close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

El gobierno envía a la frontera con Guatemala a solicitantes de asilo devueltos por EU

La Agencia de la ONU para los Refugiados muestra su preocupación por las condiciones del traslado, y dice que algunos ni siquiera sabían dónde habían sido conducidos.
Especial
Comparte

Esta nota la leyeron antes nuestros suscriptores. Suscríbete a Animal Político y lee contenido antes que nadie.

El gobierno ya no quiere que se queden en la frontera norte los migrantes que solicitan asilo a Estados Unidos, y que este país devuelve a México. Ahora, los traslada a la frontera con Guatemala para que esperen la respuesta del gobierno estadounidense, a 2 mil 200 kilómetros de distancia.

De acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores, este plan de enviar a los migrantes al sur ya se implementa en las ciudades de Nuevo Laredo y Matamoros, en Tamaulipas, consideradas de alto riesgo por los altos índices de violencia y la presencia del crimen organizado.

“Esta oferta de transportación tiene como objeto ofrecer una alternativa más segura para aquellas personas que no desean permanecer en la frontera de México con Estados Unidos, así como desahogar la presión que sufren los albergues ubicados en las localidades de frontera”, según la versión oficial.

Estos son los migrantes que son devueltos a México como parte del programa “Remain in Mexico”, la iniciativa de Donald Trump para que los refugiados esperen fuera de su territorio a que un juez decida sobre su caso. Y su destino es Tapachula, Chiapas, porque ahí “hay mejores instalaciones y albergues”.

Sin embargo, la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) contradice esta versión. “El Acnur tuvo conocimiento de estos traslados y pudo comprobar que las personas que fueron trasladadas estaban confundidas y algunas no tenían claro que habían llegado a la frontera”, confirma Silvia Garduño, oficial de Información Pública de la institución.

El miércoles llegaron a Chiapas al menos cinco autobuses. No se detuvieron hasta alcanzar la entrada del puente internacional Rodolfo Robles, en Ciudad Hidalgo, el último municipio antes de llegar a Guatemala.

De la llegada de los camionetas fue testigo Adam Isaacson, integrante de Washington Office in Latin America (Wola), una ONG estadounidense. Junto a él se encontraban funcionarios de Acnur y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Según relata Isaacson, tres de los autobuses se estacionaron frente a la estación migratoria Siglo XXI, en Tapachula. Después de que los pilotos hablasen con personal del centro de detención retomaron la ruta hasta Ciudad Hidalgo, a 37 kilómetros, el último municipio mexicano antes de cruzar el río Suchiate y entrar en Guatemala. Allí se encontraban los otros dos autobuses.

Todos los trasladados en estos vehículos fueron previamente devueltos por Estados Unidos. Todos tienen una cita con un juez para solicitar refugio. Todos fueron conducidos a Chiapas, el estado más pobre de México, el más alejado la frontera norte.

De acuerdo con el relato de Isaacson, algunos regresaron a Guatemala, con el objetivo de esperar la cita en sus países de origen o, simplemente, desistir. Otros quedaron en Ciudad Hidalgo. Si quieren pelear por su caso, deberán desandar más de 2,200 kilómetros. Lo tendrán que hacer “con sus propios recursos”, según estas fuentes de la SRE. El transporte gratuito solo tiene dirección hacia el sur, no hacia el norte.

Esta misma fuente aseguró que los migrantes fueron informados en todo momento de cuál es su destino, y que podían bajar del autobús en cualquier momento.

Christofer Gascón, representante de la OIM en México, insiste en establecer diferencias entre este procedimiento y los programas de su institución. Dice que ellos tienen planes de “retorno asistido” desde lugares como Ciudad Juárez, en Chihuahua, y desde Tijuana, en Baja California. Afirma que existe un protocolo para asegurarse de que los migrantes desean realmente regresar a su país, que conocen el procedimiento y las opciones que tienen en México y que no corren riesgo en su retorno.

La nota de la SRE no hace mención a protocolo alguno para determinar los peligros que pueden enfrentan los solicitantes de refugio en sus países. “El gobierno de México no puede retener a ningún solicitante de asilo contra su voluntad”, dice la nota.

Los autobuses a Chiapas comenzaron en agosto. Pero fuentes de la SRE aseguran que los traslados desde Tamaulipas se iniciaron cuando Estados Unidos comenzó su política de devoluciones. La diferencia es que antes los migrantes eran enviados a Monterrey, en Nuevo León, a 224 kilómetros de la frontera. Fotografías tomadas el 31 de agosto en la estación de Monterrey muestran camionetas con el logo del INM dejando a los migrantes. Ahora, la SRE dice que es “el Gobierno de México” el que desarrolla el plan.

No hay cifras oficiales sobre cuántos fueron trasladados. Los vehículos no llevan ningún distintivo oficial, y en su interior no hay funcionarios adscritos a ningún departamento del gobierno mexicano.

Animal Político preguntó al INM sobre su participación en estos traslados, pero no obtuvo respuesta.

Julio López, sacerdote y responsable de la Casa del Migrante Nazareth, en Nuevo Laredo, fue una de las primeras voces que se alzó contra esta práctica. Asegura que desde inicios de agosto interpuso una queja en la ofician de la Comisión Nacional para los Derechos Humanos (CNDH) en Reynosa. Todavía no hay resolución.

Según explica el religioso, los albergues de Nuevo Laredo están colapsados solo con las personas que esperan su proceso legal para pedir asilo. Se trata de aquellos solicitantes que aguardan un turno para entrar por la frontera, pero que terminan sufriendo el mismo destino que aquellos que cruzan el río y alcanzan ilegalmente territorio norteamericano para, una vez detenidos, pedir refugio.

El procedimiento, tanto para quienes fueron expulsados a Monterrey como para los desplazados a Chiapas, es el siguiente: los migrantes son devueltos de Estados Unidos. Todos ellos son conducidos a las instalaciones del INM junto al puente 1, en la frontera. Allí se les entrega una Forma Migratoria Múltiple, de 180 días de duración. Allí se ven obligados a esperar. Se trata de un recinto cerrado pero que no tiene condiciones como albergue. Reciben una comida al día.

No tienen más opciones: tomar el autobús, para el que esperan entre uno o dos días, o aventarse a Nuevo Laredo, un municipio que no conocen y con problemas de inseguridad.

Francisco Oswaldo Barrera, salvadoreño de 28 años, es uno de los afectados. El 3 de agosto, justo cuando comenzaron los autobuses hacia Chiapas, mostraba su intranquilidad mientras aguardaba ser trasladado. Relataba haber cruzado por Miguel Alemán, en Tamaulipas, junto a su hijo de siete años. Pasó varios días en la “hielera”, las celdas de la Patrulla Fronteriza. Incluso relató que un día iban a entregarlo a México, pero lo rechazaron porque no había espacio. Cuando regresó al centro de detención vio cómo otros solicitantes de asilo, que iban con menores como él, fueron puestos en libertad en territorio norteamericano.

Maldice su mala suerte. Ojalá hubiese sido uno de ellos, se repite.

Dice Barrera que tiene su cita con un juez el 29 de octubre. ¿Qué hacer hasta entonces?

“No sé dónde estar. Para Monterrey hay albergues, pero están llenos. Lo que quieren es sacarnos de aquí”, dice. “Mi idea es esperar, pero ¿dónde? Quiero que me den una opción”, se quejaba.

Barrera tomó uno de estos autobuses. Quizás haya regresado a El Salvador. Puede que esté en Ciudad Hidalgo, donde algunos migrantes durmieron en la plaza o fueron apoyados por pobladores. Puede que intentase retomar el camino al norte.

El gobierno de México reivindica su plan, argumentando que pone a salvo a los solicitantes de asilo. No todas las instituciones comparten esta visión.

“El Acnur ha expresado su preocupación a las autoridades sobre la falta de información clara, por ejemplo, para volver a entrar a México y desde ahí a Estados Unidos para asistir a las audiencias programadas más adelante. Es importante que las personas sean informadas de manera clara sobre los traslados y los destinos para evitar que quienes tienen necesidades de protección internacional terminen devolviéndose a sus países de origen a situaciones de riesgo”, dijo Silvia Garduño.

“Parece ser una clara y descarada violación del derecho de solicitar protección en otro país”, dijo Adam Isaacson. “Aún si solo el 10% de ellos tenían casos fuertes de asilo, eso implicaría que decenas de personas ya corren un grave riesgo a sus vidas ya de nuevo en Centroamérica”, añadió.

Para el integrante de Wola, “parece que sacaron a personas vulnerables, atemorizadas, en la parte más peligrosa de la frontera norte, les dieron poca o mala información, les llevaron 2,000 kilómetros solo custodiados por el chófer del bus y las dejaron con opciones poco viables para continuar sus procesos de asilo”.

Con información de Francisco Sandoval y Alberto Carrasco

Fotos de Daniel Méndez, de El Mañana de Nuevo Laredo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cuáles son los países con las tasas de interés más bajas del mundo y por qué no es una buena señal económica

Que varios de los países más ricos del mundo tengan tasas de interés bajo el 0% suena como una maravilla para las personas y las empresas que piden crédito. Pero en realidad, las "tasas rojas" son una señal de cómo se está desacelerando la economía global y la incertidumbre que existe frente a una posible recesión.
26 de agosto, 2019
Comparte

¿Por qué hay inversores dispuestos a comprar bonos de países ricos que les aseguran pérdidas en vez de ganancias?

A primera vista, parece el “mundo al revés”. Especialmente en América Latina, donde las tasas de interés que fijan los bancos centrales están muy, pero muy lejos de un 0%.

Que un país suba o baje la tasas de interés determina, básicamente, cuál es el valor del dinero, es decir, cuánto debes pagar por pedir un crédito y cuánto puedes ganar si ahorras.

Eso afecta directamente a las personas, a las empresas y a toda la economía de un país.

Por eso cuando un banco central sube o recorta las tasas, las bolsas reaccionan al instante y los grandes inversionistas mueven capitales de un mercado a otro, según la rentabilidad que pueden conseguir y el nivel de riesgo asociado a un país.

Por eso, cuando Jerome Powell, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (equivalente al banco central) dice algo o simplemente respira… todos le prestan atención.

Y por eso Donald Trump se pone furioso cuando Powell no hace lo que a él le gustaría.

Pero…. si las tasas de interés fijan lo que vale pedir y prestar dinero, ¿por qué hay países con intereses bajo el 0%?

Los países, en general, bajan las tasas para estimular el crecimiento económico, haciendo que para la gente y las empresas sea más atractivo gastar e invertir antes que ahorrar.

Tasas negativas

BBC

“Una tasa de interés baja o negativa incentiva el consumo, la inversión productiva, el empleo, los ingresos”, le dice a BBC Mundo Jorge Serralde, profesor de finanzas de la Universidad del Valle de México.

Ocurre cuando una economía se está desacelerando y el banco central quiere que haya más dinero circulante.

¿Cómo le puede afectar a la gente?

Ahora bien, los bancos comerciales no están obligados a seguir exactamente el mismo camino que fija el central.

Sin duda siguen la tendencia, pero no hay un traspaso automático a los clientes.

Mujer en cajero automático

Getty Images
Con tasas de interés negativas celebran los deudores y sufren los ahorristas.

“No es que yo use una tarjeta de crédito y el banco comercial me devuelva dinero porque el banco central tiene una tasa de interés negativa”, explica.

Lo que ocurre es que en general mejoran las condiciones de los créditos, pero a nadie le llega un cheque a la casa con una devolución de intereses.

De hecho, hace unos días un banco danés hizo noticia porque anunció un crédito hipotecario con una tasa de interés negativa: -0.5% anual por 10 años.

Varios medios dijeron que el Jyske Bank le pagaría a las personas para que le pidieran una hipoteca.

Pero en realidad, aunque la oferta es increíblemente conveniente, el producto tiene otros tipos de costos asociados.

Lo cierto es que te prestan tan barato, pero tan barato, que es llamativo.

Jyske Bank

Getty Images
El banco danés Jyske Bank acaba de lazar créditos hipotecarios con interés negativo a 10 años.

Y en el fondo es un ejemplo de cómo una tasa negativa puede generar hipotecas sorprendentes.

Al revés, si tienes una cuenta de ahorro en un banco, no estás ganando intereses cuando las tasas son negativas.

No es que le tengas que pagar necesariamente al banco porque te guarde la plata, pero tu dinero se está depreciando.

Eso explica por qué pierdes dinero si lo dejas en el banco cuando las tasas son extremadamente bajas.

A nivel mundial, el banco central que tiene la tasa de interés más baja es el de Suiza, con -0.75%. Le siguen Dinamarca, el Banco Central Europeo, Suecia y Japón.

Y Dinamarca lleva siete años con una tasa de interés negativa que actualmente es de -0.65%, marcando el récord del país que ha estado más tiempo con los intereses bajo el cero%.

Suiza y Dinamarca están lejos de ser una excepción, dado que el costo del crédito en Europa se mantiene bajísimo desde la Gran Recesión de 2008.

El tercer banco con la tasa más baja del mundo es el Banco Central Europeo, luego sigue Suecia y termina la lista Japón.

Pero…

¿Por qué un inversor pagaría para que le pidan dinero prestado?

Lo normal es que un banco o un inversor preste dinero para obtener una ganancia. Por eso resulta difícil entender que alguien preste dinero, sabiendo que la rentabilidad será negativa.

¿Quién podría estar interesado en perder, cuando es mejor buscar clientes dispuestos a pagar gigantescos intereses?

La respuesta está relacionada con el riesgo de perder los fondos que estás prestando. El temido “riesgo de impago de un país”. (Si las cosas no fueran así, todos se irían a comprar bonos a Argentina, que actualmente tiene una tasa de interés de 74.9%).

Al revés, cuando un país es rico y estable, te asegura que pagará, incluso aunque la rentabilidad sea insignificante.

Así funciona el mercado de los bonos, instrumentos de deuda que usan los gobiernos para financiarse.

Pero esta semana, Alemania sorprendió a los mercados al emitir el primer bono con tasa de interés negativa (0.11%) a 30 años del mundo.

Es decir, el Estado alemán le asegura al inversor que no solo no ganará ningún interés sino que al contrario, perderá dinero.

Es como si el inversor le pagara a los alemanes para financiarlos. Suena insólito, pero no le parece nada raro a los expertos financieros.

¿Qué gana entonces el inversor?

“No gana plata, pero gana seguridad”, le dice a BBC Mundo José Raúl Godoy, analista de mercados de XTB Latinoamérica.

Cajero automático

Getty Images
Esta semana Alemania emitió el primer bono con tasa de interés cero a 30 años del mundo.

“Sabes que puedes perder dinero, pero que vas a perder menos que si invirtieras en renta variable. Y eso te da seguridad en un contexto de incertidumbre en los mercados”.

“Actualmente hay riesgo de recesión en la economía alemana y europea. Entonces comprar un bono con rentabilidad cero o negativa es un refugio. Es una forma de protegerse”, apunta Godoy.

Además los bonos tienen una rentabilidad, pero también un precio. De manera tal que el inversor lo puede vender más caro en el futuro y recuperar por ese lado.

¿Seguirá cayendo el valor del dinero?

Los bancos de la zona euro han expresado su inquietud porque las tasas de interés podrían seguir cayendo.

El Banco Central Europeo, que decide la política monetaria de los 19 países miembros de la eurozona, ha mantenido su principal tasa oficial al 0% desde marzo de 2016.

Lo que muchos se preguntan es si en el actual escenario económico, con la guerra comercial entre Estados Unidos y China junto a una desaceleración global, se puede mantener el costo del crédito en Europa en su actual nivel.

Por otro lado, a fines de julio la Reserva Federal de EE.UU. -por primera vez desde la gran crisis financiera de 2008- bajó los tipos de interés, dejando la tasa de referencia en una banda de 2% a 2.25%.

Y ahora los mercados están apostando porque vendrán nuevos recortes.

¿Por qué Suiza tiene la tasa de interés más baja del mundo?

Si la economía del mundo tiembla, Suiza es uno de los lugares favoritos de los inversores para refugiarse.

El franco suizo sigue siendo una moneda fuerte y el país un sinónimo de estabilidad.

Francos suizos y bandera

Getty Images
En Suiza quieren depreciar el franco y activar el crecimiento económico.

En enero de 2015 el país europeo estrenó tasas negativas para reducir la sobrevaluación de su moneda, que es otro de los efectos que tiene el recorte de los tipos de interés.

La medida tuvo un éxito muy limitado en este sentido, dado que el franco suizo permanece sobrevaluado y recientemente se ha apreciado aún más frente al euro y el dólar”, le dice a BBC Mundo Sergio Rossi, profesor de macroeconomía y política monetaria de la Universidad de Fribourg, Suiza.

“La tasa negativa ha sobrecalentado el mercado inmobiliario suizo, a través de créditos hipotecarios que los bancos han estado ofreciendo generosamente a las familias que quieren comprar viviendas”.

Actualmente hay muy pocos bancos o instituciones financieras (como los fondos de pensiones) que ofrezcan créditos hipotecarios con una tasa de interés negativa, explica.

Pero este tipo de préstamos “ciertamente aumentará, dado que el Banco Nacional Suizo va a seguir con su política de tasas de interés negativas”.

“Incluso puede reducirla aún más”, advierte, especialmente cuando el Banco Central Europeo vuelva a recortar el costo del crédito.

Efectivamente, los inversores han estado comprando francos suizos, una moneda atractiva para quienes manejan grandes sumas de dinero.

“El problema es que como Suiza es una economía pequeña, abierta y orientada a las exportaciones, un franco suizo estructuralmente fuerte es una carga para el crecimiento”, le dice a BBC Mundo Verónica Weisser, economista del banco suizo UBS.

Además, explica, cuando el franco suizo se aprecia, los precios de las importaciones bajan, disminuyendo la inflación.

Y Suiza necesita exactamente lo contrario: más inflación para dinamizar la economía.

Por eso, para evitar un franco demasiado alto, una inflación muy baja y un crecimiento lento, Suiza tiene la tasa de interés más baja del mundo.

Lo que le preocupa a los expertos es que cuando los gobiernos tienen las tasas de interés muy bajas, queda claro que la economía mundial no está creciendo con fuerza y que los bancos centrales tienen que salir a actuar para activarla.

El riesgo es que si bajan demasiado, quedará cada vez menos espacio de maniobra a futuro en caso de que las cosas se pongan mal y llegue una recesión.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.