close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Miguel Ángel, el joven activista LGBT que soñaba con ser modelo y que fue asesinado

A Miguel Ángel le gustaba ver mariposas amarillas, y tenía la firme convicción de hacer una carrera artística en pasarelas y en el teatro.
Especial
20 de agosto, 2019
Comparte

Miguel Ángel Medina Lara pasó de ser un niño introvertido a un chico que exploró varias facetas de su vida. “Fue femenino, masculino, una mezcla de ambos y también travesti”. Experimentó con libertad hasta llegar a una etapa que sus seres cercanos describen como “andrógina”. A sus 21 años estaba en una “transición al arte”. Fue cuando lo mataron.

El caso de Miguel Ángel Medina, o Mike, como le gustaba que le dijeran, es el último crimen que la comunidad LGBT de Veracruz considera como un “crimen de odio”. A pesar de que hay un hombre ya detenido, que confesó ser culpable, hay quienes a conocían Miguel Ángel y no creen en la versión de la Fiscalía General de Justicia de ese estado, según la cual el asesinato fue cometido por una persona de origen centroamericano integrante de una pandilla. Y la familia está expectante sobre la resolución del caso.

El crimen ocurrió el pasado 9 de agosto en la ciudad de Acayucan, al sur de Veracruz. Miguel Ángel fue encontrado muerto dentro del panteón municipal con rastros de violencia. Lo mataron a golpes, o, como dice la activista Jazz Bustamante: “lo lapidaron”. Ella cree que es un caso que reúne las características de un crimen de odio, y que además no se trata de un hecho aislado en Veracruz.

Entérate: En 5 años solo 10% de los asesinatos de personas LGBT se han investigado como crímenes de odio

De entre los muchos recuerdos que tiene de Miguel Ángel, Nancy -una amiga suya de la comunidad trans que habló en anonimato- destacó que le gustaba detenerse a respirar y ver mariposas amarillas, también contó que en los últimos tiempos tenía la firme convicción de hacer una carrera artística en pasarelas y en el teatro.

El sorprendente Mike

Alex Lara, su primo, describió la vida de Miguel Ángel como una metamorfosis en la que iba sorprendiendo a las personas que lo rodeaban. “Era un chico bien alegre, quién sabe por qué porque usualmente lo regañaban mucho, o algunas cosas no le salían tan bien como él quería, pero él era feliz en serio”.

Lara recuerda a su primo como una persona pulcra y detallista desde sus primeros años. Era introvertido, callado, elegía bien con quién hablar las cosas “más profundas”, y con el paso del tiempo fue encontrando cómo expresarse a través del dibujo, una habilidad que heredó de su padre. Desde niño Miguel Ángel comenzó a dibujar diseños de vestidos en sus libretas y poco a poco dejó de hacerlo. Sus diseños cobrarían vida en él mismo.

Nancy y Miguel Ángel se conocieron en la preparatoria. Al principio tuvieron “roces” y después construyeron una amistad que se basaba mucho en el gusto por la música, y por la drag queen RuPaul. “Entre los dos hacíamos play back. Fue una de las primeras personas en Acayucan en ver esos programas. Queríamos que el mundo nos conociera por lo que éramos, nos gustaba vestirnos, travestirnos, tomar hormonas, poder hacernos a imagen y semejanza de una mujer”.

Miguel Ángel salió de la preparatoria y “cambio su perspectiva en la Ciudad de México”, donde conoció más panoramas. Eligió actitudes más masculinas, se dejó crecer un poco la barba y el bigote. Siguió sorprendiendo.

“Su expresión de género siempre fue así, muy andrógina, no le importaba que a las demás personas no les gustara, y vaya que a muchos no les gustaba, incluyendo a gran parte de nuestra familia. Aún así él aceptaba quien era y se permitía fluir con ello”, contó Alexa Lara a Animal Político.

Después del bachillerato, “por alguna extraña razón” Miguel Ángel no logró entrar a la universidad aún con su buen historial académico, y a pesar de que lo intentó en repetidas ocasiones. Fue así como encontró su camino hacia el teatro, precisamente con su primo Alex Lara.

“Yo siempre pensé que era porque estaba haciendo exámenes en lugares donde no tenía que estar, y luego le introduje un poco el teatro, que es a lo que yo me dedico. Le presenté la parte visual del teatro, la escenografía, el vestuario, el diseño de iluminación. Todo eso que hay detrás, se lo mostré porque desde niño él había sido muy fan de las artes visuales”.

De acuerdo con Jazz Bustamante, integrante del Observador Nacional contra Crímenes de Odio, Miguel Ángel estaba consciente de que su condición de género requería de protocolos de seguridad y los aplicaba. “Tenía muy claro y conocía las reglas sobre los métodos preventivos por el aumento de crímenes de odio”, dijo la activista a Animal Político.

Bustamante aseguró que el sur de Veracruz, donde está Acayucan, es de los lugares más peligrosos para ser gay, transexual, lesbiana y bisexual. Esto también lo sabía Miguel Ángel, quien aún así no dejaba de ir allá y hacer su vida con total libertad.

Ahí se había inscrito a un curso de tres días de teatro. Cuando salió de la segunda clase sus amigos y familiares perdieron contacto con él.

“Apenas estaba en esta transición al arte cuando le hicieron esto que le hicieron. Ya no logrará todas esas cosas que quería, como ser modelo. Ese, hasta donde a mí me contó, era su más grande sueño. Estar en las pasarelas de grandes diseñadores modelando como un modelo andrógino, de pronto modelar como femenina y luego como masculino, y luego hacer una mezcla muy rara pero muy fascinante para él”, lamentó Alex Lara.

Dudas sobre versión de la Fiscalía

La Fiscalía de Veracruz informó el 14 de agosto que detuvo a un hombre originario de Guatemala y aseguró que es “presunto integrante de la organización delictiva Mara Salvatrucha”, un nombre genérico con el que se conoce a las pandillas de Centroamérica.

La institución dijo tener “pruebas fehacientes” en contra del acusado, quien recibió dos años de prisión preventiva y quedará a la espera de que el juez le dicte sentencia.

De acuerdo con Alex Lara, la familia de la víctima no quedó satisfecha con los resultados entregados por la Fiscalía, y en el entorno de Mike no cuadra la versión oficial con los detalles que conocían de él.

Jazz Bustamante cree que Miguel Ángel nunca se iría a un panteón a tener una cita con un integrante de una pandilla. No eran sus gustos y no era su forma de proceder. Le gustaba que los chicos disfrutaran la danza, la música y la lectura. Por su lado, Nancy sabe que a Mike no le gustaban los hombres con tatuajes y “mucho menos con barba”. El presunto asesino tiene barba y la cara cubierta de tatuajes, y la Fiscalía de Veracruz no ofreció pistas de que al detenido le gustaran esas actividades.

Animal Político pidió su versión para esta nota a la Fiscalía de Veracruz, pero no obtuvo respuesta.

El Observatorio Nacional contra los Crímenes de Odio documentó un total de 17 crímenes de odio en Veracruz entre enero y agosto de 2019. Uno de ellos sucedió el pasado 8 de julio, cuando una mujer fue “lapidada” y encontrada en un panteón del municipio de Emiliano Zapata.

El caso de Miguel Ángel Medina Lara causó indignación entre personas usuarias de redes sociales, una de ellas fue @Efra_tzuc, quien se identificó como investigador en temas de derechos humanos e integrante de la comunidad LGBTI. Él aceptó enviar un mensaje a Animal Político:

“Es un agravio colectivo para todas las personas que nos identificamos como LGBTI. Sobre el homicidio específico de Miguel Ángel, en el código penal del estado de Veracruz se considera una agravante que la víctima se encuentre en una situación de vulnerabilidad, especificando que lo es debido a la preferencia sexual, por lo que la Fiscalía está obligada a investigar este homicidio con perspectiva de diversidad sexual, y el operador de justicia también está obligado a considerarla a la hora de juzgar”.

*La familia de Miguel Ángel autorizó a Animal Político la reproducción de la fotografía que aparece en esta nota

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los países en los que la gente pasa más tiempo en las redes sociales

Los usuarios de internet pasan más de seis horas en línea por día, y un tercio de ese tiempo se dedica a las redes sociales, según un estudio llevado a cabo en los 45 mercados más grandes del mundo. ¿Pero qué ocurre en concreto en América Latina?
15 de septiembre, 2019
Comparte

A nivel global el tiempo dedicado a las redes sociales ha aumentado en promedio casi un 60% en los últimos siete años.

La firma de investigación con sede en Londres GlobalWebIndex analizó datos de 45 de los mercados de internet más grandes del mundo y estimó que el tiempo que cada persona dedica a los sitios o aplicaciones de redes sociales pasó de unos 90 minutos por día en 2012 a 143 minutos en los primeros tres meses de 2019.

Pero existen grandes variaciones de uso a nivel regional y nacional.

En América Latina, por ejemplo, donde estánlos mayores usuarios de redes sociales del mundo, la media de tiempo de pantalla diario es de 212 minutos.

Mientras que el promedio regional más bajo proviene de América del Norte, con 116 minutos.

Uso de redes sociales. Tiempo de pantalla diario en minutos. Datos que muestran cuánto tiempo pasan diariamente las diferentes regiones del mundo en las redes sociales .

Filipinas, por su parte, es el país donde los usuarios pasan más tiempo en las redes sociales: 241 minutos al día, lo que contrasta con los 45 minutos diarios de promedio en Japón.

Pero dos países latinoamericanos —Brasil y Colombia— completan el podio de los más enganchados a las redes sociales, con 225 y 216 minutos diarios de promedio, respectivamente.

Mientras que Argentina —que con 207 minutos ocupa el quinto lugar mundial— y México —que con 190 minutos llega en octavo puesto— completan un top 10 con marcado acento latinoamericano.

Los países "más sociales". Promedio diario de tiempo de pantalla. .

Lo más sorprendente del estudio, sin embargo, tal vez sea que la encuesta practicada a unos 1,8 millones de personas también reveló que el tiempo de pantalla se mantuvo igual o disminuyó en casi la mitad de los países estudiados (20).

GlobalWebIndex dice que los datos sugieren que “muchos usuarios de internet tienen una mejor conciencia del tiempo que pasan mirando las pantallas”.

“Los usuarios de internet ahora pasan más de seis horas en línea por día, y un tercio de ese tiempo se dedica a las redes sociales“, le dijo a la BBC Chase Buckle, gerente de tendencias de la compañía, a la BBC.

“El alcance de la presencia de las redes sociales en nuestra vida cotidiana se ha convertido en un tema candente por causa del continuo escrutinio en torno a los incidentes de privacidad de alto perfil y las responsabilidades de moderación de contenido”, explicó Buckle.

“La cantidad de tiempo que pasamos a diario en las redes sociales es uno de los indicadores más visibles de su presencia, y el crecimiento de las herramientas de bienestar digital en los teléfonos inteligentes solo ha aumentado la visibilidad de esta presencia“, agregó.

Los países que bajan

De las naciones encuestadas, Tailandia obtuvo la mayor caída en el uso diario de las redes sociales: su tiempo promedio de pantalla cayó de 194 minutos a 171 minutos entre 2018 y 2019.

En Vietnam, el uso diario cayó 10 minutos en comparación con el año pasado.

Indonesia, Bélgica, Ghana y Estados Unidos también mostraron fuertes reducciones.

Jugador de rugby argentino haciéndose una selfie con fans

Getty Images
Argentina, con 207 minutos ocupa, el quinto lugar mundial.

La tendencia, sin embargo, no parece haber llegado a América Latina.

En México el tiempo de pantalla solo se redujo en cuatro segundos durante los primeros tres meses de 2019 en comparación con 2018.

Y durante el mismo período el tiempo dedicado a las redes sociales aumentó en Brasil, Colombia y Argentina (en seis, dos y 10 segundos respectivamente).

De hecho, el uso de redes sociales está en aumento en la mayoría de los países encuestados. Y en algunos de ellos ha aumentado significativamente.

El usuario promedio en China, por ejemplo, ahora pasa 139 minutos al día en las redes sociales: 19 minutos más que en 2018.

Mientras que el uso diario aumentó en 14 minutos en Arabia Saudita y 13 en Turquía.

Superaplicaciones

Según Buckle, parte de este aumento tiene que ver con el hecho de que en Asia el panorama de las redes sociales “es bastante único”.

“Las ‘superaplicaciones’, aplicaciones de redes sociales que van mucho más allá del rol de una plataforma de redes sociales en el sentido occidental, son muy populares”, explica.

Filipinos pegados a sus celulares en un tren en Manila

Getty Images
Filipinas es el país del mundo que más tiempo pasa conectado a las redes sociales: más de cuatro horas diarias en promedio.

“Les permiten a los usuarios no solo conectarse con sus pares, sino también hacer todo tipo de cosas, desde pagar facturas de servicios públicos a reservar restaurantes, pedir taxis y hacer compras”, detalla.

Y como ejemplo ofrece a WeChat, que en China domina el panorama de las redes sociales.

“Cada vez más actividades migran constantemente a la aplicación, dando a los consumidores más y más razones para utilizar las redes sociales para navegar en su vida cotidiana“, le dice a la BBC.

Impulso juvenil

El aumento del tiempo dedicado a las redes sociales parece estar impulsado por su uso por parte de un grupo demográfico específico: personas de 16 a 24 años.

Ellos son los que pasan más tiempo por día en línea: GlobalWebIndex registró su uso diario de redes sociales en poco menos de 180 minutos en promedio en 2018.

Y los jóvenes argentinos de los 16 a 24 años tienen el promedio de uso más alto del mundo: nada menos que 257 minutos diarios conectados al día.

Generación Z. La población de 16 a 24 años fue la que pasó más tiempo conectada a las redes sociales en 2018. [ 175 minutos Promedio global de este grupo de edad en 2018. ] [ 257 minutos Argentinos de 16 a 24 años, el promedio más alto del mundo. ], Source: Fuente: GlobalWebIndex, 2019, Image: Screen showing loads of emoticons

Por lo demás, cuanto más joven es la población de un país, mayor es el tiempo de uso general del mismo, razón por la cual los países de mercados emergentes lideran las clasificaciones de “tiempo dedicado en línea”.

“En comparación con otros grupos de edad, los usuarios jóvenes por lo general son los más comprometidos. Y la realidad es que seguirán siendo los más comprometidos“, cree Buckle.

Esto, sin embargo, plantea importantes retos.

Los expertos han advertido que un mayor tiempo de pantalla está relacionado con una serie de problemas de salud mental.

“Las investigaciones sugieren que las personas que pasan más tiempo en las redes sociales son menos felices”, dice Ashley Williams, profesora asistente de la Harvard Business School.

El uso excesivo de la tecnología puede ser problemático. En casos extremos, está relacionado con la depresión, los accidentes e incluso la muerte”, alerta.

Gen Z

Getty Images
La población entre los 16 y los 24 años de edad es la que más usa redes sociales.

Pero los riesgos potenciales también parecen haber provocado cambios de comportamiento: las aplicaciones de “bienestar digital”, que limitan o rastrean el tiempo de pantalla, también están en aumento.

Y el estudio GlobalWebIndex mostró que los usuarios “pesados” de las redes sociales, incluyendo los más jóvenes, son más propensos a usar esas herramientas.

Alrededor del 30% de los usuarios de entre 16 y 24 años reportó alguna forma de monitoreo de su tiempo de pantalla, el porcentaje más alto de cualquier grupo de edad.

“Son expertos en tecnología digital, lo que también les permite regular más fácilmente su tiempo de pantalla digital”, explica Buckley.

“Más de dos tercios de los de entre 16 y 24 admiten que están constantemente conectados en línea, pero más de un tercio también dice que la tecnología hace la vida más complicada. Todavía hay una clara conciencia del impacto de la tecnología en sus vidas “, señala.

¿Tiempo ideal?

No hay un “número mágico” oficial para el tiempo que las personas deben pasar en línea.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió sus primeras pautas de tiempo de pantalla en abril pasado, y estaban dirigidas a niños menores de cinco años.

Un estudio de la Universidad de Pensilvania publicado en diciembre pasado encontró que limitar el uso de las redes sociales a 30 minutos al día mostró “reducciones significativas en la soledad y la depresión” en un grupo de 143 estudiantes que participaron en un experimento.

Pero algunos expertos creen que el problema es más complejo.

“Las redes sociales son increíblemente diversas: diferentes sitios que ofrecen una serie de características diferentes. Esto hace que sea extremadamente difícil generalizar sobre los efectos de las redes sociales”, explica Andy Przybylski, un psicólogo experimental del Instituto de Internet de la Universidad de Oxford.

PLEASE DO NOT DELETE – DIGIHUB TRACKER FOR

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.