Las claves de por qué el sargazo se ha convertido en la epidemia del Mar Caribe
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Las claves de por qué el sargazo se ha convertido en la epidemia del Mar Caribe

Ambientalistas, biólogos, oceanógrafos y autoridades de Medio Ambiente respondieron algunas de las principales preguntas sobre el surgimiento masivo del sargazo.
Cuartoscuro
22 de julio, 2019
Comparte

Este 2019, la macroalga conocida como sargazo se ha convertido en un problema ambiental grave para los 32 países que integran toda la región del Caribe, incluyendo las costas de Cancún y de la Riviera Maya, en México. 

Imágenes de verdaderas montañas de sargazo acumulado en las habituales paradisiacas playas del caribe mexicano circulan a diario por las redes sociales y medios de comunicación, generando un gran impacto en Quintana Roo, estado que emplea a 450 mil personas gracias al turismo nacional e internacional que llega a sus costas. 

Ahora bien, ¿es un problema ambiental grave? 

De acuerdo con lo dicho por el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante una visita a Tulum el pasado 24 de junio, no lo parece. 

“Vamos a seguir apoyando con el asunto del sargazo. No he hablado mucho de eso, porque no considero que, como algunos sostienen, sea gravísimo”, dijo el mandatario, quien también aseguró que el problema del sargazo fue “heredado” por el anterior Ejecutivo y que éste se había “magnificado para cuestionar al nuevo gobierno”.

Leer: La ‘peste’ del sargazo: un daño mayor que el peor huracán para la Riviera Maya

Sin embargo, ambientalistas, oceanógrafos, hidrobiólogos, consultores ambientales y autoridades estatales de medio ambiente, entrevistadas por Animal Político, coinciden en señalar que, a pesar del dicho del presidente, México está ante uno de los problemas ambientales más grandes de su historia moderna, para el que aún no hay un plan a largo plazo para enfrentarlo, más allá de las labores cotidianas de limpieza y contención.

Aquí te presentamos algunas de las claves que explican el surgimiento masivo de esta alga:

¿Es un fenómeno nuevo?

Este 2019 se produjo un aumento en la llegada de sargazo a las aguas del caribe mexicano. De acuerdo con la Secretaría estatal de Turismo de Quintana Roo, para finales de este año se espera recolectar hasta un millón de toneladas de esta alga; un 100% más que las 500 mil toneladas que se recogieron el año pasado. 

La presencia de sargazo en las playas del caribe mexicano ha existido desde décadas atrás, aunque la primera gran crisis reciente se produjo en 2015. 

¿De dónde viene el sargazo?

Esta es una de las preguntas más habituales. Originalmente, existe un llamado “mar de los sargazos”, al este de la costa de Estados Unidos y al nordeste de las costas de Cuba, por donde Cristóbal Colón navegó en su viaje a América, y en el que, desde hace siglos, flotan enormes bancos de estas algas.  

Sin embargo, en la última década los satélites detectaron que otras enormes manchas de sargazo están emergiendo en el océano Atlántico, pero más al sur: entre las costas de África y de Brasil, frente a la desembocadura del Río Amazonas.

En el primer Encuentro de Alto Nivel para la Atención del Sargazo, que se llevó a cabo el 27 de junio Cancún, Quintana Roo, los especialistas coincidieron en señalar que el sargazo que actualmente afecta a todo el Caribe no proviene del “mar del sargazo”, sino del sur del Atlántico. 

Por ello, se trata de un problema que no solo afecta a Cancún y a la Riviera Maya, en México, sino que las corrientes marinas lo han extendido como una epidemia, afectando a los 32 países que integran la región caribeña, incluyendo a Cuba, Dominicana, Panamá, Jamaica, Colombia, y al sur de la Florida, en Estados Unidos.

“Más que un problema regional, es un problema de todo el Océano Atlántico. Es un problema global”, enfatizó Alejandro Bravo, oceanógrafo. 

¿Por qué surge el sargazo?

No hay una respuesta única a la pregunta de por qué surge el sargazo. Aunque los ambientalistas coinciden en señalar que el aumento de la temperatura de las aguas del mar y el cambio en las corrientes marinas, producto del calentamiento global, más la contaminación de los océanos, están generando las condiciones idóneas para que se desate “una tormenta perfecta”.

Esteban Amaro, hidrobiólogo, consultor ambiental y director de la Red de Monitoreo del Sargazo de Cancún, explicó en entrevista que el sargazo es una alga “oportunista”. Esto significa que absorbe todo a su paso para crecer y multiplicarse. Y ese “todo a su paso” es, básicamente, los nutrientes que deja la contaminación en las aguas del mar, producto del vertido de fertilizantes con alto contenido de nitrógeno, materias orgánicas, y descargas de aguas residuales. 

Verónica Rivera Félix, bióloga de la compañía Grupo Arco, que hace labores de limpieza en las playas públicas de Playa Del Carmen, añadió que en esa contaminación está influyendo la tala masiva de la selva en el Amazonas, en Brasil. 

La vegetación de la selva es la que frena, o filtra, la llegada de contaminantes que fluyen por los ríos y que desembocan en el Atlántico, explicó la bióloga. Al reducirse la vegetación por la tala, la cantidad de nutrientes que llega al océano es cada vez mayor. Y, por lo tanto, también la contaminación y el “alimento” que potencia la reproducción del sargazo.

¿Tiene algo que ver el derrame petrolero de 2010?

En el foro regional del sargazo, Alejandra Valente, especialista de la UNAM, dijo que la Organización Internacional Oceanográfica planteó el año pasado la hipótesis de que el derrame petrolero ocasionado por British Petroleum en el 2010, en el Golfo de México, puede estar relacionado con el surgimiento masivo del sargazo en esta última década.

Aunque aun no hay estudios científicos, el hidrobiólogo Esteban Amaro opina que es una hipótesis factible, ya que un año después del derrame, en 2011, comenzaron a registrar los primeros grandes recales de sargazo. 

“Para limpiar el derrame de petróleo, utilizaron una gran cantidad de disolventes, de grasas, y de productos químicos que basan su composición en fosfatos y nitratos, que prácticamente son fertilizantes”, planteó el consultor ambientalista. 

“Y el petróleo, ya descompuesto por las bacterias que viven en el fondo marino, se convierte en azufre y carbono, que son elementos que también sirven de fertilizante para que estas algas, que son oportunistas, se desarrollen y crezcan con la presencia de tantos nutrientes”.

¿Es una situación grave?

Tanto desde el punto de vista ambiental, como del turístico, los entrevistados aseguraron que la llegada de sargazo es un problema grave.  

Esteban Amaro fue el más tajante: “El sargazo es un problema ambiental muy grave. De hecho, es el problema ambiental más grande al que México se ha enfrentado como país”. 

“Es una situación fuera de control”, abundó por su parte Guadalupe Velázquez, hidrogeóloga. “Y a pesar de que llevamos más de cuatro años con esta situación, aún no se atina a cuál es la mejor solución”.

Leer: Llegan toneladas de sargazo al Caribe, pero gobierno de QRoo dice que las playas están limpias

La bióloga Verónica Rivera añadió que, además del impacto que se genera en las costas donde se acumula y se pudre el sargazo, generando un olor nauseabundo, también está el daño que las manchas kilométricas de estas algas pueden ocasionar a los arrecifes de coral, que son de vital importancia para la vida marina y también para la protección de las costas, puesto que son las primeras barreras que mitigan los daños de huracanes y de tormentas tropicales. 

“Las manchas de sargazo generan sombras. Y los arrecifes, por tanto, no reciben luz solar y no producen alimento para muchas especies marinas que viven en ese ecosistema”, explicó. 

Alfredo Arellano, titular de la Secretaría de Medio Ambiente del estado de Quintana Roo, admitió en entrevista que el sargazo sí “es un tema que preocupa”, aunque matizó “que tiene solución” y que ya se está trabajando de manera intensa para enfrentarlo. 

¿Qué se hizo y qué se hace ahora para limpiar las playas?

Este es uno de los temas más polémicos. De acuerdo con el actual gobierno federal de López Obrador, la anterior administración de Peña Nieto gastó más de 800 millones de pesos sin resultados favorables, producto de la corrupción. 

Por ello, para este 2019 el Ejecutivo federal no incluyó ninguna partida presupuestal contra el sargazo, aunque sí designó a la Secretaría de Marina como la nueva responsable a nivel federal de atender la situación, y de coordinar las labores de limpieza en aguas profundas. 

La limpieza en las aguas próximas a la costa y en las playas, la responsabilidad recae en la industria privada, es decir, en los hoteles dueños de las concesiones para la explotación de playas privadas, y en los gobiernos municipales de las principales zonas afectadas, que deben limpiar con sus propios recursos las playas públicas.  

Para este 2019, la Marina anunció que tendrá un presupuesto de 52 millones de pesos, para adquirir embarcaciones a fin de limpiar el sargazo. Y prevé, a largo plazo, que invertirá otros 300 millones. Sin embargo, la Secretaría de Turismo estatal calcula que para limpiar las playas públicas y privadas se requiere una inversión de, al menos, 3 mil millones. 

“Esperábamos una inversión mayor del gobierno federal, pero la decisión que se tomó fue que la Marina atendiera el problema”, dijo por su parte Alfredo Arellano, titular de la Secretaría de Medio Ambiente de Quintana Roo, quien recalcó que parte del problema del sargazo es que no existe un presupuesto específico para combatirlo. 

¿Y a largo plazo?

La hidrogeóloga Guadalupe Velázquez criticó que, por ahora, el grueso de las acciones contra el sargazo están enfocadas en contener el problema a corto plazo, “y no se está haciendo énfasis en la importancia de la investigación para entender el origen del sargazo”. 

“Esto es un gran error, porque estamos ante una situación grave, que está afectando al estado con mayores ingresos por turismo en todo México, y por eso se debe de entender la situación de una manera mucho más integral”, subrayó Velázquez.

Alfredo Arellano coincidió con la hidrogeóloga, en cuanto a que aún hay dudas sobre cuáles son exactamente los factores que potencian la llegada masiva de sargazo: “Y mientras eso no exista, no podemos atacar de raíz el problema”, admitió el titular de Medio Ambiente estatal. “Por eso estamos barriendo la casa, pero no estamos evitando que entre el polvo. Porque barrer nos da la solución de ese día, pero no la solución al problema de fondo”.

Por ello, Arellano señaló que ya se están enfocando “a fomentar la investigación” para buscar soluciones a largo plazo, mientras continúan con las labores de limpieza en el plazo inmediato, con el fin de amortiguar el impacto en el turismo de Quintana Roo, que ya registra pérdidas por el sargazo en puntos clave como Playa Del Carmen y Cancún. 

Uno de los primeros pasos en el fomento de la investigación se produjo el pasado 27 de junio, con la celebración en Cancún del primer Encuentro de Alto Nivel para la Atención del Sargazo, en el que 12 países caribeños, incluyendo a México, acordaron un primer plan de acción global. 

Ese plan, además, incluye 26 medidas, como la construcción de una agenda de coooperación en materia de análisis del fenómeno del sargazo, para generar propuestas de solución de fondo en un contexto internacional. 

Alfredo Arellano anunció que el segundo encuentro internacional tendrá lugar el próximo mes de octubre en la isla caribeña de Guadalupe, para el que está prevista la participación de México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El impuesto del COVID-19: 3 ideas para que los ricos aporten más dinero a las arcas públicas

En distintos países hay propuestas para crear un "impuesto solidario" que permita enfrentar los duros efectos económicos de la pandemia. La pregunta más difícil de contestar: ¿cómo pagaremos la factura que dejará el coronavirus?
20 de mayo, 2020
Comparte
Bezos y su novia

Getty Images
Bezos es junto a Bill Gates uno de los hombres más ricos del mundo.

La crisis económica provocada por la pandemia le ha dado un nuevo impulso al debate sobre cómo las personas más ricas pueden ayudar a pagar el gigantesco costo fiscal de las medidas de emergencia tomadas por los gobiernos.

En países como Italia, España, Argentina, o Brasil, han surgido propuestas para recaudar fondos adicionales que permitan mitigar las profundas huellas económicas que dejará la crisis global.

Mientras algunos parlamentarios hablan de crear una especie de impuesto solidario -que se aplicaría una sola vez-, otros insisten en que se requieren cambios permanentes en el sistema impositivo para aumentar la recaudación disminuyendo la desigualdad.

Aunque circulan distintas ideas, la mayoría apunta a aumentar el gravamen de los recursos de las personas, más que los impuestos a las empresas o al consumo (IVA).

“La recaudación fiscal por el pago de impuestos sigue siendo muy baja en Latinoamérica y reduce poco las desigualdades”, le dice a BBC Mundo Sebastián Nieto, jefe para América Latina y el Caribe del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Esa recaudación solo llega al 23,1% del Producto Interno Bruto (PIB) en la región, mientras que en los países de la OCDE el promedio sube a 34,4%.

Al mirar el detalle por países, resulta que algunos como Guatemala, Paraguay y República Dominicana, recaudan menos del 14%.

Pero cuando analizamos los tributos por separado, resulta que la recaudación del impuesto a la renta de los individuos es mucho más baja: 2,2% del PIB en América Latina y 8,3% en la OCDE.

Es por eso que Nieto propone subir el impuesto a la renta de los individuos, combinándolo con un alza al impuesto a la propiedad y otros tributos relacionados con el medio ambiente.

Mujer caminando en Guatemala

Getty Images
Guatemala, Paraguay y República Dominicana son los países con menores impuestos de América Latina (recaudan menos del 14% del PIB).

Y aunque no descarta la idea de aplicar un impuesto solidario a las grandes fortunas por una sola vez para enfrentar la crisis económica, prefiere avanzar por el camino de la renta individual.

Por otro lado, el Fondo Monetario Internacional (FMI), también entró al debate publicando un documento elaborado por el Departamento de Finanzas Públicas del organismo, llamado “Tax Issues: An Overview” -y que forma parte de una serie especial sobre políticas fiscales en respuesta al covid-19-, donde los autores plantean una serie de medidas para “asegurar la recaudación y fomentar la solidaridad”.

Entre ellas proponen “considerar aumentos de las tasas en los tramos superiores del impuesto sobre la renta, del impuesto sobre la propiedad y del impuesto sobre el patrimonio, quizás a modo de sobretasa solidaria”, señala el texto.

Estas son 3 ideas que han surgido en respuesta a la emergencia económica provocada por la pandemia, promovidas por economistas independientes, partidos políticos, centros de estudios u organismos internacionales.

1-Subir el impuesto a las grandes fortunas (patrimonio)

El impuesto a las grandes fortunas, también conocido como el impuesto al patrimonio personal o a la riqueza, es una de las propuestas más controvertidas.

Planteado como un impuesto “por única vez”, el oficialismo en Argentina propone aplicar un tributo de 2% a las personas que hayan declarado un patrimonio superior a los US$3 millones, con escalas crecientes que llegan hasta el 3,5%.

Jeff Bezos, Warren Buffett, Amancio Ortega, Michael Bloomberg y Jack Ma.

Getty /BBC
Subir el impuesto a la fortuna o patrimonio de los más ricos por una sola vez, como una especie de “tasa solidaria” frente a la pandemia, es una de las propuestas

“Ante una situación tan excepcional, se requieren medidas excepcionales”, le dice a BBC Mundo Julia Strada, doctora en desarrollo económico, directora del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) y directora del Grupo Banco Provincia, que promueve la iniciativa.

Según Strada, ha crecido en la región la idea de cobrar un impuesto a la fortuna de los más ricos por una sola vez, principalmente desde el lado de los partidos políticos de oposición.

Propuestas como esta provienen de cercanos al expresidente Evo Morales en Bolivia; a parlamentarios de partidos como el PT en Brasil; cercanos al expresidente Rafael Correa en Ecuador; parlamentarios del Frente Amplio en Perú, o miembros del Partido Comunista en Chile.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció que está estudiando la posibilidad de un impuesto “solidario” o impuesto a la fortuna, pero no ha entregado más detalles.

En España, la fuerza política Unidas Podemos, propone un impuesto a la grandes fortunas individuales, bajo el nombre de “tasa de reconstrucción”.

En otros países como Suiza, miembros de partidos con escasa representación promueven un “Impuesto de Solidaridad de Coronavirus” para gravar la fortuna de los más ricos, mientras que el el Reino Unido, algunos parlamentarios de oposición han hablado de la idea, pero aún no se conoce una propuesta específica.

2-Subir el impuesto a la propiedad de las personas

En Alemania, miembros del Partido Social Demócrata (SPD) propusieron un impuesto extraordinario a la propiedad -por una sola vez- para recaudar fondos adicionales frente a la pandemia.

Sin embargo, no todos dentro del partido están de acuerdo con esa propuesta en las actuales circunstancias. Algunos líderes del SPD han dicho que la idea puede ser discutida, pero cuando se acabe la crisis.

Casa

Getty Images
Muchos expertos aseguran que es más eficiente gravar las propiedades de los más ricos, antes que su fortuna en general.

Emilio Pineda, jefe de la División de Gestión Fiscal del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dice en diálogo con BBC Mundo que “hay un enorme espacio para mejorar el impuesto a la propiedad en Latinoamérica”.

La región recauda cerca de medio punto del PIB en impuesto a la propiedad, explica Pineda, mientras que los países de la OCDE recaudan por encima del 1,5%.

“Hay espacio para triplicar el impuesto a la propiedad”, dice el economista, agregando que es mejor concentrarse en este tipo de instrumentos, antes que gravar las fortunas en general.

La experiencia internacional, argumenta, ha mostrado que el impuesto a la fortuna, recauda mucho menos de lo que se esperaba porque es muy difícil de cobrar y los resultados han sido heterogéneos.

Junto al impuesto a la propiedad, Pineda es partidario de subir el impuesto a la renta de las personas, pero al mismo tiempo, aumentar la eficiencia del gasto público.

“Se desperdicia mucho dinero en la región”, apunta.

3-Subir el impuesto a la renta personal

El impuesto a la renta personal grava los ingresos de las personas, es decir, las utilidades generadas por su capital (habitualmente invertido en acciones), y otros ingresos que pueden provenir, por ejemplo, de salarios.

En Guatemala, el país de latinoamericano con la menor recaudación de impuestos de la región, parlamentarios de oposición propusieron aumentar este gravamen.

Pizarra con acciones

Getty Images
El impuesto a la renta personal de las personas con mayores ingresos grava principalmente los dividendos de las acciones, aunque también incluye salarios.

Y en Italia, parlamentarios oficialistas promueven la idea de crear un impuesto excepcional, llamado “Tasa Covid” de carácter progresivo durante 2020 y 2021, para aumentar el gravamen sobre los réditos o ganancias anuales de las personas.

“Los países de la región no están explotando de manera efectiva el impuesto a la renta de las personas”, dice Pineda.

Y su baja recaudación, explica, se debe a tres razones: solo lo paga cerca del 10% de la población, tiene exenciones muy generosas que benefician a los segmentos de ingresos más altos y en muchos lugares los ingresos de capital no pagan impuestos (entendiendo los ingresos de capital como las ganancias que generan las acciones).

¿Qué dicen los que se oponen?

Los detractores de este tipo de medidas, argumentan que un alza tributaria daña la inversión y la creación de empleos, haciendo más difícil la recuperación económica.

También advierten que provocaría una una fuga de capitales hacia países con menos impuestos y -en el caso específico de Argentina- anticipan una dura pelea en los tribunales de justicia si el gobierno sigue adelante con su agenda de reforma tributaria.

Dólares

Getty Images
Los detractores dicen que subir los impuestos daña la inversión y el empleo, al tiempo que provoca fuga de capitales. Es decir, es peor el remedio que la enfermedad.

Otro de los argumentos es que las propuestas para subir impuestos a los más ricos tienen un fundamento ideológico -anclado en el viejo antagonismo de la lucha de clases-, en vez de un fundamento técnico.

Y a eso se suma la desconfianza que existe en los sectores empresariales respecto a la transparencia y eficacia con que el Estado administra los recursos públicos.

A futuro viene el desafío de generar más ingresos fiscales, no solo para pagar la factura que dejará la pandemia, sino también para enfrentar la caída en el precio de las materias primas y otros efectos de la recesión global.

Por eso los expertos dicen que será necesario crear un nuevo pacto fiscal.

“Aprovechar el impulso de solidaridad”

Santiago Díaz de Sarralde, director de Estudios Tributarios del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), le dice a BBC Mundo que lo más probable es que los países modifiquen varios tributos para asegurar la sostenibilidad.

“La combinación de medidas y el reparto solidario del coste de la crisis será imprescindible”.

“Qué tipo de combinación de impuestos y cómo hacer un reparto solidario del coste de la crisis, tendrá que interpretarlo cada país, porque además hay que preservar la recuperación”.

Apretón de manos en hospital de Italia

Getty Images
Expertos hablan de aprovechar un impulso solidario a raíz de la pandemia para conseguir un aporte solidarios de los que tienen más recursos.

Los más optimistas creen que la crisis económica puede traer vientos favorables para el bienestar social.

“Hay una oportunidad para generar consenso sobre una de las principales reformas pendientes, que es reforzar la protección social y la inclusión gracias a mejoras en el campo fiscal”, dice Sebastián Nieto de la OCDE.

“Estamos en un momento de bajos niveles de confianza y satisfacción ciudadana, y los gobiernos deben aprovechar este impulso de solidaridad para pasar reformas fiscales y repensar el pacto social“.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-3k36Cc43gA

https://www.youtube.com/watch?v=HJFAoUU2alE

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.