FGR investiga cuatro edificios en CDMX en los que se habrían falsificado documentos para la Estafa Maestra
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

FGR investiga cuatro edificios en CDMX en los que se habrían falsificado documentos para la Estafa Maestra

Los inmuebles, ubicados en las colonias Polanco y Anzures, habrían sido utilizados por colaboradores de Robles para falsificar firmas de exfuncionarios en los contratos que permitieron el desvío de recursos.
Cuartoscuro
6 de agosto, 2019
Comparte

Al menos cuatro edificios, ubicados en las colonias Polanco y Anzures, en la Ciudad de México, son investigados por la Fiscalía General de la República ya que habrían sido utilizados por funcionarios de la Sedesol y la Sedatu durante las gestiones de Rosario Robles, para falsificar documentos utilizados en el esquema de la Estafa Maestra. 

Los inmuebles, según el diario Reforma, eran oficinas de excolaboradores de Emilio Zebadúa, exoficial mayor de Sedesol y Sedatu y mano derecha de Robles durante su etapa como funcionaria. 

Lee más: Rosario Robles obtiene suspensión provisional contra posible orden de detención en su contra

En estos despachos se habrían “fabricado” contratos y falsificado firmas de por lo menos 11 exfuncionarios para lograr el desvío de 2 mil 800 millones de pesos de las dos dependencias donde Robles fue titular. 

Dos de los edificios están ubicados en las calles Tennyson 77 y Horacio 1840, en la colonia Polanco. De acuerdo con Reforma en la misma calle de Tennyson 125 se encontraba la oficina principal de Zebadúa. 

Los otros dos inmuebles investigados están en la calle de Bahía Magdalena 125 y 146, en la colonia Anzures. En éstos habría laborado Claudia Morones Sánchez quien fue la contadora de Sedesol y Sedatu.

Morones Sánchez, según la declaración de los testigos, era la persona que coordinaba la falsificación de documentos, elaboraba los convenios con universidades y pedía los datos de los funcionarios que tenían que aparecer en los supuestos contratos. 

Te puede interesar: Congelan cuentas de Rosario Robles y Emilio Zebadúa por La Estafa Maestra

Esta información fue obtenida por la FGR, gracias a un acuerdo hecho con tres exfuncionarios que aceptaron colaborar con la dependencia sobre el esquema de desvíos llamado la Estafa Maestra, a cambio de tener impunidad penal.

Los tres colaboradores, según Reforma, son: José Antolino Orozco, exjefe de la Unidad de Políticas, Planeación y Enlace Institucional; Marcos Ibarra Infante, exdirector general de Coordinación de Delegaciones y María del Carmen Gutiérrez, exjefa de la Unidad de Políticas y Enlace Institucional en Sedatu y Sedesol.

“Tenemos todo para demostrar su inocencia”

El abogado de Rosario Robles, Julio Hernández Barros, aseguró que la información presentada en la nota de Reforma no tiene bases sólidas además de que la FGR no cuanta con pruebas concretas para demostrar la culpabilidad de su defendida.

En entrevista para Radio Fórmula, Hernández Barros lamentó que “una vez más” la Fiscalía haya filtrado información de la investigación a los medios de comunicación con el fin de dañar su imagen. 

Sobre la nota de Reforma, el litigante dijo que con la difusión de esta información “sin horas, sin fechas y sin actos concretos”, pareciera ser que se quiere “criminalizar” a su defendida.

“Nos duele otra vez que haya filtraciones de la carpeta, porque es información que solo tiene la gente del Ministerio Público y nosotros (…) estamos relativamente tranquilos, la tranquilidad que tenemos es la inocencia de Rosario, tenemos todo para demostrarla”, señaló. 

Julio Hernández también confirmó la presencia de Robles el próximo jueves en la audiencia inicial de la FGR que se llevará a cabo en el Reclusorio en el Reclusorio Sur. 

Rosario Robles es una de las involucradas en el esquema mediante el cual 11 dependencias de gobierno hicieron convenios con 8 universidades públicas para realizar supuestos servicios, pero éstas a su vez subcontrataron a empresas que resultaron ser fantasma, por lo que más de 3 mil millones de pesos de recursos públicos desaparecieron.

El pasado 29 de julio, la FGR la citó a una audiencia inicial para “formular imputación y vinculación a proceso por el delito de ejercicio indebido del servicio público”, por el esquema de desvío de recursos La Estafa Maestra, revelado por Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Dos días después, el 31 de julio, un juez federal de amparo concedió a la extitular de Sedesol y Sedatu una suspensión provisional en contra de una posible orden de aprehensión girada en su contra, o de cualquier orden de comparecencia que implique que una fuerza de seguridad pública la detenga para presentarla ante un juzgado.

Esto luego de que, a través de sus abogados, Robles iniciará una demanda de juicio de amparo al conocer que la FGR pidió a un juez proceder penalmente en su contra por las irregularidades investigadas.

Derivado de la investigación, el 4 de agosto la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda congeló las cuentas bancarias de Rosario Robles y de Emilio Zebadúa por los presuntos desvíos de recursos públicos y malos manejos en Sedesol y Sedatu.

Con información de Radio Fórmula y Reforma (suscripción necesaria).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Agresión de policías a músico reenciende protestas en Francia por polémica ley de seguridad

El ataque a un productor de música negro, que fue golpeado por policías de París, ha elevado la indignación en Francia en momentos en que el gobierno promueve una polémica ley de seguridad.
28 de noviembre, 2020
Comparte

Los policías involucrados “han manchado el uniforme de la república”, sentenció este viernes el ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin.

Y es que la golpiza que recibió el productor de música Michel Zecler el pasado 21 de noviembre ha indignado al país luego de que se diera a conocer un video del incidente que tuvo con policías en París.

Un caso que ha reavivado las protestas que se registran en el país por una ley de seguridad que propone el gobierno y que los manifestantes advierten hará invisibles casos de abuso de las fuerzas del orden.

Las imágenes de una cámara de seguridad, difundidas primero por el sitio de noticias Loopsider, muestran a tres agentes pateando y golpeando con porras a Zecler, cuando este entraba a su propio estudio musical.

El productor de Black Gold Studios presuntamente se había cruzado con una patrulla y, al no llevar puesta una mascarilla, trató de entrar rápido a su oficina para evitar ser multado.

Tres agentes lo siguieron e ingresaron al estudio para sacarlo a la calle. Para conseguirlo, hicieron uso de la fuerza, hecho que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dice que es “inaceptable” y “vergonzoso.

Tras pedirles ayuda, artistas que estaban en el estudio consiguieron liberarlo de los agentes y cerrar la puerta, pero los policías reingresaron y lanzaron una granada lacrimógena en el interior.

Zecler asegura que, además de ser golpeado, fue objeto de insultos racistas por ser negro durante los cinco minutos de golpiza que le dejó hematomas en todo el cuerpo, además de necesitar puntos en la cabeza.

Inicialmente había sido acusado de violencia y resistencia al arresto, pero los fiscales desestimaron los cargos y en su lugar abrieron una investigación contra los agentes.

“Me atacaron personas que deberían haberme protegido. No hice nada para merecer esto. Solo quiero que estas tres personas sean castigadas según la ley”, dijo Zecler a la prensa afuera de la jefatura de policía el jueves, a la que llegó con su abogado para presentar una denuncia.

Los tres policías que aparecen en el video han sido suspendidos y están bajo investigación. Fueron interrogados el viernes.

Pero este caso y otros de uso excesivo de la fuerza solo ha reavivado las protestas en el país contra el gobierno de Macron.

Una protesta en París

EPA
Miles de manifestantes tomaron las calles, a pesar de las restricciones de movilidad por la pandemia de covid-19.

La policía lanzó gases lacrimógenos contra los manifestantes que se manifestaban en París este sábado.

Los enfrentamientos comenzaron después de que algunos en la multitud arrojaron piedras y fuegos artificiales a los agentes. Autos fueron incendiados y se levantaron barricadas.

Una protesta en París

Reuters
Hubo algunos disturbios en París durante una marcha multitudinaria.

Macron exigió el viernes una respuesta rápida de sus subalternos para reconstruir la confianza entre la policía y los ciudadanos. Dijo que Francia nunca debería “resignarse a la violencia” o “dejar que prospere el odio o el racismo”.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, dijo estar “profundamente conmocionada” por este “acto intolerable”.

El ojo sobre la policía

El gobierno francés ha emprendido un controvertido proyecto de ley de seguridad, que según los opositores podría socavar la capacidad de los medios para examinar el comportamiento de la policía.

El artículo 24 del proyecto de ley tipifica como delito la publicación de imágenes de policías o soldados en las redes sociales que puedan afectar a los uniformados en su seguridad física y psicológica.

Los críticos de la legislación dicen que sin tales imágenes, ninguno de los incidentes como el de Zecler, o el desalojo de un campamento de migrantes la semana pasada en París, habría salido a la luz.

El gobierno argumenta que el nuevo proyecto de ley no compromete los derechos de los medios de comunicación ni de los ciudadanos comunes a denunciar los abusos policiales.

Una protesta en París

Reuters
Tras las protestas, el artículo 24 del proyecto de ley ha sido enmendado.

Ante las críticas, el gobierno agregó una enmienda, especificando que el artículo 24 “sólo tendrá como objetivo controlar la difusión de imágenes claramente dirigidas a dañar la integridad física o psicológica de un oficial de policía o soldado”.

Las personas declaradas culpables podrían ser castigadas con un año de prisión o con una multa de hasta 45.000 euros (US$53.800).


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.