Falta de uniformes, malas condiciones y baja de prestaciones, las causas de la protesta de policías federales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Itxaro Arteta

Falta de uniformes, malas condiciones y baja de prestaciones, las causas de la protesta de policías federales

Los policías llevan semanas denunciando que sus superiores les han comunicado que ya no tendrán prestaciones y que tienen que firmar su baja de la Policía antes de incorporarse a la Guardia.
Itxaro Arteta
4 de julio, 2019
Comparte

En el Centro de Mando de la Policía Federal, en la capital del país, las gradas de la pista de atletismo se han convertido en “cama” para cientos de elementos a los que han hecho venir para presentar las pruebas para la Guardia Nacional, pero a los que no les dan ni hospedaje ni comida.

Se ven maletas y cartones, además de alguna cubeta, con la que acarrean agua para bañarse, porque ya no hay regaderas móviles, como antes de este gobierno.

Más allá, el estacionamiento de camionetas se ha vuelto también refugio, ya que buscan alguna a la que se le pueda abrir la puerta para pasar la noche dentro y evitar la lluvia y el frío de los últimos días en la ciudad. Al fondo, permanece cerrado el hotel que se había construido hace dos sexenios para los que venían de otros estados a un trámite o para ser desplegados en otro lado.

Este tipo de condiciones son las que llevaron a que los policías no aguantaran más y este miércoles hicieran paro y tomaran el control de las entradas y salidas de este cuartel, conocido como CONTEL, sus familiares cerraran la circulación de Periférico, donde se ubica, y de otras oficinas de la corporación.

Lee: No es una causa justa, no se está despidiendo a ningún policía federal: AMLO sobre protestas

Policías Federales duermen en la gradas de la pista de atletismo de CONTEL. Foto: Itxaro Arteta

El policía tercero Noriega cuenta a Animal Político que lleva más de un mes en esa situación. Vino de Veracruz para hacer las pruebas de la Guardia Nacional, pero se las pospusieron, luego otra vez y otra, hasta que después de 25 días que se las aplicaron, las pasó, y ahora está en espera de tomar el curso de siete semanas. Él ni siquiera está convencido de ser Guardia, pero sus jefes le dijeron que si no, sería dado de baja.

Mientras, está en el cuartel durmiendo sobre el cemento de las gradas, consiguiendo agua en cubetas o buscando compañeros que sí sean de la ciudad y le permitan ir a asearse. Para ir al baño, solo hay dos en las oficinas centrales o en el comedor, pero varios elementos se quejan de que están muy sucios ante el uso de las más de mil personas que están aquí concentradas y porque les dijeron que hay poco personal de limpieza por falta de recursos.

Otros elementos buscan refugio para la noche en los propios autobuses de pasajeros en los que se trasladan entre plazas. Y en casos extremos, están durmiendo debajo de unas pocas cajas de tráiler que también hay en el estacionamiento, usando cartones para acostarse, aunque la lluvia ha complicado todo en esa área, que entre ellos llaman “el polvorín” porque no está pavimentado y siempre está lleno de tierra, ahora convertida en lodo y encharcamientos.

Si acaso, pagan de su bolsa algún hotelito cercano para descansar y la comida del comedor se las cobran en 70 pesos, denuncian, mientras que los desplegados en los estados también están pasando carencias de alimentación, hospedaje y vestimenta, ya que aseguran que les han dado uniformes de mala calidad y de tallas inadecuadas. Y ahora tienen que hacer estos gastos tras sufrir una reducción de su bono de operatividad, lo que reciben por el riesgo de estar desplegados, que era de 9,800 pesos al mes y se les redujo a 7,200, y fueron informados de que al incorporarse a la Guardia Nacional ya no lo tendrán.

Leer: Policías pedirán amparo para mantener prestaciones aunque los envíen a la Guardia Nacional

Un policía tercero muestra su recibo de pago: 9 mil 585 pesos, pero que sin las deducciones de Impuesto sobre la Renta, seguro de vida FOVISSSTE, seguro de salud, de retiro y un préstamo que está pagando, le queda en 2 mil 839 pesos a la quincena. Por esta razón, los agentes defienden que el bono es lo que realmente les da de comer a ellos y a sus familias.

Aunque los policías llevan semanas denunciando que sus superiores les han comunicado que ya no tendrán prestaciones y que tienen que firmar su baja de la Policía antes de incorporarse a la Guardia, con lo que perderían antigüedad, y si no de todos modos serán dados de baja, el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, aseguró en una conferencia de prensa que nadie será despedido y que sus prestaciones no solo se mantendrán, sino que incluso mejorarán hasta homologarse con las que tienen el Ejército y la Marina.

Policías Federales que vienen de fuera con sus maletas en las gradas, ante la falta de instalaciones u hoteles para quedarse. Foto: Itxaro Arteta

La presentación de la Guardia fue un montaje, aseguran

El domingo pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador puso en marcha oficialmente a la Guardia Nacional con un acto en Campo Marte en el que tomó protesta y pasó revista a 10 mil de los 70 mil elementos que la integran, según se informó.

Pero entre esos 10 mil había algunos que todavía no están certificados o ni siquiera fueron considerados aptos para el nuevo cuerpo. José Luis López, policía tercero, fue uno de ellos.

“Yo no estoy certificado y me uniformaron, yo estuve en la ceremonia”, cuenta.

“Y uniformarse sin ser Guardia es prácticamente usurpación de funciones”, señala otro.

Al preguntar en un grupo de policías quienes fueron a la ceremonia, muchos levantan la mano, aunque este miércoles estaban de nuevo en el cuartel de Policía Federal. Muestran fotos de fornituras para portar el arma que les dieron, ya rotas porque no eran nuevas.

En el estacionamiento de CONTEL hay cientos de camionetas. Algunas tienen un 11 en el número de placa que según explica un elemento, indica que son de 2011, y ocho años después siguen en uso. Otras tienen un letrero pegado en el parabrisas que indica que están fuera de mantenimiento. Y unas más anuncian que pasarán a ser unidades de la Guardia Nacional. Los policías señalan que en ese depósito hay unidades dañadas y hasta baleadas, que solo las van a pintar, y se preguntan si las van a presentar como unidades recién compradas con el presupuesto del nuevo cuerpo.

Los Policías desconfían del proyecto de Guardia del presidente López Obrador y sienten que hay una revancha política contra ellos por un tema político, ya que fueron creados por el expresidente Felipe Calderón.

“A nosotros nos ve como panistas; a los de Gendarmería (creada por Enrique Peña Nieto) como priistas. Pero hasta diría que aquí la mayoría votó por él… ¿O no compañeros?”, pregunta uno, a lo que muchos contestan afirmativamente.

Una camioneta dentro del estacionamiento de CONTEL usada para dormir. Foto: Itxaro Arteta.

¿Por qué surgió una protesta de esta dimensión?

La conformación de la Guardia Nacional fue el detonante de la inconformidad de la Policía Federal. Aunque los elementos consideran que el gobierno pasado de Enrique Peña Nieto los abandonó, consideran que López Obrador ha ido más allá y los ha humillado al hablar de ellos como si todos fueran delincuentes, una corporación podrida, y que ni él ni Durazo se han parado en el Centro de Mando a dar la cara, como sí se han acercado a los militares.

Paradójicamente, que tantos elementos hayan sido llamados a la capital para hacer las pruebas de la Guardia, también provocó que haya una concentración de más de dos mil policías en CONTEL, lo que les dio fuerza para tomar control de las instalaciones, aunque todos están desarmados al no estar en un despliegue.

Los policías negociaron este miércoles un pliego petitorio de nueve puntos que durante el día tuvo algunos ajustes, pero casi todo era contra medidas relacionadas con la Guardia:

-Información insuficiente sobre el proceso de transferencia de policías a Guardia Nacional. Aunque Durazo aseguró en su conferencia de prensa en la sede de la Secretaría que el problema que llevó a las protestas fue la desinformación, los policías en CONTEL —a donde exigían que acudiera a dialogar— se quejaron de que no hay claridad porque ni siquiera les han dicho cuál es el sueldo como Guardia.

-Respeto al mando civil en la Guardia Nacional. “No a los militares, sí a los policías”, fue una de las consignas repetidas todo el día de manifestación; incluso cuando pasaba un compañero con alguna mochila o prenda verde militar todos gritaban bromeando que lo sacaran por ser “guacho”. Fueron insistentes en que habían decidido ser policías y no soldados, porque ellos son para seguridad y proximidad con la ciudadanía, y son quienes están capacitados para detener delincuentes y ponerlos a disposición de un Ministerio Público, a diferencia de los soldados.

Un policía de Sinaloa contó a Animal Político que ya le ha tocado trabajar con militares y que ya saben que todo el trabajo de papeleo lo van a tener que hacer ellos, porque los soldados ni siquiera saben cómo o no quieren dedicar tiempo al proceso que implica después una detención.

-No discriminación por sobrepeso, enfermedades o tatuajes. Un policía contó que entró hace siete años a la corporación, sano, pero hace tres le diagnosticaron “síndrome metabólico”. Aunque ha pasado sus pruebas en la PF, eso lo vuelve “no apto” en los criterios de la nueva Guardia, por lo que no sabe qué va a pasar con él. Otros denunciaron que por un kilo de más o un mínimo porcentaje de masa muscular en exceso fueron rechazados, cuando la comida que les dan suele ser de carnes y grasas, y no les ofrecieron una estrategia para mejorar su condición física, por lo que denuncian discriminación.

Otros mostraban cicatrices de heridas de bala o explicaban las enfermedades que han adquirido por su labor, ya que la mayoría lleva alrededor de 10 años sirviendo como policías.

Además exigieron que no sean militares quienes los dictaminen, o que los soldados vayan a presentar pruebas ante la Policía, que tiene sus propios estándares. Reclamaron que también se dé a conocer cuántos militares están reprobando los exámenes para la Guardia, porque tienen rumores por conocidos que están en el Ejército de que también hay muchos reprobados.

Sin embargo, por la noche el presidente reiteró que por problemas de salud y conductas inadecuadas, no todos los policías pueden ser guardias, y descalificó la protesta al asegurar que no tienen razones reales para estas acciones.

-Que se respete la antigüedad y los grados. “Esto no puede ser borrón y cuenta nueva. Para nosotros no puede ser así, por ellos”, declaró un elemento señalando los memoriales que hay en CONTEL a compañeros caídos.

-Que no se obligue a nadie a pasar a la Guardia Nacional. Establecer un tabulador para las liquidaciones. Muchos policías no quieren pasar a ser parte del nuevo cuerpo, pero temen que si no aceptan, solo sean dados de baja. Un elemento que tomó el micrófono durante la protesta señaló que por ley solo les darían 6 mil pesos por año trabajado en caso de retirarse, lo cual no les parece justo, para lo cual exigen que se establezcan tabuladores negociados de indemnizaciones y liquidaciones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La novela escrita hace 100 años que retrata la vida en cuarentena de 2020

En 1909, E.M. Forster escribió una asombrosa novela corta con un relato que parece actual en muchos aspectos, escribe el editor de arte de la BBC Will Gompertz.
5 de julio, 2020
Comparte

Mi esposa estaba escuchando un programa de radio el otro día y oyó a un hombre hablar sobre inteligencia artificial.

Mencionó una novela corta de ciencia ficción escrita por E.M. Forster llamada The machine stops (“La máquina se detiene”), publicada en 1909, y dijo que era profética.

Nosotros no sabíamos de su existencia. Sinceramente, no teníamos a Forster por un novelista de ciencia ficción, más bien lo recordamos por las adaptaciones al cine de la productora Merchant Ivory protagonizadas por Helena Bonham Carter y sus elegantes vestidos victorianos.

Compramos un ejemplar.

“¡DIOS MÍO!”, como no hubiera dicho Forster.

“La máquina se detiene” no es simplemente profética; es una increíble, impactante y asombrosamente precisa descripción literaria de la vida en cuarentena en 2020.

Si se hubiera escrito hoy, seguiría siendo excelente; el hecho de que haya sido escrita hace más de un siglo la hace sorprendente.

"La máquina se detiene" fue publicada en 1909 y fue reeditada en 2013, más de un siglo después de su lanzamiento, lo cual refleja su calidad duradera.

WLC PUBLISHIN
“La máquina se detiene” fue publicada en 1909 y fue reeditada en 2013, más de un siglo después de su lanzamiento, lo cual refleja su calidad duradera.

El breve relato se desarrolla en lo que debió de ser un mundo futurista para Forster, pero no lo será para ti.

Las personas vivían solas en casas idénticas (globalización) en donde escogían el aislamiento (él usa esa palabra), enviaban mensajes por correo neumático (una especie de email o WhatsApp) y chateaban en internet a través de una interfaz de video increíblemente similar a Zoom o Skype.

El burdo sistema de encuentros públicos había sido abandonado hacía mucho tiempo”, junto con el contacto con extraños (“la costumbre se había vuelto obsoleta”), ahora prohibido en una nueva civilización en la que los humanos viven en células bajo tierra con computadoras tipo Alexa al servicio de todos sus caprichos.

Si ya suena espeluznantemente cercano como para causarte preocupación, no te tranquilizará saber que los miembros de esta sociedad conocen a miles de personas a través de redes sociales controladas por máquinas que alientan a los usuarios a recibir e impartir las ideas de otros.

“En cierto sentido, las relaciones humanas habían avanzado enormemente”, escribe con ironía el visionario autor, antes de añadir:

“Pero la humanidad, en su búsqueda del bienestar material, había ido demasiado lejos. Habían explotado en exceso las riquezas de la naturaleza, y el progreso había llegado a significar el progreso de la máquina”.

FOTO 3- FORSTER EN 1924.

Hulton-Deutsch Collection/ Corbis via Getty Images
E.M. Forster comenzó a escribir ficción en el King’s College de Cambridge, donde primero estudió Literatura Clásica y luego Historia (1897-1901).

No se me pasa por alto que estás leyendo esto en internet, en un dispositivo artificial sobre el cual todavía creemos que ejercemos dominio. No por mucho tiempo, según la historia de Forster ni, sospecho, según algunos de los cerebritos detrás de la inteligencia artificial de hoy día.

Estamos en el territorio de monstruoso de Frankenstein, otra advertencia literaria que probablemente no deberíamos ignorar.

No hay una manifestación física aterradora similar en Forster que indique que la ciencia va mal en “La máquina se detiene” (el título lo dice todo), pero eso la hace todavía más inquietante.

Los dos protagonistas de la historia, Vashti y su hijo Kuno, son gente normal, como tú o yo. Ella vive en el hemisferio sur, él vive en el norte.

Kuno quiere que su madre le visite. Ella no está dispuesta.

“¡Pero puedo verte!”, exclama ella. “¿Qué más quieres?”

“Quiero verte, pero no a través de la Máquina”, dice Kuno. “Quiero hablar contigo, y no a través de la fastidiosa Máquina”.

“¡Ay, cállate!”, dice su madre, vagamente sorprendida. “No deberías decir nada contra la Máquina”.

Yvonne Mitchell

BBC
Yvonne Mitchell interpretó el papel de la madre, Vashti, en esta adaptación televisiva de 1966 de The machine stops (“La máquina se detiene”), como parte de una serie de ciencia ficción de la BBC llamada Out of the unknown (“Fuera de lo desconocido”).

Ella prefiere el distanciamiento social y dar su conferencia en internet sobre Música Durante el Período Australiano a una audiencia invisible en el sillón de sus casas que acumula información histórica abstracta sin relevancia alguna para sus vidas subterráneas reales, más allá de ser una distracción ilusoria de su vacía existencia (no muy diferente a los cursos durante el confinamiento, tal vez).

No diré nada más sobre lo que ocurre – es una historia muy corta que leerás en menos de una hora – salvo mencionar que es, básicamente, una versión en la era de las máquinas de la Alegoría de la Caverna de Platón.

En la Caverna de Platón hay dos grupos de filósofos que están separados por un muro, pero en un acalorado debate.

CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DEL MUSEO BRITÁNICO
En la Caverna de Platón hay dos grupos de filósofos que están separados por un muro, pero en un acalorado debate.

La Máquina (internet, para nosotros) es la cueva solitaria, sin aire y sin sol en la que existimos, la información que imparten las sombras en la pared.

E.M. Forster publicó el cuento entre A room with a view (“Una habitación con vistas”, 1908) y Howard’s End (“La mansión, 1910), dos novelas en las que explora temas filosóficos similares en torno a mundos internos y externos, verdad y pretensión.

“La máquina se detiene” apareció por primera vez en la revista británica Oxford and Cambridge Review el mismo año en que Filippo Tommaso Marinetti publicó su furioso “Manifiesto futurista” en el periódico Le Figaro.

El poeta italiano argumentó lo opuesto a la parábola profética de Forster.

Marinetti abrazó a la máquina, argumentando que un automóvil veloz era mucho más hermoso que una escultura griega antigua. El pasado era un peso muerto que necesitaba ser destruido para dar paso al futuro.

Aunque el "Manifiesto futurista" de Filippo Tommaso Marinetti también se publicó en 1909, celebró la maquinaria como una fuerza para el bien, a diferencia de Forster

Getty Images
Aunque el “Manifiesto futurista” de Filippo Tommaso Marinetti también se publicó en 1909, celebró la maquinaria como una fuerza para el bien, a diferencia de Forster

Le habría caído bien Vashti, quien, cuando viajaba en una aeronave para ver a Kuno, bajaba la persiana sobre Grecia porque ese no era el lugar para encontrar ideas: una broma irónica de Forster, dado que la idea para su cuento, vino de la Atenas de Platón.

Eso es todo en cuanto a bromas en una novela donde realmente no existen cosas como la comunidad o la experiencia directa, y es imposible alejarse del constante zumbido de la máquina sin pedirle al Comité Central un permiso para salir al exterior.

En ese momento, te colocas un respirador y te aventuras en el mundo real.

Como dijo el hombre de la radio, es profética. Y muy, muy buena.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qKGT8_94Sjk

https://www.youtube.com/watch?v=GBKVVMpGtnc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.