close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Arturo Angel

Filtraciones y falta de auxilio: fallas en investigación por feminicidio de la activista Cristina Vázquez

La activista había advertido que ella y sus vecinos podrían estar en riesgo pero no hubo atención.
Arturo Angel
5 de julio, 2019
Comparte

María Cristina Vázquez Chavarría, vecina y activista de la colonia Condesa fue asesinada dentro de su departamento el pasado viernes 28 de junio. Su cuerpo fue descubierto tres días más tarde por el olor que desprendía. El autor del crimen y los motivos del feminicidio continúan sin esclarecerse, pero a ello se suman fallas de las autoridades en la atención e investigación del caso.

Una posible negligencia en una petición de auxilio antes del crimen, contaminación del lugar de los hechos, y filtraciones de datos de un expediente que debería ser clasificado son algunas de las irregularidades que vecinos y personas cercanas al caso reportaron a Animal Político.

Crece tasa de feminicidios y violaciones en CDMX; Tlalpan e Iztapalapa, las alcaldías con más casos

De hecho, Cristy —como le decían sus allegados— fue asesinada dos días después de que había pedido seguridad al jefe de la policía de la zona advirtiéndole de un edificio contiguo y más alto, aún en construcción, donde se habían instalado presuntos delincuentes que saltaban por la azotea. El departamento de la activista era justamente el del último piso.

Vázquez Chavarría era integrante del denominado Comité Fundacional de la Asociación de Residentes de la Colonia Hipódromo Condesa. A través del mismo había denunciado múltiples irregularidades en temas urbanos, desde talas ilegales en la colonia hasta construcciones irregulares, como la del edificio construido al lado del suyo.

Las fallas que ya se acumulan en este caso y otros puntos clave del homicidio y la investigación se presentan a continuación. Autoridades de la Procuraduría capitalina señalaron que el caso sigue bajo investigación, que se están revisando videos del caso y que aún no es posible adelantar alguna conclusión.

La advertencia ignorada

El Comité Fundacional de la Asociación de Residentes reveló que el miércoles 26 de junio, dos días antes del crimen, un grupo de vecinos encabezados por Cristy se reunió con el jefe del Sector Roma de la Secretaría de Seguridad Ciudadana para solicitarle mayor seguridad en la zona debido a que un edificio en construcción de 10 niveles, ubicado en la esquina de Baja California y Cholula, había sido ocupado por presuntos delincuentes.

La activista le detalló que la construcción de dicho edificio estaba parada por diversas irregularidades lo que había sido aprovechado por personas externas para meterse.  Ello permitía que desde dicha construcción pudieran saltarse fácilmente personas a la azotea del inmueble de Cholula 140, donde vivían ella y cinco familias más.

La activista detalló que su departamento estaba en el el último piso por lo que era el más vulnerable a cualquier ingreso desde la azotea. La respuesta del jefe policial, según lo referido por el Comité, es que la petición se atendería.

Menos de 48 horas después de dicha reunión, la activista fue asesinada. Y la seguridad que pidió no llegó ni antes del crimen ni ahora, según lo señalado por los vecinos a Animal Político. En un recorrido realizado por este medio en las inmediaciones del edificio tampoco se apreció la presencia de algún policía.

Una supuesta llamada al 911

Cerca de la media noche del jueves 25 de junio algunos vecinos del edificio de Cholula 140 escucharon lo que creyeron que era un grito proveniente del tercer piso, donde se encuentra el departamento de Cristy. Después de la 1:30 de la mañana, volvieron a escuchar otro grito y un sonido similar a un golpe.

Una pareja que habitaba uno de los departamentos, y cuyos nombres se reserva por protección, dijeron a Animal Político que llamaron al 911 para advertirles que algo sucedió en el piso de arriba y pidieron que acudiera una patrulla. Pero transcurrieron los minutos y no llegó.

Los vecinos dijeron que decidieron buscar otra patrulla y encontraron una de elementos de tránsito. “Pero nos dijeron que no era de su competencia vigilar ese asunto, y que esperáramos otra unidad”, indicó uno de ellos. Desde aquella noche no volvieron a ver a Cristina Vázquez hasta que su cuerpo fue encontrado tres días después.

La pareja declaró ante los agentes ministeriales que habían hecho esa llamada y que luego buscaron a una patrulla infructuosamente.

La CDMX tendrá una fiscalía especializada para investigar feminicidios

Sin embargo, la Secretaría de Seguridad ciudadana aseguró a Animal Político que es falso que existiera una llamada al 911 es anoche ya que ellos cuentan con un sistema de folios de todas las llamadas que se efectúan a este número, y no aparece ninguna pidiendo apoyo en esa zona.

Esta situación se encuentra bajo investigación de las autoridades.

Obra contigua al edificio de la activista

Obra contigua al edificio de la activista

Escena contaminada

El presidente del Comité Fundacional de la Asociación de Residente, Rafael Guarneros, denunció que la escena del crimen de Cristina Vázquez, es decir el interior del departamento, no fue preservado de forma adecuada por las autoridades.

Indicó que cuando el olor que salía del departamento evidenciaba que había un cuerpo, hubo policías preventivos que intentaron ingresar al domicilio sin esperar a los peritos ni realizar el acordonamiento, algo que Guarneros les impidió en un primer momento. No obstante,  minutos más tarde llegaron más uniformados e incluso bomberos quienes si ingresaron al lugar previo a su aseguramiento.

Una confirmación de lo anterior son las fotografías que solo un día después del hallazgo del cuerpo se filtraron en redes sociales y que, según las autoridades, no fueron las tomadas por los peritos. En dichas imágenes se observa que la zona no está preservada ni marcada, pese a que al menos hay una persona en el interior, e incluso dentro del cuarto donde estaba la víctima.

Abogados especializados en temas de derechos humanos han señalado que parte de una preservación adecuada de la escena del crimen es el cuidado que se debe tener con las imágenes que se capturan de la misma. La difusión de estas fotografías violenta la cadena de custodia y por ende la evidencia recabada, lo que a su vez puede dañar la investigación.

“En realidad nunca hubo algún cordón de seguridad que nosotros pudiéramos ver de algún tipo. Estuvieron andando muchas personas por ahí”, dijo uno de los vecinos.

Datos del expediente filtrados

Otra falla que ya se presentó en este caso fue la filtración de datos y declaraciones de la carpeta de investigación iniciada por la Procuraduría General de Justicia con motivo del feminicidio. Prueba de ello fue la publicación en un diario de los nombres de los vecinos que hicieron la supuesta llamada de auxilio al 911, así como la hora precisa en que ocurrió.

“Nosotros no habíamos hablado con nadie más que con la policía. No dijimos nada a algún reportero. Esto tuvo que salir de la Procuraduría que tampoco pensaron en nuestra seguridad”, comentaron vecinos. 

Otros datos que también se filtraron desde el expediente del caso fueron alguno resultados y conclusiones de los dictámenes periciales practicados en el lugar, como los golpes que la víctima recibió en la cara, así como los detalles de cómo y dónde fue agredida, entre otros.

 Los posibles móviles del crimen

De acuerdo con autoridades a cargo de la investigación, hasta el momento no se ha confirmado el posible móvil detrás del feminicidio de la activista Cristina Vázquez. El único que se ha descartado es el de un intento de robo, dado que no se advierte que faltaran pertenencias visibles en el inmueble.

Entre las líneas de investigación que se trabajan está la relacionada con el propio activismo de Vázquez quien como parte del referido Comité había denunciado, entre otras cosas, irregularidades en la construcción de edificio contiguo (lo que derivó en suspensiones a la obra), así como la invasión por parte de personas ajenas al lugar.

En la Procuraduría tampoco descartan que el crimen obedezca a algún tema familiar, pues una de las hipótesis es que el posible feminicida era conocido de la víctima, dado que al parecer ingresó sin forzar alguna cerradura.

Las posibles rutas del feminicida

De acuerdo con las autoridades, una ruta probable que habrían seguido el agresor o los agresores es a través del edificio en construcción contiguo al de la víctima, desde el cual posiblemente subieron aprovechando su mayor altura para pasarse a la azotea. La misma ruta denunciada por las activistas.

La otra opción es que hicieran una ruta similar pero desde otro inmueble ubicado al costado derecho del edificio de la calle Cholula 140 y desde el cual también se puede acceder a la azotea con relativa facilidad.

Una vez estando en la azotea del inmueble, bastaba pasar los cuartos de servicio para llegar al tercer piso que es donde estaba el departamento de la activista. De acuerdo con los testigos, no existía algún candado o puerta especial que impidiera el acceso al interior estando ya en la azotea.

Y una tercera opción es que alguien les haya permitido el ingreso por la puerta frontal del edificio o incluso que se tratara de una persona que ya estaba en el interior del inmueble.

Para esclarecer este punto la Procuraduría está realizando una revisión de los videos de la zona.

Edificio de María Cristina Vázquez

Edificio de María Cristina Vázquez

Lluvioso homenaje

Poco después de las 19:00 horas y a pesar de la lluvia, un grupo de unos 30 vecinos se congregaron este jueves 4 julio en el denominado Parque de la Amistad México-Japón, ubicado justo enfrente del edificio donde vivía la activista para realizarle un pequeño homenaje de despedida.

Pese a la lluvia intensa que cayó unos minutos antes, los asistentes llegaron con veladores y flores al parque e instalaron una carpa para resguardarse del agua. También se colocó sobre un tripié una fotografía de Cristina Vázquez, y se amarraron listones con mensajes de despedida a uno de los árboles.

“Cristy no tuvo funeral porque su cuerpo no puede ser cremado. Se lo dieron a su mamá que es una señora de más de 80 años pero ella no vive aquí. A nosotros no nos avisaron sino hubiéramos querido hacer algo pero bueno, por eso decidimos hacerte esta pequeña despedida”, dijo el señor Guarneros.

Segob no emitió alerta de género en CDMX para proteger a autoridades, acusan investigadoras

Los vecinos asistentes reiteraron ante los medios de comunicación que su petición es que se haga justicia y se detenga a los responsables.

Vecinos de la activista se reunieron para realizarle un homenaje

Vecinos de la activista se reunieron para realizarle un homenaje

Un feminicidio más

El asesinato de la activista María Cristina Vázquez Chavarría es investigado por la Procuraduría de la ciudad como un caso de posible feminicidio, luego de que los primeros indicios indican que pudo morir a causa de golpes y asfixia.

De enero a mayo de 2019, de acuerdo con datos oficiales, se han registrado en el país 389 víctimas de feminicidio, cifra superior a las 354 contabilizadas en el mismo periodo del año pasado. No obstante, en esos primeros cinco meses los casos en Ciudad de México descendieron de 20 a 13 víctimas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Nightingale de Google: el escandaloso proyecto que le permitió acceder al historial médico de millones

Google acaba de cerrar un trato con una enorme empresa de salud en Estados Unidos, Ascension, gracias al cual tuvo acceso al historial clínico de millones de pacientes de hospitales del país.
Getty Images
12 de noviembre, 2019
Comparte

Google ha ganado acceso a una cantidad masiva de datos en Estados Unidos gracias a un acuerdo con una gran empresa de servicios sanitarios.

Se trata de la compañía Ascension, que gestiona 2,600 hospitales en el país.

Gracias al proyecto Nightingale (que significa ruiseñor en inglés), Google tiene acceso a historiales clínicos, nombres y direcciones sin necesidad de haber consultado a los pacientes, según informó el diario estadounidense The Wall Street Journal, el primer medio en dar la noticia.

El gigante tecnológico dijo que esa es “la práctica habitual”.

Entre los datos a los que Google tiene acceso, según el acuerdo, también hay resultados de pruebas de laboratorio, registros de hospitalización y fechas de nacimiento.

Ni a los médicos ni a los pacientes se les informó de que Google puede ver esa información.

El informe de The Wall Street Journal señala que la empresa comenzó a tener acceso a esos datos el año pasado y que se amplió durante el verano.

Google señaló en su página web que su trabajo con Ascension se adheriría a todas las regulaciones de la industria, como la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud en Estados Unidos, de 1996, también conocida por sus siglas en inglés, HIPAA.

“Para ser claros… los datos de los pacientes no se pueden combinar -ni se combinarán- con ningún dato de consumo de Google”, añadió la compañía.

Cirujana con una tableta

Getty Images
Ni los pacientes ni los médicos fueron informados.

Ascension dijo que el trato le ayudaría a “optimizar” el cuidado de los pacientes e incluiría el desarrollo de herramientas de inteligencia artificial para ayudar a los médicos.

La compañía de servicios de salud también dijo que comenzaría usando los servicios de almacenamiento en la nube de Google y aplicaciones empresariales como G Suite.

Preocupaciones sobre la privacidad

Sin embargo, el proyecto Nightingale ya ha despertado críticas por parte de quienes argumentan que les quita control a los pacientes sobre sus propios datos.

“Hay un enorme problema en que estas asociaciones público-privadas se hagan todas bajo contratos privados, de manera que es bastante difícil obtener algo de transparencia“, le dijo a la BBC Jane Kaye, directora del Centro de Derecho, Salud y Tecnologías Emergentes (HeLEX) de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

“Google dice que no los vincularán con otros datos, pero lo que hacen todo el tiempo es refinar sus algoritmos, perfeccionar lo que hacen y ganar una mayor ventaja comercial”.

Las organizaciones sanitarias están cada vez bajo más presiones para mejorar la eficiencia y la calidad de los cuidados a los pacientes.

Muchas de ellas están valorando el uso de la inteligencia artificial en un esfuerzo por mejorar sus servicios, pero a veces estas acciones despiertan críticas negativas sobre cómo se manejan los datos de los pacientes.

En Reino Unido, la filial de Google para el desarrollo de inteligencia artificial, DeepMind, infringió la ley cuando no pudo explicar a los pacientes cómo usarían sus datos para crear una aplicación sobre una enfermedad renal.

La herramienta, llamada Streams, fue diseñada para resaltar qué pacientes tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad renal aguda.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss

https://www.youtube.com/watch?v=U72BRgPU7_g

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.