Home
>
Migrante de Haití no recibió ayuda y murió en estación migratoria de Chiapas, denuncian ONG
Migrante de Haití no recibió ayuda y murió en estación migratoria de Chiapas, denuncian ONG
Cuartoscuro
3 minutos de lectura
Migrante de Haití no recibió ayuda y murió en estación migratoria de Chiapas, denuncian ONG
07 de agosto, 2019
Por: Contenido Animal Político

Un inmigrante de Haití murió la madrugada del 6 de agosto dentro de la celda en la que estaba en aislamiento, al interior de la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula; llevaba horas quejándose y pidiendo atención médica, pero no recibió ayuda, denunciaron este miércoles el Grupo Impulsor contra la Detención Migratoria y la Tortura, y el Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano.

“Llevaba más de 20 días en detención, 15 de ellos muy enfermo y además sometido a régimen de aislamiento en una celda. Algunas personas escucharon durante toda la noche del 5 hasta la mañana del 6 de agosto los gritos y llantos de la persona. Sin embargo, los guardias mantuvieron bajo candado tanto al señor como al resto de hombres en sus celdas sin ningún tipo de asistencia y sin oportunidad de acompañarlo, hasta avanzada la madrugada en que dejaron de escucharlo”, refirieron las organizaciones, citando testimonios de personas ingresadas en la Estación.

“Hacia las 6:00 horas, como cada mañana que abren las celdas, fueron a visitarlo, pero se encontraron con un grupo de policías federales y otras personas con uniformes oficiales tomando fotografías, quienes les ordenaron que se retiraran, hasta que minutos más tarde se llevaron el cuerpo sin dar ninguna explicación”, agregaron.

Hasta las 20:00 horas, el Instituto Nacional de Migración no había emitido algún comunicado, con su postura sobre este hecho.

“Los testimonios refieren que la persona fallecida llegó en buen estado de salud, pero que desde hace
15 días hablaban con él y les manifestaba que sufría mucho dolor de cabeza y pecho, fiebre y
agitaciones. La autoridad responsable en ningún momento le ofreció externalizarlo para atención
médica.

En una ocasión llegó un médico y al parecer sin realizar análisis previos ni una entrevista, le
inyectó una sustancia en el brazo sin explicarle su contenido. Los testimonios refieren de forma
unánime que los guardias ‘lo dejaron agonizar hasta morir durante toda la noche, por los gritos que
escuchamos durante casi toda la noche'”, refirieron las organizaciones, además de exigir el “desmantelamiento” de los centros de detención migratoria en México, y que se adopten políticas públicas que no repriman a los migrantes.

“Fue una agonía de muchas horas”

Enrique Vidal Olascoaga, coordinador de procesos en el Centro de Derechos Humanos Fray Matías, visitó la estación migratoria después del fallecimiento. Su organización es una de las que firma el comunicado. El activista, que pudo hablar con los compañeros de la víctima, dice que sus testimonios “expresan dos cosas”. “La primera, que fue una agonía de muchas horas. La segunda, que hubo una negativa para atenderlo y para que el resto de compañeros saliese con él”.

Vidal alerta sobre los posibles intentos de las autoridades para dar una versión sobre un hipotético “infarto fulminante”. “No fue situación imprevisible, sino que fue tolerada y casi provocada”, dice.

Animal Político trató, sin éxito, de recabar la versión del Instituto Nacional de Migración (INM), de la Secretaría de Relaciones Exteriores (que es quien debería coordinar la repatriación) y del gobierno de Chiapas.

Según lo recabado por Fray Matías, otras dos personas en el interior de la Siglo XXI muestran síntomas de estar “gravemente enfermos”.

La primera, una mujer de unos 35 años, con parálisis en brazo y pierna, fiebre y dolor de cabeza. Según  dijo a los visitadores, una agente del ministerio público le acusó de fingir sus síntomas para tratar de abandonar el centro de detención, aunque solo fuese para la visita al hospital.

El segundo es un hombre de unos 50 años con quien ni siquiera pudieron hablar, según explicó Vidal. Durante la visita se acercó su esposa, quien relató que se encontraba en la celda, con imposibilidad de moverse y síntomas parecidos a los del fallecido.

Vidal denunció que muchos de los ciudadanos haitianos entrevistados llevan en la Siglo XXI entre 45 y 60 días de encierro. “Es totalmente ilegal”, dijo Vidal. 

Con información de Alberto Pradilla

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Chiapas
estación migratoria tapachula
migrante haiti
migrantes
migrantes chiapas
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image