Después de cuatro años de conflicto, gobierno dialoga con yaquis sobre gasoducto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Después de cuatro años de conflicto, gobierno dialoga con yaquis sobre gasoducto

Pueblos de la nación yaqui, en Sonora, se encuentran a favor y en contra de la construcción de un gasoducto de la empresa IEnova.
29 de julio, 2019
Comparte

Tras cuatro años de conflicto, el subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, se reunió con las autoridades de siete de los ocho pueblos de la nación yaqui, en Sonora, que se encuentran a favor y en contra de la construcción de un gasoducto de la empresa IEnova, filial de la estadounidense Sempra Energy.

Se trata de la primera vez que un funcionario federal se reúne a dialogar con ellos, luego de una serie de actos de violencia que tuvieron su momento más álgido el 21 de octubre de 2016, cuando un grupo de pobladores de Loma de Bácum, los principales opositores de la obra, trataron de deponer a sus  autoridades tradicionales para nombrar a otras dispuestas a aprobar la obra.

“Me reuní con siete de ocho gobernadores y fue para abrir la puerta de diálogo con el gobierno federal, sin la premisa de la coacción, las amenazas, el cumplimiento de órdenes de aprehensión, como se hacía antes para que ellos accedieran a una serie de demandas no solo del gobierno sino también de la empresa IEnova”, dijo el subsecretario en entrevista con Animal Político.

“Ahora logramos mantener una mesa de gobernabilidad y vamos a regresar el 18 de agosto con propuestas”, aseguró Peralta.

Peralta tuvo dos diferentes reuniones. Primero dialogó con las autoridades tradicionales y la comunidad de Loma de Bácum, y luego acudió a Vícam, para dialogar con los yaquis  que están a favor del gasoducto.

En el caso de Loma de Bácum sus autoridades dejaron claro que no quieren el gasoducto porque, de concretarse, pasaría por sus tierras.

Entrevistado por Animal Político, el secretario del gobierno tradicional de Loma de Bácum, Martín Valencia, aseguró que los pobladores no tienen confianza ya en las promesas del gobierno, porque les deben muchas cosas, entre ellas el agua, lo cual se lo expusieron al subsecretario Peralta.

Valencia recordó que cuando Lázaro Cárdenas fue presidente se emitió un decreto para dotar del líquido a la nación yaqui, pero no se ha hecho efectivo. “Para empezar a dialogar, tendríamos que ver una propuesta de cómo se van a resolver esos temas rezagados”.

Dijo también que los yaquis no se oponen al desarrollo, “pero hemos tenido muchas invasiones: la carretera, los ferrocarriles, los ductos de Pemex, las minas y ninguna de esas obras nos han traído desarrollo, al contrario”.

Para rematar Valencia aseguró que el mejor desarrollo lo pueden proponer las mismas comunidades, “la tropa, ellos son los que saben qué necesitan, no las empresas que vienen de fuera. Nosotros hemos muchas propuestas, pero no las toman en cuenta, ni nos responden sobre ellas”.

Contó que incluso han enviado al gobierno una opción para terminar el gasoducto. La propuesta es una especie de plan C.

“Les propusimos llevarse el gasoducto a Ciudad Obregón, al parque industrial, así no afectan a la nación yaqui. Ya buscaron la forma de no afectar a Guaymas, a Cajeme, a Hermosillo. Después de atravesar los pueblos yaquis, el trazo del gasoducto hace un giro de 180 grados y le da la vuelta a Hermosillo a 30 kilómetros de distancia. ¿Y nosotros? ¿No merecemos lo mismo? La propuesta ahí está. Si el gasoducto está parado es por la necedad de la empresa y del gobierno, no por nosotros”.

A manera de contexto

El Gasoducto Guaymas-El Oro medirá 330 kilómetros. 18 kilómetros atravesarían el territorio de la comunidad de Loma de Bácum. Este proyecto forma parte de uno más grande, el Gasoducto Sonora, de 835 kilómetros, que considera la construcción de otro tramo, Guaymas-El Sasabe, de 505 kilómetros.

En el informe oficial de la obra, la empresa IEnova señaló como la fecha de arranque del proyecto el 25 de junio de 2012 y su conclusión, el primero de agosto de 2016.

El plan, sin embargo, no ha podido concretarse, a decir de la compañía y el gobierno estatal, por culpa de la oposición de los pobladores de Loma de Bácum, quienes mantienen conflicto con sus vecinos que empezó a crecer en 2015, cuando los señalaron en medios como los opositores al desarrollo de la nación Yaqui.

El problema, sin embargo, a decir de Martín Valencia, secretario de la autoridad tradicional de Loma de Bácum, es que las autoridades estatales han tratado de imponer autoridades tradicionales paralelas en los ocho pueblos yaquis.

“Compraron a cinco personas, les dieron 7.5 millones de pesos. Se los llevaron a negociar a hoteles y restaurantes, a espaldas de la tropa, que en realidad no está de acuerdo con el proyecto. Pero la gente no quiere una bomba de tiempo bajo sus tierras”.

Raquel Padilla, investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y especializada en historia cultural del pueblo yaqui, confirmó que la compra de aliados ha sido desde hace mucho tiempo la estrategia del gobierno federal y estatal para imponer sus proyectos.

“El gobierno crea lo que se llama autoridades duales para poder negociar con ellos, inventa otro cuadro de autoridades, para saltarse las negociaciones con un gobierno legítimo y tradicional, cuando éste no está de acuerdo con sus planes”.

Por ejemplo, hay autoridades duales en las comunidades de Vícam y Potán. El resto de los pueblos son muy pequeños y no tienen gente suficiente ni para crear un doble gobierno. En Loma de Guamúchil, sin embargo, que es un pueblo grande se ha presentado el derrocamiento de autoridades, sin respetar los usos y costumbres.

Doble reunión

Después de reunirse con los habitantes de Loma de Bácum, el subsecretario Ricardo Peralta acudió a Vícam, a reunirse con quienes están a favor del gasoducto.

“Ambas reuniones fueron en las guardias tradicionales, no se hicieron en otro lugar, y fue con todos los gobernadores, con toda la autoridad del pueblo, con los capitanes, los secretarios y con la tropa”, aseguró el funcionario.

Peralta dijo que sabe que las comunidades tienen un fuerte conflicto, sobre todo a raíz de los acontecimientos de octubre de 2016. “Vamos a respetar los usos y costumbres, pero también el principio del respeto a la ley, y en este caso el de cumplir con los acuerdos que se hicieron con las distintas empresas que han invertido. Estamos en el supuesto de resolver, pero no vamos a actuar por la fuerza, lo haremos a través del diálogo y estamos seguros que lograremos convencer a las partes”.

Respecto al problema de las autoridades duales impulsadas por el gobierno estatal para imponer proyectos, el funcionario señaló que el gobierno federal deberá tratar con ambos grupos e  intentará restablecer la relación rota entre los pueblos yaquis.

Pero agregó que deberá ser Diana Álvarez, subsecretaría de Asuntos Indígenas y Religiosos de la Segob, junto con el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), los que tendrían que revisar quiénes son realmente las autoridades legítimas en cada comunidad.

Cuestionado sobre si van a considerar la propuesta del pueblo de Loma de Bácum de desviar la obra, Peralta afirmó que se van a tomar en cuenta todas las que resulten viables.

“Lo que ellos proponen se llevará a discusión, a un análisis y lo que resulte más justo, menos oneroso y más viable, por eso se optará”.

De la demanda de tener agua suficiente y de llevarles los servicios que hacen falta, el funcionario señaló que a la siguiente reunión del 18 de agosto llegarán con varias propuestas sobre el gasoducto y sobre cómo resolver el conflicto, “y veremos la posibilidad de que el pueblo yaqui, en cumplimiento y la mitigación de esto, tenga un beneficio social con recuperación de espacio público, de beneficios de infraestructura eléctrica, drenaje y agua potable”.

Anabela Carrión, abogada del pueblo yaqui de Loma de Bácum, dice que por ahora han aceptado seguir el diálogo con el gobierno federal, pero “le entregamos un comunicado muy preciso donde le pedimos que respeten la libre determinación de nuestro pueblo de que el gasoducto no pase cerca de nosotros”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Afganistán: al menos 60 muertos en ataques con explosivos y tiroteos en las afueras del aeropuerto de Kabul

El atentado ocurrió cerca de una de las entradas del aeropuerto. Más temprano, tanto Estados Unidos como Reino Unido habían advertido de la posibilidad de un ataque.
26 de agosto, 2021
Comparte

Decenas de personas, entre ellas mujeres y niños, murieron este jueves en un ataque suicida con explosivos en las afueras del aeropuerto Hamid Karzai de Kabul.

Se habla de personas heridas que están siendo evacuadas del lugar hasta en carretillas. También se reportaron tiroteos y otra explosión en un hotel cercano al aeropuerto.

Un funcionario de Salud le confirmó a la BBC que el balance de muertos es de al menos 60 personas y que hay 140 heridos.

“El Emirato Islámico condena de forma contundente los ataques que tienen como objetivo a civiles en el aeropuerto de Kabul”, dijo en un tuit Zabihullah Mujahid, portavoz del Talibán, que ya está en control del país, pero no del aeropuerto, aún bajo el mando de Estados Unidos durante la desesperada misión de evacuación de los últimos días.

Las explosiones “tuvieron lugar en un área donde las fuerzas de Estados Unidos son responsables de la seguridad”, precisó Mujahid.

El Pentágono estadounidense confirmó los ataques y los definió como una operación “compleja”.

Corresponsales de la BBC indicaron que el atentado ocurrió cerca de la entrada Abbey Gate, la cual es resguardada por fuerzas estadounidenses y británicas.

“Podemos confirmar que la explosión en esa puerta fue el resultado de un ataque complejo que provocó víctimas civiles y de soldados estadounidenses”, dijo el portavoz del Pentágono, John Kirby. Medios estadounidenses hablan de 10 militares muertos.

“También podemos confirmar al menos otra explosión cerca o en el mismo Hotel Baron, a poca distancia de la puerta Abbey”, agregó.

Miles de personas se han agolpado en los últimos días cerca del aeropuerto buscando salir del país antes del 31 de agosto, fecha en la que vence el plazo de retirada definitiva de tropas de Estados Unidos tras 20 años de presencia en el país que coincide con la recuperación de poder por parte del Talibán, el enemigo que regresa al poder y al que derrotó hace dos décadas.

Aunque el lugar es controlado por fuerzas estadounidenses, el perímetro del aeropuerto está bajo control de los talibanes.

Afganos muestran credenciales en el aeropuerto para tratar de salir del país.

Este jueves tanto Estados Unidos como Reino Unido habían elevado el nivel de alerta en el lugar diciendo que habían recibido informes sobre un posible ataque asociado a Estado Islámico, otro grupo islamista radical pero rival del Talibán.

“Videos compartidos en internet muestran pilas de cuerpos, por lo que podemos anticipar que la cifra de víctimas sea alta”, dijo el corresponsal de la BBC en Kabul, Secunder Kermani.

Mapa

Demasiado desesperados como para acatar los avisos

Por Secunder Kermani, corresponsal de la BBC en Kabul

A pesar de los avisos de un inminente ataque, había muchas personas en el lugar del ataque, a las afueras del aeropuerto.

La gente está en una situación de desesperación tal que no va a prestar atención a este tipo de alertas. Escucha muchos rumores y sólo se enfocan en salir el país.

Y ya han sufrido mucho para llegar a este punto. Muchos ha acampado durante días en condiciones precarias. Lo que para ellos parecía una amenaza vaga o hipotética al inicio del día no fue suficiente para alejarlos del aeropuerto.


“Cuerpos arrojados a un canal”

Un testigo en el lugar de la explosión le dijo a un periodista que la explosión fue “realmente potente”.

“Donde estábamos hubo de repente una explosión”, dijo el hombre en un video compartido por la agencia Reuters.

Dijo que vio “al menos de 400 a 500 personas” en el área y que observó “fuerzas extranjeras” entre las víctimas.

“Llevamos a los heridos en camillas. Mis ropas están completamente cubiertas de sangre”.

“Hay cuerpos que han sido arrojados a un canal cercano”, dijo Milad, también presente en el lugar del ataque, a la agencia AFP.

“Cuando la gente escuchó la explosión hubo un pánico total. El Talibán entonces empezó a disparar al aire para dispersar a la gente presente en la puerta”, añadió.

“Vi a un hombre correr con un bebé herido en sus brazos”


Un ataque previsto

Por Frank Gardner, Corresponsal de Seguridad de la BBC

El ataque fue una combinación de tiroteos y de explosivos, lo que es una clásica táctica de insurgencia.

Así han sido muchos de los ataques en zonas urbanas que han ocurrido en Afganistán en los meses y años recientes, generalmente con un atacante suicida detonando la explosión.

Esto es exactamente lo que los servicios de inteligencia estaban avisando que iba a suceder.


Mapa de Kabul

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6X6MQcydovo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.