close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Cómo fue el juicio del “Chapo”? Crónica de la caída de Guzmán Loera (capítulo de regalo)

El periodista Jesús Esquivel relata cómo fue cada una de las 38 audiencias que pasó Joaquín Guzmán Loera.
Cuartoscuro
11 de agosto, 2019
Comparte

“Se acabó el corrido de El Chapo”, fue lo que dijo Jesús Esquivel al sintetizar el trabajo que realizó en su reciente libro que nace tras asistir a las 38 audiencias del proceso judicial que Joaquín Guzmán Loera enfrentó en un juzgado de Brooklyn en Nueva York, y que se refleja en El Juicio, Crónica de la caída del Chapo.

Esquivel, quien siguió el caso del “Chapo”, detalla que no tuvo más que su libreta y bolígrafo para registrar cada una de las acciones que el gobierno estadounidense le imputó durante el proceso, así como cada una de las acusaciones.

Lee: Abogado de ‘El Chapo’ apela la sentencia de cadena perpetua

Para Esquivel, ver a Guzmán Loera sentado y vestido de traje frente a un público que formaría parte importante de la decisión del juez resultó ser una imagen alejada de lo que la sociedad y medios de comunicación construyeron alrededor de uno de los narcotraficantes más buscados, dentro y fuera de México.

“En el juicio lo que veíamos era a un hombre que estaba tratando de defenderse de una nación extremadamente poderosa, con los recursos que él tenía al alcance”, dijo el periodista a Animal Político.

A pesar de contratar los servicios de tres abogados, entre ellos un personaje de reconocimiento en el mundo criminal como Jeffrey Lichtman, dio la impresión de que el “Chapo” lo único que pretendía, hasta la fecha y equivocadamente, señaló el autor, fue ganar el juicio.

Desde el arranque del proceso, dijo Esquivel, tanto él como muchos otros de los reporteros se dieron cuenta que sería una pérdida de tiempo para el capo y sus abogados.

“El Chapo observaba a los integrantes del jurado y observaba con detenimiento a los testigos, con algunos tenía hasta cierto cariño, pero ese no era el capo que operaba en las montañas o ciudades de Durango, Sinaloa, Chihuahua y de todo el país”, agregó.

Diferencias en el sistema judicial

Jesús Esquivel también compartió sus impresiones acerca de las marcadas diferencias entre el sistema judicial mexicano y el estadounidense en esta serie de crónicas que se pueden leer en su libro.

Explicó que en el proceso judicial estadounidense, aun cuando sea el caso de un reconocido narcotraficante con poder de mando dentro de una organización como la del Cártel de Sinaloa, esa persona no es culpable hasta que lo demuestre.

“La presunción de inocencia es fundamental en Estados Unidos, es un derecho fundamental, aun para los extranjeros. En México, sabemos cómo funciona ese tema judicial. Tenemos un sistema judicial arcaico que debe ser renovado de manera urgente, el procedimiento en los juicios es muy distinto al de los Estados Unidos”, agregó.

Te puede interesar: Los presos que están en la misma cárcel de máxima seguridad de EU con el “Chapo”

Con esto, el autor no da por hecho que en el sistema judicial de Estados Unidos no existan problemas de corrupción, al contrario las agencias federales y el Departamento de Justicia disfrazan su corrupción con acuerdos de cooperación.

“Ellos prefieren conseguir información perdonando a un criminal conocido para poder castigar a otro”, señaló.

“En cambio, en México la gente y algunos medios de comunicación aseguraron que al “Chapo” le ofrecerían convertirse en un testigo protegido, pero Estados Unidos nunca hizo la oferta, solo querían castigarlo”.

“Para ese momento, la prensa mexicana y la prensa internacional no sabían hasta qué nivel investigó la justicia estadounidense, así como las evidencias en contra del “Chapo” Guzmán, hasta tenerlo en su poder”.

Cuando extraditaron a el “Chapo”, en Estados Unidos se presentaron al público y a los medios de comunicación una serie de evidencias que derribaron muchos mitos y notas periodísticas que se escribieron en México.

“Ahora me doy cuenta de que muchos estábamos escribiendo de algo que desconocíamos”, dijo sorprendido.

La imagen del “Chapo”

Jesús Esquivel, autor de El Juicio, crónicas de la caída del Chapo, rememoró las últimas imágenes que le quedaron  tras el anuncio de cadena perpetua y 50 años de prisión por 10 cargos que le imputaron.

“El vestido de acusado, y en otro momento vestido con traje. Era otra imagen, un tipo bonachón, traga años. Alguien preocupado por lo que estaban haciendo ahí”.

Esquivel recordó la declaración de uno de los testigos que fue operador del Cártel de Sinaloa al preguntarle si reconocía a la persona que estaba siendo acusada, él dijo: “sí, es el patrón, es el “Chapo”, pero es la primera vez que lo veo vestido de traje”.

“Esa es la imagen que a mí me queda de Joaquín Guzmán Loera en Brooklyn, NY, alguien  que pensaba que con las herramientas de los abogados podía librarse del peso y la fuerza con la cual, el gobierno de Estados Unidos lo estaba procesando en una corte federal”, dijo.

Jesús Esquivel, es licenciado en periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Desde 1988 es corresponsal en Washington D.C., acreditado ante la Casa Blanca y el Congreso Federal de  Estados  Unidos.

Trabaja en el semanario Proceso. Colabora  en  el programa de Carmen Aristegui, es corresponsal de Grupo Radio Centro y cuenta con publicaciones en The New York Times.

Se  ha  desempeñado  como  analista  político  en  varios  programas  de  radio  y  televisión  en cadenas como National Public Radio, CNN, Univisión, Al Jazeera, Telesur Venezuela y RCN de  Colombia y ha reportado ocho elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Su primer libro fue La  DEA  en  México (2013), La CIA, Camarena y Caro Quintero (2014) y Los narcos gringos (2016).

Te dejamos un capitulo de regalo.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Millennials, la generación solitaria: por qué el 22% dice que no tiene amigos

En una encuesta, los millenials dijeron ser los que se sienten más solos. ¿Cómo se comparan con los 'baby boomers' y la Generación X?
4 de agosto, 2019
Comparte
hombre

Getty
¿Cuántos amigos tienes?

Para un millennial es normal tener miles de amigos en sus redes sociales, pero en la vida real la situación es radicalmente diferente.

Los millenials, aquellas personas nacidas entre 1982 y 1999, son la generación más solitaria desde la mitad del siglo pasado.

Al menos así lo refleja una reciente encuesta en la que los millennials dijeron tener menos amigos que sus predecesores de la Generación X (1965-1981) y los baby boomers (1946-1964).

En la encuesta no se incluyó a la Generación Z, que le sigue a los millennials.

La encuesta la hizo YouGov, una firma demoscópica británica que consultó la opinión de más de 1,500 personas en Estados Unidos.

mujer

Getty
Los millennials se sienten más solos que sus generaciones anteriores.

Entre los encuestados, tres de cada 10 millennials dijeron que siempre o frecuentemente se sienten solos.

En comparación, dos de cada 10 de la Generación X y 1.5 de los baby boomers dijeron lo mismo.

Sin amigos

Los millennials también tienen la mayor tendencia a no tener amigos.

El 27% dijo que no tenía amigos cercanos y el 22% dijo que, excluyendo a sus familiares y a su pareja, simplemente no tenía amigos.

El 30% dijo que no tenía “mejores amigos”, lo que también significa que la mayoría (70%) reportó que tiene “al menos un mejor amigo”.

¿Por qué ocurre?

Entre todos los encuestados, el 31% dijo que le cuesta trabajo hacer amigos.

amigos

Getty
El uso excesivo de redes sociales puede aumentar la sensación de soledad.

La razón más común es la timidez (53%). El 27% dijo que “no siente que necesite amigos” y un 26% dijo que no tiene ningún hobby o interés que le ayude a crear amistades.

La encuesta de YouGov no analiza directamente por qué los millennials se sienten solos, pero algunos estudios previos apuntan a que internet y las redes sociales pueden estar relacionadas con esta realidad.

Un estudio de la Universidad de Pensilvania citado por YouGov, por ejemplo, concluyó que usar menos redes sociales lleva a una “significativa reducción de la depresión y la soledad”.

Maike Luhmann, psicólogo de la Universidad Ruhr de Bochum (Alemania), matiza un poco la situación.

“Siempre y cuando hagamos lo que debemos hacer, reconectarnos con las personas, la soledad es algo bueno“, dice Luhmann en entrevista con el portal Vox.

amigos

Getty
El 38% de los millennials dijo que había hecho un nuevo amigo durante los últimos 6 meses.

“Se convierte en algo malo cuando se vuelve crónico. Ahí es cuando se producen los efectos sobre la salud”, continúa.

“Y entre más tiempo estés solo, se vuelve más y más difícil conectarse con otras personas”.

Pero en medio del panorama desolado que la encuesta muestra de los millennials, hay un dato que podría ser esperanzador: el 38% dijo que había hecho un nuevo amigo durante los últimos seis meses.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ktu0V3H8ZsU

https://www.youtube.com/watch?v=5BShG6hUsnI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.