas con discapacidad”, reflexiona.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué la muerte de Qasem Soleimani es más importante que la de Osama bin Laden

Ambos hombres tenían sangre estadounidense en sus manos, pero debido a la popularidad y la influencia del líder iraní, su muerte no tiene precedentes en la región.
7 de enero, 2020
Comparte

Desde la muerte de Osama bin Laden, exlíder de Al Qaeda, ninguna otra había causado tanta controversia como la del poderoso Qasem Soleimani, exjefe de la Fuerza Quds iraní.

En lo que tal vez fue el ataque más significativo de Estados Unidos en Medio Oriente en décadas, la orden del presidente estadounidense Donald Trump de bombardear el vehículo en el que viajaba el polémico personaje tomó a todos por sorpresa.

Y si bien las consecuencias del ataque aún se desconocen, esta acción podría fácilmente desencadenar un conflicto militar en la región.

Soleimani no era solamente una importante figura ideológica como lo fue Osama bin Laden, muerto en 2011 en una operación militar también llevada a cabo por EE.UU. en Pakistán, sino que estaba de facto al mando de la política exterior de Irán, una potencia militar regional.

Se trataba de una personalidad política popular tanto en su país como en el extranjero y una figura clave para la influencia de Irán en Medio Oriente y el mundo.

Pero, ¿por qué la muerte de Qassem Suleimani es tan significativa e incluso podría tener repercusiones mucho mayores que la del exlíder de Al Qaeda?

Mucho más poderoso

Osama bin Laden.

Getty Images
A diferencia de Osama bin Laden, Qasem Soleimani tenía a todo un país e incluso un gran ejército que lo respaldaba.

Para Kasra Naji, corresponsal especial de BBC Persa, la muerte de Qasem Soleimani no tiene precedentes en la región. Ni siquiera se le puede equiparar a la del exlíder de Al Qaeda Osama bin Laden.

“No es comparable. Soleimani era una figura militar y política, al frente de una nación, mientras que Bin Laden era un hombre que dirigía una secta clandestina vinculada con actividades terroristas. Soleimani tenía a todo un país e incluso un gran ejército que lo respaldaba. Bin Laden no tenía nada de eso”.

Pero desde un punto de vista estadounidense, ambos atacaron a ciudadanos estadounidenses y eso los hace “más o menos lo mismo”, opina Naji.

Y efectivamente, para la administración Trump, Soleimani era un hombre que tenía sangre estadounidense en sus manos, al igual que el exlíder de Al Qaeda.

A este poderoso general persa se le acusa de estar detrás de los ataques con cohetes contra bases estadounidenses en Irak, donde un contratista civil estadounidense resultó muerto.

El Pentágono también lo culpa de tramar planes para atacar a diplomáticos estadounidenses en Iraky en todo Medio Oriente.

Una muerte que podría desencadenar una guerra

Banderas de EE.UU. e Israel en fuego.

Getty Images
Según Kasra Naji, corresponsal especial de BBC Persa, la muerte de Qasem Soleimani podría desencadenar una guerra entre EE.UU. e Irán.

Las posibles consecuencias de la muerte de Qasem Soleimani hacen que esta sea significativamente más impactante que cualquier otro asesinato ocurrido en la región en las últimas décadas.

“El ataque contra Soleimani podría desencadenar una guerra, nadie descarta esa posibilidad. Al final era un poderoso hombre al mando de una potencia regional”, explica Naji, quien recuerda que cuando Bin Laden fue eliminado no se contempló con tanta intensidad un conflicto armado de tal amplitud.

Actualmente todo el mundo sigue con atención el desarrollo de eventos entre EE.UU. e Irán y muchos hablan del posible estallido de una guerra.

De hecho, tras la muerte del general persa, la frase “Tercera Guerra Mundial” se colocó rápidamente como tendencia mundial y se coló entre los términos más buscados en internet en todo el mundo.

Muchos esperan una respuesta iraní contundente, como ya lo ha amenazado el líder supremo de ese país, el ayatolá Ali Khamenei, quien prometió “una fuerte venganza a los criminales detrás de la muerte del exgeneral”.

Pero otros, como el exdirector de la CIA David Petraeus, creen que la “muy frágil” situación en la que se encuentra Irán podría limitar su respuesta ante lo que muchos han considerado como “un acto de guerra”.

Petraus, quien como general estuvo al mando de las fuerzas estadounidenses en Irak y Afganistán, también considera que la muerte de Soleimani es más importante que la de Bin Laden y la de Abu Bakr al Baghdadi, el líder de Estado Islámico.

Su popularidad rebasa fronteras

Un chico con la bandera iraquí tras el anuncio de la recuperación de la provincia de Mosul en Iraq.

Getty Images
Soleimani ayudó a evitar que la capital iraquí, Bagdad, cayera en manos de Estado Islámico.

Soleimani era una figura esencial para la proyección del poder iraní en la región.

Desde 1998, dirigía la Fuerza Quds, un poderoso brazo paramilitar de élite de la Guardia Revolucionaria cuyas operaciones están presentes en todo el mundo.

A esta organización también se le vincula con el grupo Hezbolá del Líbano y las milicias chiitas en Irak y en Afganistán, por lo que el impacto de la muerte de este general va más allá de las fronteras de Irán.

“Soleimani jugó un papel importante cuando Bagdad estaba a punto de caer ante las fuerzas del Estado Islámico, se dice que ayudó a salvar la ciudad“, dice el corresponsal especial de BBC Persa.

“Igualmente cuando esta organización terrorista estaba a pocos kilómetros de la frontera iraní, él lideró una lucha en su contra que los obligó a retroceder. Por eso, y otras razones, es tan popular en Irán y en la región”.

¿Un acto de guerra?

Douglas Silliman.

Getty Images
En diálogo con BBC Mundo, Douglas Silliman reconoce que tanto EE.UU. como Irán han cruzado líneas rojas y ahora la comunidad internacional debe actuar para ayudar a bajar las tensiones entre ambos gobiernos.

Para Douglas Silliman, quien fue embajador de Estados Unidos en Irak hasta principios de 2019 y ahora es presidente del Instituto de Estados Árabes del Golfo en Washington, tanto Irán como EE.UU. han cruzado líneas rojas.

“Lo que es un acto de guerra o no depende del ojo del espectador y creo que tanto Irán como Estados Unidos pueden señalar una serie de acciones del otro lado y definirlas como actos de guerra”, le dice a BBC Mundo.

Como ejemplo de esas acciones, el diplomático menciona el ataque iraní en el estrecho de Ormuz y el derribo del dron estadounidense el año pasado. “Ninguna de esas agresiones produjo la reacción estadounidense que ellos querían”.

Sin embargo, para Silliman, la reciente respuesta de la administración Trump era predecible. “Han estado diciendo por ya bastante tiempo que la línea roja sería al muerte de un ciudadano estadounidense en manos de Irán”, y eso fue lo que produjo el ataque contra el coche en el que viajaba Soleimani.

Una posible respuesta mesurada

No obstante, lo importante para el exembajador en Irak es que la comunidad internacional intervenga ahora para prevenir una escalada y evitar una guerra en la región.

“En este momento, la presión se debe hacer sobre Irán para que no reaccione de forma exagerada. En fin, creo que debemos dejar de buscar razones por las que se debería ir a la guerra, sino por las que no debería ir”, asegura.

Pase lo que pase, el corresponsal especial de BBC Persa, Kasra Naji, cree que lo más posible es que la respuesta iraní ante la muerte de Qasem Soleimani sea mesurada.

Marcha en Teherán tras la muerte del comandante iraní asesinado en un ataque aéreo estadounidense.

Getty Images
Muchos en Irán esperan la “venganza severa” prometida por el líder supremo de la República Islámica.

“Irán es un pequeño país en comparación con Estados Unidos. Así que pienso que los líderes iraníes elegirán sus objetivos con mucho cuidado“.

Según él, el gobierno persa no quiere realmente entrar en una confrontación militar directa con una superpotencia. “Pero la respuesta podría ser mediante ataques a embajadas, embarcaciones y convoyes”, como ya la República Islámica lo viene haciendo desde hace un par de años.

Lo cierto es que, debido a su importancia, la muerte de Soleimani marca un antes y un después en las relaciones bilaterales entre EE.UU. e Irán.

Por un lado, figuras como David Petraeus califican de “enorme” la importancia de la muerte de Soleimani, porque, como lo describe en la revista Foreign Policy, se trataba del “arquitecto y comandante operativo del esfuerzo iraní para consolidar el control de la llamada Media Luna chiita”.

Pero en Irán, mientras algunos en las calles todavía lloran la muerte del polémico líder, muchos esperan la “venganza severa” prometida por el líder supremo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=r-a-BXQAkJY

https://www.youtube.com/watch?v=tuYURBKMZzc&t=

https://www.youtube.com/watch?v=Ukb6MjvW83Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.