Muere joven en ataque a velorio en la comunidad de Tabak en los Altos de Chiapas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Muere joven en ataque a velorio en la comunidad de Tabak en los Altos de Chiapas

Pese al acuerdo de paz que firmaron en presencia de autoridades estatales y federales, habitantes de Chenalhó disparan contra sus vecinos de Aldama. Van siete personas muertas en este municipio por esos ataques. 
28 de julio, 2019
Comparte

A las 5 de la tarde de este sábado 27 de julio arreciaron los disparos hacia la comunidad de Tabak, en el municipio de Aldama, en los Altos de Chiapas. Filiberto Pérez Pérez, de 23 años, estaba en el velorio de su abuela Martha. Una bala le dio en el cuello.

Sus familiares intentaron llevarlo al hospital, pero, de acuerdo con lo relatado a Animal Político por Abel, uno de sus vecinos, el joven falleció por la herida antes de que pudiera recibir atención médica.

Es el asesinado número siete en Aldama por este tipo de ataques, de los que los pobladores acusan a sus vecinos de la agencia municipal de Santa Martha en Chenalhó.

Entérate:  Conflicto entre pueblos de Aldama y Chenalhó, Chiapas, continúa pese a firma de paz

Ambos municipios han mantenido una disputa desde la década de los años 70 cuando se hizo la reforma agraria en el país. Pero el problema escaló por el Programa de Certificación de Derechos Ejidales y Titulación de Solares (Procede), con el que se hicieron nuevos planos de los bienes comunales. Una porción de tierra, aparentemente propiedad de Aldama, quedó dentro de Santa Martha.

Los pobladores de Aldama y organizaciones como el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Centro Frayba) y el Centro de Derechos Humanos Ku’untik acusan que la violencia se agravó cuando la ex presidenta municipal de Chenalhó reactivó, en 2015, a los grupos paramilitares, herederos de aquellos que perpetraron la masacre de Acteal en 1998.

Los ataques con armas de fuego en la zona limítrofe de ambos municipios causaron el desplazamiento de 90 familias de Cocó, 145 de Tabak y de otras zonas de Aldama, quienes después de un año volvieron a sus comunidades, pese a seguir bajo ataque por parte de sus vecinos.

“En el municipio de Chenalhó desde hace dos administraciones municipales se despertó al grupo armando, que había estado ahí hibernando, latente, sin que nadie lo tocara. El mismo que creó el propio Estado para enfrentar al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y al que le permitieron ingresar armas a las comunidades”, contó Diego Cadenas, del Centro de Derechos Humanos Ku’untik.

Te puede interesar: Asesinan a directora de secundaria en Chiapas cuando se dirigía a su trabajo

Rosa Pérez reactivó a esos grupos para tener el control del municipio de Chenalhó, porque ella es del Partido Verde y estaba en pugna por el poder con el síndico, Miguel Santiz, que es del PRI.

“Ella entró a sangre y fuego a gobernar al municipio. Así empezó en Chenalhó una etapa en la que se ha optado por gobernar a través de las armas”, afirmó a Animal Político Pedro Faro, director del Frayba.

Apenas el martes 4 de junio se firmó en el Palacio de Gobierno de Chiapas un convenio de no agresión entre los habitantes del municipio de Aldama y los de Santa Martha, en Chenalhó. Al hecho se le calificó como algo histórico, que marcaba el inicio de una nueva etapa de paz.

Como testigos de honor estuvieron Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, de la Secretaria de Gobernación (Segob), y Rutilio Escandón Cadena, gobernador del estado. Pero la paz no duró ni un día.

Lee más: Pueblos de Aldama y Chenalhó, Chiapas, firman la paz después de décadas de conflicto territorial

Al día siguiente, 5 de junio, alrededor de las 10:22 de la noche, Animal Político recibió un reporte de los pobladores de Aldama. “Alrededor de las 7 de la noche hubo disparos de armas de fuego hacia nuestras comunidades, procedentes de Tojtik, Santa Martha, cerca de la escuela secundaria. ¿Dónde está el pacto de paz de Chenalhó?”.

En entrevista con Animal Político, Ismael Brito, secretario general del Gobierno de Chiapas, admitió entonces que el convenio que se firmó “era apenas un pasito” en la solución del conflicto. “Sabemos que hay gente interesada en que esto no prospere, hay quienes reciben hasta un salario porque no prospere, pero no puedo dar nombres ni apellidos. Pese a eso, el acuerdo va. Si hay disparos eso no significa que se rompa”.  El acuerdo está firme, aseguró.

Calma antes del homicidio

Desde entonces, los pobladores de Aldama reportaron a Animal Político ataques esporádicos desde la agencia municipal de Santa Martha hacia Aldama sin que hubiera heridos o muertos. La mayoría eran unos cuantos balazos con armas de bajo calibre.

Uno de estos fue el miércoles 24 de julio, alrededor de las 7:20 de la noche. “Disparos con armas de bajo calibre desde Tulantik, a la altura de la telesecundaria de Saclum en Santa Martha, con dirección a la comunidad de Tabak, Aldama. Hasta el momento van 10 disparos”, decía el reporte.

Entérate: Chiapas: 66 niñas y niños cumplen un mes en desplazamiento forzado

Pero este sábado 27 de julio, alrededor de la 1 de la tarde el reporte fue más alarmante. “En estos momentos están disparando con armas de fuego de alto calibre, desde la secundaria de Santa Marta, en contra de las comunidades de San Pedro Cotzilnam, Tabak y Cocó, en Aldama”. No hubo heridos.

A las 5 de la tarde, cuando había gente reunida en un velorio, volvieron los disparos.Filiberto Pérez Pérez, un músico de 23 años de la comunidad de Tabak resultó herido en el cuello y falleció poco después.

“La gente trata de no reunirse. Nos cuidamos porque sabemos que estamos bajo ataque. Parece que vieron el movimiento y la reunión por el velorio de doña Martha y aprovecharon para disparar”, dice Abel.

El poblador teme que haya más ataques. “Tememos que disparen en la noche. La gente va a hacer lo que hacemos siempre en estos casos: esconderse, tratar de no prender luces, de no hacer fuego”.

¿Los autoridades? Abel dice que a dos kilómetros de donde hirieron a Filiberto está la base de policías estales de seguridad y protección ciudadana, en Cocó, en Aldama. A unos tres kilómetros hay otra del lado de Santa Martha. “No hacen nada. Nomas discuten unos con otros por los radios, que porque unos y otros no controlan la situación, y llegan al lugar hasta que ya pasó todo”.

Te puede interesar: Indígenas presos en Chiapas cumplen 130 días en huelga de hambre; ya están en fase crítica

Abel dice que ya le enviaron el reporte del ataque y el homicidio a Ismael Brito Mazariegos, el secretario de gobierno de Chiapas. “Vamos a esperar a ver qué responden. Mientras la gente está con miedo por un probable nuevo ataque”.

La oficina de comunicación de Brito Mazariegos confirmó a Animal Político el ataque y aseguró que la vigilancia policiaca es permanente en ambos municipios y que ya se solicitaron medidas precautorias tanto a Seguridad Pública como a la Fiscalía del estado “para garantizar la seguridad de la gente”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Enmienda 25 o 'impeachment': ¿puede Trump ser destituido tras el violento asalto al Capitolio?

Demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente. Hay dos vías para hacerlo.
7 de enero, 2021
Comparte

Apenas faltan 13 días para que Donald Trump abandone oficialmente la Casa Blanca y arranque la legislatura del demócrata Joe Biden, cuya victoria electoral fue ratificada por el Congreso de Estados Unidos este jueves.

Pero tras el violento asalto al Capitolio por parte de seguidores de Trump, prolongado durante horas y que dejó cuatro muertos, los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente.

Escribieron una carta al vicepresidente Mike Pence en la que le urgían a actuar y sacar a Trump de la presidencia, alegando que había cometido un acto de insurrección y “buscaba socavar” la democracia.

Para destituir al presidente de Estados Unidos hay dos mecanismos: el llamado juicio político –impeachment– o la enmienda número 25 de la Constitución, aseguran expertos.

Sin embargo, ambas vías pueden resultar difíciles e improbables de aplicar dado el poco margen de tiempo que le queda a Trump al mando.

“Creo que la mejor salida es que Trump renuncie, que los de su propio partido lo presionen para que renuncie. Él no lo hará, pero debería”, aseguró el politólogo de la Universidad de Harvard, Steven Levitsky, entrevistado por BBC Mundo.

El vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi.

Getty Images
Tras los episodios violentos y el desalojo de los seguidores de Trump, el Congreso ratificó este jueves la victoria de Joe Biden en las pasadas elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Tras los violentos acontecimientos del miércoles, Trump ha asegurado que la transición de poder se ejecutará de forma “ordenada”, pero que está en desacuerdo con el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, las que califica como fraudulentas a pesar de que el Departamento de Justicia estadounidense lo haya descartado.

Pero, ¿en qué consisten las dos vías principales por las que Trump puede ser destituido antes del 20 de enero?

Enmienda 25

Dicha enmienda recogida por la Constitución permite la transferencia de poder desde la presidencia a la vicepresidencia ya sea de forma temporal o permanente.

Convierte al vicepresidente en presidente si este se muestra incapaz de continuar con sus responsabilidades, por ejemplo, si sufre una enfermedad física o mental.

Asaltantes del Congreso.

Getty Images
El asalto al Capitolio y la intervención de las fuerzas de seguridad han dejado al menos cuatro muertos.

La sección número 4 de dicha permite al vicepresidente y la mayoría del gabinete declarar al mandatario incapaz de desarrollar su deber en el cargo.

Para ello necesitarían firmar y remitir una carta a los presidentes de la Cámara de Representantes y el Senado y declarar al presidente como no apto para gobernar o incapaz de desempeñar sus poderes y deberes.

De ser así, el vicepresidente Mike Pence asumiría automáticamente el poder hasta el próximo 20 de enero, cuando empezaría el mandato de Biden.

El presidente tiene la oportunidad de ofrecer una respuesta por escrito, y si impugna el hallazgo, entonces le corresponde al Congreso decidir. Cualquier voto en el Senado y la Cámara de Representantes que ordene la destitución del presidente requiere una mayoría de dos tercios.

Mientras se resuelve el caso, el vicepresidente actuaría como presidente.

Recientemente, cuando Trump fue diagnosticado con COVID-19 el pasado octubre, también hubo discusiones sobre invocar la enmienda 25 ante las preocupaciones de que pudiera estar demasiado enfermo para gobernar el país.

La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy, con el objetivo de resolver las disputas de sucesión presidencial en caso de incapacidad.

Funeral de John F. Kennedy.

Getty Images
La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy.

Por este motivo, varios presidentes han usado esta enmienda, específicamente la sección 3, porque les permite transferir temporalmente el poder a la vicepresidencia.

En 2002 y 2007, el presidente George W. Bush puso a su vicepresidente a cargo al ser sedado durante colonoscopias rutinarias.

El presidente Ronald Reagan hizo lo mismo en 1985, mientras estuvo ingresado en el hospital por una cirugía por cáncer.

Hasta la fecha, ningún presidente ha sido destituido del cargo usando la enmienda 25.

Juicio político o ‘impeachment’

El juicio político, también conocido como impeachment, tiene lugar en el Congreso de EU con el objetivo de llevar a cabo una posible destitución del presidente.

La Constitución estadounidense establece que el presidente “debe ser destituido de su cargo si es acusado de y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

Es un proceso político, más que penal.

Seguidores de Trump alrededor del Capitolio.

Getty Images
Seguidores de Trump se congregaron e irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos este miércoles, reclamando fraude en las pasadas elecciones presidenciales.

Este proceso tiene lugar en dos etapas.

Tendría que ser iniciado por la Cámara de Representantes y solo necesita una mayoría simple para ser activado.

Luego, el juicio se celebra en el Senado, donde se necesitan dos tercios de los votos para destituir al presidente, y este hito nunca se ha alcanzado en la historia de Estados Unidos.

“Es un proceso bastante largo, a menos que lo hagamos al estilo peruano, de vacar al presidente de la noche a la mañana. Es poco probable que eso pase”, explicó Levitsky a BBC Mundo.

Donald Trump ya ha sido cometido a un proceso de impeachment una vez, y ningún presidente lo fue dos veces durante su mandato.

En diciembre de 2019, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó dos artículos de impeachment tras acusar a Trump de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Los demócratas acusaron a Trump de retener US$391 millones en ayuda a Ucrania para presionar y forzar que el país europeo investigara al actual presidente electo, Joe Biden, y a su hijo.

En febrero de 2020, el Senado, de mayoría republicana, votó a favor de absolver a Donald Trump en el juicio político por dicho escándalo.

Si el presidente Trump fuera destituido a través de un juicio político, el vicepresidente Pence se haría cargo de la Oficina Oval.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=l2QCDx-bbAc&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.