La Estafa Maestra: la mano derecha de Rosario Robles, Emilio Zebadúa, enfrenta denuncia penal
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

La Estafa Maestra: la mano derecha de Rosario Robles, Emilio Zebadúa, enfrenta denuncia penal

A Zebadúa, uno de los funcionarios de mayor rango en la Sedatu durante la gestión de Rosario Robles, se le señala como presunto responsable por el desvío en 2016 de 185 millones de pesos.
Cuartoscuro Archivo
Por Nayeli Roldán y Manu Ureste
30 de julio, 2019
Comparte

Esta nota la leyeron antes nuestros suscriptores. Suscríbete a Animal Político y lee contenido antes que nadie.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) denunció penalmente a Emilio Zebadúa, mano derecha y uno de los funcionarios de mayor rango en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) durante la gestión de Rosario Robles, acusando su participación en 2016 en el presunto desvío de 185 millones de pesos de la dependencia, que terminaron en empresas ilegales.

Como parte de la denuncia penal presentada en octubre de 2018 ante la entonces Procuraduría General de la República, la Auditoría concluyó que Zebadúa, como Oficial Mayor de la dependencia, y dos de sus subalternos, entregaron de manera irregular recursos públicos a la Universidad Politécnica Francisco I. Madero, que no cumplió con los servicios previstos en un convenio firmado en enero de 2016.

Lee más: Hacienda indaga a 50 empresas y servidores públicos implicados en La Estafa Maestra

El dictamen técnico que la Auditoría entregó a la Procuraduría —obtenido por Animal Político— señala que Zebadúa “omitió supervisar y evaluar que se cumplieran con las disposiciones jurídicas aplicables a su competencia y consecuentemente autorizó el ejercicio de los recursos de la Secretaría para los convenios suscritos con Universidades públicas y entes públicos estatales”.

Durante 2016, la Sedatu firmó convenios con universidades como la Politécnica de Francisco I. Madero para la implementación de proyectos y acciones en materia de ordenamiento territorial, desarrollo regional, urbano y metropolitano por 185 millones 839 mil pesos, pese a que la institución no tenía la capacidad técnica, material y humana para cumplir.

Por ello, la universidad subcontrató más del 49% de los servicios, sobrepasando lo permitido legalmente. Tampoco pudo acreditar que las empresas contratadas Contabilidad y Soluciones INNER, S.A. de C.V. y Asesores Contables Administrativos VICMA, S.A. de C.V. realizaran los trabajos, “quedando en evidencia el desvío de recursos públicos federales a terceras personas y empresas”, expuso la Auditoría.

Primero en Sedesol, luego en Sedatu

Emilo Zebadúa fue el funcionario encargado de administrar los recursos públicos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en 2013 y 2014, cuando se entregaron 2 mil 224 millones de pesos a universidades para supuestos servicios de la Cruzada Nacional contra el Hambre. Al final, los recursos terminaron en empresas ilegales, como reveló la investigación de La Estafa Maestra.

Cuando Rosario Robles dejó la titularidad de la Sedesol y llegó a Sedatu, nombró de nuevo a Zebadúa como Oficial Mayor, y según documentó la Auditoría en la Cuenta Pública de 2016, se repitió el esquema de desvío.

En tanto, los funcionarios que dependían del Oficial Mayor y que también fueron señalados por cometer presuntas irregularidades son Francisco Báez, director general de Programación y Presupuesto; y Humberto René Islas Cortés, director general de Recursos Materiales. Los dos también tuvieron esos cargos en la Sedesol bajo las órdenes de Zebadúa.

Francisco Báez sí enfrentó una acusación penal, pero no fue vinculado a proceso, es decir, el juez determinó que no había elementos para continuar con la acusación. Este funcionario fue un hombre clave en la estructura de la Sedatu, pues se encargó de negociar con la Secretaría de Hacienda la liberación de recursos para saldar los convenios con universidades públicas que supuestamente harían servicios a la dependencia.

Lee más: La Estafa Maestra: Juez ‘perdona’ a exfuncionario de Sedatu que autorizó pagar 185 mdp a Universidad

La Auditoría comprobó que el exfuncionario “autorizó la liberación de recursos públicos federales con cargo al presupuesto de la Sedatu, para pagar los servicios no proporcionados por la Universidad al amparo Primer Convenio Específico número SEDATU/DGAPADNUPFIM/ 33901-03/2016 del 02 febrero de 2016”.

Mientras que Humberto René Islas, que como subalterno de Zebadúa se encargó de la dirección general de Recursos Materiales y firmó siete convenios con distintas universidades tanto en Sedesol como en Sedatu, fue señalado por la Auditoría por “no supervisar la legalidad del Convenio Específico con la Universidad Politécnica “a pesar de que ésta no prestó los servicios”.

Las empresas que supuestamente fueron contratadas por la Universidad Politécnica Francisco I. Madero no fueron localizadas en sus supuestos domicilios y se constató que los recursos que recibió se distribuyeron a diversas empresas y personas físicas, sin que existieran contratos o constancias que justificaran los pagos.

El dictamen técnico entregado a la PGR señala que los comprobantes de servicios que la universidad presentó “coincide en un 98.6% con el entregable generado por el Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco, así como por la Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa (en otros convenios), lo que constituye un plagio de información para justificar la aplicación de los recursos ministrados”.

Más involucrados

La denuncia de hechos fue presentada el 25 de octubre de 2018 por Heladio Ramírez Pineda, director general Jurídico de la ASF ante la PGR, en la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos y Contra la Administración de Justicia, para que “se investigue la posible comisión de conductas ilícitas y la probable responsabilidad de los involucrados señalados”.

En ella también se señala a Armando Saldaña, quien era director General de Ordenamiento Territorial y de Atención a Zonas de Riesgos, por suscribir dicho convenio y recibir “a entera satisfacción los servicios ejecutados”.

Por parte de la universidad también fue señalado el exrector, Juan de Dios Nochebuena, quien firmó y autorizó el convenio. También su secretario administrativo, José Humberto Ángeles Hernández, por adjudicar la mayor parte de los servicios a las empresas Contabilidad y Soluciones INNER y Asesores Contables Administrativos VICMA.

Mientras que el abogado general de la Universidad, Iván Loyola, autorizó los contratos con las empresas y, según la denuncia, pese a no acreditar los servicios le fueron transferidos los recursos. Rosalba Ángeles Delgado también avaló con su firma los contratos y Edna Borbolla Galindo elaboró los estudios de mercado, que fue la base para adjudicar los servicios a las empresas, señala el documento oficial.

La Auditoría presentó 35 documentos que acreditaron “la conducta de constitutiva de la irregularidad”, que incluye oficios de comunicación, convenios, contratos, facturas, entregables y estados de cuenta bancarios de las empresas para que fueran revisados por la Procuraduría y permitiera continuar la investigación para que determinara la probable comisión de delitos cometidos por parte de los funcionarios mencionados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mujer de 90 años muere tras infectarse simultáneamente con dos variantes de COVID

Las infecciones coincidentes con dos tipos de SARS-CoV-2 son raras pero pueden ocurrir, particularmente en personas que no están vacunadas, advierten los expertos.
12 de julio, 2021
Comparte

Es posible contagiarse con dos variantes de SARS-CoV-2 al mismo tiempo, advierten los expertos después de ver una doble infección en una mujer de 90 años.

La mujer, que murió en marzo de 2021 en Bélgica, no había sido vacunada.

Se había infectado con las variantes alfa y beta del coronavirus, que fueron identificados por primera vez en Reino Unido y Sudáfrica.

Sus médicos sospechan que las contrajo de dos personas diferentes.

Creen que es el primer caso documentado de este tipo y también que, aunque es raro, se están produciendo infecciones duales similares.

El caso se está discutiendo en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas de este año.

En enero de 2021, un grupo de científicos de Brasil informó que dos personas habían sido infectadas simultáneamente con dos tipos de coronavirus, uno de ellos de la “variante preocupante” —las nuevas versiones más preocupantes del coronavirus que están rastreando los expertos— llamada gamma.

Mientras tanto, investigadores de Portugal trataron recientemente a un joven de 17 años que parecía haber contraído una segunda variante de la Sars-CoV-2 mientras aún se recuperaba de una infección de covid-19 preexistente distinta.

La mujer de 90 años, que estaba infectada con las dos variantes preocupantes había sido ingresada en el hospital después de experimentar caídas, pero luego los síntomas respiratorios que presentaba empeoraron.

Versiones diferentes y simultáneas

Las pruebas de laboratorio de las muestras tomadas cuando fue admitida en el centro de salud revelaron que tenía covid-19, causado por dos versiones diferentes, y simultáneas, de mutaciones del virus pandémico: alfa y beta.

modelos de virus de covid

Getty Images

La investigadora principal, la doctora Anne Vankeerberghen, del hospital OLV en Aalst, situado en Bélgica, dijo: “Ambas variantes circulaban en Bélgica en ese momento, por lo que es probable que la mujer estuviera coinfectada con distintos virus procedentes de dos personas diferentes. Desafortunadamente, no sabemos cómo se infectó”.

“Era una señora que vivía sola, pero tenía muchos ayudantes que venían para cuidarla”.

“Es difícil decir si la coinfección de las dos variantes preocupantes jugó un papel en el rápido deterioro de la paciente”, indicó.

Los virus evolucionan constantemente al mutar a medida que se replican. Esto crea nuevas versiones o variantes.

El virus de covid-19 ha experimentado algunos cambios importantes que pueden darle una ventaja, por ejemplo, al aumentar su capacidad para replicarse o esquivar a parte de la inmunidad que hemos adquirido por la vacuna o por una infección pasada.

Los cambios más importantes están siendo monitoreados de cerca por científicos y se denominan variantes preocupantes.

Una de ellas, la delta, ha llegado al menos a 96 países y en varios de ellos es la predominante.

Los expertos confían en que las vacunas existentes ofrezcan una buena protección contra esta.

Los científicos están diseñando nuevas vacunas contra la covid-19 que podrían adaptarse aún mejor a las nuevas variantes y por tanto usarse como refuerzos.

El profesor Lawrence Young, experto en virología de la Universidad de Warwick, señala que “la detección de dos variantes preocupantes dominantes en una sola persona no es una sorpresa: estas podrían haber sido transmitidas por una sola persona infectada o a través del contacto con múltiples personas infectadas.”

Agregó que se necesitan más estudios para determinar si tales infecciones comprometen de alguna manera la eficacia de la vacunación o vuelven la infección más grave.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.