Fiscalía General investiga presunto soborno y arreglo judicial de PGR con Javier Duarte
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Fiscalía General investiga presunto soborno y arreglo judicial de PGR con Javier Duarte

Abogados defensores de Javier Duarte aseguran que no tuvieron conocimiento alguno del supuesto pago que habría dado Duarte a funcionarios de la PGR.
Cuartoscuro Archivo
10 de julio, 2019
Comparte

La Fiscalía General de la República (FGR) tiene una investigación abierta por las presuntas irregularidades en que habrían incurrido funcionarios o exfuncionarios de la entonces PGR, ante la acusación de que acordaron retirar los cargos por delincuencia organizada al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, a cambio de que este se declarara culpable de otros delitos menos graves.

La indagatoria se encuentra a cargo de la Visitaduría General de la FGR, que inició la carpeta de investigación número FED/VG/UNAI/00000435/2018 en contra de quienes resulten responsables. Los posibles delitos van desde ejercicio ilegal del servicio público y contra la administración de justicia, hasta cohecho.

En entrevistas difundidas en diversos medios, Duarte dijo que en 2018 pagó una fuerte cantidad de dinero (cuyo monto no precisó) a funcionarios de la PGR, encabezada en ese momento por Alberto Elías Beltrán. Ello como parte de una supuesta negociación para que se declarara culpable, a cambio de reducirle la gravedad de las acusaciones.

Desde octubre de 2018 la organización civil TOJIL: Estrategia Contra la impunidad había presentado una denuncia en la FGR, que dio pie a la referida carpeta de investigación, por lo que consideraron que fue un trato desfavorable para la sociedad, al haberle permitido a Duarte obtener una condena muy baja en un caso de corrupción de gran trascendencia e impacto.

“Lo que declara Duarte confirma, a grandes rasgos, la teoría que nosotros presentamos en la denuncia con la diferencia, que no es menor, de cómo se clasificaría el delito. Él relata lo que para nosotros es un aparente soborno que se configura como cohecho, y no tanto una extorsión, como él dice. Pero sin duda las implicaciones jurídicas son importantes y se confirmaría la teoría de los hechos”, dijo Estefanía Medina, fundadora y representante legal de TOJIL.

No  obstante, Medina advirtió que no conocen hasta ahora de algún avance en la investigación de la FGR y que, por el contrario, la institución ha preferido litigar en tribunales, para que no se le reconozca a TOJIL la calidad de víctima en la denuncia que la misma organización interpuso, y con ello impedir que pueda ser participe activa en la indagatoria.

Por otro lado los abogados defensores de Javier Duarte, Enrique Reyes Retana y Pablo Campuzano, señalaron de forma categórica a Animal Político que no tuvieron conocimiento alguno del supuesto pago que habría dado Duarte a exfuncionarios de la PGR, ni tampoco de alguna negociación en ese sentido.

Reiteraron que ellos están centrados la estrategia de defensa jurídica de su cliente, a través de impugnaciones y demandas de amparo promovidas desde el año pasado.

El pacto y las justificaciones

El proceso penal federal en México en contra de Javier Duarte inició el 17 de julio de 2017, luego de su detención y extradición desde Guatemala,  y concluyó el 27 de septiembre de 2018, con una sentencia condenatoria de 9 años de prisión en su contra.

De forma inicial y durante gran parte del proceso al exgobernador de Veracruz se le acusó del delito de delincuencia organizada, uno de los más graves en cuanto a sanción del Código Penal Federal, con penas que superan los 30 años de prisión.

Pero en septiembre del año pasado, y a punto de realizarse la audiencia intermedia en la que cada una de las partes presentaría sus pruebas para ir a juicio oral, los fiscales y los defensores de Duarte pidieron al juez la apertura de un “proceso abreviado”. Se trata de una figura contemplada en el nuevo sistema penal, y que consiste en una especie de minijuicio exprés, en el que el acusado acepta declararse culpable a cambio de una pena reducida.

El acuerdo, detallado ante el juez en la audiencia del 27 de septiembre, consistía en que Duarte renunciaba a defenderse para declararse culpable. A cambio la PGR le modificó el delito de delincuencia organizada por uno de menor gravedad, denominado asociación delictuosa. El juez confirmó la pena de 9 años de cárcel.

Al salir de dicha audiencia el abogado defensor de Duarte, Ricardo Reyes Retana, señaló que aun cuando consideraban que las pruebas de la entonces PGR eran débiles en contra de su cliente, se había optado por esta vía para evitar un juicio oral que podía politizarse, y en donde se usarían a exfuncionarios convencidos con beneficios para declarar en contra de su cliente.

Una semana después el subprocurador de Delitos Federales Felipe Muñoz convocó una reunión con algunos medios de comunicación, en la que reconoció que la PGR había cometido errores en la integración del caso de Javier Duarte, a lo que se sumaba un criterio del Poder Judicial que había sembrado dudas en la legalidad de las pruebas bancarias recabadas para procesar a Duarte.

En ese sentido aseguró que el proceso negociado con Duarte fue la mejor opción para que el caso no quedara impune. “¿Qué pasa si nos hubiéramos ido a juicio oral y en la audiencia intermedia nos dicen que las pruebas son ilícitas? Pues que Duarte estaría ahorita vacacionando en Veracruz, o en Cancún o en Miami. ¿Que hubieran hecho ustedes?”, dijo.

Entre lo legal y lo ilegal

La abogada Estefanía Medina señaló que el “procedimiento abreviado” es una figura totalmente legal y una de las ventajas del sistema penal acusatorio, por lo que su existencia no es incorrecta. El problema, señaló, es que se haya utilizado en un caso de la mayor relevancia, y en donde el implicado era la cabeza de una red de corrupción.

“En un caso señalado de tan altos niveles de corrupción y que era el primer caso ejemplar a nivel nacional de un gobernador implicado en corrupción, resultó muy extraña la mecánica de cómo se reclasificaron los delitos, y luego se pactó el proceso. Además con una pena tan baja y con una multa de broma, de solo 58 mil pesos”, dijo.

Lo anterior, señaló Medina, permite establecer que existe “una sospecha fundada de que detrás de este acuerdo existe una historia de sobornos, que incluso pudiera llegar a alto niveles de la entonces Procuraduría por la relevancia del caso y del personaje, y por ello es que decidimos presentar la denuncia”.

Las sospechas de irregularidades detrás del procedimiento abreviado se fortalecieron esta semana por las declaraciones del propio Javier Duarte, quien en entrevistas aseguró que hubo un pago económico de por medio. Incluso hizo pública una carta dirigida al fiscal General, Alejandro Gertz, en donde le solicita que mande a un agente del Ministerio Público para que pueda aportar información de esta y otras irregularidades en PGR.

Un caso lento y complejo

La denuncia de hechos por posibles actos de corrupción relacionadas con este caso fue presentada el 1 de octubre de 2018 por TOJIL, directamente a la Visitaduría General, quien en consecuencia inició la carpeta de investigación correspondiente en contra de los funcionarios que resulten responsables.

Medina reconoce que se trata de un caso complejo, sobretodo al momento de buscar ratificar que, en efecto, hubo pagos ilegales y sobornos. Ello dado que se opta por mecanismos difíciles de rastrear como pagos en efectivo, y los acuerdos o comunicaciones se realizan sin dejar un rastro evidente.

Pero a esa dificultad natural del caso, dice la abogada, hay que agregar el hecho de que casi desde el inicio la FGR litigó para que a TOJIL no se le reconozca la calidad de víctima, pese a que ellos presentaron la denuncia.  El tema es fundamental porque las víctimas pueden pedir y aportar pruebas, y tener acceso al expediente.

El asunto llegó hasta una demanda de amparo en donde el juez federal determinó que, en efecto, la organización debe ser considerada víctima, hecho en contra del cual la Fiscalía ya interpuso un recurso de revisión.

“Es clave que en este caso una organización civil como la de nosotros pueda participar directamente, no solo como espectador sino solicitando los actos de investigación que haya que realizar, y verificando que no se tome una decisión arbitraria o errónea para darle carpetazo el asunto”, dijo Medina.

En ese contexto señalaron que una vez que el amparo sea ratificado y la organización ostente la calidad de víctima, se solicitará como primer paso acceso a los videos de las audiencias en donde Duarte fue procesado, los registros que hayan quedado por escrito del procedimiento abreviado, copia de la carpeta de investigación, entre otros.

Testigo protegido… y opaco

Uno de los principales implicados en las múltiples denuncias por posibles desvíos de recursos en Veracruz en la gestión de Duarte, es quien ocupó por cuatro años el cargo de tesorero: Antonio Tarek Abdalá. Sin embargo, la PGR no procedió en su contra debido a que Tarek aceptó declarar como testigo sobre los desvíos que conoció, o de los que formó parte.

Se trata de una figura que en el nuevo sistema se denomina “criterio de oportunidad”, y que en el anterior era llamado “testigo protegido o colaborador”. Un resumen del testimonio de Tarek, en donde inculpa a la esposa de Duarte, Karime Macías, de conocer los desvíos en la entidad, fue presentada como una de las pruebas con las cuales se pretendía llevar a juicio a Duarte.

Animal Político solicitó vía transparencia conocer los términos y documentos relacionados con el criterio de oportunidad concedido a Tarek Abdalá, pero la respuesta de la FGR a través del oficio FGR/UTAG/DG/002826/2019 es que dicho criterio existe, pero se encuentra dentro de una carpeta de investigación a cargo de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos de la Subprocuraduría de Delitos Federales.

Por ese motivo, la Fiscalía señaló que los documentos relacionados con dicho criterio de oportunidad deberán permanecer clasificados al menos durante los próximos cinco años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Adam Schemm

Lo que podemos aprender de la foto de un hombre que quiso tomar una cerveza antes de morir

Norbert Schemm, de 87 años, bebió una cerveza con sus seres queridos antes de morir. Su foto provocó que otras personas comenzaran a compartir sus historias de despedida.
Adam Schemm
27 de noviembre, 2019
Comparte

¿Por qué una foto de un hombre mayor tomando una cerveza antes de morir llama la atención de tantos extraños en todo el mundo?

Todo lo que quería Norbert Schemm, estadounidense de 87 años, en sus últimos momentos, era estar rodeado de sus seres queridos mientras tomaba una cerveza.

Juntos, los integrantes de la familia hablaron, se rieron y recordaron cómo había sido ese momento antes de tomar la foto que el hijo de Schemm, Tom, compartió con el grupo familiar en Whatsapp.

Pero horas después, cuando Schemm murió y su nieto Adam publicó la foto en las redes sociales, toda la familia quedó abrumada por la cantidad de extraños que comentaron esa última imagen.

Este martes, la foto había superado los 4.000 comentarios, 30.000 retuits y 317.000 favoritos solo en Twitter. Y se compartió en Reddit y otras redes sociales.

“Mi abuelo estuvo relativamente sano en el transcurso de su vida, pero fue el domingo de la semana pasada mientras estaba en el hospital cuando se dio cuenta de que sería el final”, contó Adam.

“Entonces el lunes llamó a sus nietos para informarnos. Tomamos la foto el martes por la noche y el miércoles murió de cáncer de colon en etapa cuatro”, añadió.

“Mi papá nos dijo que el abuelo quería una cerveza y ahora, cuando miro esa foto, me consuela. Puedo decir que mi abuelo está sonriendo. Él está haciendo lo que quería hacer: fue un momento improvisado“.

Mi abuelo murió hoy.Anoche, todo lo que quería hacer era tomar una última cerveza con sus hijos“, escribió Adam Schemm en su cuenta de Twitter.


Sentimiento de comunidad

Adam dijo que dudó en publicar la foto en redes sociales por el contexto agridulce, pero decidió hacerlo porque era un momento hermoso.

“En realidad nos ayudó con nuestro dolor. Es reconfortante ver que mis abuelos y sus hijos estuvieron todos juntos en sus últimos momentos“, aseguró el nieto.

También dijo que la familia había estado rastreando para ver qué tan lejos había llegado la imagen y les encantó que tanta gente la estuviera compartiendo.

“Parece haber tocado un sentimiento de comunidad y claramente es un momento con el que muchas personas se sienten identificadas. Los comentarios (que recibimos) fueron muy amables y hemos visto fotos de personas levantando botellas de cerveza en su honor”.

“Pensé que personas que lo conocían podrían querer verlo y responder, pero no tenía idea de a cuántas personas parece haber ayudado” esta foto, agregó Adam.

“Me llevó al pasado”

Ben Riggs fue uno de esos extraños que sintió el impulso de responder a la foto en Twitter. Publicó una imagen de su propio abuelo Leon Riggs, de 86 años, disfrutando de un último cigarro y una cerveza.

Ben le dijo a la BBC que vio la foto de Adam en la red social y le recordó el pedido final de su abuelo cuando murió en 2015.

“No borro las fotos de mi teléfono. Volví a mirarla y me sentí obligado a responder y compartir mi propia foto. Me llevó al pasado y ver a alguien más experimentar esa última felicidad antes de la muerte fue un lindo sentimiento”, comentó.

No te conozco... pero te entendí. Días antes de que mi abuelo muriera, nos dijo a mi papá y a mí que quería un cigarro y una cerveza. Lo hicimos realidad. Lo siento por tu pérdida. ¡La sonrisa de tu abuelo es para el recuerdo!, escribió Ben Riggs en Twitter.


Ben contó que su abuelo tenía mal de Alzheimer y que su memoria era inestable, pero hacia el final, él y su padre sintieron que era importante cumplir su último deseo.

“Si bien la muerte nunca llega en el momento adecuado, creo que es importante siempre tratar de encontrar el lado positivo”.

Ben recordó que la noche en que murió su abuelo, él, sus hermanos y su padre se reunieron para conmemorar el fallecimiento y celebrar la vida.

Tomaron otra foto familiar. Trágicamente, el padre de Ben, Mike, murió inesperadamente al día siguiente de insuficiencia cardíaca. Él dice que ambas imágenes finales le trajeron mucho consuelo.

De izquierda a derecha: Michael Riggs JR, Ben Riggs, Mike Riggs, Alex Riggs.

Ben Riggs
Ben Riggs perdió a su padre y a su abuelo en el lapso de 48 horas, pero encuentra consuelo en que él y sus hermanos se tomaron una foto con su padre horas antes de morir.

Un último trago

Brigid Reilly también respondió al tuit original de Adam con una imagen de su abuela Theresa Meehan, quien murió en octubre de este año por insuficiencia cardíaca y renal a los 84 años.

“A mi abuela la pusieron en cuidados paliativos, así que sabíamos que pronto moriría”, le contó Brigid a la BBC.

“Hacia el final de su vida, mi familia quería llevarle sus cosas favoritas, que incluían sushi, música de Frank Sinatra, su bebida preferida, que era Baileys y estar todos juntos. Cuando se acercó el momento, ella pidió que todos bebiéramos un trago final”.

Brigid relató que imprimieron esa foto y la mostraron en el funeral de su abuela.

“Hicimos un video conmemorativo de su vida y la incluimos en él. Creo que tengo mucha suerte de haber tenido esos últimos momentos con ella”.

rodeada por su familia mientras todos toman un trago de licor Bailey.

Meehan family
Theresa Meehan quería beber el licor Baileys con su familia cuando llegó al final de su vida.

Pero ¿qué tiene la imagen de Adam que llevó a cientos de miles de personas a comentar?

¿Por qué la foto se hizo popular?

Para Ann Neumann, autora de The Good Death (La buena muerte), la foto “ha resonado porque es algo que todos anhelamos.

“La imagen nos da la oportunidad de pensar en nuestros seres queridos y unirnos a la familia Schemm en este momento tan profundo”, agregó Neumann.

“Pero también nos da la oportunidad de llorar con ellos. Al hacerlo, podemos pensar en nuestros propios seres queridos, ancianos, enfermos, moribundos y muertos”.

Neumann opinó que la imagen captura lo que todos querrían en su última noche: estar rodeados de seres queridos.

“Pocos de nosotros conocemos el momento de nuestra muerte. Vivimos vidas remotas, con miembros de nuestra familia que residen en otros estados o países. Hay millones de historias de hijos adultos que pierden la muerte de sus padres debido a la distancia”, describió.

Perder la oportunidad de decir adiós es un gran temor humano. La oportunidad de compartir esta rara y hermosa última reunión resuena porque es una versión de un ideal muerte”.

“Si hay una lección en esta foto, es marcar y apreciar todo el tiempo que tenemos con los que amamos. Levantar una cerveza, tomarse de las manos, compartir historias. El tiempo es finito“, reflexionó.

Una mujer sostiene un teléfono y le da me gusta a una foto.

Getty Images
Para el especialista en duelo Kenneth J Doka, en la actualidad usamos la tecnología para lidiar con la muerte como en el pasado los egipcios usaban las pirámides.

¿Por qué compartimos fotos de gente en su lecho de muerte?

El doctor Kenneth J Doka, consejero de duelo en la Fundación Hospice of America y expresidente de la Misión del Grupo Internacional de Trabajo sobre la Muerte y Duelo, dijo que no hay nada correcto que decir o hacer cuando se trata de los momentos finales de una vida.

“Creo que la clave es escuchar y cuando alguien se muere dejar que compartan su momento de importancia”.

Describió la foto como una imagen encantadora y agregó que no le sorprendió que Adam publicara en las redes sociales lo que podría haberse considerado un momento privado.

“Siempre hemos usado la tecnología para lidiar con la muerte. Los antiguos egipcios usaban pirámides; lo que estamos haciendo ahora es adaptar nuestros rituales a la tecnología disponible”.

Adam opinó por su parte que su abuelo habría encontrado toda esta atención sorprendente.

“No creo que le hubiera importado. Se hubiera reído“.

“Creo que la mayor lección que se debe aprender y lo que creo que diría mi abuelo es ‘ser amable, amarse y que la familia es importante’“, concluyó.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=NphJULxY5ng

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

https://www.youtube.com/watch?v=Tp_aP5MRVvE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.