Filtraciones y falta de auxilio: fallas en investigación por feminicidio de la activista Cristina Vázquez
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Arturo Angel

Filtraciones y falta de auxilio: fallas en investigación por feminicidio de la activista Cristina Vázquez

La activista había advertido que ella y sus vecinos podrían estar en riesgo pero no hubo atención.
Arturo Angel
5 de julio, 2019
Comparte

María Cristina Vázquez Chavarría, vecina y activista de la colonia Condesa fue asesinada dentro de su departamento el pasado viernes 28 de junio. Su cuerpo fue descubierto tres días más tarde por el olor que desprendía. El autor del crimen y los motivos del feminicidio continúan sin esclarecerse, pero a ello se suman fallas de las autoridades en la atención e investigación del caso.

Una posible negligencia en una petición de auxilio antes del crimen, contaminación del lugar de los hechos, y filtraciones de datos de un expediente que debería ser clasificado son algunas de las irregularidades que vecinos y personas cercanas al caso reportaron a Animal Político.

Crece tasa de feminicidios y violaciones en CDMX; Tlalpan e Iztapalapa, las alcaldías con más casos

De hecho, Cristy —como le decían sus allegados— fue asesinada dos días después de que había pedido seguridad al jefe de la policía de la zona advirtiéndole de un edificio contiguo y más alto, aún en construcción, donde se habían instalado presuntos delincuentes que saltaban por la azotea. El departamento de la activista era justamente el del último piso.

Vázquez Chavarría era integrante del denominado Comité Fundacional de la Asociación de Residentes de la Colonia Hipódromo Condesa. A través del mismo había denunciado múltiples irregularidades en temas urbanos, desde talas ilegales en la colonia hasta construcciones irregulares, como la del edificio construido al lado del suyo.

Las fallas que ya se acumulan en este caso y otros puntos clave del homicidio y la investigación se presentan a continuación. Autoridades de la Procuraduría capitalina señalaron que el caso sigue bajo investigación, que se están revisando videos del caso y que aún no es posible adelantar alguna conclusión.

La advertencia ignorada

El Comité Fundacional de la Asociación de Residentes reveló que el miércoles 26 de junio, dos días antes del crimen, un grupo de vecinos encabezados por Cristy se reunió con el jefe del Sector Roma de la Secretaría de Seguridad Ciudadana para solicitarle mayor seguridad en la zona debido a que un edificio en construcción de 10 niveles, ubicado en la esquina de Baja California y Cholula, había sido ocupado por presuntos delincuentes.

La activista le detalló que la construcción de dicho edificio estaba parada por diversas irregularidades lo que había sido aprovechado por personas externas para meterse.  Ello permitía que desde dicha construcción pudieran saltarse fácilmente personas a la azotea del inmueble de Cholula 140, donde vivían ella y cinco familias más.

La activista detalló que su departamento estaba en el el último piso por lo que era el más vulnerable a cualquier ingreso desde la azotea. La respuesta del jefe policial, según lo referido por el Comité, es que la petición se atendería.

Menos de 48 horas después de dicha reunión, la activista fue asesinada. Y la seguridad que pidió no llegó ni antes del crimen ni ahora, según lo señalado por los vecinos a Animal Político. En un recorrido realizado por este medio en las inmediaciones del edificio tampoco se apreció la presencia de algún policía.

Una supuesta llamada al 911

Cerca de la media noche del jueves 25 de junio algunos vecinos del edificio de Cholula 140 escucharon lo que creyeron que era un grito proveniente del tercer piso, donde se encuentra el departamento de Cristy. Después de la 1:30 de la mañana, volvieron a escuchar otro grito y un sonido similar a un golpe.

Una pareja que habitaba uno de los departamentos, y cuyos nombres se reserva por protección, dijeron a Animal Político que llamaron al 911 para advertirles que algo sucedió en el piso de arriba y pidieron que acudiera una patrulla. Pero transcurrieron los minutos y no llegó.

Los vecinos dijeron que decidieron buscar otra patrulla y encontraron una de elementos de tránsito. “Pero nos dijeron que no era de su competencia vigilar ese asunto, y que esperáramos otra unidad”, indicó uno de ellos. Desde aquella noche no volvieron a ver a Cristina Vázquez hasta que su cuerpo fue encontrado tres días después.

La pareja declaró ante los agentes ministeriales que habían hecho esa llamada y que luego buscaron a una patrulla infructuosamente.

La CDMX tendrá una fiscalía especializada para investigar feminicidios

Sin embargo, la Secretaría de Seguridad ciudadana aseguró a Animal Político que es falso que existiera una llamada al 911 es anoche ya que ellos cuentan con un sistema de folios de todas las llamadas que se efectúan a este número, y no aparece ninguna pidiendo apoyo en esa zona.

Esta situación se encuentra bajo investigación de las autoridades.

Obra contigua al edificio de la activista

Obra contigua al edificio de la activista

Escena contaminada

El presidente del Comité Fundacional de la Asociación de Residente, Rafael Guarneros, denunció que la escena del crimen de Cristina Vázquez, es decir el interior del departamento, no fue preservado de forma adecuada por las autoridades.

Indicó que cuando el olor que salía del departamento evidenciaba que había un cuerpo, hubo policías preventivos que intentaron ingresar al domicilio sin esperar a los peritos ni realizar el acordonamiento, algo que Guarneros les impidió en un primer momento. No obstante,  minutos más tarde llegaron más uniformados e incluso bomberos quienes si ingresaron al lugar previo a su aseguramiento.

Una confirmación de lo anterior son las fotografías que solo un día después del hallazgo del cuerpo se filtraron en redes sociales y que, según las autoridades, no fueron las tomadas por los peritos. En dichas imágenes se observa que la zona no está preservada ni marcada, pese a que al menos hay una persona en el interior, e incluso dentro del cuarto donde estaba la víctima.

Abogados especializados en temas de derechos humanos han señalado que parte de una preservación adecuada de la escena del crimen es el cuidado que se debe tener con las imágenes que se capturan de la misma. La difusión de estas fotografías violenta la cadena de custodia y por ende la evidencia recabada, lo que a su vez puede dañar la investigación.

“En realidad nunca hubo algún cordón de seguridad que nosotros pudiéramos ver de algún tipo. Estuvieron andando muchas personas por ahí”, dijo uno de los vecinos.

Datos del expediente filtrados

Otra falla que ya se presentó en este caso fue la filtración de datos y declaraciones de la carpeta de investigación iniciada por la Procuraduría General de Justicia con motivo del feminicidio. Prueba de ello fue la publicación en un diario de los nombres de los vecinos que hicieron la supuesta llamada de auxilio al 911, así como la hora precisa en que ocurrió.

“Nosotros no habíamos hablado con nadie más que con la policía. No dijimos nada a algún reportero. Esto tuvo que salir de la Procuraduría que tampoco pensaron en nuestra seguridad”, comentaron vecinos. 

Otros datos que también se filtraron desde el expediente del caso fueron alguno resultados y conclusiones de los dictámenes periciales practicados en el lugar, como los golpes que la víctima recibió en la cara, así como los detalles de cómo y dónde fue agredida, entre otros.

 Los posibles móviles del crimen

De acuerdo con autoridades a cargo de la investigación, hasta el momento no se ha confirmado el posible móvil detrás del feminicidio de la activista Cristina Vázquez. El único que se ha descartado es el de un intento de robo, dado que no se advierte que faltaran pertenencias visibles en el inmueble.

Entre las líneas de investigación que se trabajan está la relacionada con el propio activismo de Vázquez quien como parte del referido Comité había denunciado, entre otras cosas, irregularidades en la construcción de edificio contiguo (lo que derivó en suspensiones a la obra), así como la invasión por parte de personas ajenas al lugar.

En la Procuraduría tampoco descartan que el crimen obedezca a algún tema familiar, pues una de las hipótesis es que el posible feminicida era conocido de la víctima, dado que al parecer ingresó sin forzar alguna cerradura.

Las posibles rutas del feminicida

De acuerdo con las autoridades, una ruta probable que habrían seguido el agresor o los agresores es a través del edificio en construcción contiguo al de la víctima, desde el cual posiblemente subieron aprovechando su mayor altura para pasarse a la azotea. La misma ruta denunciada por las activistas.

La otra opción es que hicieran una ruta similar pero desde otro inmueble ubicado al costado derecho del edificio de la calle Cholula 140 y desde el cual también se puede acceder a la azotea con relativa facilidad.

Una vez estando en la azotea del inmueble, bastaba pasar los cuartos de servicio para llegar al tercer piso que es donde estaba el departamento de la activista. De acuerdo con los testigos, no existía algún candado o puerta especial que impidiera el acceso al interior estando ya en la azotea.

Y una tercera opción es que alguien les haya permitido el ingreso por la puerta frontal del edificio o incluso que se tratara de una persona que ya estaba en el interior del inmueble.

Para esclarecer este punto la Procuraduría está realizando una revisión de los videos de la zona.

Edificio de María Cristina Vázquez

Edificio de María Cristina Vázquez

Lluvioso homenaje

Poco después de las 19:00 horas y a pesar de la lluvia, un grupo de unos 30 vecinos se congregaron este jueves 4 julio en el denominado Parque de la Amistad México-Japón, ubicado justo enfrente del edificio donde vivía la activista para realizarle un pequeño homenaje de despedida.

Pese a la lluvia intensa que cayó unos minutos antes, los asistentes llegaron con veladores y flores al parque e instalaron una carpa para resguardarse del agua. También se colocó sobre un tripié una fotografía de Cristina Vázquez, y se amarraron listones con mensajes de despedida a uno de los árboles.

“Cristy no tuvo funeral porque su cuerpo no puede ser cremado. Se lo dieron a su mamá que es una señora de más de 80 años pero ella no vive aquí. A nosotros no nos avisaron sino hubiéramos querido hacer algo pero bueno, por eso decidimos hacerte esta pequeña despedida”, dijo el señor Guarneros.

Segob no emitió alerta de género en CDMX para proteger a autoridades, acusan investigadoras

Los vecinos asistentes reiteraron ante los medios de comunicación que su petición es que se haga justicia y se detenga a los responsables.

Vecinos de la activista se reunieron para realizarle un homenaje

Vecinos de la activista se reunieron para realizarle un homenaje

Un feminicidio más

El asesinato de la activista María Cristina Vázquez Chavarría es investigado por la Procuraduría de la ciudad como un caso de posible feminicidio, luego de que los primeros indicios indican que pudo morir a causa de golpes y asfixia.

De enero a mayo de 2019, de acuerdo con datos oficiales, se han registrado en el país 389 víctimas de feminicidio, cifra superior a las 354 contabilizadas en el mismo periodo del año pasado. No obstante, en esos primeros cinco meses los casos en Ciudad de México descendieron de 20 a 13 víctimas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el “desvelo en venganza” que practican millones de jóvenes trabajadores en China

Para muchos trabajadores jóvenes chinos el tiempo libre es más importante que el sueño después de sus largas jornadas de trabajo, aunque saben que esto no es saludable. ¿Qué impulsa este comportamiento?
7 de diciembre, 2020
Comparte
Trabajadora en China

Getty Images
Muchos empleados en China trabajan el notorio “horario 996”: desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche, 6 días a la semana.

Emma Rao pasó casi tres años en el notorio “horario 996” en China: trabajando desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche, 6 días a la semana.

Rao, que es originaria de Nanjing, se mudó al centro financiero de Shanghái hace unos cinco años para trabajar para una compañía farmacéutica multinacional.

El trabajo rápidamente se apoderó de su vida.

“Estaba casi deprimida”, dice. “Me privaron de toda mi vida personal”.

Después de su turno, que a veces incluía horas extra, tenía una pequeña ventana para comer, ducharse e irse a la cama, pero sacrificó el sueño para ganar algo de tiempo personal.

A menudo, Rao navegaba por internet, leía las noticias y miraba videos en línea hasta bien pasada la medianoche.

Tiempo propio a costa de la salud

Rao estaba haciendo lo que los chinos han llamado “bàofùxìng áoyè”, o “procrastinación a la hora de dormir”.

La frase, que también podría traducirse como “la venganza de quedarse despierto hasta tarde”, se difundió rápidamente en Twitter en junio tras una publicación de la periodista Daphne K Lee.

Ella describió el fenómeno como cuando “las personas que no tienen mucho control sobre su vida diurna se niegan a dormir temprano para recuperar algo de libertad durante las horas de la noche”.

Su publicación claramente tocó un punto sensible.

Con más de 4.500 “Me gusta” en Twitter, Kenneth Kwok escribió: “Típico de 8 a 8 en la oficina, (para cuando) llego a casa después de la cena y me ducho son las 10 pm. Repite la misma rutina. Se necesitan unas pocas horas de ‘tiempo propio’ para sobrevivir”.

No está claro de dónde proviene este término.

La primera mención que encontré fue en un blog con fecha de noviembre de 2018, aunque sus orígenes probablemente sean anteriores a esto.

El autor de la publicación, un hombre de la provincia de Guangdong, escribió que durante la jornada laboral él “le pertenecía a otra persona” y que solo podía “encontrarse a sí mismo” cuando llegaba a casa y podía acostarse.

Esta venganza de postergar la hora de dormir es triste, escribió, porque su salud está sufriendo, pero también es “genial” porque ha obtenido un poco de libertad.

Es posible que la frase se haya popularizado en China, pero el fenómeno que describe probablemente está más extendido, con trabajadores agobiados en todo el mundo que posponen la hora de acostarse para reclamar un valioso tiempo personal, aunque saben que no es bueno para ellos.

Límites borrosos

Los expertos han advertido durante mucho tiempo que la falta de sueño es una epidemia mundial de salud pública a la que no se presta atención.

La Encuesta Global del Sueño de Phillips de 2019, que recibió más de 11.000 respuestas de 12 países, mostró que el 62% de los adultos en todo el mundo sienten que no duermen lo suficiente, con un promedio de 6,8 horas en una noche entre semana en comparación con la cantidad recomendada de ocho horas.

Las personas citaron varias razones de este déficit, incluido el estrés y su entorno para dormir, pero el 37% culpó a su agitado horario de trabajo o escuela.

En China, una encuesta nacional realizada en 2018 mostró que el 60% de las personas nacidas después de 1990 no dormían lo suficiente y que las que vivían en las ciudades más grandes eran las que más sufrían.

Las empresas tecnológicas que crearon la cultura 996 suelen tener su sede en las grandes ciudades y sus prácticas laborales han influido en otros sectores.

Un informe reciente de la emisora estatal CCTV y la Oficina Nacional de Estadísticas indicó que el empleado chino promedio solo pasaba 2,42 horas por día fuera del trabajo o dormido, 25 minutos menos que el año anterior.

Gu Bing, un directora creativa de 33 años de una agencia digital en Shanghái, a menudo trabaja hasta tarde y dice que rara vez se va a dormir antes de las 2 am.

“Aunque estoy cansada al día siguiente, no quiero dormir temprano”, señala.

A Gu le encantaba acostarse tarde cuando tenía 20 años, pero ha comenzado a pensar en adoptar hábitos de sueño más “normales”.

Sin embargo, sus amigos también suelen estar despiertos a mitad de la noche.

“Realmente necesito ese tiempo. Quiero estar sana pero ellos (sus empleadores) me han robado el tiempo. Quiero recuperar mi tiempo”.

Dejando a un lado las largas horas en la oficina, otra parte del problema es que los patrones de trabajo modernos significan que a las personas les resulta más difícil trazar límites entre el trabajo y el hogar, dice Ciara Kelly, profesora de psicología del trabajo de la Escuela de Administración de la Universidad de Sheffield.

Los correos electrónicos y la mensajería instantánea significan que los empleadores siempre pueden estar en contacto.

“Esto puede hacer que sintamos que estamos ‘siempre en el trabajo’, porque el trabajo puede llamarnos en cualquier momento”, dice.

Jimmy Mo, de 28 años, analista de una empresa de desarrollo de videojuegos en la metrópoli sureña de Guangzhou, ha descubierto que combinar su pasión por los videojuegos con el trabajo es una espada de doble filo.

“El trabajo también es mi hobby. Me encanta sacrificar mi tiempo libre por esto”, dice, y explica que debe jugar diferentes juegos después del trabajo, y también tomar clases en línea para mejorar sus habilidades profesionales.

También tiene pasatiempos como el yoga y el canto. Poder hacer todo significa que Mo no suele acostarse hasta las 2 am.

Sabe que esta falta de sueño puede exacerbar un trastorno de salud que tiene, y que dormir más podría hacerlo más saludable y feliz, pero dice que siente la presión de sus compañeros para hacer y lograr más.

Un círculo vicioso”

Aunque a la gente le puede molestar que el trabajo exprima su tiempo libre, reducir el sueño probablemente no sea la mejor “represalia”.

La falta de sueño, especialmente a largo plazo, puede provocar una serie de efectos nocivos, tanto mentales como físicos.

En el libro de Matthew Walker “Why We Sleep: Unlocking the Power of Sleep and Dreams”, el neurocientífico es contundente: “cuanto más breve es tu sueño, más corta es tu vida”.

Y la gente, en general, lo sabe: todos los entrevistados para este artículo sentían que sus patrones de sueño no eran saludables, pero aun así se quedaban despiertos hasta tarde en la noche.

La psicología puede explicar la razón por la que las personas optarían por aprovechar este tiempo libre incluso a expensas del sueño.

Una creciente evidencia apunta a la importancia del tiempo libre alejado de la presión laboral; la falta de separación puede provocar estrés, reducción del bienestar y agotamiento.

“Una de las partes más importantes de la recuperación del trabajo es el sueño. Sin embargo, el sueño se ve afectado por la forma como logramos separamos del trabajo”, dice Kelly, de la Universidad de Sheffield.

Es importante, explica, tener tiempo libre cuando podemos distanciarnos mentalmente del trabajo, lo que explicaría por qué las personas están dispuestas a sacrificar el sueño por el ocio después del trabajo.

“Las personas se quedan atrapadas en un círculo vicioso cuando no tienen tiempo para separarse de su trabajo antes de irse a dormir, y es probable que esto afecte negativamente a su sueño”, señala Kelly.

La verdadera solución, sugiere, es garantizar que las personas tengan tiempo para participar en actividades que proporcionen este desapego. Sin embargo, esto a menudo no es algo que los empleados puedan lograr por sí mismos.

Heejung Chung, sociólogo laboral de la Universidad de Kent y defensor de una mayor flexibilidad en el lugar de trabajo, considera que la práctica de retrasar el sueño es culpa de los empleadores.

Abordar el problema beneficiaría a los trabajadores, pero también ayudaría a garantizar un “lugar de trabajo saludable y eficiente”, señala.

“En realidad, es una medida de productividad”, explica. “Necesitas ese tiempo para relajarte. Los trabajadores necesitan hacer otras cosas además del trabajo. Es un comportamiento arriesgado hacer solo una cosa”.

Trabajador en China

Getty Images
En algunos casos, el trabajo desde casa debido a la pandemia ha difuminando aún más las fronteras ya débiles entre el trabajo y el hogar.

Mayor flexibilidad

Desde la pandemia, empresas de muchos países han implementado políticas de trabajo desde casa, lo cual ha significado una mayor flexibilidad en la vida laboral pero también, en algunos casos, difuminando aún más las fronteras ya débiles entre el trabajo y el hogar.

Todavía no está claro cómo esto podría afectar el tipo de cultura laboral donde los empleados tienen que evitar el sueño para recuperar algo de tiempo libre.

Chung dice que un cambio genuino requiere un giro institucional en muchas empresas.

“Es difícil para las personas reaccionar (a su situación laboral)”, señala.

Pero aconseja a los empleados que hablen con sus colegas y se acerquen colectivamente a su jefe, con pruebas, si quieren pedir un cambio.

Sin embargo, esto podría no estar disponible en China.

De hecho, los informes sugieren que las empresas se están atrincherando aún más en lo que se se trata de horas extras mientras intentan recuperarse de las pérdidas causadas por covid-19.

Krista Pederson, consultora que trabaja con multinacionales y corporaciones chinas de Pekín, dice que ha observado esta tendencia.

Las empresas chinas consideran que su cultura laboral tiene ventajas frente a los mercados como Estados Unidos o Europa, donde la gente tiende a trabajar menos horas: “saben que tienen trabajadores dedicados que son despiadados y que harán lo que sea necesario para salir adelante, incluido trabajar todo el tiempo”, asegura.

Con una cultura laboral tan exigente, los empleados seguirán abordando el problema de una manera que les funcione.

A pesar trabajar sin descanso, Gu Bing ama su trabajo y acepta que le roben su tiempo libre.

“A veces, creo que la noche es perfecta, incluso hermosa”, señala. “Mis amigos y yo conversamos por la noche y a veces escribimos canciones juntos. Es tranquilo y calmado”.

Y existe la opción, para los afortunados, de conseguir otro trabajo, que es lo que hizo Emma Rao, cambiando finalmente su trabajo 996 por uno un poco menos exigente.

Sin embargo, Rao ha descubierto que es difícil deshacerse de los viejos hábitos.

“Es una venganza”, dice sobre su hora de acostarse tarde. “Para recuperar algo de tiempo para ti”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.