Una firma, un cheque y adiós: Tribunal concretó cese de cientos de funcionarios con años de antigüedad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Una firma, un cheque y adiós: Tribunal concretó cese de cientos de funcionarios con años de antigüedad

Funcionarios despedidos mostraron los documentos que les dieron, para aceptar dejar su cargo y no demandar.
Cuartoscuro Archivo
15 de julio, 2019
Comparte

El viernes 5 de julio, Maribel recibió un correo electrónico para avisarle que debía acudir el lunes siguiente al Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje para poder obtener una “compensación económica”, luego de que sus superiores le hicieron firmar un oficio para renunciar a su plaza en la Secretaría de Educación Pública (SEP), donde trabajó por más de 20 años por un sueldo mensual de 14 mil pesos.

Ella fue una de las aproximadamente 300 personas que acudieron al Tribunal entre el lunes 8 y miércoles 10 de julio, para concluir el proceso de separación de la administración pública de dependencias como la SEP, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y de organismos como el Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), y el Fideicomiso de Fomento Minero.

Leer >> “Fue un atropello”: Trabajadores del Registro Agrario acusan que los presionaron para renunciar

Animal Político acudió al Tribunal en esas fechas y constató el proceso de conclusión laboral de cientos de exfuncionarios donde, incluso, los abogados conciliadores encargados de firmar las actas y entregar documentación fueron rebasados, pues es poco usual atender hasta 100 casos por día como ocurrió la semana pasada.

Este proceso fue el mecanismo aplicado por el gobierno Federal para terminar la relación laboral con cientos de empleados, y sobre todo, asegurarse de que nadie demandara, pues así lo debían dejar asentado en un acta ante el Tribunal.

Y es que ante los miles de despidos en la administración pública es posible que también pudiera haber cientos de demandas, pero eso implicaría gasto de recursos humanos y económicos para las dependencias y el propio Tribunal; por eso, este mecanismo fue una especie de “conciliación”, advierte una de las abogadas de éste organismo, que pidió que su nombre no fuera publicado.

A Maribel, nombre ficticio para proteger su identidad, le llevó unas seis horas terminar con su historia de trabajo de las últimas dos décadas, con la SEP. Llegó en uno de los tres horarios citados, entregó copias de su identificación y esperó su turno en el auditorio del Tribunal, junto con otras 100 personas aproximadamente, y en otro salón, otras 30 personas.

Mientras esperaban, el ánimo era de enojo por la falta de información en el Tribunal, desconcierto y hasta tristeza contando las experiencias en su paso por la respectiva dependencia. Desde las 9 de la mañana el abogado conciliador comenzó la labor. Llamaba a uno por uno por uno, y les entregaba tres documentos.

El primero de ellos fue el “convenio” entre la SEP, representada por la apoderada legal Ana Karen Escalona Báez, y el funcionario público, en el que asienta que éste “da por terminada la relación laboral que lo unió con la dependencia”, y a su vez, la SEP acuerda la entrega de la compensación económica planteada en el oficio emitido por Hacienda número 307-A.0264 en febrero pasado.

Leer: Gobierno compensa con menos dinero del que marca la ley a servidores a los que pidió renunciar

El segundo fue el acta en el que confirmaban la entrega de la compensación y aceptaban el monto. Por lo tanto, “toda vez que me encuentro satisfecho plenamente de los pagos que se me realizan no me reservo acción o derecho alguno que ejercitar en contra de la SEP”, dicen los documentos que fueron mostrados a este medio por cuatro exfuncionarios.

El último era el cheque con la compensación calculada por tres meses de salario sobre el sueldo base y la compensación garantizada, según lo estipulado en el oficio de Hacienda. Dicha cantidad ya estaba asentada en los documentos y en el cheque. Es decir, no hubo negociación con los exfuncionarios.

“En el Tribunal ya estaban los documentos hechos, todo listo. No hubo oportunidad ni siquiera de platicar acerca de eso. Éramos tantos que los conciliadores andaban en la locura, sólo nos daban a firmar los documentos, poner la huella y ya no había manera de conciliar”, cuenta Maribel.

Ni siquiera intentó reclamar por lo poco que le dieron, aunque tampoco pensaba demandar porque “es mucho tiempo el que se lleva y mucho dinero”. Ella era empleada del Servicio Profesional de Carrera, el mecanismo mediante el cual obtuvo y mantuvo su plaza aprobando exámenes.

Sin embargo, esta figura sólo aplicó en los últimos 8 años. Ella estuvo trabajando en la dependencia por dos décadas como empleada de confianza. En la “compensación”, sólo le reconocieron desde 2010. Por eso, después de estos años de trabajo recibió poco más de 155 mil pesos, pero “era eso o nada”.

La manera en que le quitaron la plaza es la misma que han contado empleados de otras dependencias. En su caso fue el 31 de mayo, conocido entre los funcionarios de la SEP como “el “viernes negro”, por la cantidad de despidos. Era un día normal de trabajo, pero los superiores informaron a sus subalternos que sus plazas “expiraban” ese día.

Aunque ella, como otros compañeros, pidieron tiempo para analizar el documento de “renuncia”, no se los permitieron. “O firmas en este momento, o no habrá finiquito de Hacienda. Si lo vas a firmar, lo haces ahorita o se acaba la oferta”, le dijeron. Por eso “decidí firmarlo en ese momento o si no me quedaré sin nada”, cuenta en entrevista.

Otros funcionarios entrevistados también llevaban décadas en la administración pública, sobre todo porque su trabajo era operativo, pero en todos los casos sólo tomaron en cuenta los últimos 8 o 10 años.

Si bien en cada administración ocurren cambios, son sobre todo en áreas de direcciones generales, y aunque en algunos casos éstos llevan a gente de su confianza para las subdirecciones, los jefes de departamento hacia abajo en los peores casos sólo eran cambiados de área; permanecían porque era quienes sacaban adelante el trabajo y conocían el funcionamiento de la dependencia, dice otro de los empleados consultados.

El mecanismo se repitió también el martes y el miércoles pasado con más funcionarios de la SEP y otras decenas de empleados del Fonapho y el Fondo Minero, también operativos, con sueldos que no sobrepasan los 15 mil pesos. Ellos también aceptaron la liquidación, aunque aún no saben qué harán después de estos años de trabajo en el mismo sitio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las teorías conspirativas que surgieron en torno al ataque del 11-S de 2001

Dos décadas después de los ataques las teorías conspirativas continúan propagándose y ganando adeptos.
10 de septiembre, 2021
Comparte

Las primeras teorías conspirativas del 11 de septiembre aparecieron en internet pocas horas después de los ataques en 2001, y desde entonces, con el auge de las redes sociales han crecido en alcance y escala.

Los extensos informes de la Comisión del 11 de Septiembre, de las agencias gubernamentales de Estados Unidos y los grupos de expertos, han refutado la existencia de cualquier conspiración oculta.

Pero grupos de activistas en Estados Unidos y en otros lugares, el movimiento de la Verdad del 11 de Septiembre, dicen que se han ocultado los hechos.

Algunos de los principales miembros del movimiento también han acogido las conspiraciones sobre covid-19 y las vacunas.

Y ciertos políticos de alto nivel, celebridades y figuras de los medios también han cuestionado la versión oficial.

“Gobierno mundial”

El surgimiento de nuevos movimientos de conspiración en internet, como QAnon, cuyos seguidores, entre otros puntos de vista conspirativos, creen que un “Estado profundo” estadounidense responsable de los ataques ha mantenido estas teorías de conspiración en circulación y las ha llevado a una audiencia mucho más amplia.

Y los videos en internet de una serie de películas conocidas como “Loose Change” han reforzado muchas de las falsedades que circulan.

Algunos afirman que el gobierno de EE.UU. organizó los ataques o los conocía de antemano y los permitió.

Y estas falsedades se entrelazan con la creencia de los movimientos en internet más recientes de que las élites globales planean restringir las libertades civiles en respuesta a los ataques y facilitar el establecimiento de un gobierno mundial autoritario.

ataques del 11/09

Getty Images

Una afirmación ampliamente compartida en internet, “El combustible para aviones no puede derretir vigas de acero”, sugiere que las Torres Gemelas del World Trade Center fueron demolidas por explosivos.

Pero según un informe oficial, los aviones estrellados dañaron considerablemente las columnas de soporte de ambas torres y se desprendieron los materiales resistentes al fuego.

Además, los incendios alcanzaron los 1.000° C en algunas áreas, lo que provocó que las vigas de acero se deformaran y el eventual colapso de los edificios.

Incendios incontrolados

El colapso del 7 World Trade Center, un rascacielos de 47 pisos en las cercanías de las Torres Gemelas, ha atraído muchas teorías de conspiración, algunas de las cuales fueron tendencia en las principales redes sociales en el aniversario del 11 de septiembre del año pasado.

Este edificio, que contiene oficinas de la CIA, el Departamento de Defensa y la Oficina de Manejo de Emergencias, se derrumbó horas después de las Torres Gemelas sin ser alcanzado por un avión ni atacado directamente.

Pero en 2008, una investigación de tres años realizada por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología concluyó que se había derrumbado debido a incendios intensos y descontrolados, que duraron casi siete horas, iniciados por los escombros de la caída de la cercana Torre Norte.

El 7 World Trade Center fue la primera torre de este tipo que colapsó debido a un incendio.

Pero en 2017, la torre Plasco en la capital iraní, Teherán, se convirtió en la segunda.

Volverse viral

El hecho de que el colapso del 7 World Trade Center fue anunciado en un informe en vivo por la corresponsal de BBC News, Jane Stanley, mientras el edificio todavía estaba visible detrás de ella, ha sido citado por teóricos de la conspiración como evidencia de que las principales organizaciones de medios de comunicación fueron parte del complot que llevó a los hechos.

reporte de la BBC

BBC
La BBC informó erróneamente sobre el derrumbe del 7 World Trade Center.

La agencia de noticias Reuters había informado erróneamente del colapso del edificio, un reporte que también fue recogido por CNN, justo antes de la transmisión en vivo.

Reuters luego emitió una corrección, pero los cortes del informe continúan haciéndose virales en los días previos a los aniversarios del 11 de septiembre.

Jet corporativo

Algunas teorías de conspiración en internet sugieren que se dispararon misiles estadounidenses contra el Pentágono, como parte de un complot del gobierno, y que el agujero que quedó en el edificio era demasiado pequeño para haber sido causado por un avión de pasajeros.

Pero un miembro de la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles le dijo a la revista Popular Mechanics que el tamaño y la forma del agujero se debieron a que un ala del Boeing 757 golpeó el suelo y la otra se cortó al impactar con el edificio.

Mientras tanto, el vuelo 93 de United Airlines se estrelló cerca de Shanksville, Pensilvania, luego de que los pasajeros intentaron quitarle a los secuestradores el control del avión.

Las teorías en internet afirman que fue derribado por un avión corporativo blanco que volaba hacia un aeropuerto cercano.

Pero los funcionarios de aviación habían pedido al avión que inspeccionara el área, lo que hizo, informando de evidencia de un gran agujero en el suelo del que salía humo.

Las teorías conspirativas sugieren que un misil cayó sobre el Pentágono.

Getty Images
Las teorías conspirativas sugieren que un misil cayó sobre el Pentágono.

El vicepresidente Dick Cheney reveló más tarde en su autobiografía que, tras el ataque a las Torres Gemelas, había ordenado el derribo de cualquier avión comercial que se creyera que había sido secuestrado.

Pero en el caos y la confusión que siguió al ataque, su orden no pasó a los pilotos de combate, según el informe de la Comisión del 11 de Septiembre.

“Élites judías”

Otra teoría afirma falsamente que ningún judío murió en los ataques porque 4.000 empleados judíos en el World Trade Center habían recibido un aviso previo para que no se presentaran a trabajar.

Los creyentes en ella concluyen que el gobierno israelí montó los ataques para incitar a Estados Unidos a atacar a sus enemigos regionales o se responsabiliza a poderosas élites judías que controlan los acontecimientos mundiales desde las sombras.

Pero de las 2.071 víctimas que trabajaban en el World Trade Center el 11 de septiembre, se confirmó que 119 eran judíos y se cree que al menos otros 72 también lo eran.

Eso constituiría el 9,2% de las víctimas, según una investigación del documental “Conspiracy Files” de la BBC, una cifra similar al 9,7% de la población que en ese momento viajaba al trabajo en Nueva York que se creía que era judía.

Y algunos estiman que hasta 400 judíos podrían haber muerto ese día.

Teorías similares rodean a otros Estados, incluidos Irak e Irán, pero nunca se ha encontrado evidencia de su participación directa.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=LOgy5j2Z8vw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.