Pobladores acusan que el Tren Maya solo beneficiará a grandes inversionistas y provocará división
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuenta de Twitter del Tren Maya

Pobladores acusan que el Tren Maya solo beneficiará a grandes inversionistas y provocará división

Opositores al Tren Maya aseguran que no quieren que sus pueblos se conviertan en destinos turísticos donde los grupos indígenas solo han conseguido empleos precarios.
Cuenta de Twitter del Tren Maya
17 de julio, 2019
Comparte

Líderes y activistas que se oponen al Tren Maya se reunieron, el pasado sábado 13 de julio con el director general de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, y el responsable de ONU Habitat para México y Cuba, Eduardo López Moreno, para exponer su inconformidad por este proyecto que, consideran, solo traerá beneficios económicos a los grandes inversionistas, mientras que a ellos, los pobladores de la zona, les dejará “empleos precarios”.

“Nosotros les dijimos que no estamos devastando la selva, que al contrario, que nosotros la cuidamos, cuidamos a las abejas y que no nos oponemos al desarrollo, pero queremos que las comunidades estén incluidas, no queremos que pase aquí como en Cancún o en la Riviera Maya, donde los habitantes de la zona vendieron sus parcelas y se quedaron después sirviendo en los hoteles: de mozos, de meseros”, dijo Anastacio Oliveros, poblador de Calakmul, apicultor e integrante de la Alianza Maya por las Abejas de la Península de Yucatán, quien estuvo presente en la reunión.

Oliveros explicó que los opositores al Tren Maya tienen esa posición porque han visto lo que ha pasado en otras zonas turísticas de la región, donde “la gente maya solo ha obtenido malos empleos, después de perder sus tierras. Para ellos siguió la pobreza y la desigualdad. Las zonas se han vuelto foco de violencia y el turismo ha traído problemas como el narcotráfico y la trata de personas”. 

Leer: ‘¿Quién les pidió un tren? Solo va a traer más destrucción’, reclaman activistas del sureste

La misma preocupación la tienen otros activistas de diferentes regiones por donde pasará el Tren Maya. Wilma Esquivel Pat, vicepresidenta del Centro Comunitario U Kuuchil K Chibalom y habitante de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, dijo a Animal Político que las comunidades mayas ven con preocupación lo que el turismo ha generado en zonas como Cancún, la Riviera Maya y hasta Bacalar. 

“Vemos lo que está pasando allá: el narcotráfico, la violencia, los asesinatos, los feminicidios y nuestros jóvenes trabajando en los grandes hoteles, sirviendo a quienes los desprecian y teniendo que sonreír un montón para ganar una propina”. 

Lo mismo señaló Pedro Uc, habitante de la comunidad de Buctzotz, en Yucatán, e integrante de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xiinbal.

“Lo que pasa con los megaproyectos es que despojan a la gente de su tierra, con engaños o con ilusiones. Las comunidades se dividen, se pelean y terminan yéndose del lugar, y entonces ya cuál maya, solo queda el nombre, la marca que es lo que venden”. 

Al respecto, el estudio Impactos Sociales y Territoriales del Tren Maya, elaborado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la UAM Xochimilco y Altépetl Desarrollo Comunitario Productivo y Ambiental A.C, señala que si bien este proyecto pretende detonar el desarrollo turístico en la península sur, es necesario desmitificar esta industria como una actividad que ofrece ganancias económicas a impacto cero, y que además promueve lo “bonito” y lo “divertido”. 

El turismo, expone el documento, es el eje de una industria poderosa y altamente depredadora, en términos ambientales y sociales; impone modelos culturales ajenos e implanta enclaves económicos que ostentan la desigualdad entre quienes viajan, conocen y se divierten, y sus anfitriones, voluntarios u obligados.

El estudio, además, plantea el análisis de los escenarios en los destinos turísticos consolidados de la Riviera Maya, en relación con el desarrollo de economías ilegales, consustanciales al tipo de turismo de masas, y al incremento de la violencia criminal.  

No habrá turismo masivo 

Rogelio Jiménez Pons, titular de Fonatur, dijo en entrevista para Animal Político que en Calakmul no se impulsará un turismo masivo, sino uno de nicho en el que las personas de las comunidades serán los principales actores. 

“Se favorecerá el turismo sensible al contexto cultural, ambiental y social. Este enfoque se caracteriza por instalaciones de bajo impacto ambiental que se integran al paisaje y a la región”, dijo.

Leer >> Tren Maya: el beneficio social compensa el impacto ambiental, justifica Fonatur

En entrevista telefónica, por separado, Oswaldo Villalobos, quien funge como enlace territorial del Tren Maya tramo Chetumal-Calakmul, explicó que la idea en las zonas donde pasará el tren es construir sobre experiencias ecoturísticas comunitarias. 

“Las comunidades van a ser los dueños de estos proyectos, quizá bajo un modelo en el que los ejidatarios pongan su tierra, como su participación de negocio, y después un convenio con algún inversionista. Pero buscando que, eventualmente, la inversión regrese a la gente”. 

Paradójicamente Anastacio Oliveros y otros pobladores de Conhuas han estado planeando, desde hace tres años, abrir un hotel con unas 15 o 20 cabañas y un restaurante, que serán del ejido. 

“Este proyecto sería de la comunidad, pero no hemos podido hacerlo porque no hemos reunido el capital. Esperamos empezarlo ya este año, en 60 hectáreas. El dinero lo hemos reunido de los ahorros que se juntan del ejido y otra parte será de proyectos apoyados por el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), por lo pronto con ellos ya tenemos seguro el apoyo para el restaurante, que esperamos empezar a construir en octubre”. 

Cuestionado sobre si ya le han platicado a Fonatur sobre este proyecto, Olivares dijo que directamente no, pero que sí lo conocen. “Aunque no creemos que ellos vayan a ayudarnos porque le están apostando a los Fideicomisos de Inversión en Infraestructura y Bienes Raíces (FIBRAs)”, que contemplan varios esquemas, como la asociación de propietarios de la tierra (ejidatarios) con empresas constructoras para generar una infraestructura, o la renta de inmuebles ya construidos.

Sin desarrollo no hay tren

Pese a las divergencias, Anastasio Oliveros señaló que las autoridades parecen tener ahora mayor disposición para escuchar a los pobladores que se oponen al Tren Maya y que, en la reunión del pasado sábado, Jiménez Pons estuvo más receptivo sobre los planteamientos y necesidades de los pueblos indígenas.

“Le dijimos que primero tienen que ayudarnos a resolver todas las carencias en la zona. Aquí en Calakmul tenemos un problema muy fuerte de agua. Solo hay tres comunidades de 84 que tiene red de agua potable. No sabemos cómo es que quieren traer hoteles y grandes desarrollos con esa carencia tan grande”. 

También se expuso que se requieren más y mejores ofertas educativas para los niños y jóvenes. La única universidad en la región, la Tecnológica de Calakmul, solo cuenta con la carrera de turismo alternativo, donde los preparan para que sean chefs, y administradores, pero no están enfocadas a hacer negocios.

“Queremos que nuestra gente esté preparada para sumarse a los proyectos, pero también desde nuestro concepto de desarrollo, que no es generar miles de millones de pesos sino una vida digna”. 

Sobre la carencia de agua, Oswaldo Villalobos, enlace territorial del Tren Maya tramo Chetumal-Calakmul  por la Fonatur, dijo que la dependencia tiene muy claro que es un tema prioritario y se ha hecho el compromiso de atenderlo. 

“No podemos hablar de un proyecto de este tipo (el Tren Maya) sin antes resolver el tema del agua para los habitantes actuales. Ya estamos construyendo un diagnóstico y una ruta crítica para darle solución”.

Cuestionado sobre si se esperará a resolver el desabasto de agua para avanzar con el proyecto ferroviario y turístico, Villalobos dijo que se hará a la par. “Calakmul es el último tramo en empezar obras. Se empezará a poner el primer riel quizá a finales del siguiente año. Y las proyecciones de inicio de operaciones son en 2023. Nuestra tirada es dar soluciones al problema de agua antes, pero tenemos un horizonte de tiempo”.

Sobre las otras cuestiones que preocupan a los pobladores, comentó que el titular de Fonatur se comprometió con los pobladores a atender tema por tema: primero agua, después capacitación y desarrollo agropecuario.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Quién es Kamala Harris, primera mujer negra candidata a vicepresidencia de EU

Tras mucha especulación en Estados Unidos, el candidato demócrata a la presidencia anunció quién será su "número dos" en la carrera a la Casa Blanca.
11 de agosto, 2020
Comparte
Kamala Harris

Getty Images

Joe Biden luchará por la Casa Blanca junto a Kamala Harris.

El candidato demócrata a la presidencia anunció este martes que la senadora será su número dos en la campaña contra Donald Trump de cara a las elecciones de noviembre.

El veterano político ya había adelantado que sería una mujer y había más de una decena de nombres en juego.

“Tengo el gran honor de anunciar que escogí a @KamalaHarris -una valiente luchadora en defensa de los menos poderosos y de los mejores funcionarios públicos del país- como mi compañera de fórmula ”, señaló Biden en Twitter.

Biden destacó además la labor de Harris como fiscal general de California, donde se puso frente a “los grandes bancos, levantó a la clase trabajadora, protegió a mujeres y niños del abuso”.

“Estaba orgulloso entonces, y lo estoy ahora de tenerla como mi compañera en esta campaña”.

Harris se convertirá en la primera mujer afroestadounidense en ser candidata a la vicepresidencia del país.

La elección era crucial en un momento de crisis política, social, sanitaria y económica en Estados Unidos.

Y tenía que ser alguien a quien los demócratas consideraran “presidenciable”, dada la avanzada edad de Biden, 77 años, y la posibilidad de que, de ganar, opte por no presentarse a la reelección en cuatro años.

“Me siento honrada de unirme a como la candidata de nuestro partido a vicepresidente, y haré todo lo posible para convertirle en nuestro comandante en jefe”, aseguró Harris en Twitter.

¿Quién es Kamala Harris?

La política demócrata nació en Oakland, California, en una familia de inmigrantes: una madre originaria de India y un padre nacido en Jamaica.

Tras el divorcio de sus padres, Harris fue criada principalmente por su madre hindú, una investigadora especializada en el cáncer de mama y activista de derechos civiles.

Harris creció ligada estrechamente a su herencia en el sur de Asia, acompañando a su madre en sus visitas a India.

Kamala Harris

Getty Images
Harris tiene familia de India y Jamaica.

No obstante, la californiana ha subrayado que su madre adoptó la cultura afroestadounidense de Oakland, sumergiendo a sus dos hijas -Kamala y su hermana menor, Maya- en ella.

“Mi madre siempre entendió muy bien que estaba criando a dos hijas negras”, escribió Harris en su autobiografía The Truths We Hold.

“Sabía que su país de adopción vería a Maya y a mí como niñas negras y estaba determinada en asegurarse que nos convertiríamos en mujeres negras orgullosas y con confianza en nosotras mismas“.

Harris estudió en la Universidad Howard, uno de los prominentes e históricos centros afroestadounidenses de estudios superiores del país, que ella describió entre las experiencias más formativas de su vida.

La destacada política asegura que ella siempre ha estado cómoda con su identidad y se describe a sí misma como “estadounidense”.

Kamala Harris y signos de campaña.

Getty Images
Harris también presentó su candidatura para convertirse en la nominada demócrata a la presidencia, pero no consiguió suficiente respaldo.

En 2019, consideró en declaraciones al diario The Washington Post que no se debería encajar a los políticos en compartimentos según el color o su historial.

“Mi punto era: yo soy quien soy. Y me siento bien con eso. Quizá tú tengas que descifrarme, pero a mí me parece bien”.

Ascendiendo puestos en el ámbito de la Ley y el Orden

Tras cuatro años en Howard, Harris se trasladó a la Universidad de California, Hastings, para conseguir un título en Derecho y empezar su carrera en la Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Alameda.

Se convirtió en fiscal de distrito -el máximo puesto en esa área- de San Francisco en 2003, antes de convertirse en la primera mujer y la primera afroestadounidense en ganar el puesto de fiscal general de California, el principal abogado y funcionario encargado del cumplimiento de la ley en el estado más poblado del país.

Senadora Kamala Harris.

Getty Images
Harris no deja de acumular hitos: fue también la primera mujer y la primera afroestadounidense en ganar el puesto de fiscal general de California.

En sus cerca de dos mandatos en ese cargo, Harris se ganó la reputación de estrella ascendente del Partido Demócrata, lo que le impulsó para convertirse en senadora por California en 2017.

Desde su elección al Congreso estadounidense, la ex fiscal se granjeó gran apoyo entre los progresistas de la formación por su riguroso cuestionamiento al entonces nominado al Tribunal Supremo Brett Kavanaugh y al fiscal general William Barr en sus respectivas audiencias ante el Senado.

Aspiraciones a la Casa Blanca

Cuando lanzó su candidatura a la presidencia ante más de 20,000 seguidores en Oakland el año pasado, esta fue recibida con entusiasmo.

Pero a medida que se adentró en la carrera, Harris no logró articular una base sólida para su campaña, ofreciendo respuestas confusas sobre temas cruciales como el sistema sanitario.

También fue incapaz de capitalizar el gran fuerte de su candidatura: su gran habilidad en los debates, donde pudo demostrar su ventaja como ex fiscal, a menudo poniendo a Biden contra las cuerdas.

Kamala Harris y Joe Biden en un acto de campaña.

Getty Images
Harris anunció su apoyo a la candidatura de Biden después dos meses después de que pusiera fin a sus propias aspiraciones presidenciales.

La demócrata de California trató de mantenerse en la fina barrera entre el ala progresista y moderada del partido, pero acabó sin llamar la atención de ninguno de estos bandos, poniendo fin a su candidatura en diciembre, incluso antes de las primeras votaciones.

En marzo, Harris ofreció su apoyo al exvicepresidente Biden, asegurando que haría “todo en su poder para ayudarle a convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos”.

Historial contra el crimen y la policía

Su breve campaña a la presidencia puso el foco en su historial como principal fiscal de California.

Pese a sus inclinaciones más izquierdistas en asuntos como el matrimonio homosexual o la pena capital, Harris se enfrentó a repetidos ataques por no ser lo suficientemente progresista, y fue el blanco de un devastador artículo de opinión de la catedrática de Derecho de la Universidad de San Francisco Lara Bazelon.

Kamala Harris y signos de campaña.

Getty Images
Harris también presentó su candidatura para convertirse en la nominada demócrata a la presidencia, pero no consiguió suficiente respaldo.

Escrito al principio de la campaña de Harris, la profesora consideró que la candidata había evitado en gran medida las batallas progresistas que estuvieran relacionadas con asuntos como la reforma policial, sobre las drogas o condenas injustas.

Harris, que se describió a sí misma como “la fiscal progresista”, trató de enfatizar las partes de su legado de tendencia más izquierdista, como requerir a algunos agentes especiales del Departamento de Justicia de California que portaran cámaras corporales -el primer estado en ponerlas en práctica- o lanzar una base de datos que ofreció acceso al público a estadísticas sobre crimen.

Pero sus esfuerzos no consiguieron el apoyo esperado.

Kamala Harris

Getty Images
Ahora tiene ante sí una nueva oportunidad para llegar a la Casa Blanca.

“Kamala es la policía”, se convirtió en una frase habitual en las primarias demócratas, frustrando sus intentos de ganarse a la base más liberal del partido.

No obstante, su historial puede resultar beneficioso en las elecciones presidenciales cuando los demócratas tratan de ganar el apoyo de votantes moderados o independientes.

Con las actuales tensiones raciales en el país, además, crece el escrutinio sobre la brutalidad policial y Harris ha tomado un rol destacado, utilizando su altavoz para amplificar las voces más progresistas.

En intervenciones de televisión, Harris ha pedido cambios de las prácticas policiales en todo Estados Unidos; en Twitter, ha abogado por la detención de los agentes que mataron a Breonna Taylor, la mujer afroestadounidense de 26 años de Kentucky; y suele hablar con frecuencia de la necesidad de desmantelar el racismo sistémico en el país.

Imagen de promo mostrando a Joe Biden y Donald Trump.

BBC
En estas elecciones presidenciales Trump se juega la reelección y Biden pasar de exvicepresidente a presidente.

En cuanto a la controvertida apuesta por “retirar la financiación” de la policía para derivar los fondos a programas sociales -un planteamiento al que se opone Biden-, Harris suele contestar con evasivas, pidiendo en su lugar “reinventar” el concepto de seguridad pública.

Harris ha considerado a menudo que su identidad la sitúa en una posición idónea para representar a aquellos en los márgenes de la sociedad.

Si ella y Biden consiguen llegar a la Casa Blanca, tendrá la oportunidad de demostrarlo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4hw6wlscdUk

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.