close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

AMLO plantea que si hay desabasto de medicinas para el cáncer, médicos y enfermeras, las compren

El presidente aseguró que la Secretaría de Salud ya trabaja en la falta de medicamentos para garantizar lo tratamientos de niños con cáncer.
Cuartoscuro
31 de agosto, 2019
Comparte

Ante los reportes hechos por padres de niños con cáncer sobre la falta de medicamentos para sus tratamientos, el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que en caso de un desabasto los médicos, enfermeras o sociedad podrían tomar la decisión de comprar los medicamentos.

“Vamos a suponer que en un hospital una niña, un niño, y -aceptando sin conceder- que no tiene el medicamento, ¿qué sociedad somos, si la enfermera, si el médico, si el director del hospital, si cualquier ciudadano no toma la decisión de comprar el medicamento para que no pierda la vida la niña o el niño?”, declaró.

Al ser cuestionado sobre la reunión que sostuvieron los padres de niños con cáncer con el secretario de Salud, Jorge Alcocer, López Obrador señaló que la falta de medicamentos es un tema que “se está atendiendo” y que la Secretaría de Salud trabaja para garantizar los medicamentos por lo que ya que debe haber medicinas en hospitales y centros de salud.

“Lo que hay en el fondo es una inconformidad, pero no sólo de los padres y de los niños, sino de los que vendían los medicamentos, porque se pasaban (…) el año pasado se compraron 90 mil millones de pesos en medicamentos y tres empresas vendieron el 70%. Entonces, por ese influyentismo se está investigando a las empresas”, abundó.

Sobre el caso de la niña Mariana, de 7 años, quien era paciente del Hospital Infantil “Federico Gómez” (HIFG) y cuya madre declaró a medios de comunicación que falleció por la falta de unas vacunas, el presidente declaró que si hubo negligencia médica, “se tiene que castigar a los responsables; pero ser muy objetivos en estos casos y no mentir, no crear campañas de desprestigio”.

Por su parte, la Secretaría de Salud descartó que Mariana haya fallecido por la falta de medicamentos y aseguró que fue consecuencia de la enfermedad primaria aplasia medular.

Lee más: Secretario de Salud se disculpó y garantizó medicamento hasta diciembre para niños con cáncer

La dependencia federal argumentó que el fallecimiento de Mariana ocurrió a causa de hipertensión intracraneal, enfermedad cerebrovascular no especificada y anemia aplásica.

“El motivo de la muerte tuvo que ver con la enfermedad primaria aplasia medular y no con alguna circunstancia particular relacionada con la falta de insumos, fármacos o de tratamiento apropiado”, expresó la Secretaría de Salud en un comunicado.

Según la dependencia Mariana fue atendida por primera vez en el HIFG, el 26 de julio de 2018 y ese día le realizaron estudios para buscar causas infecciosas y aspirado de médula ósea, que descartó el diagnóstico de leucemia aguda.

Lee más: ¿El Metrotexato puede suspenderse o cambiarse para tratar el cáncer infantil? Esto dice un especialista

Tiempo después, el 30 de julio de 2018, se le realizó una biopsia de médula ósea y los resultados mostraron una aplasia medular, por lo que se dio tratamiento de soporte y se egresó el día 2 de agosto de 2018.

También se le brindó atención en consulta externa el 1 de julio de 2019, cuando se reportó sin evidencia clínica de enfermedad infecciosa, hemorragia o alguna otra indicación de ingreso hospitalario.

La Secretaría de Salud añadió que la niña acudió una vez más el 5 de julio por un cuadro referido por la madre, de seis horas de evolución, pero desafortunadamente falleció.

“La paciente recibió tratamiento de soporte durante todo el tiempo que estuvo en el hospital, con trasfusiones, antibióticos, factores estimulantes de colonias y tratamiento dirigido con timoglobulina en dos ocasiones”, se lee en el comunicado.

Te puede interesar: Farmacéutica de medicamentos contra cáncer tiene cierre de instalaciones en CDMX: Cofepris

El pasado lunes, padres de niños con cáncer realizaron un bloqueo en la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), por falta del medicamento Metrotexato en los hospitales Federico Gómez de la Secretaría de Salud y el 20 de Noviembre del ISSSTE.

El Metotrexato es el medicamento base para el tratamiento de la leucemia infantil y el no administrarlo o intercambiarlo puede disminuir el porcentaje de posibilidad de curación.

Tras la manifestación, la Secretaría de Salud se comprometió a garantizar el abasto del medicamento mientras que el secretario de Salud, Jorge Alcocer se disculpó con los padres de los menores y les prometió que el Metotrexato estará garantizada al menos hasta diciembre.

Con información de Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Quiero que las tiendas dejen de lucrar con mi foto que se convirtió en un meme'

A la brasileña Fabiana Santoro inicialmente le hizo gracia, pero al descubrir que algunas tiendas están vendiendo camisetas con su imagen, decidió emprender una batalla legal.
23 de agosto, 2019
Comparte

Cuando tenía 10 años, la brasileña Fabiana Santoro posó para una fotografía durante un viaje familiar a Disneyland, en Estados Unidos.

La tomó su padre en 2010 y la niña se muestra un tanto altiva, con una copa de champán en la mano izquierda.

Pero lo que era una inocente foto familiar llegó a hacerse popular en muchos países de manera inesperada: se convirtió en un meme.

“Mi padre había alquilado una limusina para llevarnos al hotel y me pidió que posara para las fotografías. Siempre fui una niña alegre y juguetona, así que hice muchas poses”, dice ahora, a sus 19 años, a BBC Brasil.

La adolescente publicó la foto en 2015 sin saber lo que ocurriría cuando se hizo viral rápidamente.

“Muchas personas publicaban fotos de la infancia, esto me pareció divertido. De repente, varios lugares compartían la imagen”, dice Santoro.

Fabiana Santoro en una foto de redes sociales

Reprodução
“Yo después de conseguir sitio junto a la ventana del bus”, dice esta publicación que utilizó la foto de Fabiana.

“Pensé que era divertido que la gente publicara mi foto. Vi algunos comentarios desagradables sobre mi apariencia, pero los ignoré. Convertirse en un meme no me hizo daño porque no me ridiculizaron por eso”, explica.

El uso comercial

La situación se hizo preocupante cuatro años después, cuando Santoro descubrió que tiendas de internet, sobre todo en Estados Unidos, vendían camisetas con su foto.

Usar la imagen de alguien sin permiso se considera un acto ilegal bajo el Código Civil brasileño.

“Todo el mundo tienen derecho a su propia imagen. Nadie puede usar la imagen de otros sin permiso”, explica el abogado Marcelo Crespo, de la Universidad de Sao Paulo (USP) y experto en derecho digital.

“Estar en internet no hace que la imagen sea de dominio público y de ninguna manera disminuye la protección legal. Ni una tienda ni nadie pueden tomar la imagen de alguien, incluso si es un meme, y convertirla en un producto y aprovecharlo económicamente”, agrega Curly.

Camiseta vendida en tiendas de EE.UU.

Reproducción
“Además de molestarme por sacar provecho de mi imagen, no me gustó la frase que pusieron”, dice Fabiana sobre las camisetas.

Disgustada con la situación, Fabiana Santoro decidió demandar a las empresas que comercializaban las camisetas.

“Nunca me importó que la gente usara mi foto como meme. Pero cuando vi que estaban ganando dinero con ella, me molestó mucho”, dice.

La fotografía

Santoro dice que tras publicar la foto, en octubre de 2015, la reconocían incluso en la calle. Aclara que no estaba bebiendo champán, sino que la copa “era de uno de los adultos que estaban cerca. Solo fue para posar”.

Le sorprendió descubrir que la foto también se había vuelto viral en otros países.

“Estaba asustada cuando vi a extranjeros usando el meme. Tomó una proporción que nunca creí que tendría, pero pensé que era genial“, dice.

En general, la foto se usa en las publicaciones como sinónimo de ostentación: “Es como cuando subes al autobús y puedes sentarte junto a la ventana. Es como un momento de gloria”, lo define.

Las ventas

Pero lo que molestó a la joven fue descubrir que tiendas vendían camisetas con su foto.

En ellas, la imagen de la niña está acompañada de frases en inglés que sugieren que la copa contiene stupid bitch juice (algo como “jugo de perra estúpida”).

Fabiana Santoro

Archivo personal
Ahora con 19 años, Fabiana Santoro ha emprendido acciones legales contra las tiendas que se lucran con su imagen.

“Además de molestarme que se estén lucrando con mi imagen, no me gustó la frase que pusieron porque es irrespetuosa”, dice Santoro.

La joven incluso buscó cuál fue la primera tienda que vendió las prendas.

“Es una empresa estadounidense. Les envié un mensaje de texto para que quitaran la ropa con mi foto, pero no me respondieron”, explica.

Luego se enteró de que una tienda brasileña y otras tiendas estadounidenses también las estaban vendiendo. Entonces decidió acudir a los tribunales.

“Cuando vi que varias tiendas estaban vendiendo la camiseta, me di cuenta de que debía defender mis derechos lo antes posible”, dice.

Hasta la fecha, Santoro ha identificado cinco tiendas que usaban su imagen. En Brasil descubrió solo una, la cual retiró la camiseta y se disculpó por lo ocurrido.

Medidas judiciales

Hace una semana, Santoro inició los procedimientos para demandar a las empresas en Estados Unidos.

Fabiana Santoro

Archivo personal
La joven dice que buscará vender sus propias camisetas y usar parte del dinero para obras benéficas.

Según el Código Civil brasileño, una persona de la que hayan usado y comercializado su imagen sin permiso puede ir al tribunal para cobrar una indemnización y evitar que se continúe usando su fotografía.

Los derechos de imagen también están asegurados en otros países.

El abogado João Victor Priess, quien representa a Santoro, está analizando cómo proceder.

Nadie puede usar la imagen de esa persona, incluso si se ha viralizado. Se están aprovechando de una foto sin permiso. Por lo tanto, hay una alta probabilidad de éxito en la causa”, dice.

Mientras espera ver qué pasa, Santoro no descarta la idea de comercializar sus propias camisetas con la famosa foto que se convirtió en un meme.

“Mucha gente me preguntó eso, así que pienso venderlas”, dice.

Considera ayudar a causas benéficas con parte de los ingresos de las ventas y la cantidad que pueda recibir si gana la demanda.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0V3g2-HfkNY

https://www.youtube.com/watch?v=Op_reZynv3o

https://www.youtube.com/watch?v=obfMLsimdy8&t=58s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.