SCT gastó más de lo aprobado para aeropuerto, mientras Sedesol dejó de usar millones contra pobreza
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

SCT gastó más de lo aprobado para aeropuerto, mientras Sedesol dejó de usar millones contra pobreza

Para el programa "Proyectos de construcción de aeropuertos" de la SCT se aprobaron 5 mil 550 mdp, y a fin de cuentas el gasto fue de 59 mil 690.7 mdp.
Cuartoscuro Archivo
1 de julio, 2019
Comparte

El gobierno de Enrique Peña Nieto apostó por lograr la construcción del Nuevo Aeropuerto en Texcoco, el llamado NAIM que a la postre cancelaría Andrés Manuel López Obrador, así que antes de dejar el poder la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) fue la dependencia que aumentó más su gasto, y que rebasó con la mayor cantidad el presupuesto que le habían asignado los legisladores.

Al mismo tiempo, la entonces Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) fue la instancia que dejó más recursos sin utilizar, respecto a lo aprobado por los diputados, un subejercicio que se centró en programas como el de construcción de infraestructura indígena, y el de inclusión social Prospera.

Los rezagos en el gasto se registraron en “programas sociales importantes”, mientras que, por el contrario, los sobreejercicios se observaron en programas administrativos o de apoyo, de acuerdo con un análisis del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP).

Según dicho estudio, enviado a los legisladores federales, en 2018 -último año de Peña Nieto- para el programa “Proyectos de construcción de aeropuertos” de la SCT se aprobaron 5 mil 550 millones de pesos, y a fin de cuentas el gasto fue de 59 mil 690.7 millones de pesos.

Es una diferencia de 54 mil 140.7 millones de pesos, 975% más, respecto a lo aprobado originalmente. El año previo, 2017, el sobreejercicio de esa misma asignación había sido de 12 mil 518.9 mdp, 225%; en 2016, de 31 mil 394,7 mdp, de 551%, y en 2015 de 14 mil 053 mdp, una diferencia de 200% más respecto a lo aprobado.

Como se observa, 2018 fue, por mucho, el año con el sobreejercicio más alto del rubro K005 para construcción de aeropuertos.

Leer: Gobierno de Peña gastó 102 mdp en tres años para promocionar en medios el NAIM  

El monto de 2018 para el aeropuerto contribuyó a que la SCT fuera la dependencia con la variación más alta, entre lo ejercido y lo aprobado (un sobre-ejercicio de 57,695.9 millones de pesos), seguida de la Secretaría de Educación Pública (rebasó su presupuesto con 34,497.3 millones de pesos), y la Secretaría de Gobernación (20,792.1 mdp).

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Hacienda, Comunicaciones y Transportes en 2018 aumentó su gasto 33.4% respecto al año previo, convirtiéndose en la dependencia con la mayor alza.

En su primera entrega sobre la fiscalización de la cuenta pública 2018, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló un monto por aclarar o un presunto gasto irregular de 44 millones 128 mil 446 pesos, en obras relacionadas con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM).

Sedesol ‘guardó’ presupuesto

La otra cara de la moneda, según refiere el estudio, son Sedesol y las Entidades No Sectorizadas, que dejaron de ejercer en 2018 seis mil 774.5 millones de pesos, respecto a lo aprobado por el Congreso.

Es decir, eran recursos disponibles, presupuesto social que no se utilizó.

En el Ramo 20 de la Secretaría de Desarrollo Social, detalló el Centro de estudios, se dejaron de ejercer 5 mil 941 millones de pesos, 5.6% menos que lo aprobado. 

Ese menor gasto se registró principalmente en la partida S072 PROSPERA Programa de Inclusión Social, “en el cual de un presupuesto anual de 46 mil 396.0 mdp, al cierre del año sólo se ejercieron 39 mil 811.4 mdp, esto es que se dejaron de ejercer 6 mil 584.6 millones de pesos”.

En una revisión a las cuentas públicas, cada año la Secretaría de Desarrollo Social terminó gastando menos de lo que le aprobaron para el programa S072 PROSPERA.

En 2014, le aprobaron 38 mil 551.8 mdp, y gastó 34 mil 294.2 mdp, un subejercicio de 4 mil 257 millones de pesos.

En 2015, le aprobaron  39 mil 862.5 mdp, y el gasto fue de  37,911.3 mdp, una diferencia de 1,951.2 mdp.

En 2016, le aprobaron  46 mil 327.5 mdp, y el gasto fue de 44 mil 274 mdp,  una diferencia de 2 mil 053.4 mdp.

En 2017, le aprobaron 46 mil 184.3 mdp, y el gasto ejercido fue de  41 mil 212,9 mdp, un subejercicio de 4,971.4 mdp.

Los subejercicios más altos se dieron en 2017 y 2018, en el cierre del gobierno de Peña Nieto.

De vuelta al análisis del gasto social en 2018, en el programa  S176  “Pensión para Adultos Mayores” se dejaron de ejercer tres mil 853.4 mdp, aunque el Centro de Estudios también explicó que “dichas variaciones se compensaron, parcialmente, con los mayores gastos en otros programas, tales como el M001 ‘Actividades de Apoyo Administrativo’, en el cual se erogaron mil 268.2 mdp más que lo autorizado”.

En cuanto al Ramo 47 “Entidades No Sectorizadas” se registraron erogaciones inferiores en 833.5 mdp al aprobado, lo que en términos relativos significó una reducción de 9%.

“Esta contracción del gasto se registró básicamente en dos programas: E033 ‘Atención a Víctimas’ en el que se dejaron de ejercer 476.8 mdp, lo que significó 55.9% por debajo de su presupuesto anual; y S179 ‘Programa de Infraestructura Indígena’ en el que se dejaron sin erogar 291.7 mdp”,  apuntó el Centro de Estudios.

Es de llamar la atención que los rezagos en el gasto se hayan registrado en programas sociales importantes, mientras que los sobreejercicios, en la  mayoría de los casos analizados, se observaron en programas administrativos o de apoyo”, agregó.

En cuanto al sobreejercicio de la SEP, el Centro señaló que el rubro “Apoyos a centros y organizaciones de educación” se ejercieron 23 mil 579.5 millones de pesos por arriba de lo aprobado, lo que implicó una variación o sobreejercicio de 763.2%.

“Al respecto, debe señalarse que, desde 2014 de manera recurrente el mayor gasto del Ramo 11, lo ha determinado, en gran parte, el Pp U080 ‘Apoyos a centros y organizaciones de educación’, por lo que convendría conocer cuáles son las causas de que año con año se ejerzan en este, recursos muy superiores a los que se le aprueban” en el Presupuesto, indicó el CEFP.

“De hecho, la Auditoría Superior de la Federación, en la revisión de la Cuenta Pública 2016, respecto a este programa observó, entre otras cosas, falta de documentación justificativa o comprobatoria del gasto, pagos superiores a los establecidos en el tabulador, personal que no fue localizado en los  centros de trabajo, incumplimiento del sistema contable y presupuestal con base en lo establecido por la Ley General de Contabilidad Gubernamental, además de diferencias en los informes trimestrales, entre el monto ministrado y lo reportado como pagado a la SHCP”, agregó.

En el análisis funcional del gasto programable, se observa que el gasto en Desarrollo Social, con todo y subejercicios, aumentó 1.4% anual en 2018. Si bien hubo un alza, esta fue antecedida por un reducción de 7.7% en 2017, el año en que el gobierno de Peña Nieto contrajo más el gasto social.

El incremento de 2018 tuvo como principales elementos Protección Social, Educación y Salud.

Durante toda la administración anterior, Desarrollo Social fue la función a la que se destinó más gasto programable, 57.4% del total; para Desarrollo Económico fue 31.5%, y para Gobierno 6.9%.

Y de hecho fue la única que, en promedio, tuvo un crecimiento anual, de 1.1%; el gasto de Gobierno (que incluye Justicia, Seguridad Interior y Seguridad Nacional) tuvo un promedio anual de crecimiento de 0%, y el de Desarrollo Económico fue de -1.5%.

En el primer trimestre de 2019, el gobierno de López Obrador destinó 62% del gasto programable a Desarrollo Social, casi 5% más en comparación con el promedio observado en todo el gobierno de Peña Nieto; por otro lado, a Desarrollo Económico ha destinado 3% menos, aunque dentro de ese rubro le da preponderancia al gasto energético.

De enero a mayo, con López Obrador como presidente, la Secretaría de Energía gastó 457% más, respecto al mismo periodo del año pasado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

EU comenzó a deportar a migrantes haitianos retenidos en Texas

Unas 13 mil personas, la mayoría ciudadanos haitianos, permanecían reunidas bajo un puente fronterizo entre Estados Unidos y México.
20 de septiembre, 2021
Comparte

El gobierno de Estados Unidos empezó este domingo a deportar a los migrantes haitianos retenidos en un campamento improvisado bajo un puente en la localidad de Del Río, en el sur de Texas, tras un cruce masivo en la frontera.

Un total de 208 haitianos que intentaban entrar ilegalmente a EE.UU. fueron ya devueltos, según confirmó el gobierno haitiano a Efe, en un contexto sociopolítico y económico marcado por una aguda crisis.

De los tres vuelos previstos para el domingo ya han llegado dos, declaró a la agencia Jean Négot Bonheur Delva, coordinador de la Oficina Nacional de Migración.

Según el funcionario, todos los vuelos deberían traer 145 pasajeros, pero en el primero avión llegaron 98 personas y 110 en el segundo.

“Son personas que han intentado entrar en Estados Unidos a través de sus fronteras con México. Se trata de personas que vivían en Chile, México, Panamá y Brasil en particular”, añadió.

Migrantes con suministros cruzando el río.

Getty Images
Los migrantes tuvieron que cruzar el río hacia México en busca de suministros.

Formaban parte de un grupo de unas 13.000 personas que permanecían acampadas bajo un puente que conecta Del Río en Texas con Ciudad Acuña en México. Aunque la mayoría eran haitianos, entre ellas también había cubanos, peruanos, venezonalos y nicaragüenses.

El jefe de la Patrulla Fronteriza estadounidense, Raúl Ortiz, detalló este domingo que aquellos que aún no habían sido devueltos habían sido trasladados a centros de detención.

“Trabajamos las 24 horas del día para mover rápidamente a los migrantes del calor y de debajo de este puente a nuestras instalaciones para procesar y removerlos de Estados Unidos de acuerdo con nuestras leyes y nuestras políticas”, dijo Ortiz en conferencia de prensa en el puente.

“Quiero vivir una vida sin problemas”

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, envió su apoyo a los migrantes en redes sociales en la tarde del sábado, asegurando que “se habían conseguido acuerdos” para recibir a aquellos que regresen.

Sin embargo, algunos migrantes temen volver.

Migrantes cruzando Río Grande.

Getty Images

“En Haití no hay seguridad. El país está en una crisis política”, comentó Fabricio Jean, de 38 años, a Associated Press.

Jean se encuentra en el campo con su esposa y sus dos hijas.

“En Haití hay gente matándose unos a otros. No hay justicia. Solo quiero vivir una vida sin problemas. Quiero vivir donde sepa que hay justicia”, dijo otro padre de dos hijos, Stelin Jean, de 29 años, al Texas Tribune.

El Departamento de Seguridad Nacional estadounidense dijo a través de un comunicado que las transferencias continuarán “para asegurar que los migrantes irregulares sean puestos bajo custodia, procesados y trasladados fuera de Estados Unidos, en concordancia con nuestras leyes y normas”.

Además, anunció que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza enviará 400 efectivos adicionales a Del Río, una ciudad con cerca de 35.000 habitantes.

Migrantes cruzando Río Grande en la frontera entre México y Estados Unidos.

EPA
Estados Unidos planea regresar a los migrantes a sus países de origen.

El alcalde de Del Río, Bruno Lozano, había declarado el estado de emergencia en la ciudad. Describió la situación como “sin precedentes” y “surrealista”.

También dijo que la patrulla fronteriza había estado abrumada y que los “agitados” migrantes vivían en condiciones imposibles.

El campamento improvisado en Del Río tiene pocos servicios básicos, y los migrantes que esperan a temperaturas de 37°C han estado cruzando el río hacia México para obtener suministros.

La mayoría son haitianos. También hay cubanos, peruanos, venezolanos y nicaragüenses.

Muchos haitianos abandonaron su país tras el devastador terremoto en 2010. Un gran número de los que ahora se encuentran en el campo habían vivido en Brasil y otros países sudamericanos y viajaron hacia el norte tras no poder asegurar empleo o estatus legal.

Migrante en la frontera entre México y Estados Unidos.

Getty Images

Will Grant, corresponsal de la BBC en México, reporta que muchos cubanos también han abandonado la isla en su peor crisis económica desde el fin de la Guerra Fría.

Grant asegura que muchos de los migrantes en Texas probablemente realizaron la travesía migratoria más difícil en América Latina: cruzar a pie la densa selva del Darién entre Colombia y Panamá.

El gobierno de Estados Unidos ha informado de un aumento de migrantes en la frontera con México este año.

El número de migrantes detenidos allí en julio superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según datos del gobierno.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.